EL EFECTO COMPUESTO: El poder de nuestras decisiones para moldear el destino.

“El éxito no es suerte es realmente una ciencia con leyes que lo rigen. Tú cosechas lo que siembras.”

Darren Hardy.

¿Por qué a algunas personas les va mejor que a otras? ¿Cómo es posible que haya emprendedores que puedan tener un gran éxito en su negocio y también en su vida personal? ¿Por qué algunas personas no tienen los resultados que anhelan?

El libro “El efecto compuesto” de Darren Hardy tiene algunas respuestas que nos pueden ayudar a comprender el secreto del éxito. Hardy es el director de la revista Success Magazine y ha entrevistado durante 20 años a cientos de emprendedores, atletas y ejecutivos de alto nivel para lograr descubrir los secretos, las tácticas y las herramientas que les permiten tener un desempeño extraordinario. A continuación buscaré transmitirte aquello que aprendí de este libro:

1. TUS DECISIONES QUE HACES TODOS LOS DÍAS MOLDEAN TU DESTINO.

Todo el día estamos tomando decisiones, desde si decidimos levantarnos más temprano o dormir un poco más, hasta las acciones específicas que realizarás en tu negocio. Todo nuestro día está plagado de toma de decisiones y cada decisión acarrea consecuencias. Hay un aforismo que me gusta mucho que ilustra esta idea: ¨quien elige la conducta, elige la consecuencia¨. Cada decisión nos lleva a la acción y la acción a tener un resultado.

Son las pequeñas decisiones que tomas día a día las que te conducen a la vida de éxito que deseas o de forma predeterminada, al desastre. El efecto compuesto es la suma de decisiones persistentes que producen el resultado esperado.

El secreto para mejorar nuestros resultados radica en la persistencia y en tomar acciones consistentes con nuestros objetivos. Hardy menciona lo siguiente:

¨Usted ya conoce todo lo que se necesita para triunfar. No necesita aprender más. Si todo lo que necesitáramos fuese información, todo el mundo con una conexión a Internet viviría en una mansión, tendría unos abdominales de acero y sería completamente feliz. Lo que necesita es un plan de acción, no nueva información. Es hora de crear nuevos comportamientos y hábitos que se aparten de la autodestrucción y se orienten hacia el éxito. Así de sencillo¨.

2.- LAS ACCIONES CONSISTENTES SOSTENIDAS EN EL TIEMPO PRODUCEN EFECTOS VISIBLES.

Las decisiones son la raíz de todo, ya que de una decisión se desprende una acción y una acción repetida en el tiempo genera un hábito.

Las personas debemos de aprender a soltar ¨la mentalidad del micro-ondas¨ al pensar que el éxito es algo rápido e instantáneo, la realidad es que tener éxito es difícil y es un proceso laborioso y a veces incluso tedioso, es por eso que la mayor diferencia entre la gente exitosa y la gente no exitosa es que la gente exitosa está dispuesta a hacer lo que la gente no exitosa no está dispuesta. La diferencia entre alguien rico y feliz de alguien enfermo y pobre son las decisiones que toman a través de la vida.

Si uno persevera en tomar acción consistente los resultados serán visible tarde o temprano. Al principio cuando inicia un cambio, uno normalmente no ve los efectos, pero sólo se necesitan pequeños pero consistentes pasos sostenidos en el tiempo para mejorar tus resultados.


Paso a paso, día a día, tus decisiones van a darle forma a tus acciones hasta que tus acciones se conviertan en un hábito y es entonces cuando la práctica se vuelve permanente.

3.- LA GENTE ÉXITOSA TIENE HÁBITOS QUE LOS LLEVAN A SER EXITOSOS.

El 95% de lo que hacemos todos los días son hábitos, es decir acciones aprendidas de las que se requiere poco o nula atención. La gente sobresaliente tiene hábitos que les permiten mejorar constantemente.

Uno de los hábitos más importantes que se deben de desarrollar es el de cultivar a nuestra mente, así como cuidamos al cuerpo al hacer ejercicio o alimentarnos sanamente, así también debemos de comprender que la mente necesita alimentarse para poder producir mejores resultados. La mente produce 2 cosas: pensamientos y sentimientos. Para que pueda producir mejores pensamientos y sentimientos debemos de cultivar nuestra mente.

La mente es como un vaso vacío, que logrará retener cualquier cosa que le pongas, así que tú decides si le pones algo destructivo o algo constructivo. Debemos aprender a alimentar a nuestra mente con grandes ideas, necesitamos cuidar a nuestra mente para que esta pueda producir cosas productivas y positivas.

Así que pregúntate: ¿Lees libros que te inspiren a mejorar?, ¿Tienes relaciones con personas que te ayudan a mejorar tus hábitos? ¿Cultivas tu mente a través de la meditación? Recuerda que para poder mejorar nuestros resultados primero debemos de mejorar nuestros hábitos.

¨Si quieres tener más, tú tienes que SER más. El éxito no es algo que persigues, el éxito es algo que atraes por ser la persona en la que te convertiste¨

Jim Rohn

Espero que estás ideas te sean de utilidad. En Innovarte nos especializamos en ayudarte a elevar tus ingresos, crecer a tu empresa y multiplicar tu libertad a través de nuestros programas únicos para emprendedores talentosos, exitosos y con hambre de crecer. Si quieres conocer más sobre lo que hacemos visita: www.innovarte.mx

¡Expandiendo tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés Peña

Alejandro.valdespe@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *