LAS GANANCIAS VAN PRIMERO: Un método para mejorar la rentabilidad de los negocios

“Las ganancias en un negocio, no son un hábito.”

Mike Michalowicz

La gran mayoría de los dueños de negocios son grandes técnicos, vendedores o visionarios pero rara vez son buenos administradores. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, una de cada cuatro nuevas empresas fracasa por problemas de una mala administración.

¿Te ha sucedido que pasas muchas horas trabajando, das un gran servicio a tus clientes, ves entrar dinero a tu negocio y al final revisas tus ganancias y notas que no te quedaste con casi nada?, seguramente sí y como tú sabes esta es una situación muy difícil para todo dueño de negocio pues uno se siente frustrado, triste y desmotivado al no ver el fruto de nuestros esfuerzos. Mike Michalowicz en su libro “Las ganancias van primero” nos explica que la causa de no generar utilidades en el negocio se debe principalmente a una creencia muy arraigada que tenemos en nuestra forma de entender a nuestra empresa. La creencia que nos limita se traduce en esta fórmula:

Creemos que las ganancias son el resultado de restar nuestros gastos a nuestras ventas. El problema con esta fórmula es que las ganancias siempre van al final y por lo mismo es lo que menos nos queda.

Si estuvieras enfermo, ¿te enfocarías en poner a tu salud al final de tus prioridades?, seguramente no, sin embargo, esto es lo que hacemos la mayoría de dueños de negocios pequeños al poner a nuestras ganancias al final de la lista de prioridades. La naturaleza de nuestra mente funciona de la siguiente manera:

  • Cuando algo se pone hasta el final se queda ignorado, cuando algo se pone al inicio se vuelve una prioridad.

Cuando descubrí esta idea tuve un gran momento de claridad, pero la idea por sí sola por maravillosa que parezca no cambia nuestros hábitos, así que se requieren de ciertas estrategias que nos ayuden a cambiar. La mejor metáfora para ejemplificar cómo podemos cambiar nuestros hábitos con respecto a las ganancias viene del mundo de la salud alimentaria. Según los expertos para ser más sanos, bajar de peso se requieren 4 principios:

Si nos servimos platos más pequeños limitamos la cantidad de comida que ingerimos, recuerda la ley de Parkinson que afirma que el trabajo o los recursos se expanden hasta llenar el tiempo o la capacidad disponible para que se termine. Es decir, si pones más comida disponible comerás más. Si comemos primero los vegetales hacemos que no nos llenemos con cosas engordadoras y así nos aseguramos de tomar nuestros nutrientes primero. Al remover nuestras tentaciones y eliminar la comida chatarra de nuestra casa no nos permitimos sucumbir a las tentaciones cuando nuestra fuerza de voluntad se agote. Finalmente al comer más seguido hacemos que no caigamos en el extremo de tener mucha hambre y comer en demasía.

Estos 4 principios también se pueden traducir para mejorar nuestra salud y rentabilidad de negocio y la forma de hacerlo es así:

I. REDUCE EL GASTO DISPONIBLE EN TU NEGOCIO

La mayoría de empresarios tienen al menos 1 o 2 cuentas bancarias de su negocio, pero al concentrar todo su dinero en pocas cuentas y al ver que tienen mucho dinero disponible, tienden a gastarlo más. Es como cuando tienes una pasta de dientes nueva y al empezarla a usar desperdicias más que cuando la pasta de dientes se está acabando y tienes que maximizar su uso.

Mike Michalowicz nos recomienda tener al menos 5 cuentas en el negocio:

  1. Cuenta de ingresos. Es donde recibes todo los pagos de tu empresa y es la cuenta maestra desde la cual vas a distribuir todo el dinero.
  2. Cuenta de ganancias. Una cuenta en donde se coloca las ganancias del negocio.
  3. Cuenta de pago de sueldo del dueño. Tú como dueño de negocio eres el empleado más importante de la empresa y necesitas pagarte un sueldo y pagarte de manera correcta para que estés feliz con tu negocio.
  4. Cuenta para impuestos. Es una cuenta para apartar los impuestos con anticipación y no tener que sacarlo al final de tus ganancias.
  5. Gastos de operación. En esta cuenta es todo el dinero que necesitas para operar el negocio (pagos de nóminas, comparas, rentas, etc.).

II. PÁGATE TUS GANANCIAS PRIMERO

El primer paso es pagarte tus ganancias en cuanto recibes dinero en tu cuenta de ingresos y así cambias la fórmula:

Cuando te pagas primero, apartas tus ganancias y dejas la cantidad de gasto operativo limitada de manera que tienes que maximizar tus recursos e invitas a tu equipo a ser más creativo para hacer más con menos.

III. APARTA TUS GANANCIAS E IMPUESTOS

Utiliza una cuenta de banco diferente que no puedas casi tocar para que puedas apartar el dinero y evitar caer en la tentación de gastarlo. Recuerda que entre más dinero tengas disponible más gastarás y entre menos dinero tengas para gastar más innovador te convertirás.

IV. PÁGATE FRECUENTEMENTE

Págate 2 veces al mes tu sueldo para que puedas mantener tu estilo de vida y gestionarte con el dinero que tienes. Cada vez que recibas un ingreso aparta al menos el 1% de lo que recibes en tu cuenta de ganancias para que vayas acumulando tus ganancias y con el paso del tiempo puedes ir aumentando tus porcentajes.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo diseñar un plan estratégico para tu empresa te invitamos a nuestro programa Expansión 10x o visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad como dueño/a de negocio!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *