EL PODER DE ENFOCARTE EN UNA ÚNICA COSA: Cómo alcanzar resultados extraordinarios

“Sé cómo un timbre postal, pégate a una cosa hasta que llegues al destino.”

Josh Billings

Todas las personas tenemos las mismas 24 horas al día, y sin embargo, algunas logran resultados extraordinarios con el mismo tiempo. ¿Cómo lo logran?, ¿Cuál es su secreto? 

El secreto es que las personas que logran cosas extraordinarias conocen el poder del enfoque en una sola cosa a la vez. Nuestros mayores logros en la vida se dan cuando reducimos nuestra concentración a un sólo objetivo a la vez.

La mayoría de las personas en esta era digital que nos ha tocado vivir tienen las siguientes características:

1.- Están saturados de información y estímulos que no saben concentrarse y no saben lo que quieren.

2.- Tienen demasiados objetivos, quieren lograr tantas cosas que al buscar alcanzar todo no pueden enfocarse.

La solución a esta situación radica en comprender que los resultados excelentes que podemos lograr están determinados por qué tan estrecho pueda ser tu enfoque, entre más te puedas concentrar en una sola cosa a la vez, tu poder mental se incrementa y te conviertes en un rayo láser donde toda tu energía está alineada en un solo punto.

“Debes hacer menos cosas con mayor impacto que hacer muchas cosas con pocos beneficios”

Gary Keller

Cuando aprendes a enfocarte en una sola cosa a la vez, los siguientes resultados suceden:

1.- LOGRAS DESATAR EL EFECTO DOMINÓ.

Cada dominó representa un potencial de energía, entre más alineados estén, más energía se acumula. Con un sólo movimiento puedes lograr una gran reacción en cadena para lograr tus objetivos. Inicias con el primer dominó (única cosa) y sobre esa una única cosa construyes el siguiente gran logro.

El éxito se construye sobre el éxito, todo se va dando un dominó a la vez. Al iniciar a enfocarte en una cosa importante y lograrla comenzarás a moverte en la dirección que anhelas.

2.- LOGRARÁS HACER MENOS PERO PRODUCIR MÁS.

“Son aquellos que se concentran en una cosa a la vez los que logran hacer que el mundo avance.”

Og Mandin

La actividad no necesariamente significa productividad. La gente que realmente logra grandes cosas no se enfoca en realizar una gran cantidad de actividades, sino que siempre se centran en tener un sentido claro de prioridad.

No todo importa por igual, si analizas tus actividades podrás ver que la mayoría de los resultados provienen de la menor parte de tus actividades. El principio PARETO nos dice que el 80% de los resultados provienen del 20% de las actividades. Sólo unas cuantas cosas crean la mayoría de nuestros resultados.

Al ser más estratégico y pensar en prioridades lograrás:

  1. Enfocarte en pocas cosas. No preocuparte por estar ocupado sino más bien buscar ser productivo.
  2. Ir a lo esencial. Descubrir que es lo importante y enfocarte en ello.
  3. Aprender de decir que ¨No¨. Decir que no a aquello que no es importante te permite tener tiempo de realizar tus prioridades.
  4. Concentrarte en lo importante. No todo importa igual, debemos tomarnos el tiempo de decidir qué es lo importante y dedicar toda nuestra energía a ello.

3.- LOGRARÁS ALINEAR TODA TU VIDA EN FUNCIÓN DE PRIORIDADES.

“El éxito es algo sencillo. Sólo tienes que hacer lo correcto, de la forma correcta, en el momento correcto.”

Arnold H. Glasow

Para enfocarte en una sola cosa necesitas realizarte constantemente la siguiente pregunta:

¿CÚAL ES LA ÚNICA COSA QUE PUEDES HACER DE MANERA QUE AL HACERLA TODO LO DEMÁS SERÁ MÁS FÁCIL O INNECESARIO?

Esta pregunta es muy estratégica porque te permite pensar fuera de la caja y simplificar tu enfoque pues al hacerla conoces cuál es la primera ficha del dominó que debes de mover. Recomiendo ampliamente utilizar esa pregunta como pivote principal de nuestra vida pues así podemos tener una visión que pueda alinear a nuestras metas de largo, mediano y corto plazo.

Al aprender a enfocarnos en una sola cosa logramos tener metas y planes apropiados para cada momento que nos corresponde.

Cuando piensas en función de una sola cosa necesariamente debes de empezar a pensar en función del propósito, es decir de aquello que realmente nos mueve y nos motiva.

La gente más productiva son las personas que tienen más claro su propósito y por lo mismo se logran enfocar en sus prioridades. Siempre debemos de iniciar por descubrir nuestro propósito pues este es nuestra brújula que nos dictara nuestras prioridades, al conocer nuestras prioridades conoceremos cuáles son las acciones que necesitamos realizar.

Nuestros propósitos definen nuestras prioridades y nuestra prioridad determina nuestra productividad a través de las acciones que realizamos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *