¡El siguiente programa inicia pronto!
¡Regístrate AHORA!

abril 5, 2021

4 BARRERAS MENTALES PARA ESCALAR TU NEGOCIO

¨No hay líneas rectas ni directas en la naturaleza ni en el crecimiento de un negocio¨

Verne Harnish

Aquí están las cuatro barreras mentales que hacen que la mayoría de los empresarios se atasquen y se queden estancados para escalar a su empresa. ¿Cuál de estos cuatro errores costosos pueden estarte deteniendo ahora?

1.EL DESEO DE TENER EL CONTROL.

Ten cuidado con caer en la tentación de construir un negocio para "controlarlo". Muchos empresarios construyen sus propios negocios alrededor de ellos mismos, creando una organización dependiente de ellos y eso es una gran limitante, pues estarás creando tu propia jaula de barrotes de oro de la cual no podrás salir. Recuerda que cuanto más control tengas en tu empresa, más debes estar allí para ejecutar ese control cada hora de cada día.

El objetivo no es ponerte en el centro de una telaraña (tu negocio), tirando de todos los hilos, ni es contratar a uno o dos empleados clave y poner el futuro de tu negocio en sus manos, sino que tu objetivo deberá ser el desarrollar tus sistemas, equipo y controles internos para poder administrar eficazmente el negocio incluso cuando tú no estés allí.

2.CREAR TU PROPIA IDENTIDAD EN FUNCIÓN DEL NEGOCIO.

A la mayoría de los dueños de negocios no les gusta admitirlo, pero el hecho es que les cuesta verse a sí mismos como separados de sus negocios. Es como si su negocio los definiera.

Sueñan con el día en que su negocio no los necesite, pero al mismo tiempo no tienen una visión clara de cómo sería esto en el mundo real. ¿Qué harías si no trabajarás para la empresa todos los días? ¿Cómo te sentirías si el negocio fuera realmente independiente de ti?

A muchos dueños de negocios les pasaría lo que les pasa a los papás cuando sus hijos se van porque han crecido, el famoso nido vacío, pero seamos claros: tú no eres tu negocio. Tu negocio es un lugar maravilloso para crear valor en el mundo, para desafiarse a sí mismo y crecer, pero no puede ser la suma total de quien tú eres.

Cuanto más claro puedas detallar tu visión de cómo sería tu vida cuando escales con éxito tu empresa y ya no seas necesario para operarla, más convincente será el futuro para llevarlo a hacer las cosas simples y esto acelerará ese resultado.

3.SENTIRSE ABRUMADO.

Lo entiendo; tienes muchas cosas que hacer. Tienes clientes que hacen demandas, miembros del equipo que necesitan capacitación, sistemas que deben construirse, ideas que deben implementarse, ¡y eso es sólo tu negocio!

No estoy sugiriendo que necesites implementar todas las ideas que tienes en su cabeza a la vez, pues eso solo hace que estemos abrumados, de hecho, la clave para poder progresar y escalar tu negocio tiene que ver con aprender a despejarte y a tomar tiempo libre de la operación del negocio.

Cuando estamos abrumados por tantos pendientes y actividades nos vamos volviendo reactivos y poco creativos, recuerda que el estar abrumado asesina a tu conciencia y a tu creatividad.

Aprender a tomar días libres que te sirvan para despejar a tu mente te mantendrá constantemente renovado, creativo y lleno de energía. Los empresarios inteligentes están bien descansados, tienen la capacidad mental para pensar de manera diferente. Los días libres aseguran que "lo mejor de ti" aparezca todos los días.

4.DEJAR DE CRECER.

Todo en el universo está en constante cambio y evolución, lo mismo deberá ser para tu empresa y para ti, en el momento en que dejas de crecer, empiezas a morir.

Cuando un empresario deja de tener sueños y anhelos hacia el futuro es cuando deja de crecer y evolucionar. La clave es mantenerse en movimiento, aprendiendo y creciendo.

¿Alguna vez has intentado conducir un automóvil que no tiene dirección asistida? Si el coche está estacionado es casi imposible girar el volante, pero tan pronto como el automóvil comienza a moverse hacia adelante, es mucho más fácil girar hacia la izquierda o hacia la derecha. Así que cuando te mantienes en movimiento es mucho más fácil corregir el rumbo.

Sé que vas a tener momentos difíciles dirigiendo tu negocio. Tendrás reuniones en las que te llevarás demasiado trabajo, tendrás quejas de los clientes que te atraerán a intervenir y resolverlas con tu equipo. Habrá momentos en los que te perderás en el trabajo diario de tu negocio y eso está bien, y también pasará.  

La clave es aceptar esos momentos y no castigarte. Esto te ayuda a dejarlos atrás para que luego puedas hacer algo rápidamente para generar impulso en una mejor dirección, manteniéndote en movimiento.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo crear una empresa autogestionada visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio.

alejandro.valdes@wpbrclientes.com