Cómo alcanzar tus objetivos como empresario.

Existe una fórmula que engloba los elementos más importantes para saber si tendremos éxito en un proyecto que nos proponemos alcanzar. Si se logra cumplir con la fórmula es muy probable que tendremos éxito en los objetivos planteados, y de no cumplirse con la fórmula es muy probable que terminaremos con resultados negativos. Descubre la fórmula aquí.

LA FORMULA PARA ALCANZAR TUS OBJETIVOS COMO EMPRESARIO

 “Tu nivel de éxito rara vez será mayor a tu nivel de desarrollo, porque el éxito es el resultado que logras siendo la persona en la que te has convertido¨

Jim Rohn

Recientemente estuve en una sesión estratégica con un equipo directivo y nos dimos cuenta que sólo habían alcanzado cerca del 20% de sus objetivos del trimestre y esa situación me hizo reflexionar sobre la causa de tan bajos resultados, así que me realice las siguientes preguntas:

¿Qué hace posible que una empresa o una persona pueda alcanzar sus objetivos?, ¿Existe alguna fórmula para saber con anticipación si se alcanzará o no una meta?. 

Mi reflexión aunada a las respuestas que obtuvimos en la sesión con la empresa y me llevó a la siguiente conclusión. Existe una fórmula que engloba los elementos más importantes para saber si tendremos éxito en un proyecto que nos proponemos alcanzar. Si se logra cumplir con la fórmula es muy probable que tendremos éxito en los objetivos planteados, y de no cumplirse con la fórmula es muy probable que terminaremos con resultados negativos.

La fórmula del éxito para empresarios y dueños de negocio que quieran alcanzar sus objetivos es:

1.- EL ENFOQUE

Uno de los grandes males del empresario es la falta de concentración y enfoque, es muy común que al tener tantas ideas y proyectos terminen por inhibir su capacidad de concentración. Bruce Lee el gran artista marcial decía que ¨concentrarse es la raíz de todas las capacidades del hombre¨ y estaba en lo cierto pues cuando pones todo tu ser en algo, tus resultados se hacen mucho mayores. Un empresario concentrado es como un rayo láser que puede lograr muchas cosas. 

La clave es poderse enfocar en pocas cosas a la vez, nosotros recomendamos no tener más de 5 prioridades al trimestre para que así nos podamos enfocar realmente en ellas.

Piensa en tu nivel de concentración al responderte las siguientes preguntas:

  1. ¿Tienes metas anuales, trimestrales, semanales y diarias?
  2. En una escala del 0% al 100%, ¿Qué tan enfocado y concentrado estas en las actividades que impulsarán y harán crecer a tu empresa?
  3. ¿Mides constantemente el progreso de tus metas para mantenerte enfocado?
  4. ¿Día a día que tanto mantienes la concentración en actividades de alto nivel?

Escribe un porcentaje general de tu nivel de ENFOQUE: _______%

Si estás abajo del 90% es probable que no tengas buenas esperanzas de lograr alcanzar tus objetivos, así que deberás de trabajar en mejorar tu enfoque.

2. CONFIANZA 

La confianza es un estado mental que se caracteriza por creer en uno mismo y en otros. Significa tener certeza de nuestras propias capacidades y las del equipo. Cuando carecemos de esta cualidad, la duda, la inseguridad y las excusas se apoderan de nosotros.

La confianza te lleva a tener fé inquebrantable para lograr tus objetivos. La confianza es lo que lleva a los grandes atletas a tomar las decisiones importantes que les hacen ganar partidos. 

Repítete esta frase para incrementar la confianza: ¨No importa lo que suceda, yo voy a alcanzar estos objetivos, no hay otra opción?.¨

Piensa en tu nivel de confianza al responderte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué tanta confianza tienes en ti mismo/a y en tu empresa?
  2. ¿Qué tanta fe tienes en tu equipo de trabajo?, ¿Tienes a las personas correctas?
  3. ¿Tienes confianza en tus productos y servicios?

Escribe un porcentaje general de tu nivel de CONFIANZA: _______%

Si estás abajo del 90% es probable que no tengas buenas esperanzas de lograr alcanzar tus objetivos, así que deberás de trabajar en mejorar tu nivel de confianza. 

