SABER ESTAR PRESENTE ES UNA HABILIDAD QUE TODO EMPRENDEDOR DEBE DESARROLLAR

SABER ESTAR PRESENTE ES UNA HABILIDAD QUE TODO EMPRENDEDOR DEBE DESARROLLAR

¨La habilidad de estar en el momento presente es un componente principal de la salud mental¨

Abraham Maslow

Una de las principales habilidades para poder tener éxito en la vida tanto personal como profesional es la de aprender a estar conscientes y presentes justo en donde estás. Cuando logramos poner toda nuestra atención a la persona con la que estamos interactuando o en la actividad que estamos realizando podemos tener mucho más recursos y logramos que nuestra efectividad se multiplique hasta por 100 veces. La gran mayoría de las personas y muchos emprendedores con los que he tenido la fortuna de trabajar, no viven mucho tiempo en el presente, muchos están atrapados por el pasado y muchos otros están tan enfocados en su futuro que pierden de vista las experiencias que les están sucediendo en el presente.

Saber estar en el presente es el fundamento del éxito y de la satisfacción, ya que ni el pasado ni el futuro nos pueden brindar realmente un estado de armonía duradera.

LAS TRAMPAS DEL PASADO

Una de las grandes limitaciones que podemos tener en la vida es ser presas de memorias del pasado que nos impidan avanzar en la vida. Los recuerdos dolorosos, alguna relación sin completar, algún error que nos haga sentirnos culpables o simplemente alguna emoción negativa hacia alguien o algo como el rencor o el odio  absorben nuestra energía y hacen que no podamos crecer ni aprovechar las oportunidades que el presente nos ofrece.

Todas las personas que son prisioneras de alguna situación, experiencia o relación del pasado que no hayan logrado asimilar y completar no tienen ninguna oportunidad de poder estar en el presente, en el aquí y en el ahora.

LAS TRAMPAS DEL FUTURO

La revolución tecnológica trajo muchos avances y posibilidades a los seres humanos, hoy más que nunca un gran número de personas sueñan con un futuro más grande e inspirador, sin embargo, el desarrollo tecnológico tiene también su contraparte y es que hoy muchas personas sobre la tierra están enormemente distraídas debidos a los aparatos electrónicos, haciendo que su capacidad para estar presentes sea casi nula.

Muchas personas no pueden mantener su foco de atención sobre una conversación o sobre un tema sin distraerse por alguna llamada telefónica o por las redes sociales poniendo solo la mitad de su atención a lo que hacen en el presente.

Existen también muchos emprendedores que se la pasan soñando con sus ideales y viven en su imaginación pensando y creando su futuro ideal pero sin regresar al presente para actuar y empezar a hacer realidad su sueño a través de la acción.

Muchos otros son presas de la ansiedad, el miedo o las preocupaciones por lo que no desean que ocurra en el futuro.

Las personas que viven atrapadas por los estímulos de las redes sociales y de los dispositivos electrónicos, así como aquellas que están constantemente  preocupadas por su futuro llenas de miedos y aquellas que se la pasan construyendo ¨castillos en el aire¨ al estar imaginando su futuro sin actuar no tienen muchas oportunidades de vivir en el presente.

Estar presente

¨Aprende a estar en el presente con conciencia porque ahí es donde ocurre el aprendizaje¨

La clave para poder estar en el presente es darse cuenta de que siempre estamos en el presente, ya que no podemos vivir en el pasado ni en el futuro pues nuestro cuerpo siempre está en el presente. Solo nos es posible ir al pasado o al futuro a través de nuestra mente pero que incluso cuando estamos pensando sobre pasado o sobre el futuro solo lo podemos hacer desde el presente. Siempre estamos viviendo en el presente pero nos distraemos por pensamientos que nos llevan al pasado o al futuro y ahí es donde perdemos nuestro enfoque en el presente.

La clave para salir de estas trampas radica en tener una armónica relación con nuestros pensamientos del pasado y del futuro para que podamos cultivar la habilidad de estar en el presente.

  • El pasado idealmente nos debe servir como material de referencias, momentos mágicos, aprendizajes y lecciones aprendidas.
  • El futuro idealmente nos debe de servir como el faro o brújula que nos dé claridad y guíe en el presente sobre lo que tenemos que hacer. Es el punto focal hacia el cual nos estamos dirigiendo y en él se manifiestan nuestros ideales y valores. Es la fuente de motivación e inspiración en el presente, sin un futuro inspirador no podemos crecer en el presente.
  • El presente idealmente es la fuente de las experiencias, es donde la vida realmente ocurre, aquí es donde crecemos y aprendemos. Date permiso de estar en el presente con toda tu concentración y tus resultados lo reflejarán.

Aprender a estar en el presente requiere de esfuerzo y disciplina como cuando queremos desarrollar un músculo, por lo que te propongo las siguientes prácticas.

1.- Enfoca a tu conciencia a estar presente del aquí y el ahora. El cuerpo es nuestra herramienta principal para lograrlo ya que solo está en el presente, pues no puede vivir en el pasado o en el futuro. Así que cuando sientas que te has perdido en el pasado o las preocupaciones del futuro regresa a la conciencia del cuerpo y esta te traerá de vuelta al presente.

2.- Libérate del éxito del pasado. El éxito pasado puede actuar como un sedante para nuestras mentes, arrullarnos y hacernos creer que ya no tenemos que mejorar, a pesar de que el mundo que nos rodea está cambiando de manera radical.

3.- Libérate de los fracasos del pasado. Asimila tus experiencias negativas y transfórmalas en aprendizajes esto liberará una enrome cantidad de energía mental para enfocarte en el presente.

4.- Escribe tus metas del futuro. Tener metas hacia el futuro es clave pero te recomiendo que no vivas atrapado por ellas por lo que idealmente hay que escribirlas y darse fechas específicas para revisarlas, puede ser semanal, quincenal o mensualmente. Darte espacios para ir al futuro es un pacto que generas contigo que te permite liberarte para estar el resto de tu tiempo en el presente.

5.- Vive un día a la vez. Para estar en el presente hay que vivir cada día con toda la frescura posible, sabiendo que tienes metas que cumplir en el día pero estando presente en todas las experiencias que puedan ocurrir en el día, sabiendo que un día a la vez vamos construyendo nuestro futuro ideal.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, ponlas en práctica y verás el poder de estas ideas.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *