Las 10 leyes del crecimiento personal

Las 10 leyes del crecimiento personal

“El éxito no es mágico ni misterioso, el éxito es la consecuencia natural de aplicar con firmeza los principios básicos de la superación personal¨

Jim Rhon

 Una ley es una norma o una regla y que es un factor constante en las cosas, por ejemplo si estás de pie con una pluma en la mano y la dejas caer, inevitablemente esta caerá en el suelo debido a la ley de gravedad que hace que este fenómeno se lleve a su realización.

De la misma manera que la ley de gravedad siempre está vigente y ejerce su acción, así también te invito a pensar que el crecimiento personal, el desarrollo que tiene una persona en la vida, también sigue un conjunto de leyes y principios que lo rigen y lo determinan.

El crecimiento personal es un proceso a través del cual podemos expandir nuestras capacidades, liberarnos de aquello que nos detiene y convertirnos cada vez en un ser humano más completo. Crecer significa evolucionar y ser una mejor versión de uno mismo. Todos tenemos un impulso innato para buscar desarrollarnos sin embargo hay veces donde este proceso se interrumpe y las personas se estancan y dejan de seguir creciendo.

Dan Sullivan gran autoridad en el campo de la mentalidad emprendedora y autor del libro ¨Las 10 leyes del crecimiento¨ nos expone la manera en la cual nuestro crecimiento siempre seguirá su marcha si aplicamos los siguientes principios. Tu seguirás creciendo a lo largo de tu vida si…

Ley 1: Siempre haz que tu futuro sea más grande que tu pasado.

Muchas personas viven atrapadas por su pasado pensando que los mejores tiempos ya sucedieron y que solo les queda resignarse hacia su futuro. Este tipo de mentalidad es lo que detiene a las personas para que sigan creciendo. Si quieres  avanzar constantemente en tu vida tienes que ver que tu futuro es siempre más grande que tu pasado, debes visualizar que siempre hay nuevas posibilidades, nuevas metas, nuevos ideales que te inspiren a levantarte todas las mañanas para hacerlos realidad. La vida es movimiento y solo podemos movernos en 2 direcciones: el progreso o la involución. Hacer que tu futuro sea más grande que tu pasado te impulsa a seguir avanzando.

Ley 2: Siempre haz tus aprendizajes sean más grandes que tus experiencias.

La vida nos da solo experiencias pero depende de nosotros capitalizarlas en aprendizajes a través de la reflexión y la conciencia. Ve a la vida como una gran escuela en donde la vida nos da las experiencias pero depende de nosotros aprender de ellas. La vida nunca deja de enseñarte así que tú no dejes de aprender.

Ley 3: Siempre haz tu contribución sea más grande que tu recompensa.

En la vida cuando te enfocas en dar y en agregar valor más que en tus recompensas puedes seguir creciendo porque así sales de la mentalidad utilitaria que muchas personas tienen, en donde solo hacen las cosas para que las reconozcan o porque reciben dinero al hacerlo pero no se enfocan en realmente dar lo mejor de ellos y contribuir.

Ley 4: Siempre haz tu desempeño sea más grande que el aplauso.

El buscar ser reconocidos es una gran trampa para el desarrollo personal porque nos hace esclavos de la admiración de otros y dejamos de enfocarnos a siempre mejorar nuestras acciones y seguirnos perfeccionando.

Ley 5: Siempre haz tu gratitud sea más grande que tu éxito.

La gratitud es uno de los estados emocionales más bellos en los que podemos vivir ya que nos permite ser consciente de todo lo bueno que ya tenemos y de la manera como las personas a nuestro alrededor contribuyen a nuestra vida. Si te enfocas en lo que tienes eres rico, si te enfocas en lo que te falta eres pobre. Agradece a la gente con la que vives y trabajas por su contribución y aprecia todo lo bueno que tienes en la vida.

Ley 6: Siempre haz más grande tu disfrute más que tu esfuerzo.

Las personas que más crecen son aquellas que hacen lo que aman y aman lo que hacen y se enfocan en sus pasiones mientras desarrollan sus talentos y al hacerlo se llenan de vitalidad. Ellas ven a la vida como un juego en el cual están creando tu propio futuro y se divierten al jugarlo.

Ley 7: Siempre haz que tu cooperación sea más grande que tu estatus.

La vida es un juego en equipo ya que todos estamos conectados, date cuenta que solo a través de un equipo puedes ir más lejos al aprender el arte de cooperar. Minimiza a tu ego y deja de buscar los reflectores y mejor comprométete con tu equipo y juntos sigan creciendo.

Ley 8: Siempre haz que tu confianza sea más grande que tu comodidad.

La confianza es algo que se gana a través de la demostración de los hechos pero para ganarla primero hay que arriesgarse y ponerse en juego al salir de lo conocido y de la zona de confort, ya que al hacerlo estamos en el camino de desarrollar nuevas habilidades y vencer los miedos que nos detienen a avanzar.

Ley 9: Siempre haz que tu propósito sea más grande que el dinero.

El dinero es la consecuencia de haber agregado valor a otros, de haber hecho un buen trabajo pero si pones al dinero como un fin y no como un medio estás en el camino de dejar de crecer. Enfócate en tu misión de vida y en contribuir y el dinero llegará por añadidura si haces las cosas bien. Pon primero a tus valores y principios antes que al dinero.

Ley 10: Siempre haz que tus preguntas sean más grandes que tus respuestas.

Cuando pensamos que ya sabemos todo dejamos de abrirnos al conocimiento, somos como vasos llenos a los cuales no se les permite recibir agua nueva. Cuando haces más preguntas automáticamente tu mente te guiará a expandir tu conocimiento y siempre tener una actitud de aprendiz que te ayudará a vivir tu vida con humildad y con sabiduría. Martin Heidegger decía que las preguntas son el elixir del pensamiento así que nunca dejes de hacerte preguntas y tu curiosidad y tu hambre de aprender nunca cesarán.

Aplica estás ideas en tu vida y verás el poder en siempre seguir creciendo y avanzando en la vida, en Innovarte nos apasiona apoyarte a crecer en tu vida y tu negocio, nuestros especialistas aplican estas leyes en sus vidas y te podrán guiar a través de un método probado de paso a paso para que logres vivir con propósito, pasión y paz mental.

Vive intensamente.

Alejandro Valdés