EL SUBSIDIO DE HABILIDADES: La causa de que los colaboradores le deleguen al dueño del negocio.

¨Un síntoma de que tu empresa está funcionando erróneamente es cuando tú como Director General le estás haciendo el trabajo a tus colaboradores¨

Un síntoma muy común en las empresas Mipymes es que los dueños del negocio se la pasan atrapados en la operación del negocio cargando con un sinfín de responsabilidades y tareas, afectando así su calidad de vida.

Una de las causas más importantes de esta situación es el llamado subsidio de habilidades, que se da cuando el dueño o el Director General le hace el trabajo a sus colaboradores. Es común escuchar casos en donde un colaborador va con el dueño y le platica una problemática dentro de la empresa y el Director General al escuchar el reto saca su capa de Superman e inicia a resolver el problema y tomar decisiones. El problema se agrava cuando esto pasa no sólo con 1 sino con 2, 3 o hasta 5 colaboradores a los que se les subsidia de sus habilidades pues el dueño se la pasa resolviéndoles sus problemas.

LAS CONSECUENCIAS DEL SUBSIDIO DE HABILIDADES.

1.- El dueño se la pasa clavado en la operación un estado de urgencia permanente.

Sientes que todo urge y que no te da tiempo para todo pues te la pasas apagando todos los fuegos dentro de la empresa.

2.- Estrés constante.

Te sientes sobrecargado de temas y retos pues además de tener que resolver tus propios problemas de tu puesto, tienes que asumir las responsabilidades de tus colaboradores. Normalmente cuando tú como dueño estás estresado, también estresas a tu equipo.

3.- Visión a corto plazo.

El Director General y por lo tanto la empresa está enfocada en resolver los retos del presente y sus objetivos sólo se centran en el corto plazo por lo que dejan de darse tiempo para el pensamiento estratégico y la visión a largo plazo tan necesaria para lograr generar el crecimiento de un negocio.

LAS CAUSAS DEL SUBSIDIO DE HABILIDADES.

Las causas que generan esta situación tan negativa en una empresa son varias, aquí te comparto las principales:

1.- No poner a las personas correctas en el puesto correcto.

Muchos empresarios cometen el error de poner a personas en puestos claves que no tienen las habilidades necesarias para el mismo, esto genera que se tenga que apoyar de más al colaborador para poder sacar su trabajo pero generando un enorme desgaste por parte del Director General. Muchas veces un colaborador es muy bueno en un puesto y se le quiere crecer pero el puesto excede sus capacidades y esto causa un hueco en la empresa que lo tiene que llenar normalmente el mismo dueño.

2.- Confundir la confianza con la competencia.

El paternalismo está muy arraigado en nuestra cultura mexicana y se puede ver en muchas empresas en donde el Director General suele sobreproteger a sus colaboradores y genera cierto apego hacia ellos. Cuando sucede esto se tiende a subir a las personas a puestos importantes porque confiamos en que el colaborador por ser una buena persona pero dejamos de lado la evaluación real de sus competencias, generando así el subsidio de la habilidad requerida para el puesto.

3.- La tendencia al Micromanagment del Director.

El Micromanagement es una forma de gerenciar ejerciendo control excesivo sobre los miembros del equipo, prestando demasiada atención a los detalles del trabajo que realizan. Esto se debe a veces a una adictiva necesidad del Director General de tener que controlar y hacer todo en el negocio, causando que sus colabores no hagan su trabajo.

¿CÓMO EVITAMOS EL SUSBIDIO DE HABILIDADES PARA CREAR UNA EMPRESA QUE TE LIBERE?

1.- Canaliza el problema al área correspondiente y evita la tentación de resolver los problemas que no te corresponden como dueño/a del negocio.

El rol del Director General es hacer crecer a su empresa y no operarla porque lo que la mayor parte de su enfoque debería de estar en la creación de la visión y de la estrategia que generará el crecimiento futuro. Si el problema que te saturen con tareas tus colaboradores, es con respecto a su puesto busca regresarles el reto y hazles preguntas para que ellos te den las respuestas y las soluciones.

2.- Evalúa realmente el nivel de competencia de tus colaboradores y ponlos en el lugar correcto.

Observa a tu equipo y califícalos en el nivel actual de su competencia y nota si el puesto que tiene corresponde con su nivel actual. Al hacer esto es probable que encuentres a personas que no están en el lugar correcto, pero recuerda que una de tus funciones principales es poner a las personas correctas en el lugar correcto.

3.- Bloquea tu agenda para que puedas dedicarte a temas estratégicos.

Busca no tener una política de puertas abiertas en la que cualquiera pueda acercarse a ti en cualquier momento, pues esto impulsa a tus colaboradores a que te deleguen sus responsabilidades y te inhiben la posibilidad de avanzar en tus propios proyectos. Si algún colaborador quiere revisar algún tema contigo hazle saber en qué horarios puede hacerlo siempre y cuando no interfiera con tus propios proyectos estratégicos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo crear una empresa auto-gestionada visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *