¿CUÁNDO MATAR UN PROYECTO?

Todos los emprendedores hemos estado alguna vez trabajando en un proyecto que simplemente no va a ninguna parte, en donde se está perdiendo dinero y los plazos se están ampliando cada vez más. Aprende a saber cuándo parar tu proyecto.

“Una de las verdaderas pruebas de liderazgo es la capacidad de reconocer un problema antes de que se convierta en una emergencia”.

Arnold Glasow

Todos los emprendedores hemos estado alguna vez trabajando en un proyecto que simplemente no va a ninguna parte, en donde se está perdiendo dinero y los plazos se están ampliando cada vez más.  Incluso a veces todos en la empresa saben que el proyecto debe de terminarse, pero nadie es lo suficientemente valiente como para hacerlo.

Recientemente estuve envuelto en una situación similar, fue un proyecto de más de 1 año en el que invertimos mucho dinero, tiempo y energía mental, pero después de una última revisión decidimos acabar con el proyecto y terminar con la agonía. Es por eso que me gustaría compartirte algunas ideas sobre cómo matar un proyecto que ya no necesitas tener dentro de tus prioridades.

Primero que nada es importante mencionar que admitir un fracaso no es algo fácil pues hemos invertido mucha planeación, inversión de recursos y compromiso y cuando vemos que el proyecto no se está concretando, normalmente sentimos 2 emociones negativas que nos detienen.

1.- CULPA.- Sentimos que no tuvimos la habilidad necesaria para llevar el proyecto a cabo.

2.- VERGÜENZA.- Sentimos que algo está mal con nosotros y que quizá no tengamos las capacidades necesarias para el éxito del proyecto.

Estas 2 emociones nos pueden detener y posponer el hecho de que debemos de parar el proyecto. La realidad es que se necesita de mucho VALOR y FORTALEZA para decir ¨esto no está funcionando¨ y decidir concluir con el proyecto. Normalmente ese rol es el del dueño de negocio que tiene la valentía suficiente para afrontar la realidad y discernir si el proyecto es estratégico o ya no lo es.

Admitir que nuestro proyecto ha fracasado es algo difícil pero al hacerlo obtenemos 2 cosas principalmente:

1.- Paramos la pérdida económica y emocional que el proyecto nos está trayendo y evitamos que el costo sea mucho mayor.

2.- Nos liberamos de una carga mental y emocional que demandaba de nuestra atención. Al eliminar el proyecto aligeramos nuestra carga y podemos enfocarnos mejormente en los proyectos que si son estratégicos.

Te quiero compartir 4 síntomas que desde nuestra experiencia significan que es momento de matar a un proyecto y avanzar hacia lo siguiente:

1.- FALTA DE PASIÓN EN EL PROYECTO.

No hay motivación ni energía de parte del equipo de trabajo para realizar el proyecto, esto significa que posiblemente no habrá el combustible necesario para llevarlo a su éxito.

2.- ALGO SIEMPRE FALTA PARA LLEGAR A LOS RESULTADOS DESEADOS.

Te das cuenta de que se trata de muchas maneras de llegar al objetivo del proyecto pero por alguna razón nunca se obtiene el cometido. Esto significa que por el momento no tienen aún EL CONOCIMIENTO necesario o las CAPACIDADES clave para poder completarlo. Te sugerimos mejor trabajar gradualmente en el desarrollo de estas capacidades para después volver a intentarlo.

3.- EL PROYECTO NO ESTÁ AGREGANDO VALOR.

Si el proyecto no es capaz de entregar valor es inservible. Es necesario siempre poder medir la retroalimentación de parte de los clientes o usuarios, si ellos no están dispuestos a pagar por el proyecto seguramente no podrás tener éxito con él. Entre más rápido puedas monitorear la respuesta que obtienes mejor, pues así puedes hacer las modificaciones necesarias o terminar con el proyecto lo más pronto posible y así ahorrar costos.

4.- EL COSTO ESTÁ FUERA DE CONTROL.

Nos estamos saliendo del presupuesto y el proyecto nos está haciendo gastar más de lo planeado y no vemos forma de recuperar la inversión.

Es muy válido poder parar un proyecto que nos está desviando de nuestros objetivos y el hacerlo nos permitimos empezar de nuevo de manera fresca y mejor.

Te sugiero que después de haber decidido matar un proyecto siempre hagas un proceso reflexivo para capturar los aprendizajes de la experiencia y así crecer en conciencia y capacidades. Puedes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué si funcionó de este proyecto?
  2. ¿Qué no funcionó de este proyecto?
  3. Si volviera a empezar el proyecto de nuevo, ¿Qué haría diferentes?

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo crear una empresa auto-gestionada visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO RECUPERAR TU TIEMPO COMO DUEÑO DE NEGOCIO.

Hacer crecer un negocio no es tarea sencilla, requiere de mucho compromiso, de una gran visión y sobre todo de una enorme disciplina, pero en mi experiencia trabajando con empresarios en expansión he notado que una gran cantidad de ellos tardan demasiado tiempo en aprender a delegar y eso causa que inviertan demasiado tiempo adicional operando su negocio, inhibiendo así su crecimiento y castigando su calidad de vida.

Los 5 niveles de Delegación.

“Decidir qué no hacer es tan importante como decidir qué hacer”.

– Jessica Jackley, Empresaria

¿Te ha pasado que trabajas más de 40 horas a la semana y sientes que aún tienes trabajo por hacer? ¿O que llega el fin de semana y estás tan cansado que no tienes energía para poder pasar tiempo calidad con tu familia? Si eres como muchos empresarios que han fundado su propio negocio, seguramente sí.

Hacer crecer un negocio no es tarea sencilla, requiere de mucho compromiso, de una gran visión y sobre todo de una enorme disciplina, pero en mi experiencia trabajando con empresarios en expansión he notado que una gran cantidad de ellos tardan demasiado tiempo en aprender a delegar y eso causa que inviertan demasiado tiempo adicional operando su negocio, inhibiendo así su crecimiento y castigando su calidad de vida.

APRENDER A DELEGAR ELEVA TU CALIDAD DE VIDA.

Cuando aprendes a delegar significa que has soltado algunas actividades dentro de tu negocio para poderte enfocar en aspectos más estratégicos del negocio. Si quieres hacer todo tú es probable que hagas muchas cosas, pero muy pocas las hayas hecho a un nivel excepcional.

