Integridad: El estado de SER que hace que las cosas sucedan

Integridad“Antes que nada ser verídico para contigo mismo. Y así, tan cierto como que la noche sigue al día, hallarás que no puedes mentir a nadie”

— William Shakespeare

Muchas personas asocian la palabra integridad con algo moral que hace referencia al bien y al mal, sin embargo una de las ideas más fascinantes y transformadoras que he conocido es la noción de integridad generada por Werner Erhard (Creador del programa EST y ahora el foro Landmark), en la cual se dice que la integridad no tiene que ver con moralidad sino que tiene que ver con funcionalidad, con hacer que las cosas funcionen ya que sin integridad nada funciona.

El diccionario Webster define a la integridad como: ¨Aquello que está completo, entero, aquello a lo que no le falta nada¨.

Cuando nosotros observamos por ejemplo un puente que está roto o que le falta un tramo, podemos decir que el puente no tiene integridad y al no tenerla, el puente no funciona para lo cual fue realizado. Lo mismo ocurre con cualquier objeto material que no esté completo ya que al no estarlo pierde su poder y su consistencia y los diferentes elementos que lo componen se desintegran.

Los seres humanos tenemos un componente adicional a todas las cosas materiales e incluso a otros seres vivos como los animales: El lenguaje, el cual realmente es un factor que nos hace realmente humanos. Martin Heidegger el filósofo alemán dijo alguna vez que ¨el lenguaje es la casa del SER¨ y que los seres humanos vivimos inmersos en el lenguaje como los peces que viven en el agua no se dan cuenta de que habitan en ese medio, de la misma manera los seres humanos apenas y somos conscientes del efecto profundo que tiene el lenguaje en nuestras vidas ya que es gracias al él como podemos interpretar la realidad tal y como la percibimos.

Por lo tanto, ¿Qué es ser una persona de integridad?

Debido a que el lenguaje es fundamento sobre el cual nos constituimos como seres humanos, podemos decir que la integridad de una persona tiene que ver con su palabra. Para que alguien tenga integridad, la palabra de la persona deberá estar completa, entera y sin romper.

Integridad es honrar a tu palabra, lo cual significa:

  • Cumplir con tus promesas y acuerdos en tiempo y forma.
  • Cuando sepas que no podrás cumplir con tus acuerdos comunicar no lo harás y restaurar el daño en la medida de lo posible.

En el pasado a través de mis abuelos llegue a escuchar que ¨lo que más vale es la palabra de un hombre¨ ¨ese es un hombre de palabra¨ sin embargo con el transcurrir de los años he percibido que este tema del valor de la palabra ha perdido fuerza y es muy común ver a personas que empeñan su palabra y jamás la cumplen generando un estado de desconfianza en los otros y una pérdida de credibilidad que hace que no se pueda lograr algún resultado deseado.

Cuando las personas no tenemos integridad y no cumplimos con nuestra palabra (que es el medio principal a través del cual nos relacionamos con los demás), nuestra palabra no vale y las personas no creen más en nosotros pero principalmente nosotros dejamos de creer en nosotros mismos y hay una pérdida de poder personal muy fuerte que es muy difícil de recuperarse hasta que no se restaure la integridad.

La gran mayoría de las personas no se dan cuenta del impacto que tiene la falta de integridad en sus vidas y tampoco son conscientes de que esa es la principal causa del porque su vida no funciona.

Cuando tú declaras que eres una persona de integridad, es que tu palabra está completa porque tú cumples lo que prometes y lo que afirmas está en consonancia con la realidad.

Los principales beneficios que puedes obtener al convertirte en una persona con integridad son:

  • Tú estás en paz contigo misma y con otros.
  • Tienes una alta confianza en ti mismo/a, por qué crees en ti misma y sabes que lo que dices lo haces.
  • Las personas confían y creen en ti porque saben que lo que prometes lo cumples y generas un ambiente de funcionabilidad en donde tu estés.

Ejercicio:

1.- Piensa en un área de tu vida en donde experimentes falta de poder, libertad y donde no estés siendo tú mismo/a

2.- Pregúntate: ¿Estas cumpliendo u honrando tus promesas en esa área de tu vida? ¿Estás siendo honesto contigo mismo/a en ese aspecto?

3.- Habla con las personas que hayas afectado por tu falta de integridad y vuelve a comprometerte contigo mismo y con ellas haciéndoles saber que a partir de ahora estarás en Integridad.

Recuerda que la integridad es el fundamento para poder construir relaciones poderosas y sólidas, no solo con otros sino también contigo mismo/a, así que da el primer paso para convertirte en una persona de integridad y verás los resultados en tu vida.

Vive intensamente

Alejandro Valdés