¡El siguiente programa inicia pronto!
¡Regístrate AHORA!

julio 25, 2016

Expandiendo el concepto de ¨Riqueza¨: ¿Qué significa SER verdaderamente rico?

¨El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.¨

Epicuro de Samos

¿Has sentido alguna un sentimiento de ansiedad, preocupación o miedo con respecto a tu situación económica? ¿Te has sentido presionado por no generar la cantidad de dinero que anhelas? ¿Has deseado querer ser rico y libre financieramente pero por mucho que trabajes no sientes que la meta está cercana?

Si eres como la mayoría de las personas, el dinero juega una fuente de estrés importante en la vida y es normal en cierto sentido porque a través de él logramos intercambiar bienes y servicios necesarios para nuestra vida cotidiana, sin embargo nuestra sociedad nos inculca ideas erróneas sobre el verdadero sentido de la riqueza y nos impulsa en una búsqueda desenfrenada de obtener más dinero a toda costa con el fin de ¨ser exitosos, felices y admirados¨, vendiéndonos una quimera gracias a la cual muchas personas sacrifican su bienestar físico, emocional y mental y con esto desperdiciando su vida.

Tony Robbins dice que ¨el éxito sin plenitud es el último fracaso¨, debido a que la riqueza material nunca compensará la plenitud y el bienestar del SER, por lo tanto, el primer paso para salir de esta mentalidad de escases y de lucha exacerbada por ser ricos es cambiar nuestra mentalidad con respecto a la riqueza y dejarle de atribuir exclusivamente un sentido materialista.

Según el diccionario, la riqueza es la “abundancia de recursos y posesiones valiosas¨. El problema es que en nuestra cultura asociamos a dicho concepto únicamente con el aspecto material y financiero pero en realidad la riqueza no solo es material, también es emocional, mental y espiritual.

La verdadera riqueza es un estado mental y emocional, es un ESTADO DEL SER en el cual tomas consciencia de toda la abundancia con la que cuentas en ti mismo/a y en tu vida, es expandir tu conciencia al notar que el estar sano es ser rico, tener la capacidad de pensar, sentir, hablar y actuar en el mundo es una verdadera joya, es darse cuenta que al tener buenos amigos, una relación de pareja armoniosa, conocimientos, experiencias, valores, amor, paz, principios morales y hasta un sentido profundo en la vida, es SER VERDADERAMENTE RICO.

La riqueza es un estado del SER en el cual encuentras la plenitud y abundancia en ti y en el cual valoras lo mucho que tienes en la vida, eso te hace SER verdaderamente rico. Ninguna cantidad de dinero te hará verdaderamente rico. La riqueza vive en otra dimensión más allá de la material, la riqueza es una creación de la mente.

Hay que diferenciar el concepto de libertad financiera de la verdadera riqueza. Cuando una persona es financieramente libre se refiere a que ya no tiene que trabajar para poder vivir pero la riqueza tiene que ver con la abundancia mental desde la cual vives tu vida cotidiana.

El primer paso para ser para ser libre financieramente es asumir la riqueza de tu propio SER y vivir desde una estado de la riqueza ya que desde ese estado puedes contribuir un mucho mejor futuro financiero.

Plan de acción:

  • Haz una lista de todas las cosas valiosas que tienes en tu vida (sentimientos, relaciones, experiencias, conocimientos, etc.) y conéctate con el estado emocional que surge y vuélvete consciente de que ya eres verdaderamente rico.
  • Cultiva la gratitud diariamente, cuando te sientes agradecido eres rico.
  • Cultiva una mentalidad altruista, cuando formas el hábito de dar significa que eres una persona con abundancia que es capaz de compartir.
  • Estudia y cultívate en el tema de educación y libertad financiera, te recomiendo los libros de Robert Kiyosaki y el arte de hacer de Mario Borghino, aunque seguramente hay mucha más información valiosa sobre este tema.

La verdadera clave es vivir desde un estado de riqueza mental y emocional y desde ahí trabajar para obtener tu libertad financiera.

Deseo que esta información te haya sido de utilidad.

Vive intensamente

Alejandro Valdés