CÓMO RETENER A GRANDES COLABORADORES EN TU EQUIPO DE TRABAJO

“Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.”  

Ray Kroc

Una de las preocupaciones de muchos dueños de negocio es el temor de perder a los miembros del equipo en los que han invertido. La retención del talento es un verdadero problema, especialmente si no te gusta realizar el proceso de contratación y capacitación y odias la idea de perder a grandes jugadores dentro del equipo.

Algunas razones para que los miembros del equipo se vayan están fuera de su control, por ejemplo, alguien podría necesitar mudarse debido al nuevo trabajo de su cónyuge o tener que cuidar a sus seres queridos fuera de la ciudad, o incluso estar sufriendo una enfermedad. Sin embargo, todo dueño de negocio si tiene control sobre muchos de los factores que determinan si las personas deciden quedarse en la empresa.

EL DINERO NO ES EL FACTOR MÁS IMPORTANTE.

El dinero puede ser una tema a considerar especialmente si a alguien no se le paga un salario proporcional a otros que hacen el mismo trabajo, sin embargo, mientras pagues a las personas de manera competitiva, el dinero no tendrá un gran peso en la decisión de quedarse o irse de tu empresa.

Lo que más motiva a las personas es sentirse apreciados por el trabajo bien hecho y la libertad de trabajar en su talento único y especial. Centrarse en estos dos factores que a menudo pasan desapercibidos por muchas empresas puede ayudarte a retener a tus jugadores A.

UTILIZA LA APRECIACIÓN COMO MECANISMO DE RETENCIÓN.

Como empresarios nos sentimos recompensados ​​cuando hacemos un trabajo de calidad y los clientes nos lo agradecen. Por otro lado los miembros de tu equipo quieren escuchar sobre su progreso y trabajo. Tú como dueño de negocio es como si fueras el cliente de tu equipo y necesitan recibir de tu parte palabras de agradecimiento que les permita saber que están haciendo bien su trabajo.

Comienza a practicar la “gratitud proactiva” y deja que otros en tu equipo sepan cómo sus esfuerzos marcan la diferencia en la empresa y siempre di “gracias”. No asumas que solo porque la gente parece estar contenta, tus comentarios no son importantes ni significativos.

Puedes utilizar cartas de reconocimiento, premios, notas en su lugar, regalos o simplemente dejarles mensajes en sus celulares en las cuales les agradeces el buen trabajo que están haciendo.

EL TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

La otra forma de mantener a las grandes personas a bordo es darles la libertad de descubrir y hacer crecer su talento único y especial. Al permitir que la habilidad única de un miembro del equipo se manifieste naturalmente, aprovechas su pasión, ya que el talento único y especial, por definición, es lo que más le gusta a alguien y lo que mejor sabe hacer.

Este enfoque es donde realmente puedes diferenciarte de otras empresas ya que muy pocas organizaciones realmente se preocupan por lo que a la gente haga lo que le gusta hacer y en lo que son buenos.

Ayuda a tu equipo a liberarse de las actividades que nos les gustan y en las que no son buenos para que puedan dedicarse más a su talento único y especial. Puedes utilizar sistemas de delegación o hasta tecnología para hacerlo.

AYUDALOS A CRECER

Invertir en capacitación que amplíe las habilidades de tu equipo también es extremadamente beneficioso ya que les da la oportunidad de aprender. La mayoría de colaboradores desean que la empresa para la que trabajan les de capacitación para mejorar sus habilidades profesionales y experiencia. Todo esto cuenta mucho pues tu equipo estará creciendo y se sentirán emocionados y motivados de trabajar en tu empresa.

TRATÁLOS COMO ALIADOS Y SOCIOS

Trátalos bajo la actitud de que son tus socios para hacer el trabajo que hacen en tu empresa y no son autómatas reemplazables que están ahí sólo para hacer el trabajo. Piensa en ellos como tus aliados para producir un producto o servicio excepcional, trátalos de esa manera y verás cómo responden positivamente pues les estarás dando el empoderamiento y la responsabilidad necesaria para ponerse la camiseta de tu empresa. Siempre ve a tu equipo como una inversión, nunca como un costo y hazlos sentir como irremplazables.

CONCLUSIÓN

Si les pagas a las personas de manera justa, aprecias su contribución que están haciendo, les ayudas a aprovechar y desarrollar su talento único y especial y además inviertes en su desarrollo puedes estar seguro que atraerás y retendrás a las mejores personas. Estarás así a mucha distancia de otros emprendedores y serás recompensado por un equipo cada vez más capaz y leal, el cual valora la inversión que has realizado en ellos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocioAlejandro.valdes@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *