CÓMO HACER MENOS Y LOGRAR MÁS COMO DUEÑO DE NEGOCIO

Todo dueño de negocio enfrenta más retos aún pues la mayoría se ven expuestos a un gran número de responsabilidades y retos tanto en su vida empresarial como personal que hacen la labor de poderse enfocar y concentrar aún más difícil.

 “La productividad no se basa en hacer más cosas sino en hacer las cosas correctas.”

Michael Hyatt

Herbert Sinan profesor de ciencias de la computación de la universidad Carnegie Mellon dijo en 1970: “La información consume la atención de los receptores. Un mundo rico en información crea un mundo de pobreza de atención”.

Estas palabras parecen que fueron proféticas pues hoy en día vivimos en la era de la información en donde ya no es escaza, de hecho, es abundante, pero esta enorme cantidad de información disponible nos ha hecho cada vez más dispersos y más distraídos. En un mundo con tantas distracciones, la habilidad de saberse enfocar es uno de nuestros mayores recursos.

Todo dueño de negocio enfrenta más retos aún pues la mayoría se ven expuestos a un gran número de responsabilidades y retos tanto en su vida empresarial como personal que hacen la labor de poderse enfocar y concentrar aún más difícil.

¿Cómo logramos alcanzar nuestros objetivos empresariales sin perder nuestra calidad de vida?, ¿Cómo podemos ser más productivos en nuestra empresa en un mundo con tantas distracciones? A continuación quisiera compartirte a través de 3 pasos las respuestas a estas preguntas, para que tú como dueño de negocio puedas simplificar tu rol como empresario mientras logras más cosas tanto en tu vida profesional como personal.

1. CAMBIO DE PARADIGMA SOBRE PRODUCTIVIDAD.

Hemos heredado un paradigma sobre la productividad que viene de la revolución industrial, específicamente del trabajo realizado por Frederick Taylor quien instituyo la administración científica en el trabajo, que tenía por objetivo que los empleados pudieran hacer más cosas y de manera más rápida. La mayoría de los empleados en esta época eran obreros que trabajan en grandes fábricas y en donde se buscaba que trabajaran muchas horas y pudieran hacer la mayor cantidad de cosas posibles.

Hoy en día ya no somos trabajadores de la era manual, hoy se nos paga principalmente por nuestras habilidades mentales, es por eso que si aplicas las ideas de Taylor a la economía del conocimiento nunca terminas y acabas enfrascado en la “carrera del hámster” pues siempre estás haciendo cosas, pero nunca avanzas y tampoco tienes libertad.

La verdadera productividad no se trata de hacer más cosas sino de tener la LIBERTAD de perseguir aquellos que es más importante para cada uno de nosotros. Hay 4 libertades que este nuevo paradigma de productividad nos puede aportar:

  1. Libertad de enfocarte y concentrarte en lo que es más importante para ti.
  2. Libertad de poder estar presente y concentrado en tu vida laboral y personal, estar realmente en dónde estás.
  3. Libertad para poder tener tiempo libre y tener calidad de vida.
  4. Libertad para hacer que tu trabajo se adapte a tu estilo de vida y objetivos y no al revés.

2. ENFOCARTE A TRABAJAR EN TU TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

El siguiente paso para poder hacer menos y producir más es lograr enfocarte en tu talento único y especial y delegar el resto para simplificar tu rol como dueño de negocio.

Todo empresario vive su vida empresarial en estas 4 zonas:

La zona 4- La incompetencia:

Esta zona está hecha de actividades en las cuales no eres bueno/a y tampoco te apasiona. Esta es la peor zona para estar pues te drena de energía y no logras producir resultados.

La zona 3 –El desinterés:

Esta zona está compuesta de actividades en las cuales eres muy capaz pero que no te apasionan. En esta zona logras ser productivo pero a la larga te va a llenar de estrés y aburrimiento.

La zona 2 – La distracción:

Esta zona está compuesta de las cosas que te apasionan pero que eres poco proeficiente, esto significa que estas actividades no te drenan energía ya que las disfrutas pero no eres lo suficientemente capaz para lograr generar una gran contribución a tu empresa y clientes.

La zona 1 – Tu talento único y especial:

Esta es tu zona de poder pues es el punto en donde tu proficiencia, es decir tus mayores capacidades y talentos reconocidos por otros se junta con tus pasiones y tus intereses. En esta zona es en donde tú puedes desatar mayormente tu potencial y entregar tus mayores habilidades a tu negocio y al mundo.

Tú talento único y especial es una mezcla de tus pasiones, tus habilidades y tus experiencias que te hacen completamente único e irrepetible y que te permite generar gran valor para otros.

3. HAZ UN PLAN DE ACCIÓN PARA ENFOCARTE MÁS EN TU TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

A continuación te invito a realizar un inventario de todas tus actividades que realizas en tu trabajo y asígnales un porcentaje de tiempo en el que pasas en cada una de las 4 zonas antes mencionadas.

Una vez que sepas en que áreas te desenvuelves cotidianamente, te invito a hacer un plan de acción para libertarte de las zonas 3 y 4 principalmente. Comienza por hacer un plan de acción para analizar qué actividades puedes:

  1. Delegar.
  2. Automatizar.
  3. Eliminar.

La verdadera productividad se trata de hacer más de tu talento único y especial y menos de las otras actividades. Deshacerte de las actividades que no son tu talento único y especial te permite desconectar tu mente y emociones de las cosas que realmente no te apasionan y que pueden incluso drenar tu energía.

Como el escultor de tu propia vida, debes esculpir sistemáticamente todo el “mármol” extra que oscurece quién eres realmente y lo que te apasiona en la vida para alcanzar la mayor libertad posible como dueño de negocio.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estas ideas visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO ENCONTRAR EL MOMENTO OPORTUNO PARA ACCIONAR

Los secretos de encontrar el tiempo correcto para tomar las mejores decisiones en tu vida y negocio.

“Los tiempos no son lo más importante. Lo son todo.”

Miles Davis

La vida de un empresario y un emprendedor es un flujo interminable de toma de decisiones todos los días, desde decidir qué tipo de actividades vas a realizar en el día, hasta la posible decisión de si debes de dejar ofrecer en tu empresa un producto o servicio. Todas nuestras decisiones cargan consigo consecuencias, por lo tanto, nos hemos especializado como emprendedores en responder preguntas como: ¿Qué debo de hacer?, ¿cómo debo de hacerlo?, ¿quién está involucrado?, entre muchas otras, pero hemos dejado de lado a la pregunta del ¿CÚANDO?, ¿cuándo debo de hacerlo? La mayoría no somos muy conscientes de la importancia del “Timing” o de encontrar el momento correcto para accionar, lo cierto es que encontrar el momento preciso para actuar es muy importante para nuestro éxito como empresarios.

Para lograr encontrar el momento preciso de accionar recurramos a Daniel Pink autor del libro ¿Cuándo? – la ciencia de encontrar el momento preciso nos hace hincapié en que debemos de ser más conscientes que todos los seres vivos sobre el planeta tierra tenemos un reloj biológico o interno que rige nuestros ritmos circadianos que influyen en nuestra mente y en nuestro cuerpo. Las plantas, por ejemplo, se abren a la salida del sol y se cierran a su puesta. Los seres humanos también somos influidos de manera diferente en función de los ritmos de la tierra. En general existen 3 tipos diferentes de cronotipos dentro de los seres humanos:

LOS CRONOTIPOS.

1. LA PERSONA MATUTINA O ALONDRA.

Se levantan muy temprano, no les cuesta madrugar y tienden a acostarse temprano en la noche. Tienen mucha energía en las mañanas y poca en la noche. La capacidad cognitiva máxima para este tipo se da por la mañana. Normalmente se levantan entre las 5 o 6 am y se duermen entre las 9 o 10 pm. Aproximadamente un 14% de la población mundial pertenecen a este tipo.

2. LA PERSONA INTERMEDIA O COLIBRÍ.

Son principalmente diurnos y pueden adaptarse sin mayor esfuerzo a madrugar o trasnochar. Su mayor energía se da a medio día.  Normalmente se duermen entre las 11 y 12 y se despiertan entre las 7 y 9 am. Aproximadamente el 65% de la población pertenecen a este tipo.

3. LA PERSONA NOCTURA O EL BÚHO.

Tienen mayor vitalidad en la tarde-noche; su tendencia es levantarse tarde por ejemplo entre las 10 y las 12 de la mañana y acostarse más tarde 1 a 3 de la madrugada. Su mayor energía y capacidad cognitiva se da en la tarde-noche.  Aproximadamente un 21% de la población son de este tipo.

Es importante mencionar que el cronotipo es algo genético y no es algo aprendido por medio de la sociedad pero es cierto que influye mucho la edad biológica que se tenga, por ejemplo: Las personas mayores de 60 años y menores a 12 años tienden a ser alondras, mientras que los adolescentes tienden a ser búhos.

LA FLUCTUACIÓN DE NUESTRA ENERGÍA A LO LARGO DEL DÍA.

Como nuestras capacidades van fluctuando a lo largo del día es muy importante que conozcas cuál es tu cronotipo y en función de ello selecciona el tipo de tareas que debes realizar utilizando tus mejores energías. Es por eso que te comparto el siguiente cuadrante para que te sirva de guía.

LA IMPORTANCIA DE LAS PAUSAS RECONSTITUYENTES.

Finalmente me gustaría compartirte otra idea muy importante para poder sincronizarte mejor con los biorritmos y es la importancia de aprender a tener pausas reconstituyentes a lo largo de nuestro día. La gente más efectiva es aquella que logra entender que el día tiene su propio ritmo de periodos de alta concentración y periodos de descanso. La gente más productiva logra hacer pausas más eficaces. Algunas ideas para tener pausas efectivas son:

  • Divide tu jornada laboral en periodos de enfoque y concentración de máximo 60 a 90 minutos, seguidos de periodos de descanso de 10 a 15 minutos.
  • Caminar 5 minutos cada hora eleva los niveles de energía y mejora la concentración.
  • Las pausas al aire libre son mejores que en el interior de un edificio.
  • Los descansos en la naturaleza nos recargan al máximo la energía.
  • Tomar siestas en la tarde entre 10 a 20 minutos mejoran el rendimiento de las personas.
  • Idealmente debemos de tomarnos mínimo 3 pausas a lo largo del día para ser más productivos, pues estas nos ayudan a aumentar la motivación y mejorar la concentración.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO CREAR UNA GRAN CULTURA EN TU EMPRESA

“Tu cultura es tu marca.”

Tony Hsieh – CEO de Zappos

Uno de los mayores retos para cualquier empresario es encontrar y mantener a excelentes miembros del equipo que lo puedan ayudar a dirigir y hacer crecer la empresa. Encontrar este tipo de personas comprometidas, orientadas al crecimiento, leales, capaces e inteligentes puede sentirse como un verdadero desafío pues este tipo de personas parecen ser escasas.

¿Cómo puedes encontrar a personas excelentes para trabajar en tu empresa?

La respuesta es bastante simple pero no es tan fácil de hacerla realidad. Los empresarios pueden diferenciarse de todas las otras organizaciones en el mercado al lograr atraer gran talento en sus empresas por medio de crear un ambiente positivo y próspero en el cual las personas quieran trabajar y para lograrlo necesitamos considerar 5 factores:

1. SÉ UN GRAN EMPRESARIO.

Grandes colaboradores quieren trabajar para alguien que tiene una gran visión del futuro y que sigue creciendo constantemente. Los grandes miembros del equipo siempre buscan tener mucho espacio para su propio crecimiento personal y profesional y que puedan ser recompensados por ello. Además, no solo quieren responsabilidad, sino autoridad para tomar decisiones que les permitan aprender de sus propias experiencias. Finalmente, quieren ser valorados y apreciado por lo que hacen mejor y así lograr aprender, crecer y desarrollar sus talentos.

Los grandes miembros del equipo realmente quieren trabajar para una gran persona, en un gran ambiente de trabajo y con un significativo propósito.

2. COMPARTE TU VISIÓN CONSTANTEMENTE.

Ten reuniones regulares con tu equipo para dialogar sobre la visión y el futuro de la empresa, conversa con ellos sobre las oportunidades que más te emocionan y también sobre los obstáculos que logres prever. Entre más las personas de tu equipo participen en la creación de los objetivos y visión de tu empresa, más sentido de propiedad y compromiso sentirán.

3. DA AUTONOMÍA A TU EQUIPO.

Un equipo exitoso, talentoso y comprometido también quiere libertad lograr los resultados de utilizando su propia manera creativa. A nadie le gusta ser micro-gestionado.

Una vez que el miembro del equipo han demostrado sus capacidades, una de las recompensas es la autonomía: la libertad de experimentar, ejercitar su propia creatividad y aprender de sus errores.

4. DA APOYO A TU EQUIPO.

Los miembros del equipo quieren libertad, pero no quieren sentirse abandonados. Como en cualquier relación a largo plazo, se necesita cultivar un interés genuino en los intereses y objetivos de la persona y manifestar su apoyo y brindarle los recursos necesarios para que puedan seguir mejorando. Una de las mejores formas de apoyar a los miembros del equipo es liberarlos continuamente de las actividades que les drenan energía y que no les gustan, de manera que les permitas hacer lo que mejor hacen y crear mejores resultados para la empresa.

5. ARTICULA LOS VALORES DE TU EMPRESA.

La cultura es el ambiente que creamos basados ​​en los valores y principios por los que vivimos en la empresa y aquello que consideramos importante y se refleja en cómo nos tratamos unos a otros, a nuestros clientes y a nuestros proveedores.

Crear una cultura orientada al crecimiento requiere descubrir y articular cuáles son tus valores y darles vida dentro de la organización de manera que se conviertan en los principios guía y conscientes de todo lo que hacen dentro de la empresa.

Un ejemplo de una gran cultura es la empresa Zappos que tiene 10 valores core que guían todas sus actividades y prioridades. Sus valores son:

  • Entregar un WOW a través del servicio.
  • Abrazar y buscar el cambio.
  • Crear diversión y un poco de rareza.
  • Ser aventurero, creativo y de mente abierta.
  • Perseguir el crecimiento y el aprendizaje.
  • Construir relaciones abiertas y honestas con comunicación.
  • Construir un equipo positivo y el espíritu de familia.
  • Hacer más con menos.
  • Ser apasionado y determinado.
  • Ser humilde.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocio

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LECCIONES DEL CRECIMIENTO EMPRESARIAL DE ZARA

La marca Zara ha tenido un crecimiento exponencial desde su arranque en 1974 hasta nuestros días en que se ha convertido en la empresa más importante de moda en España y una de las más relevantes y revolucionarias en el mundo entero.

“La auto-complacencia es lo peor si quieres conseguir hacer algo importante, hay que tener siempre un afán de superación y una constante capacidad crítica.”

Amancio Ortega – Fundador de Zara

Zara es una empresa de diseño textil trasnacional perteneciente al grupo INDITEX que tiene cerca de 5,527 tiendas alrededor de 82 países y cuenta con más de 110,000 empleados, facturando aproximadamente 13,000 millones de Euros cada año. Zara es la joya de la corona de la corona del grupo fundado por Amancio Ortega que también cuenta con marcas Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka entre otras.

La marca Zara ha tenido un crecimiento exponencial desde su arranque en 1974 hasta nuestros días en que se ha convertido en la empresa más importante de moda en España y una de las más relevantes y revolucionarias en el mundo entero. ¿Cuáles han sido las claves para su éxito? ¿Qué estrategias utilizaron para crecer de manera exponencial? En este blog me gustaría compartirte las 4 claves que podemos aprender de Zara para crecer en nuestro negocio.

LECCIÓN 1. EL DUEÑO O DIRECTOR DEBE DE TENER UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO.

Amancio Ortega empezó a trabajar desde muy pequeño pues su familia no contaba con una buena posición económica. A los 12 años decidió dejar la escuela y dedicarse a trabajar, desde su primer empleo mostró una proactividad impresionante, unas ganas de aprender y crecer envidiables. Inició como mensajero en una tienda de ropa en La Coruña, España para después trabajar cerca de 12 años en una empresa de corte y confección en donde asumió un puesto de alta responsabilidad, hasta que en 1974 decide montar su propia empresa al inaugurar su primera tienda Zara.

“Desde que no era nadie y no tenía nada soñaba con crecer. El crecimiento es un mecanismo de supervivencia, si no hay crecimiento una compañía muere”. Amancio Ortega.

El dueño o fundador de un negocio marca el tono de la organización. Sólo si él o ella siempre están buscando crecer y tiene ideales que lo impulsan a mejorar podrá crear una organización enfocada en el crecimiento constante.

Zara surgió de la determinación de un hombre que ha logrado forjar el mayor imperio de la moda rápida sin tener estudios, pero que sí contaba con una gran mentalidad de crecimiento.

LECCIÓN 2. TENER AL EQUIPO CORRECTO.

Tener una mentalidad ambiciosa y con altas aspiraciones es un buen inicio, pero no es suficiente, el siguiente aspecto es el de lograr consolidar a un equipo sólido e integrado que te ayude a crecer y hacer realidad tu visión.

“Mi éxito es el de todos los que colaboran conmigo. Un ser humano no puede ser tan inteligente y poderoso para crear una gran empresa por sí sólo.” Amancio Ortega.

Uno de los grandes secretos de Zara es haber sabido incorporar a sus equipos directivos a personas que han sido decisivas paras su crecimiento, por ejemplo, en los años 80´s se sumó al equipo José María Castellano que se encargó de la salida de la empresa a la bolsa y le ayudó enormemente en su proceso de expansión mundial.

Amancio Ortega siempre se enfoca en contratar a personas que encajen con los valores de Zara y la empresa se preocupa por inculcar la cultura organizacional en todos sus empleados para asegurarse de tener un gran equipo.

LECCIÓN 3. PONER AL CLIENTE EN EL CENTRO DEL NEGOCIO.

En Zara el cliente es el centro del negocio pues todo gira en torno a él y lo más importante es poder conocer lo que él quiere para poder ofrecérselo. El propósito de Zara es poder llegar al gusto del cliente lo más rápido posible.

El gran éxito de Zara fue vender lo que el consumidor pedía y hacerlo en la menor cantidad de tiempo posible.

El sistema de Zara consiste en simplificar al máximo los escalones que separan la fabricación de una prenda y su exposición en la tienda para ser vendida.

“El cliente es el centro principal de nuestra atención, tanto en la creación de colecciones como en el diseño de las tiendas.”

Amancio Ortega

LECCIÓN 4. INNOVACIÓN CONSTANTE

La gran revolución que causó Zara en la industria de la moda se debió a su gran enfoque en crear un nuevo modelo de negocio que estuviera enraizado en el conocimiento de las necesidades del cliente y en la innovación para poder satisfacer dichas necesidades.

Zara cuenta con un departamento de profesionales amantes de la moda que buscan los gustos y tendencias de las personas no sólo en internet sino que en los bares y en los discos más importantes de Nueva York, París, Londres, Milán, etc. Este grupo de personas se especializan en entender cómo se va modificando el gusto del consumidor.

Las tiendas juegan el rol más importantes dentro de la empresa pues es ahí donde examinan si los diseños coinciden con la demanda. Todos los días se hacen análisis de ventas de productos y de comentarios de los clientes que son enviadas al corporativo en donde se toman decisiones sobre que nuevos productos crear.

Cada 2 semanas los clientes regresan a las tiendas a buscar los nuevos diseños, siendo este el periodo más corto de recompra en toda la industria textil. Es por eso que Zara con este modelo, crea la tendencia llamada Just in Time Fashion o moda rápida, siendo los absolutos líderes en esta categoría.

“Zara desde sus inicios no quiso usar publicidad, sino que quería conocer la percepción del cliente y en baso a ellas estructurar nuestro modelo de negocio para mejorarnos a nosotros mismos”. Amancio Ortega.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estas ideas visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LA HORA MILAGROSA: Cómo darte 1 hora en la mañana puede impulsar tu vida y tu negocio

“Controla tus mañanas e impulsa tu vida.”

Robin Sharma

Todo dueño de negocio tiene múltiples responsabilidades en su vida, desde su familia y sus hijos, hasta atender el sin fin de retos que se presentan en el día a día del trabajo. Esto hace que pocas veces logren tener tiempo para ellos mismos pues se dedican a resolver los problemas de todos los demás. Con el paso del tiempo esta tendencia causa que muchos emprendedores pierdan su motivación y pasión personal.

Para evitar esta situación, uno de los hábitos más importantes que podemos desarrollar como dueños de negocio es el de dedicar 1 hora para nosotros todas las mañanas para prepararnos, cultivarnos y enfocarnos. Robin Sharma le llama esto el ritual matutino de las 5 a.m. pues invita a sus lectores a levantarse antes del amanecer y a dedicarse una hora para su crecimiento personal.

“La mejor victoria se consigue en esas horas tempranas de la mañana, cuando nadie te mira y todos duermen.”  

Robin Sharma.

La gente más exitosa en el mundo, los creadores de imperios dedican 1 hora a sí mismos en la mañana para cultivar la serenidad y prepararse para tener un gran día.

Aristóteles ya hace cientos de años decía que levantarse antes del amanecer es bueno porque dicho hábito contribuye a la salud, a la riqueza y a la sabiduría. Benjamín Franklin acuño una frase al respecto: “Acostarse y levantarse temprano hace a un hombre sabio, rico y saludable”. 

LA CAUSA POR LA CUAL DEDICARSE UNA HORA, IMPULSA NUESTRA VIDA.

Dedicar 60 minutos al crecimiento personal nos dota de enormes ventajas en nuestra vida pues nos ayuda a aumentar de nuestro conocimiento y conciencia. Cuanto más logras percibir y ver, más logras materializar, cuanto más sabes, más puedes conseguir. Entre mayor nivel de conciencia generemos mayor crecimiento tendremos.

Cuando diariamente mejoras tu conciencia diaria al cultivarte, podrás tomar mejores decisiones cada día y al tener mejores decisiones, mejorarás tus resultados. Nuestra vida es la suma de nuestros días, para tener una vida extraordinaria necesitamos crear días extraordinarios y lograremos tener grandes días si logramos incrementar cada día nuestra conciencia.

“La vida que nos es dada es por naturaleza breve pero la memoria de una vida bien vivida es eterna”.

-Cicerón.

Robin Sharma menciona en su libro “El club de las 5 am” qué personajes como Beethoven, Hemingway, Dalai Lama entre muchos otros tienen el hábito de pasar un tiempo en soledad durante las primeras horas de la mañana pues esto genera que puedan cultivar la serenidad, el silencio y la conexión con ellos mismos. Diversos estudios han demostrado que entrar en estados de serenidad y paz mental nos permite elevar nuestra frecuencia vibratoria y disminuir el estrés, además de que nos permiten estar más concentrados y enfocados en un mundo frenético y complejo.

Para lograr obtener grandes resultados en el mundo exterior primero tenemos que conquistar nuestro interior, pues lo externo es un reflejo de nuestro interno. Tu influencia en el mundo es el reflejo de la vitalidad y la luminosidad a la que hayas accedido dentro de ti mismo.

LOS 4 IMPERIOS INTERIORES QUE DEBEMOS CULTIVAR

Para lograr crecer y expandir nuestras posibilidades como seres humanos debemos de comprender que todos tenemos 4 elementos que nos son propios y sobre los cuales debemos de trabajar para que nuestras facultades se desarrollen y nuestro impacto en el mundo sea mayor.

Los días mejoran enormemente si nos dedicamos al inicio de los mismos a cultivar nuestros 4 imperios interiores. Todos los seres humanos para lograr mayor plenitud necesitamos incrementar constantemente nuestro propósito de vida al reflexionar sobre nuestro papel en el mundo y el sentido de nuestra vida (Alma), debemos de incrementar nuestro conocimiento y habilidades para lograr mejores resultados (Mente), necesitamos cultivar nuestros afectos y limpiar nuestras emociones negativas para ser más éticos y tener mejores relaciones con los demás (Corazón), y además requerimos de cuidar de nuestra salud y desarrollar a nuestro cuerpo. Según Robin Sharma de 5 a 6 a.m. es el mejor momento para poder cultivar estas facultades antes que las presiones del día se apoderen de nosotros.

LA FÓRMULA 20/20/20

Para lograr aprovechar al máximo esta hora puedes dividirla en el siguiente esquema:

El gran reto es forjarse el hábito de dedicarse 1 hora en la mañana para cultivarnos a nosotros mismos. Esto va a requerir de nosotros mucha disciplina y perseverancia pero los resultados que obtendremos serán extraordinarios pues nos estaremos haciendo cargo de un elemento muy importante pero a veces tan olvidado por todos los empresarios, nuestro propio SER.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LOS 4 TIPOS DE TRABAJOS QUE HACEN QUE EL NEGOCIO FUNCIONE COMO RELOJITO

 “El mayor problema de los empresarios es que nadie les ha enseñado la mentalidad de delegar, necesitan entrar en una mentalidad de aprender a soltar.”

Scott Oldford

Los empresarios por naturaleza son personas a las que les gusta hacer las cosas por sí mismas, más aún cuando apenas arrancamos nuestro negocio, pues no tenemos otra opción que desempeñar todos los papeles en la empresa. Seguramente has escuchado frases de algún nuevo emprendedor como: “Soy el director general de mi empresa, el encargado de sacar las copias y todos los puestos intermedios”.  Si bien es cierto que al inicio es indispensable que el dueño haga prácticamente todo en el negocio, también es cierto que con el paso del tiempo esto no es ni saludable ni sostenible. Todo dueño de negocio debe aprender a ir soltando actividades para poderse enfocarse sólo en lo más importante.

Lograr que un negocio funcione sólo sin ti es algo factible, de hecho debería de ser una gran aspiración de todo empresario visionario. Tener un negocio que funcione como relojito sin que tengas que operarlo ni dedicarle muchas horas de trabajo debería de ser el objetivo principal de todo empresario, pero para lograr esto, es necesario entender que todos los empresarios llevan a cabo 4 tipos diferentes de actividades dentro de su negocio:

LAS 4 D´S

  1. DAR ACCIÓN. Esta actividad se refiere a operar el negocio, es decir a hacer el trabajo tú. En esta etapa se quedan atrapadas casi todas las empresas pues el empresario se vuelve el eje y la necesidad absoluta del negocio y así es prácticamente imposible crecer.
  2. DECIDIR. En esta actividad ya has logrado contratar a otras personas que hagan las tareas que antes tú hacías, pero ellas intentan llevar a cabo una tarea que les das y luego regresan contigo para hacerte preguntas y que les ayudes dándoles ideas. Si se presenta alguna anomalía con la tarea, la persona regresa contigo para que tomes una decisión y cuando la termina, se queda inmóvil o te pregunta qué tiene que hacer. En esta etapa aún sigues siendo el cuello de botella de tu empresa.
    La mayoría de empresarios confunde decidir con delegar. Si le asignas una tarea a alguien, pero necesita que le respondas preguntas para llevarlo a cabo, no estás delegando, estás decidiendo.
  3. DELEGAR. Ahora ya eres capaz de asignar tareas a los empleados y los empoderas a tomar decisiones con respecto a la ejecución de la tarea. En esta etapa ya comenzarás a sentir alivio sobre tu carga de trabajo es por eso que es muy importante que sepas delegar correctamente. La fase de aprender a delegar puede ser muy difícil para muchos empresarios pues sienten que pueden hacer todo a la perfección (en su mente) y se sienten frustrados cuando las cosas no se hacen como ellos piensan, pero es muy importante aprender a soltar.
  4. DISEÑAR. Aquí es cuando trabajas sobre el negocio, es decir en el diseño del futuro de la empresa. En esta actividad tu foco principal es establecer objetivos y estrategias para acelerar el crecimiento del negocio. En esta fase el negocio funciona solo y tu rol principal es revisar las finanzas, armar el equipo de trabajo y ser un guardián de la cultura de la empresa.

ESTAR ATRAPADO EN DAR ACCIÓN NO TE ESTÁ HACIENDO CRECER

En nuestra experiencia con cientos de empresarios nos hemos dado cuenta de que muchos se quedan atorados en operar el negocio y no dedican tiempo a diseñar la estrategia del negocio. Esto a la larga inhibe el crecimiento y expande el cansancio y agotamiento del emprendedor.

Cuando un negocio no dedica tiempo a definir a dónde quiere ir, termina dando vueltas en círculos. La mejor inversión de tiempo que puede hacer un dueño de negocio para que su negocio funcione sin él es que pueda dedicar tiempo a diseñar las metas y estrategias del negocio.

SOLTAR LA OPERACIÓN ES TOMAR MENOS DECISIONES, PERO TOMAR LAS DECISIONES IMPORTANTES.

Por ejemplo, cuando tu recibes un paquete de parte de Amazon, Jeff Bezos no está haciendo el reparto ni está ocupado viendo si la mercancía llego a tiempo. Él ha diseñado los sistemas y procesos que le han permitido soltar la operación para que pueda enfocarse en las siguientes alianzas o compras estratégicas de la empresa.

La mezcla ideal de un negocio de estas 4 D´s es:

Todos los negocios necesitan pasar más tiempo operando pues requieren agregar valor al cliente para hacer que el negocio siga funcionando pero se requiere de tener tiempo para establecer la visión del negocio e incentivar el crecimiento.

Te invito a que hagas el siguiente ejercicio, pregúntate: ¿Cuánto tiempo paso en dar acción, decidir, delegar y diseñando en tu negocio? Al sumar cada respuesta deberá de sumar un 100%. Es posible que te des cuenta de que pasas gran parte de tu tiempo en dar acción y eso te está limitando tu crecimiento, recuerda requieres dedicarle un 20% de tu tiempo como dueño de negocio a diseñar el flujo de negocio para que otros operen.

LOS EMPRESARIOS DEBEN DE DEDICAR MÁS TIEMPO AL DISEÑO Y DELEGACIÓN DE SU NEGOCIO PARA QUE LOS DEMÁS PUEDAN OPERARLO.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

LAS GANANCIAS VAN PRIMERO: Un método para mejorar la rentabilidad de los negocios

“Las ganancias en un negocio, no son un hábito.”

Mike Michalowicz

La gran mayoría de los dueños de negocios son grandes técnicos, vendedores o visionarios pero rara vez son buenos administradores. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, una de cada cuatro nuevas empresas fracasa por problemas de una mala administración.

¿Te ha sucedido que pasas muchas horas trabajando, das un gran servicio a tus clientes, ves entrar dinero a tu negocio y al final revisas tus ganancias y notas que no te quedaste con casi nada?, seguramente sí y como tú sabes esta es una situación muy difícil para todo dueño de negocio pues uno se siente frustrado, triste y desmotivado al no ver el fruto de nuestros esfuerzos. Mike Michalowicz en su libro “Las ganancias van primero” nos explica que la causa de no generar utilidades en el negocio se debe principalmente a una creencia muy arraigada que tenemos en nuestra forma de entender a nuestra empresa. La creencia que nos limita se traduce en esta fórmula:

Creemos que las ganancias son el resultado de restar nuestros gastos a nuestras ventas. El problema con esta fórmula es que las ganancias siempre van al final y por lo mismo es lo que menos nos queda.

Si estuvieras enfermo, ¿te enfocarías en poner a tu salud al final de tus prioridades?, seguramente no, sin embargo, esto es lo que hacemos la mayoría de dueños de negocios pequeños al poner a nuestras ganancias al final de la lista de prioridades. La naturaleza de nuestra mente funciona de la siguiente manera:

  • Cuando algo se pone hasta el final se queda ignorado, cuando algo se pone al inicio se vuelve una prioridad.

Cuando descubrí esta idea tuve un gran momento de claridad, pero la idea por sí sola por maravillosa que parezca no cambia nuestros hábitos, así que se requieren de ciertas estrategias que nos ayuden a cambiar. La mejor metáfora para ejemplificar cómo podemos cambiar nuestros hábitos con respecto a las ganancias viene del mundo de la salud alimentaria. Según los expertos para ser más sanos, bajar de peso se requieren 4 principios:

Si nos servimos platos más pequeños limitamos la cantidad de comida que ingerimos, recuerda la ley de Parkinson que afirma que el trabajo o los recursos se expanden hasta llenar el tiempo o la capacidad disponible para que se termine. Es decir, si pones más comida disponible comerás más. Si comemos primero los vegetales hacemos que no nos llenemos con cosas engordadoras y así nos aseguramos de tomar nuestros nutrientes primero. Al remover nuestras tentaciones y eliminar la comida chatarra de nuestra casa no nos permitimos sucumbir a las tentaciones cuando nuestra fuerza de voluntad se agote. Finalmente al comer más seguido hacemos que no caigamos en el extremo de tener mucha hambre y comer en demasía.

Estos 4 principios también se pueden traducir para mejorar nuestra salud y rentabilidad de negocio y la forma de hacerlo es así:

I. REDUCE EL GASTO DISPONIBLE EN TU NEGOCIO

La mayoría de empresarios tienen al menos 1 o 2 cuentas bancarias de su negocio, pero al concentrar todo su dinero en pocas cuentas y al ver que tienen mucho dinero disponible, tienden a gastarlo más. Es como cuando tienes una pasta de dientes nueva y al empezarla a usar desperdicias más que cuando la pasta de dientes se está acabando y tienes que maximizar su uso.

Mike Michalowicz nos recomienda tener al menos 5 cuentas en el negocio:

  1. Cuenta de ingresos. Es donde recibes todo los pagos de tu empresa y es la cuenta maestra desde la cual vas a distribuir todo el dinero.
  2. Cuenta de ganancias. Una cuenta en donde se coloca las ganancias del negocio.
  3. Cuenta de pago de sueldo del dueño. Tú como dueño de negocio eres el empleado más importante de la empresa y necesitas pagarte un sueldo y pagarte de manera correcta para que estés feliz con tu negocio.
  4. Cuenta para impuestos. Es una cuenta para apartar los impuestos con anticipación y no tener que sacarlo al final de tus ganancias.
  5. Gastos de operación. En esta cuenta es todo el dinero que necesitas para operar el negocio (pagos de nóminas, comparas, rentas, etc.).

II. PÁGATE TUS GANANCIAS PRIMERO

El primer paso es pagarte tus ganancias en cuanto recibes dinero en tu cuenta de ingresos y así cambias la fórmula:

Cuando te pagas primero, apartas tus ganancias y dejas la cantidad de gasto operativo limitada de manera que tienes que maximizar tus recursos e invitas a tu equipo a ser más creativo para hacer más con menos.

III. APARTA TUS GANANCIAS E IMPUESTOS

Utiliza una cuenta de banco diferente que no puedas casi tocar para que puedas apartar el dinero y evitar caer en la tentación de gastarlo. Recuerda que entre más dinero tengas disponible más gastarás y entre menos dinero tengas para gastar más innovador te convertirás.

IV. PÁGATE FRECUENTEMENTE

Págate 2 veces al mes tu sueldo para que puedas mantener tu estilo de vida y gestionarte con el dinero que tienes. Cada vez que recibas un ingreso aparta al menos el 1% de lo que recibes en tu cuenta de ganancias para que vayas acumulando tus ganancias y con el paso del tiempo puedes ir aumentando tus porcentajes.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo diseñar un plan estratégico para tu empresa te invitamos a nuestro programa Expansión 10x o visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad como dueño/a de negocio!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

EL PODER DE ENFOCARTE EN UNA ÚNICA COSA: Cómo alcanzar resultados extraordinarios

“Sé cómo un timbre postal, pégate a una cosa hasta que llegues al destino.”

Josh Billings

Todas las personas tenemos las mismas 24 horas al día, y sin embargo, algunas logran resultados extraordinarios con el mismo tiempo. ¿Cómo lo logran?, ¿Cuál es su secreto? 

El secreto es que las personas que logran cosas extraordinarias conocen el poder del enfoque en una sola cosa a la vez. Nuestros mayores logros en la vida se dan cuando reducimos nuestra concentración a un sólo objetivo a la vez.

La mayoría de las personas en esta era digital que nos ha tocado vivir tienen las siguientes características:

1.- Están saturados de información y estímulos que no saben concentrarse y no saben lo que quieren.

2.- Tienen demasiados objetivos, quieren lograr tantas cosas que al buscar alcanzar todo no pueden enfocarse.

La solución a esta situación radica en comprender que los resultados excelentes que podemos lograr están determinados por qué tan estrecho pueda ser tu enfoque, entre más te puedas concentrar en una sola cosa a la vez, tu poder mental se incrementa y te conviertes en un rayo láser donde toda tu energía está alineada en un solo punto.

“Debes hacer menos cosas con mayor impacto que hacer muchas cosas con pocos beneficios”

Gary Keller

Cuando aprendes a enfocarte en una sola cosa a la vez, los siguientes resultados suceden:

1.- LOGRAS DESATAR EL EFECTO DOMINÓ.

Cada dominó representa un potencial de energía, entre más alineados estén, más energía se acumula. Con un sólo movimiento puedes lograr una gran reacción en cadena para lograr tus objetivos. Inicias con el primer dominó (única cosa) y sobre esa una única cosa construyes el siguiente gran logro.

El éxito se construye sobre el éxito, todo se va dando un dominó a la vez. Al iniciar a enfocarte en una cosa importante y lograrla comenzarás a moverte en la dirección que anhelas.

2.- LOGRARÁS HACER MENOS PERO PRODUCIR MÁS.

“Son aquellos que se concentran en una cosa a la vez los que logran hacer que el mundo avance.”

Og Mandin

La actividad no necesariamente significa productividad. La gente que realmente logra grandes cosas no se enfoca en realizar una gran cantidad de actividades, sino que siempre se centran en tener un sentido claro de prioridad.

No todo importa por igual, si analizas tus actividades podrás ver que la mayoría de los resultados provienen de la menor parte de tus actividades. El principio PARETO nos dice que el 80% de los resultados provienen del 20% de las actividades. Sólo unas cuantas cosas crean la mayoría de nuestros resultados.

Al ser más estratégico y pensar en prioridades lograrás:

  1. Enfocarte en pocas cosas. No preocuparte por estar ocupado sino más bien buscar ser productivo.
  2. Ir a lo esencial. Descubrir que es lo importante y enfocarte en ello.
  3. Aprender de decir que ¨No¨. Decir que no a aquello que no es importante te permite tener tiempo de realizar tus prioridades.
  4. Concentrarte en lo importante. No todo importa igual, debemos tomarnos el tiempo de decidir qué es lo importante y dedicar toda nuestra energía a ello.

3.- LOGRARÁS ALINEAR TODA TU VIDA EN FUNCIÓN DE PRIORIDADES.

“El éxito es algo sencillo. Sólo tienes que hacer lo correcto, de la forma correcta, en el momento correcto.”

Arnold H. Glasow

Para enfocarte en una sola cosa necesitas realizarte constantemente la siguiente pregunta:

¿CÚAL ES LA ÚNICA COSA QUE PUEDES HACER DE MANERA QUE AL HACERLA TODO LO DEMÁS SERÁ MÁS FÁCIL O INNECESARIO?

Esta pregunta es muy estratégica porque te permite pensar fuera de la caja y simplificar tu enfoque pues al hacerla conoces cuál es la primera ficha del dominó que debes de mover. Recomiendo ampliamente utilizar esa pregunta como pivote principal de nuestra vida pues así podemos tener una visión que pueda alinear a nuestras metas de largo, mediano y corto plazo.

Al aprender a enfocarnos en una sola cosa logramos tener metas y planes apropiados para cada momento que nos corresponde.

Cuando piensas en función de una sola cosa necesariamente debes de empezar a pensar en función del propósito, es decir de aquello que realmente nos mueve y nos motiva.

La gente más productiva son las personas que tienen más claro su propósito y por lo mismo se logran enfocar en sus prioridades. Siempre debemos de iniciar por descubrir nuestro propósito pues este es nuestra brújula que nos dictara nuestras prioridades, al conocer nuestras prioridades conoceremos cuáles son las acciones que necesitamos realizar.

Nuestros propósitos definen nuestras prioridades y nuestra prioridad determina nuestra productividad a través de las acciones que realizamos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LAS ETAPAS DE CRECIMIENTO EN LAS EMPRESAS

“Todos los organismos vivos crecen a través de ciclos y etapas de crecimiento, para pasar al siguiente nivel debemos de abandonar el anterior.”

Una de las grandes paradojas del mundo del emprendimiento es que dueños de negocio y emprendedores a menudo son grandes buscadores de libertad y eso los impulsó a crear su negocio, pero con el paso del tiempo, se han quedado atrapados por el mismo y ahora son esclavos de su empresa.

Los grandes empresarios que logran realmente obtener la libertad que tanto anhelan en su vida son aquellos que comprenden que crear una empresa es muy similar a tener un hijo, es decir ellos logran construir un negocio que poco a poco depende menos de ellos conforme el negocio madura y crece, de la misma manera que un niño al hacerse maduro depende cada vez menos de sus padres.

La labor en la educación de los padres es darles las herramientas y las bases a los hijos para que ellos puedan ser libres y tomar sus propias decisiones. Un negocio debería de ser igual, al inicio deberá de depender mucho de nosotros pero idealmente con el paso del tiempo tendría que liberarnos para que pueda funcionar, operar y crecer, estemos o no estemos.

Para entender mejor este proceso veamos las etapas de crecimiento de todas las empresas.

1. STARTUP: UN BEBÉ

Una StartUp es un experimento en el cual una idea de negocio busca validarse en el mercado lleno de incertidumbre. En esta etapa el emprendedor debe de estar pegado al negocio y es un todólogo pues estas buscando encontrar el producto o servicio que el mercado necesita para así poder llegar a la siguiente etapa.


2. EN CRECIMIENTO: NIÑO

Una vez pasados aproximadamente 3 años, si la empresa sobrevivió significa que logro encontrar un producto o servicio que tiene clientes. En esta etapa el emprendedor tiene que dar un salto y tiene que empezar a delegar y debe de convertirse más en un líder que en un operador. En esta etapa el dueño de negocio puede empezar a solar las actividades en las que no es competente para enfocarse en su talento único y especial.

3. ESCALAMIENTO: ADOLESCENTE

En esta etapa el negocio ya creció y está en expansión y lo que necesitas hacer en esta etapa es ser un líder de líderes de manera que hagas crecer a tu equipo. En esta etapa necesitas crear sistemas y procesos de manera que el negocio opere de manera ordenada y estructurada.

4. DOMINIO DE LA INDUSTRIA: ADULTO

En esta etapa ya te has convertido en un verdadero empresario en donde tu negocio trabaja sin ti y dejas de ser un auto-empleado. En esta etapa tu rol es ser el presidente ejecutivo de la empresa y el guardián de la visión y de la cultura, idealmente ya no operas el negocio en absoluto y te encargas de crear innovación al observar hacia dónde va el mercado.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar profesionalizar a tu empresa visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad como dueño/a de negocio!

Alejandro Valdés

Especialista en transformación humana y empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO RETENER A GRANDES COLABORADORES EN TU EQUIPO DE TRABAJO

“Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.”  

Ray Kroc

Una de las preocupaciones de muchos dueños de negocio es el temor de perder a los miembros del equipo en los que han invertido. La retención del talento es un verdadero problema, especialmente si no te gusta realizar el proceso de contratación y capacitación y odias la idea de perder a grandes jugadores dentro del equipo.

Algunas razones para que los miembros del equipo se vayan están fuera de su control, por ejemplo, alguien podría necesitar mudarse debido al nuevo trabajo de su cónyuge o tener que cuidar a sus seres queridos fuera de la ciudad, o incluso estar sufriendo una enfermedad. Sin embargo, todo dueño de negocio si tiene control sobre muchos de los factores que determinan si las personas deciden quedarse en la empresa.

EL DINERO NO ES EL FACTOR MÁS IMPORTANTE.

El dinero puede ser una tema a considerar especialmente si a alguien no se le paga un salario proporcional a otros que hacen el mismo trabajo, sin embargo, mientras pagues a las personas de manera competitiva, el dinero no tendrá un gran peso en la decisión de quedarse o irse de tu empresa.

Lo que más motiva a las personas es sentirse apreciados por el trabajo bien hecho y la libertad de trabajar en su talento único y especial. Centrarse en estos dos factores que a menudo pasan desapercibidos por muchas empresas puede ayudarte a retener a tus jugadores A.

UTILIZA LA APRECIACIÓN COMO MECANISMO DE RETENCIÓN.

Como empresarios nos sentimos recompensados ​​cuando hacemos un trabajo de calidad y los clientes nos lo agradecen. Por otro lado los miembros de tu equipo quieren escuchar sobre su progreso y trabajo. Tú como dueño de negocio es como si fueras el cliente de tu equipo y necesitan recibir de tu parte palabras de agradecimiento que les permita saber que están haciendo bien su trabajo.

Comienza a practicar la “gratitud proactiva” y deja que otros en tu equipo sepan cómo sus esfuerzos marcan la diferencia en la empresa y siempre di “gracias”. No asumas que solo porque la gente parece estar contenta, tus comentarios no son importantes ni significativos.

Puedes utilizar cartas de reconocimiento, premios, notas en su lugar, regalos o simplemente dejarles mensajes en sus celulares en las cuales les agradeces el buen trabajo que están haciendo.

EL TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

La otra forma de mantener a las grandes personas a bordo es darles la libertad de descubrir y hacer crecer su talento único y especial. Al permitir que la habilidad única de un miembro del equipo se manifieste naturalmente, aprovechas su pasión, ya que el talento único y especial, por definición, es lo que más le gusta a alguien y lo que mejor sabe hacer.

Este enfoque es donde realmente puedes diferenciarte de otras empresas ya que muy pocas organizaciones realmente se preocupan por lo que a la gente haga lo que le gusta hacer y en lo que son buenos.

Ayuda a tu equipo a liberarse de las actividades que nos les gustan y en las que no son buenos para que puedan dedicarse más a su talento único y especial. Puedes utilizar sistemas de delegación o hasta tecnología para hacerlo.

AYUDALOS A CRECER

Invertir en capacitación que amplíe las habilidades de tu equipo también es extremadamente beneficioso ya que les da la oportunidad de aprender. La mayoría de colaboradores desean que la empresa para la que trabajan les de capacitación para mejorar sus habilidades profesionales y experiencia. Todo esto cuenta mucho pues tu equipo estará creciendo y se sentirán emocionados y motivados de trabajar en tu empresa.

TRATÁLOS COMO ALIADOS Y SOCIOS

Trátalos bajo la actitud de que son tus socios para hacer el trabajo que hacen en tu empresa y no son autómatas reemplazables que están ahí sólo para hacer el trabajo. Piensa en ellos como tus aliados para producir un producto o servicio excepcional, trátalos de esa manera y verás cómo responden positivamente pues les estarás dando el empoderamiento y la responsabilidad necesaria para ponerse la camiseta de tu empresa. Siempre ve a tu equipo como una inversión, nunca como un costo y hazlos sentir como irremplazables.

CONCLUSIÓN

Si les pagas a las personas de manera justa, aprecias su contribución que están haciendo, les ayudas a aprovechar y desarrollar su talento único y especial y además inviertes en su desarrollo puedes estar seguro que atraerás y retendrás a las mejores personas. Estarás así a mucha distancia de otros emprendedores y serás recompensado por un equipo cada vez más capaz y leal, el cual valora la inversión que has realizado en ellos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocioAlejandro.valdes@innovarte.mx