¡El siguiente programa inicia pronto!
¡Regístrate AHORA!

noviembre 30, 2020

LOS LÍDERES COMEN AL FINAL

¨Los clientes nunca amarán a una empresa hasta que sus colaboradores la amen primero. ¨

Simon Sinek

¿Por qué tan pocas personas dentro de las empresas dicen “amo mi trabajo”?. Según el experto en liderazgo Simon Sinek la causa de esta condición se debe a que los líderes de las empresas normalmente consideran a sus colaboradores como un medio para alcanzar sus objetivos y no como un fin y por lo mismo no se preocupan por crear una cultura colaborativa basada en la empatía dentro de sus equipos.

Sinek, al estudiar el funcionamiento y el el buen desempeño de los equipos militares se dio cuenta al conversar con un General, que cuando dichos equipos iban a comer, “los oficiales comen al final” pues primero comen los soldados y al final de la fila se pueden encontrar a los de mayor rango. Esta metáfora es muy valiosa porque explica claramente el rol que debe de tener un líder para conformar un equipo de alto desempeño en donde los colaboradores se comprometan con su trabajo y con la empresa.

Hay un patrón entre las mejores empresas que alcanzan el éxito y este es que las empresas tienen una cultura en la que los líderes cuidan de las personas del equipo y los integrantes del equipo cuidan unos de otros y de la empresa.

EL CIRCULO DE SEGURIDAD

El mundo externo está lleno de incertidumbre y peligros, y sin un circulo de seguridad dentro del equipo, la gente en la empresa desperdiciará su energía en tratar de defenderse y protegerse de los miembros del equipo.

Cuando un líder crea un circulo de seguridad, se reducen las amenazas que vienen de adentro del equipo y así se libera la energía para protegerse de los retos del exterior, para así poder lograr aprovechar las oportunidades. Cuanta más confianza se tiene dentro del equipo, de que unos a otros se cuidan las espaldas, mejor estará preparado el equipo para adaptarse a los cambios del mundo y así alcanzar sus objetivos.

¿CÓMO PODEMOS CREAR EQUIPOS QUE OPEREN DENTRO DE CIRCULOS DE SEGURIDAD?

1.- Creando culturas fundadas en la empatía y en la colaboración.

Los líderes de una empresa marcan el rumbo de la cultura. Si por ejemplo un líder centra su atención en incrementar su poder o riqueza sin importarle su equipo, estará actuando como tirano y creará una cultura de desconfianza y paranoia en la empresa. El tirano considera que el mundo está contra él, por lo que busca su aislamiento y establece cada vez controles más rígidos alrededor de su equipo debido a su falta de confianza y al hacerlo, la ausencia de cuidados desde arriba repercute en los miembros del equipo, de manera que se muestren menos dispuestos a cooperar y en donde la competencia y la envidia sean la mejor manera de sobrevivir.

Los verdaderos líderes son aquellos que están dispuestos a cuidar de su gente y sacrificar su propia comodidad por el bienestar de su equipo y son recompensados por el equipo con lealtad y trabajo duro. Los buenos líderes prosperan en los momentos malos debido a que cuidan de su gente y estos entregan su sangre, sudor y lágrimas por el equipo.

2.- Da autoridad a quienes estén más próximos de la información.

Cuanto mayor sea el grado de energía y poder que los líderes sean capaces de transferir desde lo alto de la organización hacia los que están realizando realmente el trabajo, aquellos que conocen mejor lo que ocurre cotidianamente, más poderosa será la organización y más poderoso será el líder.

3.- Cimienta el trabajo en tu equipo en la INTEGRIDAD.

El liderazgo consiste en integridad, honestidad y responsabilidad que son los componentes de la confianza. Para ser un líder autentico que fomente la lealtad y la confianza en el equipo, debemos de empezar por decir la verdad y ser íntegros. La integridad se da cuando nuestras palabras, acciones e intenciones son coherentes.

Crea un ambiente en tu equipo en donde se dice la verdad y se cumplen los acuerdos y compromisos e inicia tú como líder a hacerlo pues eso será la base de transferir la integridad al resto del equipo.

El liderazgo es un ejercicio de comprometerse con otros seres humanos e implica una búsqueda genuina por servir. Me gustaría concluir este blog con una frase del gran Simon Sinek al respecto:

¨Ser un líder es igual a ser un padre, consiste en comprometerse con el bienestar de aquellos a los cuidamos y estar dispuestos a hacer sacrificios para que sus intereses prosperen de manera que sigan llevando nuestra bandera mucho después de que nosotros ya no estemos. ¨

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si te gustaría profundizar más sobre las mismas, te invito a que te unas a nuestra comunidad de empresarios, exitosos, talentosos y motivados que buscan profesionalizar su negocio y expandir su libertad. Regístrate en: www.innovarte.mx

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio.