LOS 4 TIPOS DE TRABAJOS QUE HACEN QUE EL NEGOCIO FUNCIONE COMO RELOJITO

 “El mayor problema de los empresarios es que nadie les ha enseñado la mentalidad de delegar, necesitan entrar en una mentalidad de aprender a soltar.”

Scott Oldford

Los empresarios por naturaleza son personas a las que les gusta hacer las cosas por sí mismas, más aún cuando apenas arrancamos nuestro negocio, pues no tenemos otra opción que desempeñar todos los papeles en la empresa. Seguramente has escuchado frases de algún nuevo emprendedor como: “Soy el director general de mi empresa, el encargado de sacar las copias y todos los puestos intermedios”.  Si bien es cierto que al inicio es indispensable que el dueño haga prácticamente todo en el negocio, también es cierto que con el paso del tiempo esto no es ni saludable ni sostenible. Todo dueño de negocio debe aprender a ir soltando actividades para poderse enfocarse sólo en lo más importante.

Lograr que un negocio funcione sólo sin ti es algo factible, de hecho debería de ser una gran aspiración de todo empresario visionario. Tener un negocio que funcione como relojito sin que tengas que operarlo ni dedicarle muchas horas de trabajo debería de ser el objetivo principal de todo empresario, pero para lograr esto, es necesario entender que todos los empresarios llevan a cabo 4 tipos diferentes de actividades dentro de su negocio:

LAS 4 D´S

  1. DAR ACCIÓN. Esta actividad se refiere a operar el negocio, es decir a hacer el trabajo tú. En esta etapa se quedan atrapadas casi todas las empresas pues el empresario se vuelve el eje y la necesidad absoluta del negocio y así es prácticamente imposible crecer.
  2. DECIDIR. En esta actividad ya has logrado contratar a otras personas que hagan las tareas que antes tú hacías, pero ellas intentan llevar a cabo una tarea que les das y luego regresan contigo para hacerte preguntas y que les ayudes dándoles ideas. Si se presenta alguna anomalía con la tarea, la persona regresa contigo para que tomes una decisión y cuando la termina, se queda inmóvil o te pregunta qué tiene que hacer. En esta etapa aún sigues siendo el cuello de botella de tu empresa.
    La mayoría de empresarios confunde decidir con delegar. Si le asignas una tarea a alguien, pero necesita que le respondas preguntas para llevarlo a cabo, no estás delegando, estás decidiendo.
  3. DELEGAR. Ahora ya eres capaz de asignar tareas a los empleados y los empoderas a tomar decisiones con respecto a la ejecución de la tarea. En esta etapa ya comenzarás a sentir alivio sobre tu carga de trabajo es por eso que es muy importante que sepas delegar correctamente. La fase de aprender a delegar puede ser muy difícil para muchos empresarios pues sienten que pueden hacer todo a la perfección (en su mente) y se sienten frustrados cuando las cosas no se hacen como ellos piensan, pero es muy importante aprender a soltar.
  4. DISEÑAR. Aquí es cuando trabajas sobre el negocio, es decir en el diseño del futuro de la empresa. En esta actividad tu foco principal es establecer objetivos y estrategias para acelerar el crecimiento del negocio. En esta fase el negocio funciona solo y tu rol principal es revisar las finanzas, armar el equipo de trabajo y ser un guardián de la cultura de la empresa.

ESTAR ATRAPADO EN DAR ACCIÓN NO TE ESTÁ HACIENDO CRECER

En nuestra experiencia con cientos de empresarios nos hemos dado cuenta de que muchos se quedan atorados en operar el negocio y no dedican tiempo a diseñar la estrategia del negocio. Esto a la larga inhibe el crecimiento y expande el cansancio y agotamiento del emprendedor.

Cuando un negocio no dedica tiempo a definir a dónde quiere ir, termina dando vueltas en círculos. La mejor inversión de tiempo que puede hacer un dueño de negocio para que su negocio funcione sin él es que pueda dedicar tiempo a diseñar las metas y estrategias del negocio.

SOLTAR LA OPERACIÓN ES TOMAR MENOS DECISIONES, PERO TOMAR LAS DECISIONES IMPORTANTES.

Por ejemplo, cuando tu recibes un paquete de parte de Amazon, Jeff Bezos no está haciendo el reparto ni está ocupado viendo si la mercancía llego a tiempo. Él ha diseñado los sistemas y procesos que le han permitido soltar la operación para que pueda enfocarse en las siguientes alianzas o compras estratégicas de la empresa.

La mezcla ideal de un negocio de estas 4 D´s es:

Todos los negocios necesitan pasar más tiempo operando pues requieren agregar valor al cliente para hacer que el negocio siga funcionando pero se requiere de tener tiempo para establecer la visión del negocio e incentivar el crecimiento.

Te invito a que hagas el siguiente ejercicio, pregúntate: ¿Cuánto tiempo paso en dar acción, decidir, delegar y diseñando en tu negocio? Al sumar cada respuesta deberá de sumar un 100%. Es posible que te des cuenta de que pasas gran parte de tu tiempo en dar acción y eso te está limitando tu crecimiento, recuerda requieres dedicarle un 20% de tu tiempo como dueño de negocio a diseñar el flujo de negocio para que otros operen.

LOS EMPRESARIOS DEBEN DE DEDICAR MÁS TIEMPO AL DISEÑO Y DELEGACIÓN DE SU NEGOCIO PARA QUE LOS DEMÁS PUEDAN OPERARLO.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *