¡El siguiente programa inicia pronto!
¡Regístrate AHORA!

julio 19, 2021

¿Qué tan rápido debe de crecer tu empresa?: El lado oscuro del crecimiento acelerado

¨No crezcas tan rápido, debes crecer lo suficientemente despacio para desarrollar una buena gestión, si vas muy rápido es posible que pierdas los valores¨

Bill Hewlett – Fundador de HP

Hace unos días estuve en una sesión de planeación estratégica con un gran equipo directivo, la reunión fue muy interesante debido a que conversamos sobre temas relevantes para el futuro de la empresa y un punto crítico que emergió después de analizar los resultados fue que la empresa ha crecido 3x en el último año y medio, es decir en menos de 2 años la empresa ha triplicado sus ventas y su tamaño. Ha simple vista esta circunstancia sería una digna de celebrarse, pero la realidad es que el empresario se encontraba más preocupado que de costumbre.

¨Vendo mucho más, pero hoy tengo muchos más gastos y he tenido que invertir mucho dinero en crecer, el crecimiento absorbe el dinero¨, estas fueron sus palabras en aquella sesión y realmente es interesante utilizar este ejemplo para reflexionar sobre el crecimiento de un negocio, ¿realmente el crecimiento es enteramente bueno?, ¿tiene el crecimiento un lado oscuro que a veces los empresarios no vemos?

QUE TAN RÁPIDO CRECER

El crecimiento de un negocio es uno de los temas más controversiales y menos comprendidos en la estrategia de un negocio debido a que el crecimiento como tal no es bueno ni malo pero el crecimiento rápido que normalmente es visto como algo deseable y anhelado, en realidad no debería de ser un objetivo que automáticamente busquemos perseguir sin reflexión previa.

El tema de qué tan rápido debemos crecer debería de estar unido a la visión y la estrategia del negocio, pues es fundamental que antes de decidir crecer aceleradamente los empresarios hagamos una pausa y nos formulemos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tan grandes queremos ser?
  • ¿Realmente queremos convertirnos en una empresa grande?
  • ¿Estamos conscientes y queremos los inconvenientes que el crecimiento trae consigo?

Tener claridad sobre estas preguntas realmente hará que tomes una decisión consciente y que en caso de que decidas crecer aceleradamente conozcas el lado oscuro del crecimiento y puedas lidiar con toda la complejidad que este genera, y en caso de que no quieras crecer aceleradamente, puedas tener paz y aceptación sobre tu decisión debido a que se alinea de mejor manera con tus prioridades.

EL LADO OSCURO DEL CRECIMIENTO ACELERADO

¿El crecimiento acelerado tiene desventajas? Sí, si las tiene, a continuación, te enlisto las principales.

1.- Genera una situación de flujo de efectivo peligrosa.

Un patrón común es que la empresa en crecimiento acelerado gasta su efectivo para comprar materia prima y mano de obra con anticipado para poder hacer frente al crecimiento en las ventas, pero resulta que los productos y servicios se cobran hasta meses después de producidos, generando un problema en el flujo de efectivo de la empresa ya que gran parte del dinero está en los inventarios. El crecimiento se come el dinero.

2.- El crecimiento acelerado estresa a la infraestructura de la empresa, pudiéndola llevar al punto del rompimiento.

Todas las empresas tienen una capacidad productiva que está compuesta por las capacidades de las personas que laboran en la empresa y por las maquinarias y herramientas que tiene la empresa para generar su oferta. Cuando el crecimiento es acelerado esta capacidad se ve forzada a llegar a su límite de capacidad corriendo el riesgo de romper el sistema.

3.-Alto impacto negativo en la parte humana de las empresas.

El estrés y la presión generada hacia las personas de la empresa en épocas de alto crecimiento puede ser extremo y contraproducente.

4.- La organización en la empresa se vuelve más compleja al igual que la comunicación.

Al estar el sistema de la empresa estresado por el crecimiento se genera una mayor complejidad en las interacciones dentro de la empresa, a menudo se contrata a muchas personas rápidamente para lidiar con las demandas del trabajo, pero no se les da el tiempo de capacitarlas e inducirlas adecuadamente debido a las urgencias y presiones.

5.- El crecimiento rápido diluye la cultura organizacional de la empresa.

Ante un crecimiento acelerado es muy difícil poder desarrollar líderes sólidos que se encarguen de la operación y menos aún poder imbuir a todos los colaboradores con la cultura organizacional que es el cimiento de la efectiva colaboración dentro de la organización, esto debido a que los líderes de la empresa están enfocados en solucionar los problemas y complejidades que el crecimiento trae de la mano.

EL CICLO NEGATIVO QUE TRAE EL CRECIMEINTO ACELERADO NO CONSCIENTE

¿NO DEBEMOS DE CRECER ENTONCES?

Después de revisar estas ideas seguramente te preguntas ¿no debo de crecer entonces?, y la respuesta es no, claro que una empresa debe de crecer, sin crecimiento una empresa perece, pero la clave es saber a qué ritmo debemos de crecer.

De hecho, hay muchas empresas con una estrategia de crecimiento lento pero sostenido que tienen clientes satisfechos, grandes resultados financieros y mucha diversión. Todo depende de qué tipo de empresa quieres crear que vaya de la mano con la calidad de vida que buscas.

La pregunta entonces que debemos de hacernos no debería ser ¿Cómo podemos crecer más rápido? Sino que debería ser ¿Qué ritmo de crecimiento es más consistente con nuestra visión y lo que queremos como empresa?

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres unirte a una comunidad de empresarios exitosos, talentosos y motivados que quieren crecer en su vida y su negocio.

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

alejandro.valdes@wpbrclientes.com