Cuando delegas recuperas tu tiempo, ya que aquellas actividades que antes hacías, las va a realizar otra persona y con eso tienes libertad para enfocarte en otro cosa. Michael Hyatt dice que ¨No puedes comprar la felicidad pero puedes comprar tu tiempo de regreso y eso eleva tu calidad de vida, es por eso que debemos aprender a delegar¨.

¿QUÉ NOS IMPIDE DELEGAR?

La mayoría de dueños de negocios no delegan porque piensan que no es algo fácil y que es más rápido hacer el trabajo por ellos mismos y tienen toda la razón, es más sencillo hacer las cosas por uno mismo al inicio, pero al repetir constantemente dicha actividad se genera una gran inversión de tiempo y esfuerzo que nos deja esclavizados en la operación.

La realidad es que delegar de hecho, si toma más tiempo y esfuerzo al principio, pero a la larga te ahorra una enorme cantidad de tiempo, pues te has podido liberar de dicha actividad, además que la delegación es una habilidad crítica para el liderazgo ya que no puedes asumir más responsabilidades a menos que estés dispuesto a delegar en otros.

Delegar no es una habilidad sencilla ni fácil de desarrollar pero con el debido conocimiento y práctica puede aprenderse. A continuación te comparto el mapa de cómo empezar a delegar con tu equipo.

LOS 5 NIVELES DE DELEGACIÓN

Nivel 1: DELEGA TAREAS

Inicia por delegar algunas actividades que hoy te quitan tiempo y te drenan energía. Selecciona a alguna persona que tenga las habilidades para realizarlas.

En este nivel di a tu colaborador lo siguiente: ¨Haz exactamente lo que te he pedido que hagas. No te apartes de mis instrucciones. Ya he investigado las opciones y determinado lo que quiero que hagas¨.

  • Este nivel de delegación es ideal para nuevas contrataciones en las que tienes muy claro lo que se tiene que hacer y sólo quieres que te liberen de realizar dicha actividad.

Nivel 2: DELEGA LA BUSQUEDA DE INFORMACIÓN

En este nivel quieres que la persona investigue un tema y que obtenga alguna información que necesitas.

En este nivel di a tu colaborado lo siguiente: ¨Investiga el tema y repórtame tus descubrimientos. Lo discutiremos, y luego tomaré la decisión y te diré lo que quiero que hagas¨.

  • Este nivel es bueno para delegarlo a algún colaborador que ya no es nuevo en la empresa pero que aún no está listo para tomar une decisión.

Nivel 3: DELEGA LA BUSQUEDA DE OPCIONES PARA RESOLVER UN PROBLEMA

En este nivel das más espacio a la persona para operar ya que puede participar en la solución de un problema pero aún te reservas la decisión para ti. Di a tu colaborador: ¨Investiga el tema, describe las opciones y hazme una recomendación. Dame los pros y los contras de cada opción, pero dime qué crees que deberíamos hacer. Si estoy de acuerdo con tu decisión, te autorizaré a seguir adelante.¨

  • Este nivel es ideal para delegar a futuros líderes que estés desarrollando pues les das la oportunidad de juzgar y ver su capacidad de razonar sin que pongas en riesgo algunos aspectos del negocio. 

Nivel 4: DELEGA LA TOMA DE DECISIONES

En este nivel le pides a la persona que evalué las opciones y que haga su propia toma de decisiones y que te reporte después de haber tomado la decisión. Di a tu colaborador lo siguiente: ¨Toma una decisión y luego dime lo que hiciste. Confío en que realices la investigación, tomes la mejor decisión que puedas y luego me mantengas informado. ¨

  • En este nivel por primera vez quitas las manos del volante pero debes de delegarle a una persona en la que puedas confiar debido a que tiene una gran competencia en el tema. Es ideal para líderes en crecimiento, pero procura que al inicio delegues en temas que no sean críticos para la empresa.

Nivel 5: DELEGA PROYECTOS Y RESULTADOS

En este nivel delegas un proyecto entero a alguien para que produzca resultados. Di a tu colaborador: ¨Toma la decisión que creas que es mejor. No hay necesidad de informar de nuevo. Confío en ti completamente. Sé que seguirás adelante y producirás los resultados deseados. Tienes todo mi apoyo.¨

  • En este nivel la magia sucede pues es cuando recuperas completamente tu tiempo como empresario al haber soltado por completo. Este nivel es ideal para delegar tu equipo directivo o gerencial en el cual confías completamente en sus competencias.

Te invito a que le compartas los 5 niveles de delegación a tu equipo e inicies un proceso gradual de delegar en el que todos estarán claros sobre su responsabilidad en cada aspecto de delegación. Cuando logres haber llevado a todo tu equipo directivo y gerencial al nivel 5 habrás recuperado gran parte de tu tiempo como dueño de negocio.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO HACER MENOS Y LOGRAR MÁS COMO DUEÑO DE NEGOCIO

Todo dueño de negocio enfrenta más retos aún pues la mayoría se ven expuestos a un gran número de responsabilidades y retos tanto en su vida empresarial como personal que hacen la labor de poderse enfocar y concentrar aún más difícil.

 “La productividad no se basa en hacer más cosas sino en hacer las cosas correctas.”

Michael Hyatt

Herbert Sinan profesor de ciencias de la computación de la universidad Carnegie Mellon dijo en 1970: “La información consume la atención de los receptores. Un mundo rico en información crea un mundo de pobreza de atención”.

Estas palabras parecen que fueron proféticas pues hoy en día vivimos en la era de la información en donde ya no es escaza, de hecho, es abundante, pero esta enorme cantidad de información disponible nos ha hecho cada vez más dispersos y más distraídos. En un mundo con tantas distracciones, la habilidad de saberse enfocar es uno de nuestros mayores recursos.

Todo dueño de negocio enfrenta más retos aún pues la mayoría se ven expuestos a un gran número de responsabilidades y retos tanto en su vida empresarial como personal que hacen la labor de poderse enfocar y concentrar aún más difícil.

¿Cómo logramos alcanzar nuestros objetivos empresariales sin perder nuestra calidad de vida?, ¿Cómo podemos ser más productivos en nuestra empresa en un mundo con tantas distracciones? A continuación quisiera compartirte a través de 3 pasos las respuestas a estas preguntas, para que tú como dueño de negocio puedas simplificar tu rol como empresario mientras logras más cosas tanto en tu vida profesional como personal.

1. CAMBIO DE PARADIGMA SOBRE PRODUCTIVIDAD.

Hemos heredado un paradigma sobre la productividad que viene de la revolución industrial, específicamente del trabajo realizado por Frederick Taylor quien instituyo la administración científica en el trabajo, que tenía por objetivo que los empleados pudieran hacer más cosas y de manera más rápida. La mayoría de los empleados en esta época eran obreros que trabajan en grandes fábricas y en donde se buscaba que trabajaran muchas horas y pudieran hacer la mayor cantidad de cosas posibles.

Hoy en día ya no somos trabajadores de la era manual, hoy se nos paga principalmente por nuestras habilidades mentales, es por eso que si aplicas las ideas de Taylor a la economía del conocimiento nunca terminas y acabas enfrascado en la “carrera del hámster” pues siempre estás haciendo cosas, pero nunca avanzas y tampoco tienes libertad.

La verdadera productividad no se trata de hacer más cosas sino de tener la LIBERTAD de perseguir aquellos que es más importante para cada uno de nosotros. Hay 4 libertades que este nuevo paradigma de productividad nos puede aportar:

  1. Libertad de enfocarte y concentrarte en lo que es más importante para ti.
  2. Libertad de poder estar presente y concentrado en tu vida laboral y personal, estar realmente en dónde estás.
  3. Libertad para poder tener tiempo libre y tener calidad de vida.
  4. Libertad para hacer que tu trabajo se adapte a tu estilo de vida y objetivos y no al revés.

2. ENFOCARTE A TRABAJAR EN TU TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

El siguiente paso para poder hacer menos y producir más es lograr enfocarte en tu talento único y especial y delegar el resto para simplificar tu rol como dueño de negocio.

Todo empresario vive su vida empresarial en estas 4 zonas:

La zona 4- La incompetencia:

Esta zona está hecha de actividades en las cuales no eres bueno/a y tampoco te apasiona. Esta es la peor zona para estar pues te drena de energía y no logras producir resultados.

La zona 3 –El desinterés:

Esta zona está compuesta de actividades en las cuales eres muy capaz pero que no te apasionan. En esta zona logras ser productivo pero a la larga te va a llenar de estrés y aburrimiento.

La zona 2 – La distracción:

Esta zona está compuesta de las cosas que te apasionan pero que eres poco proeficiente, esto significa que estas actividades no te drenan energía ya que las disfrutas pero no eres lo suficientemente capaz para lograr generar una gran contribución a tu empresa y clientes.

La zona 1 – Tu talento único y especial:

Esta es tu zona de poder pues es el punto en donde tu proficiencia, es decir tus mayores capacidades y talentos reconocidos por otros se junta con tus pasiones y tus intereses. En esta zona es en donde tú puedes desatar mayormente tu potencial y entregar tus mayores habilidades a tu negocio y al mundo.

Tú talento único y especial es una mezcla de tus pasiones, tus habilidades y tus experiencias que te hacen completamente único e irrepetible y que te permite generar gran valor para otros.

3. HAZ UN PLAN DE ACCIÓN PARA ENFOCARTE MÁS EN TU TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

A continuación te invito a realizar un inventario de todas tus actividades que realizas en tu trabajo y asígnales un porcentaje de tiempo en el que pasas en cada una de las 4 zonas antes mencionadas.

Una vez que sepas en que áreas te desenvuelves cotidianamente, te invito a hacer un plan de acción para libertarte de las zonas 3 y 4 principalmente. Comienza por hacer un plan de acción para analizar qué actividades puedes:

  1. Delegar.
  2. Automatizar.
  3. Eliminar.

La verdadera productividad se trata de hacer más de tu talento único y especial y menos de las otras actividades. Deshacerte de las actividades que no son tu talento único y especial te permite desconectar tu mente y emociones de las cosas que realmente no te apasionan y que pueden incluso drenar tu energía.

Como el escultor de tu propia vida, debes esculpir sistemáticamente todo el “mármol” extra que oscurece quién eres realmente y lo que te apasiona en la vida para alcanzar la mayor libertad posible como dueño de negocio.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estas ideas visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO ENCONTRAR EL MOMENTO OPORTUNO PARA ACCIONAR

Los secretos de encontrar el tiempo correcto para tomar las mejores decisiones en tu vida y negocio.

“Los tiempos no son lo más importante. Lo son todo.”

Miles Davis

La vida de un empresario y un emprendedor es un flujo interminable de toma de decisiones todos los días, desde decidir qué tipo de actividades vas a realizar en el día, hasta la posible decisión de si debes de dejar ofrecer en tu empresa un producto o servicio. Todas nuestras decisiones cargan consigo consecuencias, por lo tanto, nos hemos especializado como emprendedores en responder preguntas como: ¿Qué debo de hacer?, ¿cómo debo de hacerlo?, ¿quién está involucrado?, entre muchas otras, pero hemos dejado de lado a la pregunta del ¿CÚANDO?, ¿cuándo debo de hacerlo? La mayoría no somos muy conscientes de la importancia del “Timing” o de encontrar el momento correcto para accionar, lo cierto es que encontrar el momento preciso para actuar es muy importante para nuestro éxito como empresarios.

Para lograr encontrar el momento preciso de accionar recurramos a Daniel Pink autor del libro ¿Cuándo? – la ciencia de encontrar el momento preciso nos hace hincapié en que debemos de ser más conscientes que todos los seres vivos sobre el planeta tierra tenemos un reloj biológico o interno que rige nuestros ritmos circadianos que influyen en nuestra mente y en nuestro cuerpo. Las plantas, por ejemplo, se abren a la salida del sol y se cierran a su puesta. Los seres humanos también somos influidos de manera diferente en función de los ritmos de la tierra. En general existen 3 tipos diferentes de cronotipos dentro de los seres humanos:

LOS CRONOTIPOS.

1. LA PERSONA MATUTINA O ALONDRA.

Se levantan muy temprano, no les cuesta madrugar y tienden a acostarse temprano en la noche. Tienen mucha energía en las mañanas y poca en la noche. La capacidad cognitiva máxima para este tipo se da por la mañana. Normalmente se levantan entre las 5 o 6 am y se duermen entre las 9 o 10 pm. Aproximadamente un 14% de la población mundial pertenecen a este tipo.

2. LA PERSONA INTERMEDIA O COLIBRÍ.

Son principalmente diurnos y pueden adaptarse sin mayor esfuerzo a madrugar o trasnochar. Su mayor energía se da a medio día.  Normalmente se duermen entre las 11 y 12 y se despiertan entre las 7 y 9 am. Aproximadamente el 65% de la población pertenecen a este tipo.

3. LA PERSONA NOCTURA O EL BÚHO.

Tienen mayor vitalidad en la tarde-noche; su tendencia es levantarse tarde por ejemplo entre las 10 y las 12 de la mañana y acostarse más tarde 1 a 3 de la madrugada. Su mayor energía y capacidad cognitiva se da en la tarde-noche.  Aproximadamente un 21% de la población son de este tipo.

Es importante mencionar que el cronotipo es algo genético y no es algo aprendido por medio de la sociedad pero es cierto que influye mucho la edad biológica que se tenga, por ejemplo: Las personas mayores de 60 años y menores a 12 años tienden a ser alondras, mientras que los adolescentes tienden a ser búhos.

LA FLUCTUACIÓN DE NUESTRA ENERGÍA A LO LARGO DEL DÍA.

Como nuestras capacidades van fluctuando a lo largo del día es muy importante que conozcas cuál es tu cronotipo y en función de ello selecciona el tipo de tareas que debes realizar utilizando tus mejores energías. Es por eso que te comparto el siguiente cuadrante para que te sirva de guía.

LA IMPORTANCIA DE LAS PAUSAS RECONSTITUYENTES.

Finalmente me gustaría compartirte otra idea muy importante para poder sincronizarte mejor con los biorritmos y es la importancia de aprender a tener pausas reconstituyentes a lo largo de nuestro día. La gente más efectiva es aquella que logra entender que el día tiene su propio ritmo de periodos de alta concentración y periodos de descanso. La gente más productiva logra hacer pausas más eficaces. Algunas ideas para tener pausas efectivas son:

  • Divide tu jornada laboral en periodos de enfoque y concentración de máximo 60 a 90 minutos, seguidos de periodos de descanso de 10 a 15 minutos.
  • Caminar 5 minutos cada hora eleva los niveles de energía y mejora la concentración.
  • Las pausas al aire libre son mejores que en el interior de un edificio.
  • Los descansos en la naturaleza nos recargan al máximo la energía.
  • Tomar siestas en la tarde entre 10 a 20 minutos mejoran el rendimiento de las personas.
  • Idealmente debemos de tomarnos mínimo 3 pausas a lo largo del día para ser más productivos, pues estas nos ayudan a aumentar la motivación y mejorar la concentración.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LA HORA MILAGROSA: Cómo darte 1 hora en la mañana puede impulsar tu vida y tu negocio

“Controla tus mañanas e impulsa tu vida.”

Robin Sharma

Todo dueño de negocio tiene múltiples responsabilidades en su vida, desde su familia y sus hijos, hasta atender el sin fin de retos que se presentan en el día a día del trabajo. Esto hace que pocas veces logren tener tiempo para ellos mismos pues se dedican a resolver los problemas de todos los demás. Con el paso del tiempo esta tendencia causa que muchos emprendedores pierdan su motivación y pasión personal.

Para evitar esta situación, uno de los hábitos más importantes que podemos desarrollar como dueños de negocio es el de dedicar 1 hora para nosotros todas las mañanas para prepararnos, cultivarnos y enfocarnos. Robin Sharma le llama esto el ritual matutino de las 5 a.m. pues invita a sus lectores a levantarse antes del amanecer y a dedicarse una hora para su crecimiento personal.

“La mejor victoria se consigue en esas horas tempranas de la mañana, cuando nadie te mira y todos duermen.”  

Robin Sharma.

La gente más exitosa en el mundo, los creadores de imperios dedican 1 hora a sí mismos en la mañana para cultivar la serenidad y prepararse para tener un gran día.

Aristóteles ya hace cientos de años decía que levantarse antes del amanecer es bueno porque dicho hábito contribuye a la salud, a la riqueza y a la sabiduría. Benjamín Franklin acuño una frase al respecto: “Acostarse y levantarse temprano hace a un hombre sabio, rico y saludable”. 

LA CAUSA POR LA CUAL DEDICARSE UNA HORA, IMPULSA NUESTRA VIDA.

Dedicar 60 minutos al crecimiento personal nos dota de enormes ventajas en nuestra vida pues nos ayuda a aumentar de nuestro conocimiento y conciencia. Cuanto más logras percibir y ver, más logras materializar, cuanto más sabes, más puedes conseguir. Entre mayor nivel de conciencia generemos mayor crecimiento tendremos.

Cuando diariamente mejoras tu conciencia diaria al cultivarte, podrás tomar mejores decisiones cada día y al tener mejores decisiones, mejorarás tus resultados. Nuestra vida es la suma de nuestros días, para tener una vida extraordinaria necesitamos crear días extraordinarios y lograremos tener grandes días si logramos incrementar cada día nuestra conciencia.

“La vida que nos es dada es por naturaleza breve pero la memoria de una vida bien vivida es eterna”.

-Cicerón.

Robin Sharma menciona en su libro “El club de las 5 am” qué personajes como Beethoven, Hemingway, Dalai Lama entre muchos otros tienen el hábito de pasar un tiempo en soledad durante las primeras horas de la mañana pues esto genera que puedan cultivar la serenidad, el silencio y la conexión con ellos mismos. Diversos estudios han demostrado que entrar en estados de serenidad y paz mental nos permite elevar nuestra frecuencia vibratoria y disminuir el estrés, además de que nos permiten estar más concentrados y enfocados en un mundo frenético y complejo.

Para lograr obtener grandes resultados en el mundo exterior primero tenemos que conquistar nuestro interior, pues lo externo es un reflejo de nuestro interno. Tu influencia en el mundo es el reflejo de la vitalidad y la luminosidad a la que hayas accedido dentro de ti mismo.

LOS 4 IMPERIOS INTERIORES QUE DEBEMOS CULTIVAR

Para lograr crecer y expandir nuestras posibilidades como seres humanos debemos de comprender que todos tenemos 4 elementos que nos son propios y sobre los cuales debemos de trabajar para que nuestras facultades se desarrollen y nuestro impacto en el mundo sea mayor.

Los días mejoran enormemente si nos dedicamos al inicio de los mismos a cultivar nuestros 4 imperios interiores. Todos los seres humanos para lograr mayor plenitud necesitamos incrementar constantemente nuestro propósito de vida al reflexionar sobre nuestro papel en el mundo y el sentido de nuestra vida (Alma), debemos de incrementar nuestro conocimiento y habilidades para lograr mejores resultados (Mente), necesitamos cultivar nuestros afectos y limpiar nuestras emociones negativas para ser más éticos y tener mejores relaciones con los demás (Corazón), y además requerimos de cuidar de nuestra salud y desarrollar a nuestro cuerpo. Según Robin Sharma de 5 a 6 a.m. es el mejor momento para poder cultivar estas facultades antes que las presiones del día se apoderen de nosotros.

LA FÓRMULA 20/20/20

Para lograr aprovechar al máximo esta hora puedes dividirla en el siguiente esquema:

El gran reto es forjarse el hábito de dedicarse 1 hora en la mañana para cultivarnos a nosotros mismos. Esto va a requerir de nosotros mucha disciplina y perseverancia pero los resultados que obtendremos serán extraordinarios pues nos estaremos haciendo cargo de un elemento muy importante pero a veces tan olvidado por todos los empresarios, nuestro propio SER.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LOS 4 TIPOS DE TRABAJOS QUE HACEN QUE EL NEGOCIO FUNCIONE COMO RELOJITO

 “El mayor problema de los empresarios es que nadie les ha enseñado la mentalidad de delegar, necesitan entrar en una mentalidad de aprender a soltar.”

Scott Oldford

Los empresarios por naturaleza son personas a las que les gusta hacer las cosas por sí mismas, más aún cuando apenas arrancamos nuestro negocio, pues no tenemos otra opción que desempeñar todos los papeles en la empresa. Seguramente has escuchado frases de algún nuevo emprendedor como: “Soy el director general de mi empresa, el encargado de sacar las copias y todos los puestos intermedios”.  Si bien es cierto que al inicio es indispensable que el dueño haga prácticamente todo en el negocio, también es cierto que con el paso del tiempo esto no es ni saludable ni sostenible. Todo dueño de negocio debe aprender a ir soltando actividades para poderse enfocarse sólo en lo más importante.

Lograr que un negocio funcione sólo sin ti es algo factible, de hecho debería de ser una gran aspiración de todo empresario visionario. Tener un negocio que funcione como relojito sin que tengas que operarlo ni dedicarle muchas horas de trabajo debería de ser el objetivo principal de todo empresario, pero para lograr esto, es necesario entender que todos los empresarios llevan a cabo 4 tipos diferentes de actividades dentro de su negocio:

LAS 4 D´S

  1. DAR ACCIÓN. Esta actividad se refiere a operar el negocio, es decir a hacer el trabajo tú. En esta etapa se quedan atrapadas casi todas las empresas pues el empresario se vuelve el eje y la necesidad absoluta del negocio y así es prácticamente imposible crecer.
  2. DECIDIR. En esta actividad ya has logrado contratar a otras personas que hagan las tareas que antes tú hacías, pero ellas intentan llevar a cabo una tarea que les das y luego regresan contigo para hacerte preguntas y que les ayudes dándoles ideas. Si se presenta alguna anomalía con la tarea, la persona regresa contigo para que tomes una decisión y cuando la termina, se queda inmóvil o te pregunta qué tiene que hacer. En esta etapa aún sigues siendo el cuello de botella de tu empresa.
    La mayoría de empresarios confunde decidir con delegar. Si le asignas una tarea a alguien, pero necesita que le respondas preguntas para llevarlo a cabo, no estás delegando, estás decidiendo.
  3. DELEGAR. Ahora ya eres capaz de asignar tareas a los empleados y los empoderas a tomar decisiones con respecto a la ejecución de la tarea. En esta etapa ya comenzarás a sentir alivio sobre tu carga de trabajo es por eso que es muy importante que sepas delegar correctamente. La fase de aprender a delegar puede ser muy difícil para muchos empresarios pues sienten que pueden hacer todo a la perfección (en su mente) y se sienten frustrados cuando las cosas no se hacen como ellos piensan, pero es muy importante aprender a soltar.
  4. DISEÑAR. Aquí es cuando trabajas sobre el negocio, es decir en el diseño del futuro de la empresa. En esta actividad tu foco principal es establecer objetivos y estrategias para acelerar el crecimiento del negocio. En esta fase el negocio funciona solo y tu rol principal es revisar las finanzas, armar el equipo de trabajo y ser un guardián de la cultura de la empresa.

ESTAR ATRAPADO EN DAR ACCIÓN NO TE ESTÁ HACIENDO CRECER

En nuestra experiencia con cientos de empresarios nos hemos dado cuenta de que muchos se quedan atorados en operar el negocio y no dedican tiempo a diseñar la estrategia del negocio. Esto a la larga inhibe el crecimiento y expande el cansancio y agotamiento del emprendedor.

Cuando un negocio no dedica tiempo a definir a dónde quiere ir, termina dando vueltas en círculos. La mejor inversión de tiempo que puede hacer un dueño de negocio para que su negocio funcione sin él es que pueda dedicar tiempo a diseñar las metas y estrategias del negocio.

SOLTAR LA OPERACIÓN ES TOMAR MENOS DECISIONES, PERO TOMAR LAS DECISIONES IMPORTANTES.

Por ejemplo, cuando tu recibes un paquete de parte de Amazon, Jeff Bezos no está haciendo el reparto ni está ocupado viendo si la mercancía llego a tiempo. Él ha diseñado los sistemas y procesos que le han permitido soltar la operación para que pueda enfocarse en las siguientes alianzas o compras estratégicas de la empresa.

La mezcla ideal de un negocio de estas 4 D´s es:

Todos los negocios necesitan pasar más tiempo operando pues requieren agregar valor al cliente para hacer que el negocio siga funcionando pero se requiere de tener tiempo para establecer la visión del negocio e incentivar el crecimiento.

Te invito a que hagas el siguiente ejercicio, pregúntate: ¿Cuánto tiempo paso en dar acción, decidir, delegar y diseñando en tu negocio? Al sumar cada respuesta deberá de sumar un 100%. Es posible que te des cuenta de que pasas gran parte de tu tiempo en dar acción y eso te está limitando tu crecimiento, recuerda requieres dedicarle un 20% de tu tiempo como dueño de negocio a diseñar el flujo de negocio para que otros operen.

LOS EMPRESARIOS DEBEN DE DEDICAR MÁS TIEMPO AL DISEÑO Y DELEGACIÓN DE SU NEGOCIO PARA QUE LOS DEMÁS PUEDAN OPERARLO.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

LAS ETAPAS DE CRECIMIENTO EN LAS EMPRESAS

“Todos los organismos vivos crecen a través de ciclos y etapas de crecimiento, para pasar al siguiente nivel debemos de abandonar el anterior.”

Una de las grandes paradojas del mundo del emprendimiento es que dueños de negocio y emprendedores a menudo son grandes buscadores de libertad y eso los impulsó a crear su negocio, pero con el paso del tiempo, se han quedado atrapados por el mismo y ahora son esclavos de su empresa.

Los grandes empresarios que logran realmente obtener la libertad que tanto anhelan en su vida son aquellos que comprenden que crear una empresa es muy similar a tener un hijo, es decir ellos logran construir un negocio que poco a poco depende menos de ellos conforme el negocio madura y crece, de la misma manera que un niño al hacerse maduro depende cada vez menos de sus padres.

La labor en la educación de los padres es darles las herramientas y las bases a los hijos para que ellos puedan ser libres y tomar sus propias decisiones. Un negocio debería de ser igual, al inicio deberá de depender mucho de nosotros pero idealmente con el paso del tiempo tendría que liberarnos para que pueda funcionar, operar y crecer, estemos o no estemos.

Para entender mejor este proceso veamos las etapas de crecimiento de todas las empresas.

1. STARTUP: UN BEBÉ

Una StartUp es un experimento en el cual una idea de negocio busca validarse en el mercado lleno de incertidumbre. En esta etapa el emprendedor debe de estar pegado al negocio y es un todólogo pues estas buscando encontrar el producto o servicio que el mercado necesita para así poder llegar a la siguiente etapa.


2. EN CRECIMIENTO: NIÑO

Una vez pasados aproximadamente 3 años, si la empresa sobrevivió significa que logro encontrar un producto o servicio que tiene clientes. En esta etapa el emprendedor tiene que dar un salto y tiene que empezar a delegar y debe de convertirse más en un líder que en un operador. En esta etapa el dueño de negocio puede empezar a solar las actividades en las que no es competente para enfocarse en su talento único y especial.

3. ESCALAMIENTO: ADOLESCENTE

En esta etapa el negocio ya creció y está en expansión y lo que necesitas hacer en esta etapa es ser un líder de líderes de manera que hagas crecer a tu equipo. En esta etapa necesitas crear sistemas y procesos de manera que el negocio opere de manera ordenada y estructurada.

4. DOMINIO DE LA INDUSTRIA: ADULTO

En esta etapa ya te has convertido en un verdadero empresario en donde tu negocio trabaja sin ti y dejas de ser un auto-empleado. En esta etapa tu rol es ser el presidente ejecutivo de la empresa y el guardián de la visión y de la cultura, idealmente ya no operas el negocio en absoluto y te encargas de crear innovación al observar hacia dónde va el mercado.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar profesionalizar a tu empresa visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad como dueño/a de negocio!

Alejandro Valdés

Especialista en transformación humana y empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

LOS 10 HÁBITOS QUE TU EMPRESA NECESITA PARA CRECER




“La ejecución es más bien una cultura que produce una serie de hábitos en toda la organización. La única forma de cultivarla es el director ejecutivo la implante con el ejemplo. Esto transmite un mensaje inequívoco: en esta organización, la ejecución cuenta.”

Guy Kawasaki

John D. Rockefeller fue uno de los hombres más ricos y exitosos de Estados Unidos del siglo pasado, fue el fundador de la empresa Estándar Oil, una gigantesca compañía que llegó a controlar la extracción y la distribución de más del 90 % del petróleo de Estados Unidos. Es considerado el hombre más rico de la historia y logro crear un imperio como ninguna otra empresa en la historia.

Lo interesante de la historia de Rockefeller es que él venía de una familia de clase media y logro en algunos cuantos años convertirse en el empresario más grande de la historia, pero ¿cómo lo logró?, ¿cuál fue su secreto? El mismo Rockefeller lo definiría de la siguiente manera:

Rockefeller era un hombre extremadamente disciplinado porque sabía que ningún gran logro se puede obtener sin orden y constancia. Por ejemplo, si tú deseas aprender a tocar guitarra, no lo lograrás a menos que participes en clases y tengas la disciplina para practicar, de lo contrario todo se quedará sólo en un simple anhelo. Del mismo modo los emprendedores y dueños de negocio que continuamente ejecutan sus visiones también son los que tienen objetivos claros y rutinas rigurosas.

La disciplina es la repetición del orden y para lo cual se necesita de los hábitos que permitan que haya constancia y consistencia. Si tenemos los hábitos correctos podremos estar seguros de que paso a paso estaremos llegando a nuestras metas.

Así que a continuación te compartiré los 10 hábitos que usaba Rockefeller en su negocio hace 100 años y que lo hicieron el industrial más prominente del planeta.

HÁBITO 1: El equipo directivo funciona efectivamente y está alineado.

Se dice Rockefeller comía todos los días con su equipo directivo, incluso que todos vivían muy cerca unos de otros en Nueva York. La clave de este hábito es que si no tienes un equipo sólido y basado en la confianza es imposible crecer, uno de tus roles más importantes como dueño de negocio generes un ambiente de unión en dónde el equipo esté en armonía.

HÁBITO 2: Todos deben estar alineados con el objetivo número 1 que debe cumplirse en el trimestre.

Crecer una empresa lleva tiempo y solo puede suceder si hay objetivos regulares. Cuando toda la empresa está enfocada en lo que se quiere lograr es como unir toda la energía y concentrarla en un solo punto, eso es poderoso.

HÁBITO 3: El ritmo de comunicación en la empresa es rápido y preciso.

Todas las mañanas Rockefeller caminaba con todo su equipo directivo rumbo hacia la empresa y en el trayecto se comunicaban sobre el estado de la empresa y se alineaban sobre sus prioridades del día. ¿Tienes juntas diarias, semanales y mensuales con tu equipo para revisar el progreso de sus metas y prioridades?, de no ser así es vital empezar a hacerlas.

HÁBITO 4: Cada área de la organización tiene una persona asignada para asegurar el cumplimiento de los objetivos.

Si más de una persona es responsable, entonces nadie es responsable, y ahí es cuando las cosas se pierden.

HÁBITO 5: Los empleados tienen un sistema para dar sus opiniones para identificar obstáculos y oportunidades dentro de la empresa.

HÁBITO 6: Se cuenta con datos e informes financieros efectivos y se obtiene retroalimentación de parte del cliente constantemente.

Rockeffeller era un obsesionado por los datos, obtenía datos diarios de cómo estaba el petróleo en Rusia y en otras partes del mundo para poder tomar decisiones.

HÁBITO 7: Los valores centrales y el propósito están “vivos” en la organización.

El rol del emprendedor es siempre fortalecer el aspecto ideológico y cultural dentro de la empresa, recuerda que la cultura se come a la estrategia en el desayuno.

HÁBITO 8: Todos los colaboradores pueden articular los componentes clave de la estrategia de la compañía con precisión.

Es vital poder articular la estrategia del negocio y podérsela comunicar al resto del equipo, si quieres trabajar sobre este aspecto visita: (Link los 5 niveles de la estrategia).

HÁBITO 9: Todas las personas dentro de la empresa tienen al menos 1 objetivo o número crítico a lograr.

Cada miembro de su equipo debería poder responder la pregunta: “¿Tuve un gran día o una semana?“, si no pueden, significa que no tienen claras sus prioridades.

HÁBITO 10: Los objetivos y prioridades son visibles para todos dentro de la empresa.

Este hábito básicamente se reduce a tener marcadores e indicadores en todas partes, esto permitirá que haya foco y concentración en lo resultados deseados.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en desarrollo emprendedor

Alejandro.valdes@innovarte.mx

EL CICLO PARA CRECER TU NEGOCIO

 “Cada hora se crean 11,000 nuevas empresas alrededor del mundo. El hecho es existen muchas empresas, pero muy pocas logran crecer.”

Verne Harnish

Hace 8 años tomé una de las decisiones más importantes y trascendentes en mi vida, decidí ser dueño de mi negocio y renunciar a la empresa en donde desde hace algunos años trabajaba. La realidad es que tenía un muy buen puesto, ganaba una buena suma de dinero y estaba en una empresa trasnacional con grandes expectativas de crecimiento, pero en el fondo no estaba pleno ni realizado.

Tomé la decisión de ser independiente y montar un proyecto propio porque buscaba LIBERTAD, quería ser dueño de mi tiempo y sobre todo poder dedicarme a hacer aquellas actividades que más me gustan y así poderle dar un sentido genuino a mi vida.

Para ser dueño de tu propio negocio necesitas 2 cualidades:

  • Valentía.- Para arriesgarte y valerte de tus propias habilidades para ganarte la vida.
  • Ignorancia.- Necesitas desconocer todo el enorme reto que conlleva poner un negocio, si supiéramos por todo lo que vamos a pasar muchos no lo haríamos.

Al emprender me di cuenta de la gran falta de conocimiento que tenía poder montar un negocio y poderlo hacer crecer, con el tiempo reconocí que había sido presa de “el mito del emprendedor”, en donde crees que por saber el dominio técnico de alguna actividad ya puedes dominar todo el negocio. Por ejemplo, es como un pastelero que sabe hacer pasteles muy ricos y cree que eso es suficiente para poder crear y crecer un negocio. La realidad es que los conocimientos técnicos son necesarios pero no son suficientes para poder llevar un negocio. También me di cuenta de que no era el único y que una gran cantidad de dueños de negocios estaban en una situación similar a la mía y fue así que con la ayuda de mi compañera de vida y socia Laura Cortés decidimos embarcarnos en una aventura de ayudar a dueños de empresas pequeñas y medianas a crecer en sus negocios y recuperar su libertad personal, así nació la esencia de lo que hacemos en Innovarte y gracias a varios años de experiencia con cientos de emprendedores hemos aprendido que para poder crecer tu negocio se requieren seguir el siguiente ciclo.

  1. LA MENTALIDAD 

El aspecto más importante y fundamental para poder crecer tu negocio es tu propia mentalidad, tu empresa es una emanación y un reflejo de tu propio nivel de desarrollo. El crecimiento primero es mental, es interno antes de que sea externo, primero debes de expandir tu propia manera de pensar, tus conocimientos y tus habilidades para poder crecer.

Como dueño de negocio debes de desarrollar principalmente las siguientes habilidades:

  • Inteligencia emocional y autoconciencia.
  • Visión, saber hacia dónde vas en tu vida y hacia dónde va la empresa.
  • Pasión, propósito y perseverancia (Las 3 P´s).

2. EL EQUIPO CORRECTO

Para poder crecer a tu empresa necesitas tener a las personas correctas en el lugar correcto, es muy difícil expandir los alcances de la organización si no tienes un equipo que te respalde y que te aporte las habilidades complementarias para crear un gran producto o servicio.

Lo que se requiere para tener un equipo que te haga crecer es:

  • Tener jugadores “A” en el equipo, es decir gente que tiene las habilidades técnicas y la actitud que necesitas y en el puesto correcto.
  • Crear un ambiente de confianza y compromiso dentro del equipo.
  • Tener claridad sobre lo que se espera de cada uno de ellos.

 3. LA ESTRATEGIA CORRECTA

Si no cuentas con una estrategia clara y ganadora es probable que pases muchos años para poder crecer e incrementar tu negocio en el mercado. Uno de los factores más importantes que se necesita para poder crecer y expandir tus posibilidades emprendedoras es contar con una estrategia efectiva que te permita alcanzar tus objetivos de negocio.

La estrategia es un conjunto de acciones planificadas, que son diseñadas para facilitar la toma de decisiones y orientadas a alcanzar los resultados deseados

Los aspectos más importantes para desarrollar una estrategia que se deben de desarrollar son:

4. LA EJECUCIÓN CORRECTA

Necesitas tener la disciplina y lo hábitos necesarios para lograr ejecutar los planes y compromisos planteados. Es necesario tener a todo el equipo alineado y tomando acción sobre lo más importante en el negocio.

Para lograr esto es necesario desarrollar lo siguiente:

  • Tener un plan estratégico trimestral en donde todos sepan sus objetivos a lograr.
  • Tener un ritmo de juntas para darle seguimiento a los planes de acción.
  • Tener indicadores y métricas de medición para el negocio.

 5.LOS RESULTADOS Y EL DINERO

Si hemos logrado hacer los pasos anteriores adecuadamente es muy posible que los resultados se empiecen a observar y la cantidad de dinero con la que cuente el negocio haya aumentado. En este punto es importante tener la inteligencia necesaria para aumentar la utilidad del negocio.

Para lograr mejorar los resultados financieros en el negocio se requiere desarrollar:

  • Crear un equipo de ventas con un proceso de ventas que incremente los ingresos.
  • Contar con presupuestos de negocio por áreas.
  • Estrategias financieras para bajar costos y aumentar la rentabilidad del negocio.

Al trabajar con cada uno de los aspectos de este ciclo se lograr crear un bucle de reforzamiento en el sistema que permite que la empresa crezca de manera ordenada y eficiente.

En Innovarte te ayudamos a implementar cada uno de estos aspectos del ciclo en nuestro programa Expansión 10x en donde además tendrás la posibilidad de unirte a un grupo de emprendedores exitosos, talentosos y motivados que quieren crecer en su vida y su negocio. Si quieres conocer más sobre nuestros servicios visita: www.innovarte.mx

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad para ti, recuerda que en Innovarte te ayudamos a multiplicar tu libertad emprendedora.

Alejandro Valdés Peña

Alejandro.valdespe@innovarte.mx

Las 7 habilidades de los mejores CEO´s

“El éxito nunca es una línea recta, nadie llega a la cima de la montaña sin haberse golpeado con unas cuantas piedras.”

Jonh Wilson

El libro “Great CEO´s and how they are made” de Jonh Wilson muestra sus cerca de 40 años de experiencia de trabajo con los mejores ejecutivos del mundo, en el cual, nos explica la diferencia que hace la diferencia entre los mejores y el resto. Te quiero compartir las ideas que me parecieron más relevantes para que puedas aplicar algunas de ellas y así crecer tu negocio y multiplicar tu libertad.

La primera gran lección que me llevé es que los grandes CEO´s (Chief Executive Officer o directores ejecutivos) se hacen, no nacen. La gente que logra escalar a lo más alto de una organización normalmente son personas altamente capaces que han pagado el precio de su propio crecimiento y no son personas que nacieron dotadas de habilidades intrínsecas, más bien, las han desarrollado a costa de su propio esfuerzo.

La segunda es que a los mejores CEO´s les encanta aprender, son aprendices voraces y ven la vida como una continua oportunidad de aprendizaje.

La tercera es que los mejores CEO´s tienen 7 habilidades que les permiten llevar a sus empresas al éxito. A continuación, te comparto cuales son:

  1. INTELIGENCIA EMOCIONAL

“La habilidad del líder determina la velocidad del paquete.” R.W. Emerson

Los grandes CEO´s son personas que logran auto-conocerse y entenderse, por lo mismo logran entender mejor a otros. Las cualidades principales que se desprenden de esta habilidad son: auto-conciencia y empatía.

Según Daniel Goleman la inteligencia emocional es 4.5 veces más importante que el coeficiente intelectual.

Si quieres que tu empresa crezca, primero debes de crecer tú. Si quieres liderar a otros primero tienes que aprender a liderarte a ti mismo/a.

  1. INSPIRAR A OTROS

“Liderazgo es crear un mundo al que otros quieran pertenecer.”

Los mejores CEO´s tienen visión, saben lo que quieren para ellos en sus vidas y para sus empresas. Son personas apasionadas que creen que lo que hacen es algo significativo y por lo mismo logran transmitir gran emoción y entusiasmo. A las personas les gusta trabajar con personas apasionadas e inspiradas, tomemos el ejemplo de Steve Jobs que a su corta edad y sin mucho dinero ni fama, logro convencer al consagrado CEO de Pepsi, John Sculley, de ser el director de Apple cuando esta apenas iniciaba.

  1. GRANDES HERRAMIENTAS

“Leaders are Readers.”

Los grandes ejecutivos siempre están en búsquedas de las mejores herramientas a su alcance para facilitar su labor. Utilizan las mejores herramientas financieras, tecnológicas y sociales para optimizar su negocio. Los mejores siempre están leyendo, se estima que los CEO más exitosos leen cerca de 52 libros al año.

  1. TIENEN UN BALANCE E INTEGRACIÓN DE SU VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL

Los grandes CEO´s saben que las demandas laborales son muy fuertes por lo que requieren de tener un balance en su vida en el cual puedan tener tiempo para sus relaciones más importantes, para sus hobbies y para descansar. No existe una fórmula mágica para tener un balance de vida, cada quien tiene que definirla, pero el invertir en tiempo libre y en las relaciones íntimas paga grandes dividendos para el crecimiento de la empresa pues el ejecutivo estará más relajado, concentrado e integrado cuando esté trabajando.

  1. CREACIÓN DE UN EQUIPO DE JUGADORES “A”

“Tener a una persona incorrecta en el equipo, te cuesta 15 veces el costo de su salario anual.” Bradford Smart

Los grandes CEO´s saben que una de sus principales labores es la de poner a la gente correcta en el lugar correcto y logran juntar un equipo de alto desempeño gracias a que la gente quiere trabajar con ellos debido a su visión, pasión y cultura organizacional.

  1. CREAN UNA CULTURA DE “ACCOUNTABILITY” Y COMPROMISO

En las empresas donde operan grandes líderes las personas tienen un alto grado de responsabilidad personal en donde todos ejecutan y hacen que las cosas sucedan, crean culturas en donde la gente está enfocada en los resultados.

Los CEO´s más efectivos son los primeros en rendir cuentas sobre sus resultados y sus compromisos y así alienta a otros a hacer lo mismo.

Hay 5 herramientas que utilizan para lograrlo:

  1. Tener un plan estratégico.
  2. Prioridades trimestrales.
  3. Revisiones mensuales uno a uno con cada persona que les reporta para evaluar resultados.
  4. Tienen una serie de consecuencias estipuladas en caso de no lograrse los resultados deseados.
  5. Tienen un ritmo de juntas y que les permite dar seguimiento a sus proyectos.
  1. PERTENECEN A UN GRUPO DE APOYO Y CRECIMIENTO CON OTROS CEO´S.

Napoleón Hill en su libro “Piense y hágase rico” explicó que todos los millonarios que entrevistó para publicar el libro, pertenecían a algún grupo en el que todos se apoyaban y se retaban para crecer y cumplir con sus metas. Uno de los aspectos más importantes para seguir creciendo y mejorando es poder pertenecer a un grupo como estos. En Innovarte justamente te brindamos la posibilidad de poder unirte a un grupo de emprendedores exitosos, talentosos y motivados que quieren crecer en su vida y su negocio. Si quieres conocer más sobre nuestros servicios visita: www.innovarte.mx

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad para ti, recuerda que en Innovarte te ayudamos a multiplicar tu libertad emprendedora.

Alejandro Valdés Peña

Alejandro.valdespe@innovarte.mx