¿CUÁNDO MATAR UN PROYECTO?

Todos los emprendedores hemos estado alguna vez trabajando en un proyecto que simplemente no va a ninguna parte, en donde se está perdiendo dinero y los plazos se están ampliando cada vez más. Aprende a saber cuándo parar tu proyecto.

“Una de las verdaderas pruebas de liderazgo es la capacidad de reconocer un problema antes de que se convierta en una emergencia”.

Arnold Glasow

Todos los emprendedores hemos estado alguna vez trabajando en un proyecto que simplemente no va a ninguna parte, en donde se está perdiendo dinero y los plazos se están ampliando cada vez más.  Incluso a veces todos en la empresa saben que el proyecto debe de terminarse, pero nadie es lo suficientemente valiente como para hacerlo.

Recientemente estuve envuelto en una situación similar, fue un proyecto de más de 1 año en el que invertimos mucho dinero, tiempo y energía mental, pero después de una última revisión decidimos acabar con el proyecto y terminar con la agonía. Es por eso que me gustaría compartirte algunas ideas sobre cómo matar un proyecto que ya no necesitas tener dentro de tus prioridades.

Primero que nada es importante mencionar que admitir un fracaso no es algo fácil pues hemos invertido mucha planeación, inversión de recursos y compromiso y cuando vemos que el proyecto no se está concretando, normalmente sentimos 2 emociones negativas que nos detienen.

1.- CULPA.- Sentimos que no tuvimos la habilidad necesaria para llevar el proyecto a cabo.

2.- VERGÜENZA.- Sentimos que algo está mal con nosotros y que quizá no tengamos las capacidades necesarias para el éxito del proyecto.

Estas 2 emociones nos pueden detener y posponer el hecho de que debemos de parar el proyecto. La realidad es que se necesita de mucho VALOR y FORTALEZA para decir ¨esto no está funcionando¨ y decidir concluir con el proyecto. Normalmente ese rol es el del dueño de negocio que tiene la valentía suficiente para afrontar la realidad y discernir si el proyecto es estratégico o ya no lo es.

Admitir que nuestro proyecto ha fracasado es algo difícil pero al hacerlo obtenemos 2 cosas principalmente:

1.- Paramos la pérdida económica y emocional que el proyecto nos está trayendo y evitamos que el costo sea mucho mayor.

2.- Nos liberamos de una carga mental y emocional que demandaba de nuestra atención. Al eliminar el proyecto aligeramos nuestra carga y podemos enfocarnos mejormente en los proyectos que si son estratégicos.

Te quiero compartir 4 síntomas que desde nuestra experiencia significan que es momento de matar a un proyecto y avanzar hacia lo siguiente:

1.- FALTA DE PASIÓN EN EL PROYECTO.

No hay motivación ni energía de parte del equipo de trabajo para realizar el proyecto, esto significa que posiblemente no habrá el combustible necesario para llevarlo a su éxito.

2.- ALGO SIEMPRE FALTA PARA LLEGAR A LOS RESULTADOS DESEADOS.

Te das cuenta de que se trata de muchas maneras de llegar al objetivo del proyecto pero por alguna razón nunca se obtiene el cometido. Esto significa que por el momento no tienen aún EL CONOCIMIENTO necesario o las CAPACIDADES clave para poder completarlo. Te sugerimos mejor trabajar gradualmente en el desarrollo de estas capacidades para después volver a intentarlo.

3.- EL PROYECTO NO ESTÁ AGREGANDO VALOR.

Si el proyecto no es capaz de entregar valor es inservible. Es necesario siempre poder medir la retroalimentación de parte de los clientes o usuarios, si ellos no están dispuestos a pagar por el proyecto seguramente no podrás tener éxito con él. Entre más rápido puedas monitorear la respuesta que obtienes mejor, pues así puedes hacer las modificaciones necesarias o terminar con el proyecto lo más pronto posible y así ahorrar costos.

4.- EL COSTO ESTÁ FUERA DE CONTROL.

Nos estamos saliendo del presupuesto y el proyecto nos está haciendo gastar más de lo planeado y no vemos forma de recuperar la inversión.

Es muy válido poder parar un proyecto que nos está desviando de nuestros objetivos y el hacerlo nos permitimos empezar de nuevo de manera fresca y mejor.

Te sugiero que después de haber decidido matar un proyecto siempre hagas un proceso reflexivo para capturar los aprendizajes de la experiencia y así crecer en conciencia y capacidades. Puedes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué si funcionó de este proyecto?
  2. ¿Qué no funcionó de este proyecto?
  3. Si volviera a empezar el proyecto de nuevo, ¿Qué haría diferentes?

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo crear una empresa auto-gestionada visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO RECUPERAR TU TIEMPO COMO DUEÑO DE NEGOCIO.

Hacer crecer un negocio no es tarea sencilla, requiere de mucho compromiso, de una gran visión y sobre todo de una enorme disciplina, pero en mi experiencia trabajando con empresarios en expansión he notado que una gran cantidad de ellos tardan demasiado tiempo en aprender a delegar y eso causa que inviertan demasiado tiempo adicional operando su negocio, inhibiendo así su crecimiento y castigando su calidad de vida.

Los 5 niveles de Delegación.

“Decidir qué no hacer es tan importante como decidir qué hacer”.

– Jessica Jackley, Empresaria

¿Te ha pasado que trabajas más de 40 horas a la semana y sientes que aún tienes trabajo por hacer? ¿O que llega el fin de semana y estás tan cansado que no tienes energía para poder pasar tiempo calidad con tu familia? Si eres como muchos empresarios que han fundado su propio negocio, seguramente sí.

Hacer crecer un negocio no es tarea sencilla, requiere de mucho compromiso, de una gran visión y sobre todo de una enorme disciplina, pero en mi experiencia trabajando con empresarios en expansión he notado que una gran cantidad de ellos tardan demasiado tiempo en aprender a delegar y eso causa que inviertan demasiado tiempo adicional operando su negocio, inhibiendo así su crecimiento y castigando su calidad de vida.

APRENDER A DELEGAR ELEVA TU CALIDAD DE VIDA.

Cuando aprendes a delegar significa que has soltado algunas actividades dentro de tu negocio para poderte enfocar en aspectos más estratégicos del negocio. Si quieres hacer todo tú es probable que hagas muchas cosas, pero muy pocas las hayas hecho a un nivel excepcional.

Cuando delegas recuperas tu tiempo, ya que aquellas actividades que antes hacías, las va a realizar otra persona y con eso tienes libertad para enfocarte en otro cosa. Michael Hyatt dice que ¨No puedes comprar la felicidad pero puedes comprar tu tiempo de regreso y eso eleva tu calidad de vida, es por eso que debemos aprender a delegar¨.

¿QUÉ NOS IMPIDE DELEGAR?

La mayoría de dueños de negocios no delegan porque piensan que no es algo fácil y que es más rápido hacer el trabajo por ellos mismos y tienen toda la razón, es más sencillo hacer las cosas por uno mismo al inicio, pero al repetir constantemente dicha actividad se genera una gran inversión de tiempo y esfuerzo que nos deja esclavizados en la operación.

La realidad es que delegar de hecho, si toma más tiempo y esfuerzo al principio, pero a la larga te ahorra una enorme cantidad de tiempo, pues te has podido liberar de dicha actividad, además que la delegación es una habilidad crítica para el liderazgo ya que no puedes asumir más responsabilidades a menos que estés dispuesto a delegar en otros.

Delegar no es una habilidad sencilla ni fácil de desarrollar pero con el debido conocimiento y práctica puede aprenderse. A continuación te comparto el mapa de cómo empezar a delegar con tu equipo.

LOS 5 NIVELES DE DELEGACIÓN

Nivel 1: DELEGA TAREAS

Inicia por delegar algunas actividades que hoy te quitan tiempo y te drenan energía. Selecciona a alguna persona que tenga las habilidades para realizarlas.

En este nivel di a tu colaborador lo siguiente: ¨Haz exactamente lo que te he pedido que hagas. No te apartes de mis instrucciones. Ya he investigado las opciones y determinado lo que quiero que hagas¨.

  • Este nivel de delegación es ideal para nuevas contrataciones en las que tienes muy claro lo que se tiene que hacer y sólo quieres que te liberen de realizar dicha actividad.

Nivel 2: DELEGA LA BUSQUEDA DE INFORMACIÓN

En este nivel quieres que la persona investigue un tema y que obtenga alguna información que necesitas.

En este nivel di a tu colaborado lo siguiente: ¨Investiga el tema y repórtame tus descubrimientos. Lo discutiremos, y luego tomaré la decisión y te diré lo que quiero que hagas¨.

  • Este nivel es bueno para delegarlo a algún colaborador que ya no es nuevo en la empresa pero que aún no está listo para tomar une decisión.

Nivel 3: DELEGA LA BUSQUEDA DE OPCIONES PARA RESOLVER UN PROBLEMA

En este nivel das más espacio a la persona para operar ya que puede participar en la solución de un problema pero aún te reservas la decisión para ti. Di a tu colaborador: ¨Investiga el tema, describe las opciones y hazme una recomendación. Dame los pros y los contras de cada opción, pero dime qué crees que deberíamos hacer. Si estoy de acuerdo con tu decisión, te autorizaré a seguir adelante.¨

  • Este nivel es ideal para delegar a futuros líderes que estés desarrollando pues les das la oportunidad de juzgar y ver su capacidad de razonar sin que pongas en riesgo algunos aspectos del negocio. 

Nivel 4: DELEGA LA TOMA DE DECISIONES

En este nivel le pides a la persona que evalué las opciones y que haga su propia toma de decisiones y que te reporte después de haber tomado la decisión. Di a tu colaborador lo siguiente: ¨Toma una decisión y luego dime lo que hiciste. Confío en que realices la investigación, tomes la mejor decisión que puedas y luego me mantengas informado. ¨

  • En este nivel por primera vez quitas las manos del volante pero debes de delegarle a una persona en la que puedas confiar debido a que tiene una gran competencia en el tema. Es ideal para líderes en crecimiento, pero procura que al inicio delegues en temas que no sean críticos para la empresa.

Nivel 5: DELEGA PROYECTOS Y RESULTADOS

En este nivel delegas un proyecto entero a alguien para que produzca resultados. Di a tu colaborador: ¨Toma la decisión que creas que es mejor. No hay necesidad de informar de nuevo. Confío en ti completamente. Sé que seguirás adelante y producirás los resultados deseados. Tienes todo mi apoyo.¨

  • En este nivel la magia sucede pues es cuando recuperas completamente tu tiempo como empresario al haber soltado por completo. Este nivel es ideal para delegar tu equipo directivo o gerencial en el cual confías completamente en sus competencias.

Te invito a que le compartas los 5 niveles de delegación a tu equipo e inicies un proceso gradual de delegar en el que todos estarán claros sobre su responsabilidad en cada aspecto de delegación. Cuando logres haber llevado a todo tu equipo directivo y gerencial al nivel 5 habrás recuperado gran parte de tu tiempo como dueño de negocio.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx