¡El siguiente programa inicia pronto!
¡Regístrate AHORA!

febrero 22, 2016

Encuentro con tu sombra. 4 pasos para reconciliarte contigo misma/o

¨Solo cuando tengamos el coraje de enfrentar las cosas tal y como son, sin ningún auto-engaño ni ilusión surgirá una luz de los acontecimientos con la que reconoceremos el éxito¨

I Ching

Cada vez que te encuentres en presencia de alguna queja constante, alguna emoción negativa intensa, alguna conducta compulsiva o en algún proceso de idealización o de denigración de otro, es muy probable que te encuentres en la presencia de tu propia sombra.

El término ¨sombra¨ se refiere al ¨lado obscuro¨ de la propia mente, es decir a aquellos aspectos de nosotros mismos que por una u otra razón, hemos rechazado, negado, ocultado y proyectado.

Desde nuestro nacimiento hasta la etapa de la adultez se va desarrollando en nosotros un auto-concepto, es decir un conjunto de creencias sobre quienes somos en realidad, que acaban definiéndonos y determinando nuestra conducta en la vida. Esta identidad se forma cuando nuestra mente lógica y racional aún no está plenamente desarrollada  y recibimos mensajes primeramente de parte de nuestros primeros directores (padres) y después del mundo en general sobre quienes somos.

Incluso si tuvimos los mejores padres inevitablemente nos sentíamos avergonzados por mostrar ciertas cualidades y recibimos el mensaje de que algo en nosotros no era bueno, de que había algo malo en nosotros o de que éramos ¨malos¨.

Cuando yo era adolescente recuerdo que era muy tímido e introvertido y al ver en mi esas cualidades trataba de ocultarlas y esconderlas debido a que pensaba que eran inadecuadas e inaceptables y buscaba aparentar que tenía las cualidades opuestas, lo cual no hizo más que empeorar la situación porque acabe construyendo una máscara para probar a los demás que no tenía tenia tantos defectos y que era una persona valiosa.

Así es como en una edad temprana creamos un personaje (personalidad) que deseamos dar a conocer al mundo mientras que ocultamos algunos aspectos de nosotros mismos que no encajan con ese personaje. En el momento en que nos desconectamos con los aspectos que consideramos negativos de nosotros mismos y los ocultamos de nosotros y de los demás se crea la sombra.

Freud dijo: ¨Los impulsos y sentimientos inaceptables se ven reprimidos de la consciencia, desde donde siguen influyendo de manera encubierta en nuestra vida¨.

Cuando tratamos de reprimir esas cualidades necesitamos de una gran cantidad de energía para lograrlo, es como si encerráramos a alguien en un sótano y no lo dejáramos salir, de la misma manera la sombra hará muchas cosas para llamar nuestra atención.

Para llamar nuestra atención, la sombra se proyecta sobre el mundo exterior de manera que como ya no la percibimos en nosotros mismos terminamos proyectándola inconscientemente en otros, de ahí la famosa frase de ¨lo que te choca te checa¨. Cada cualidad o defecto que vemos en otros también existe en nosotros.

Cuando proyectamos nuestra sombra escuchamos frases como ¨él es tan egoísta¨ ¨ella es una criticona¨ ¨él es un necio¨ ¨esas personas son unas idiotas¨ etc. pero recuerda que aquello que juzgas o condenas de otros normalmente es una parte de ti misma/o que has despreciado o rechazado.

El camino para salir de la sombra es el de traer luz a la oscuridad y para hacerlo es necesario que te enfrentes con tu propia sombra y termines apropiándote nuevamente de las cualidades que habías negado de ti misma/o, de esa manera tu propia personalidad volverá a estar integrada y la sombra desaparecerá.

En mi caso hoy me doy cuenta de que aquello que tanto trate de ocultar (inseguridad, timidez) ha sido una de mis mayores bendiciones ya que gracias a que experimente esas características es que ahora me puedo dedicar a ayudar a personas que tienen retos similares y eso me ha impulsado durante muchos años, por lo tanto en el momento en el que dejas de ocultar y lo aceptas estas en el camino de liberarte de la sombra.

Ejercicio para trabajar con la sombra.

1.- Piensa en que es aquellas cualidades que normalmente juzgas, te quejas o críticas más en otras personas. (Las cualidades que mencionas son tu sombra)

2.- Como normalmente juzgamos y no queremos ser las cualidades que mencionamos hemos desarrollado las cualidades opuestas para compensarlas. ¿Qué cualidades desarrollaste que normalmente son lo opuesto a tu sombra?

3.- Para apropiarte de la sombra, pregúntate lo siguiente: ¿En qué áreas o facetas de tu vida sería bueno ser alguna de las cualidades que mencionaste en el punto 1(tu sombra)?

4.- ¿Qué podrías hacer para apropiarte y aceptar más de tu sombra en tu vida cotidiana?

Haz este ejercicio y sobre todo permítete aceptar y reconciliarte con tu sombra.

Alejandro Valdés