3.- ESFUERZO

Los resultados que obtenemos son directamente proporcionales al esfuerzo que aplicamos. No podemos esperar obtener buenos resultados sin esfuerzo. En el universo hay una la ley de causa y efecto, es decir que por cada efecto visible hay una causa que lo genera. Para que podamos materializar nuestras metas (efecto) tenemos primero que pagar el precio a través de un esfuerzo constante y dedicación  inquebrantable (causa). 

Piensa en tu nivel de esfuerzo al responderte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué porcentaje de esfuerzo estás haciendo? En una escala del 0% al 100%.
  2. ¿Te estás esforzando o estás trabajando en la zona de confort? 
  3. ¿Te sientas con seriedad a trabajar sobre tus objetivos?
  4. ¿Qué tanto esfuerzo está haciendo todo tu equipo para lograr los objetivos?

Escribe un porcentaje general de tu nivel de ESFUERZO: _______%

Si estás abajo del 90% es probable que no tengas buenas esperanzas de lograr alcanzar tus objetivos, así que deberás de trabajar en mejorar tu nivel de esfuerzo. 

El siguiente paso es que unas todos tus porcentajes y los multipliques y así el resultado y las probabilidades de éxito de tus objetivos. Te comparto un ejemplo:

En este ejemplo esta probabilidad de éxito no es muy alta pues te da un 51,2 %, de hecho es recomendable que tuvieras un 100% en cada aspecto de la fórmula para que tuvieras un 100% de éxito garantizado. 

La realidad es que si queremos alcanzar nuestros objetivos como dueños de negocios y empresarios debemos de tener un mínimo de 95% en cada aspecto de la fórmula como mínimo, lo cual daría un 85,7% de probabilidades de alcanzar nuestros objetivos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estas ideas visita nuestra página web: www.innovarte.mx 

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

¿QUÉ TAN SANO ESTÁ TU NEGOCIO?

Cuando nos sentimos mal, vamos al médico en busca de ayuda.

Los empresarios también deben de poder diagnosticar periódicamente la salud de su negocio para saber que tan bien o mal se encuentra.

 “La facturación es vanidad, sólo la utilidad es realidad¨

Cuando uno se siente mal, una de nuestras opciones es ir al médico en busca de ayuda. Los médicos normalmente te hacen algunas preguntas y revisan tus síntomas para poder evaluar y dar un diagnóstico sobre la posible enfermedad. Lo valioso de un buen diagnóstico es que nos permite tomar la medicina necesaria para eliminar el mal de raíz.

Todos los dueños de negocio también deben de poder diagnosticar periódicamente la salud o enfermedad de su negocio para saber que tan bien o mal se encuentra. Así como los médicos tienen un conjunto de criterios para determinar el tipo de padecimiento que tenemos, nosotros como emprendedores y empresarios necesitamos contar con algunos síntomas o parámetros que nos expliquen el nivel de salud del negocio.

SINTOMAS DE TENER UN NEGOCIO SANO.

A continuación te quiero compartir algunos síntomas que significan que tu negocio está creciendo y funcionando de una manera sana y sustentable. En caso de que no los cumplas, esto será un gran indicio de debes de trabajar en cada uno de estos puntos para poder recuperar la salud del negocio.

1.- EL DUEÑO SE PAGA UN SALARIO JUSTO.

La mayoría de empresarios con negocios pequeños confunden las ganancias del negocio con su salario, pero eso es un error. Un empresario debe de recibir un salario por lo que hace (si es que opera el negocio) y también debe de recibir las ganancias por ser el dueño del negocio.

Por ejemplo si tú eres el dueño de tu negocio pero además haces el rol del director general y también del gerente de ventas, tú deberías de cobrar un salario por tu tiempo y esfuerzo en la empresa, pero además después de hacer el balance de resultados, tú deberías de percibir las utilidades que se generaron en la empresa. Esto es debido a que hacemos 2 roles en la empresa, en uno somos dueños y en otro somos auto-empleados que jugamos un rol dentro de la empresa.

Es muy importante que te pagues un sueldo basado en los precios de mercado porque al no hacerlo le estás haciendo un daño a la empresa pues estás engañando a los resultados reales del negocio ya que los números no serán verídicos. Si tu negocio no puede pagarte un sueldo de mercado puedes ver la realidad de tu negocio y significa que estás operando en pérdidas.

2.- EL NEGOCIO TIENE AL MENOS UN 10% DE UTILIDAD FINAL.

Sí tu negocio no te está generando al menos un 10% de utilidades, tu negocio está algo enfermo. Para explicar las utilidades es necesario usar la metáfora de la vaca. Por ejemplo una vaca que da leche es una vaca sana, una vaca que no da leche es una vaca enferma. El propósito de tu negocio es generar utilidades, si no lo estás logrando significa que tu negocio no va por buen camino.

El rol del dueño de negocio es mantener a la vaca sana (el negocio) para que pueda ordeñarla periódicamente (obtener utilidades).

¨La utilidad es el oxígeno de tu negocio, tu negocio no puede aguantar la respiración por mucho tiempo¨.

La utilidad es la sangre de la empresa y para lograrla tienes 2 opciones:

Al inicio de nuestro negocio es muy común enfocarnos en la facturación pero conforme vamos creciendo debemos de buscar crecer también la utilidad.

Un negocio con menos de 5% en utilidad está en problemas, un negocio con 10% de utilidad está sano y un negocio con un 15% de utilidad va de maravilla.

3.- TUS COLABORADORES SON PRODUCTIVOS.

Uno de tus roles es crear utilidad por cada colaborador dentro de tu empresa, es por eso que debemos de evaluar que tan productivos son.

Los colaboradores te deben de generar al menos de $1.8 a $2.2 pesos por cada peso que inviertes en su salario, de hecho existe un indicador para saber qué tan productivo es tu equipo y se saca de la siguiente manera:

MARGEN BRUTO ANUAL/GASTO EN SALARIOS ANUALES= PRODUCTIVIDAD LABORAL

Este indicador te dice cuanto recuperas por cada peso que inviertes en fuerza laboral.

Como dueños de negocios debemos de crear una cultura de trabajo en donde la productividad y la rentabilidad convivan en armonía.

La cultura se extingue sin rentabilidad y la rentabilidad se extingue sin productividad.                

4.- TIENES UN RITMO DE REPORTES FINANCIEROS QUE TE AYUDA A TOMAR DECISIONES.

Los datos financieros nos ayudan a entender la realidad del negocio y así poder tomar decisiones, así que es necesario tener un ritmo de reportes que nos permitan evaluar cómo va el negocio. Los reportes que se necesitan son:

  1. Reporte diario de balance de efectivo. ¿Quién pago?
  2. Reporte semanal: Flujo de efectivo, resultados de ventas y productividad.
  3. Reporte mensual: Estado de pérdidas y ganancias para entender a donde se va el dinero.

5.- TU NEGOCIO TIENE PRESUPUESTOS.

Un presupuesto es básicamente una licencia para gastar y para saber cuánto dinero vamos a ingresar en el año y tiene que ir muy de la mano con la ejecución del negocio. Tener un presupuesto nos da control y claridad para poder administrar ordenadamente nuestro negocio.

Si mantienes estos 5 puntos constantemente en mente y trabajas para mejorarlos, te aseguro que la salud de tu negocio incrementará y tú como dueño/a de negocio podrás expandir tu libertad empresarial.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estas ideas visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

¿CUÁNDO MATAR UN PROYECTO?

Todos los emprendedores hemos estado alguna vez trabajando en un proyecto que simplemente no va a ninguna parte, en donde se está perdiendo dinero y los plazos se están ampliando cada vez más. Aprende a saber cuándo parar tu proyecto.

“Una de las verdaderas pruebas de liderazgo es la capacidad de reconocer un problema antes de que se convierta en una emergencia”.

Arnold Glasow

Todos los emprendedores hemos estado alguna vez trabajando en un proyecto que simplemente no va a ninguna parte, en donde se está perdiendo dinero y los plazos se están ampliando cada vez más.  Incluso a veces todos en la empresa saben que el proyecto debe de terminarse, pero nadie es lo suficientemente valiente como para hacerlo.

Recientemente estuve envuelto en una situación similar, fue un proyecto de más de 1 año en el que invertimos mucho dinero, tiempo y energía mental, pero después de una última revisión decidimos acabar con el proyecto y terminar con la agonía. Es por eso que me gustaría compartirte algunas ideas sobre cómo matar un proyecto que ya no necesitas tener dentro de tus prioridades.

Primero que nada es importante mencionar que admitir un fracaso no es algo fácil pues hemos invertido mucha planeación, inversión de recursos y compromiso y cuando vemos que el proyecto no se está concretando, normalmente sentimos 2 emociones negativas que nos detienen.

1.- CULPA.- Sentimos que no tuvimos la habilidad necesaria para llevar el proyecto a cabo.

2.- VERGÜENZA.- Sentimos que algo está mal con nosotros y que quizá no tengamos las capacidades necesarias para el éxito del proyecto.

Estas 2 emociones nos pueden detener y posponer el hecho de que debemos de parar el proyecto. La realidad es que se necesita de mucho VALOR y FORTALEZA para decir ¨esto no está funcionando¨ y decidir concluir con el proyecto. Normalmente ese rol es el del dueño de negocio que tiene la valentía suficiente para afrontar la realidad y discernir si el proyecto es estratégico o ya no lo es.

Admitir que nuestro proyecto ha fracasado es algo difícil pero al hacerlo obtenemos 2 cosas principalmente:

1.- Paramos la pérdida económica y emocional que el proyecto nos está trayendo y evitamos que el costo sea mucho mayor.

2.- Nos liberamos de una carga mental y emocional que demandaba de nuestra atención. Al eliminar el proyecto aligeramos nuestra carga y podemos enfocarnos mejormente en los proyectos que si son estratégicos.

Te quiero compartir 4 síntomas que desde nuestra experiencia significan que es momento de matar a un proyecto y avanzar hacia lo siguiente:

1.- FALTA DE PASIÓN EN EL PROYECTO.

No hay motivación ni energía de parte del equipo de trabajo para realizar el proyecto, esto significa que posiblemente no habrá el combustible necesario para llevarlo a su éxito.

2.- ALGO SIEMPRE FALTA PARA LLEGAR A LOS RESULTADOS DESEADOS.

Te das cuenta de que se trata de muchas maneras de llegar al objetivo del proyecto pero por alguna razón nunca se obtiene el cometido. Esto significa que por el momento no tienen aún EL CONOCIMIENTO necesario o las CAPACIDADES clave para poder completarlo. Te sugerimos mejor trabajar gradualmente en el desarrollo de estas capacidades para después volver a intentarlo.

3.- EL PROYECTO NO ESTÁ AGREGANDO VALOR.

Si el proyecto no es capaz de entregar valor es inservible. Es necesario siempre poder medir la retroalimentación de parte de los clientes o usuarios, si ellos no están dispuestos a pagar por el proyecto seguramente no podrás tener éxito con él. Entre más rápido puedas monitorear la respuesta que obtienes mejor, pues así puedes hacer las modificaciones necesarias o terminar con el proyecto lo más pronto posible y así ahorrar costos.

4.- EL COSTO ESTÁ FUERA DE CONTROL.

Nos estamos saliendo del presupuesto y el proyecto nos está haciendo gastar más de lo planeado y no vemos forma de recuperar la inversión.

Es muy válido poder parar un proyecto que nos está desviando de nuestros objetivos y el hacerlo nos permitimos empezar de nuevo de manera fresca y mejor.

Te sugiero que después de haber decidido matar un proyecto siempre hagas un proceso reflexivo para capturar los aprendizajes de la experiencia y así crecer en conciencia y capacidades. Puedes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué si funcionó de este proyecto?
  2. ¿Qué no funcionó de este proyecto?
  3. Si volviera a empezar el proyecto de nuevo, ¿Qué haría diferentes?

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo crear una empresa auto-gestionada visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO RECUPERAR TU TIEMPO COMO DUEÑO DE NEGOCIO.

Hacer crecer un negocio no es tarea sencilla, requiere de mucho compromiso, de una gran visión y sobre todo de una enorme disciplina, pero en mi experiencia trabajando con empresarios en expansión he notado que una gran cantidad de ellos tardan demasiado tiempo en aprender a delegar y eso causa que inviertan demasiado tiempo adicional operando su negocio, inhibiendo así su crecimiento y castigando su calidad de vida.

Los 5 niveles de Delegación.

“Decidir qué no hacer es tan importante como decidir qué hacer”.

– Jessica Jackley, Empresaria

¿Te ha pasado que trabajas más de 40 horas a la semana y sientes que aún tienes trabajo por hacer? ¿O que llega el fin de semana y estás tan cansado que no tienes energía para poder pasar tiempo calidad con tu familia? Si eres como muchos empresarios que han fundado su propio negocio, seguramente sí.

Hacer crecer un negocio no es tarea sencilla, requiere de mucho compromiso, de una gran visión y sobre todo de una enorme disciplina, pero en mi experiencia trabajando con empresarios en expansión he notado que una gran cantidad de ellos tardan demasiado tiempo en aprender a delegar y eso causa que inviertan demasiado tiempo adicional operando su negocio, inhibiendo así su crecimiento y castigando su calidad de vida.

APRENDER A DELEGAR ELEVA TU CALIDAD DE VIDA.

Cuando aprendes a delegar significa que has soltado algunas actividades dentro de tu negocio para poderte enfocar en aspectos más estratégicos del negocio. Si quieres hacer todo tú es probable que hagas muchas cosas, pero muy pocas las hayas hecho a un nivel excepcional.

Cuando delegas recuperas tu tiempo, ya que aquellas actividades que antes hacías, las va a realizar otra persona y con eso tienes libertad para enfocarte en otro cosa. Michael Hyatt dice que ¨No puedes comprar la felicidad pero puedes comprar tu tiempo de regreso y eso eleva tu calidad de vida, es por eso que debemos aprender a delegar¨.

¿QUÉ NOS IMPIDE DELEGAR?

La mayoría de dueños de negocios no delegan porque piensan que no es algo fácil y que es más rápido hacer el trabajo por ellos mismos y tienen toda la razón, es más sencillo hacer las cosas por uno mismo al inicio, pero al repetir constantemente dicha actividad se genera una gran inversión de tiempo y esfuerzo que nos deja esclavizados en la operación.

La realidad es que delegar de hecho, si toma más tiempo y esfuerzo al principio, pero a la larga te ahorra una enorme cantidad de tiempo, pues te has podido liberar de dicha actividad, además que la delegación es una habilidad crítica para el liderazgo ya que no puedes asumir más responsabilidades a menos que estés dispuesto a delegar en otros.

Delegar no es una habilidad sencilla ni fácil de desarrollar pero con el debido conocimiento y práctica puede aprenderse. A continuación te comparto el mapa de cómo empezar a delegar con tu equipo.

LOS 5 NIVELES DE DELEGACIÓN

Nivel 1: DELEGA TAREAS

Inicia por delegar algunas actividades que hoy te quitan tiempo y te drenan energía. Selecciona a alguna persona que tenga las habilidades para realizarlas.

En este nivel di a tu colaborador lo siguiente: ¨Haz exactamente lo que te he pedido que hagas. No te apartes de mis instrucciones. Ya he investigado las opciones y determinado lo que quiero que hagas¨.

  • Este nivel de delegación es ideal para nuevas contrataciones en las que tienes muy claro lo que se tiene que hacer y sólo quieres que te liberen de realizar dicha actividad.

Nivel 2: DELEGA LA BUSQUEDA DE INFORMACIÓN

En este nivel quieres que la persona investigue un tema y que obtenga alguna información que necesitas.

En este nivel di a tu colaborado lo siguiente: ¨Investiga el tema y repórtame tus descubrimientos. Lo discutiremos, y luego tomaré la decisión y te diré lo que quiero que hagas¨.

  • Este nivel es bueno para delegarlo a algún colaborador que ya no es nuevo en la empresa pero que aún no está listo para tomar une decisión.

Nivel 3: DELEGA LA BUSQUEDA DE OPCIONES PARA RESOLVER UN PROBLEMA

En este nivel das más espacio a la persona para operar ya que puede participar en la solución de un problema pero aún te reservas la decisión para ti. Di a tu colaborador: ¨Investiga el tema, describe las opciones y hazme una recomendación. Dame los pros y los contras de cada opción, pero dime qué crees que deberíamos hacer. Si estoy de acuerdo con tu decisión, te autorizaré a seguir adelante.¨

  • Este nivel es ideal para delegar a futuros líderes que estés desarrollando pues les das la oportunidad de juzgar y ver su capacidad de razonar sin que pongas en riesgo algunos aspectos del negocio. 

Nivel 4: DELEGA LA TOMA DE DECISIONES

En este nivel le pides a la persona que evalué las opciones y que haga su propia toma de decisiones y que te reporte después de haber tomado la decisión. Di a tu colaborador lo siguiente: ¨Toma una decisión y luego dime lo que hiciste. Confío en que realices la investigación, tomes la mejor decisión que puedas y luego me mantengas informado. ¨

  • En este nivel por primera vez quitas las manos del volante pero debes de delegarle a una persona en la que puedas confiar debido a que tiene una gran competencia en el tema. Es ideal para líderes en crecimiento, pero procura que al inicio delegues en temas que no sean críticos para la empresa.

Nivel 5: DELEGA PROYECTOS Y RESULTADOS

En este nivel delegas un proyecto entero a alguien para que produzca resultados. Di a tu colaborador: ¨Toma la decisión que creas que es mejor. No hay necesidad de informar de nuevo. Confío en ti completamente. Sé que seguirás adelante y producirás los resultados deseados. Tienes todo mi apoyo.¨

  • En este nivel la magia sucede pues es cuando recuperas completamente tu tiempo como empresario al haber soltado por completo. Este nivel es ideal para delegar tu equipo directivo o gerencial en el cual confías completamente en sus competencias.

Te invito a que le compartas los 5 niveles de delegación a tu equipo e inicies un proceso gradual de delegar en el que todos estarán claros sobre su responsabilidad en cada aspecto de delegación. Cuando logres haber llevado a todo tu equipo directivo y gerencial al nivel 5 habrás recuperado gran parte de tu tiempo como dueño de negocio.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

¿CUÁL ES EL ROL DEL DIRECTOR GENERAL EN UNA EMPRESA?

Sólo cuando un empresario conoce realmente su rol y comprende perfectamente sus principales funciones, puede enfocarse y producir resultados extraordinarios. El mayor reto para el empresario es aprender a simplificar la enorme complejidad en la que vive dentro de su empresa, pues es muy común encontrarlo “tomando la capa de Superman” y tratando de resolver todos los problemas dentro de la empresa, quedando completamente confundido sobre cual debería de ser su verdadero rol.

“Como director general, debo estar al pendiente de los problemas de corto, mediano y largo plazo.”

Carlos Ghosn, presidente y CEO de Nissan

En nuestros programas de capacitación para dueños de negocio es común platicar con emprendedores que han ido creciendo sus empresas y que hoy tienen el puesto de Directores Generales pero que se sienten confundidos pues pasan cerca del 80% de su tiempo operando el negocio, y no saben cuál deberían ser sus principales funciones.

EL ENFOQUE PRECEDE AL ÉXITO.

Sólo cuando un empresario conoce realmente su rol y comprende perfectamente sus principales funciones, puede enfocarse y producir resultados extraordinarios. El mayor reto para el empresario es aprender a simplificar la enorme complejidad en la que vive dentro de su empresa, pues es muy común encontrarlo “tomando la capa de Superman” y tratando de resolver todos los problemas dentro de la empresa, quedando completamente confundido sobre cual debería de ser su verdadero rol.

Si tú eres un Director General que se la pasa apagando los fuegos en tu negocio, si te la pasas resolviendo los problemas de tu equipo y llevando la operación de tu negocio, significa que aún no has encontrado tu lugar en la empresa y estás siendo un operador de negocio y no un real dueño de negocio.

Para que puedas enfocarte realmente en lo importante y así expandir tu libertad como empresario/a mientras creces tu negocio, quiero compartirte las 3 funciones principales y responsabilidades que todo buen Director General debe de cumplir en una empresa.

1. EL ROL DEL DIRECTOR ES CRECER A LA EMPRESA NO OPERARLA.

El Director general está encargado de crear la visión y el rumbo de la organización, tu función es la de imaginar un futuro más grande e inspirador y establecer los objetivos hacia los cuales se va a dirigir la organización.

  • El Director general debe de haber podido delegar las funciones operativas del negocio que recaen en el presente para que pueda liberarse y crear el futuro de la empresa.
  • Un buen Director general está hacia el exterior de la empresa, en visualizar las dinámicas de negocio en el mercado y en fijar la ruta de cómo podrá seguir creciendo la empresa.
  • Es el creador de una visión que inspire y emocione a todos los que colaboran en la empresa. El rol del líder de negocio es crear un futuro para la empresa al cual todos quieran pertenecer.

Algunas preguntas que te pueden ayudar a aterrizar esta función son:

¿Qué es lo que estás tratando de construir con tu empresa?, ¿Cómo se ve tu organización en el futuro?,¿Has establecido una meta grande y audaz a 10 años que pueda alinear y enfocar a toda tu empresa?, ¿Haz visualizado un futuro que te inspire y te llena de energía?

2. EL ROL DEL DIRECTOR GENERAL ES COLOCAR A LAS PERSONAS CORRECTAS EN EL LUGAR CORRECTO.

Jim Collins en su magnífico libro Good to Great menciona que la función más importante del emprendedor es la de subir a la gente correcta al autobús, colocar a cada persona en el lugar correcto, sacar a las personas incorrectas del autobús y luego debe de fijar el rumbo de hacia donde se van a dirigir.

Colman Mockler al convertirse en CEO de Gillette dedico 55% de sus primeros dos años al tema del equipo y cambio a 38 de sus 50 directores. Al inicio muchos criticaron tanta inversión de tiempo en la gente pero a la larga resulto ser un estrategia extremadamente exitosa. Mockler nos aconseja lo siguiente: “Cada minuto dedicado a poner a la persona correcta en el lugar adecuado te ahorra semanas de tiempo después.”

  • El Director general debe de formar un equipo de trabajo sólido y cohesionado que le ayude a operar y crecer la empresa.
  • Debe de contar con personas muy capaces en las principales funciones de la empresa como son: el área comercial, operativa, financiera y administrativa.
  • Un buen Director general sabe reconocer las habilidades y fortalezas de las personas y colocarlas en el lugar adecuado según estas.
  • Debe saber contratar y desarrollar a su equipo.

Algunas preguntas que te pueden ayudar a aterrizar esta función son:

¿Tienes un equipo sólido y capaz que te ayuda a crecer? ¿Todas las personas están en el lugar correcto?, ¿Tu equipo gerencial tiene las habilidades y capacidades para encargarse de la operación del negocio?, ¿Tienes un plan de desarrollo para tu equipo de trabajo?

 3. EL ROL DEL DIRECTOR GENERAL ES EL DE CREAR UNA CULTURA GANADORA Y COLABORATIVA.

Toda empresa tiene una cultura, pero en la mayoría de las empresas han creado su cultura por accidente, muy pocas lo han hecho por diseño. El Director General debe de diseñar un conjunto de creencias y valores que permitan crear un ambiente de trabajo colaborativo en el cual las personas quieran ir a trabajar en vez de que “tengan” que ir.

Peter Drucker dijo alguna vez que la cultura se come a la estrategia en el desayuno. Si tú logras establecer una cultura correcta en tu empresa todo lo demás es mucho más fácil.

Richard Branson el gran emprendedor creador de la marca Virgin ha mencionado que su rol en sus empresas se divide en 3 roles, crear la visión, contratar a las personas que ejecuten y dedicar el resto de su tiempo a la cultura. De hecho él dice que es el principal porrista de sus equipos.

  • El empresario debe de crear un conjunto de valores que sinteticen el ADN de la empresa.
  • Debe de crear prácticas para vivir los valores dentro de la empresa.
  • Su principal rol es crear una cultura por diseño y un ambiente de trabajo armonioso y óptimo en donde las personas se sientan contentas e inspiradas por trabajar.

Algunas preguntas que te pueden ayudar a aterrizar esta función son:

¿Haz articulado tus valores organizacionales?, ¿Haz creado sistemas y procesos para que tus empleados vivan la cultura de tu empresa?, ¿Has comunicado la cultura de tu empresa?, ¿Premias y amonestas a tu equipo en función de los valores organizacionales?

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocioAlejandro.valdes@innovarte.mx