Holocracia: Una aproximación radicalmente nueva para crear una empresa auto-dirigida.

“Si todo el mundo tiene que pensar ‘fuera de la caja’, quizá es la caja lo que necesita arreglarse”.

Malcom Gladwell

 

El mundo cambia tan rápido que los paradigmas organizacionales con los que creamos empresas se empiezan a volver obsoletos. Hoy más que nunca necesitamos crear empresas ágiles, flexibles y creativas que puedan adaptarse y responder efectivamente a las transformaciones constantes del mundo actual. Sin embargo la gran mayoría de las empresas de la actualidad siguen operando basados en los paradigmas de la revolución industrial, en donde se requería de empresas jerárquicas, rígidas y con líderes dominantes que pudieran marcar el rumbo de la organización. Esta forma de hacer empresa ha creado estructuras organizacionales como la siguiente:

Holocracia: Una aproximación radicalmente nueva para crear una empresa auto-dirigida.

La realidad es que al tener organizaciones tan jerárquicas también hacemos que exista la burocracia que hace que todo lo fácil se convierta en difícil gracias muchos trámites inútiles que reduce la velocidad de las empresas. Además las propias dinámicas humanas hacen que en realidad las organizaciones no funcionen de manera tan sistémica, a veces como realmente funciona una empresa es así:

Holocracia: Una aproximación radicalmente nueva para crear una empresa auto-dirigida.

Para lograr alcanzar una mayor flexibilidad, agilidad y orden en las organizaciones actuales se requiere de un cambio radical de paradigma. A esta nueva forma de crear empresas auto-dirigidas se le llama Holocracia.

“Las investigaciones demuestran que cada vez que una ciudad dobla su tamaño. La innovación o productividad por habitante aumenta en un 15%. Pero cuando las empresas se hacen más grandes, la innovación o productividad por empleado normalmente desciende”. Tony Hsieh – Ceo de Zappos

El sistema de la Holocracia distribuye el poder de los jefes en la gente y surge una mentalidad emprendedora en la empresa, así la organización funciona más como una ciudad en donde todos son autónomos, pero se rigen dentro de ciertas reglas que hacen posible mantener el orden.

Un ejemplo de Holocrácia es el cuerpo humano, el cual no tiene un sistema jerarquizado de órdenes sino que tiene un sistema distribuido: una red de entidades organizadas autónomamente distribuidas por todo el organismo. Por ejemplo cada célula de nuestro cuerpo tiene la capacidad de asimilar y procesar información y generar una respuesta, de tal manera que todas las células tienen una función y una autonomía necesaria para realizar esa función.

Si nuestro cuerpo funcionara como nuestras organizaciones tradicionales ¿Qué sucedería?, ¿Te has puesto a pensar cuanta información tendría que procesar la mente consciente para poder funcionar? Imagínate por ejemplo que cuando tus glóbulos rojos detectaran una enfermedad tuvieran que enviar esa información a tu mente consciente para que esta autorizará él envió de anticuerpos. Seguramente esto no funcionaría y caeríamos enfermos muy seguido debido a que nuestra mente consciente centralizaría todo el poder y no tendría la capacidad de tomar buenas decisiones. Sin embrago así funcionan nuestras organizaciones actuales.

La Holocracía significa el gobierno de los holones, un holón es un todo que a su vez forma parte de un TODO mayor y está en conexión con los otros holones. La naturaleza en si misma funciona de forma holarquica y esto hace posible que en el ser humano la mente consciente quede libre de ser creativa y tomar decisiones mientras que cada célula se hace cargo de sus propias funciones. La Holarquía hace posible que exista orden sin la necesidad de tener jefes.

Una Holoarquía funciona más como círculos pequeños que son parte de un círculo mayor (Empresa) que tienen un propósito definido.  Cada círculo dentro de la empresa es autónomo de tomar sus propias decisiones.

Dentro de una empresa holocrática el poder se distribuye en toda la organización y cada función es autónoma e independiente pero forma parte de toda la organización y tiene que rendir cuentas a el enlace superior (Emprendedor) que conecta todas las funciones de le organización y que se encarga de asegurarse que el propósito de la empresa esté llevándose a cabo.

Para mantener el orden dentro de la empresa el emprendedor debe de encargarse de:

  1. Debe de crear una constitución en donde se plasmen todas las reglas, valores y principios de la empresa y ceda el poder a la constitución, nadie puede estar por encima de la constitución. Esto hace posible que haya orden sin la necesidad de tener jefes.
  2. Debe de asignar las funciones dentro de la empresa y nombrar a un representante por función que será aquel que rinda cuentas del área.
  3. Debe de poner a las personas correctas en cada una de las funciones.
  4. Debe de establecer las prioridades de la empresa y de cada función.
  5. Debe de tener sesiones de gobernanza periódica con los representantes de cada función para ver resultados y analizar que tan bien están cumpliendo con el propósito de la organización.

Hoy en día empresas como Zappos y muchas otras están buscando crear empresas auto-dirigidas a través de la Holoarquía que les permitan lidiar con la enorme complejidad del mundo actual y ser más ágiles, creativas y efectivas en satisfacer las necesidades de un mercado extremadamente cambiante.

¿Estás listo para crear una empresa auto-dirigida? Si es así, te invitamos a nuestro programa Expansión 10x en el cual obtendrás las herramientas, las relaciones y el contexto necesario para tú como emprendedor puedas crecer en tu vida y negocio. Para saber más visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en desarrollo emprendedor

Alejandro.valdes@innovarte.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *