4 Estrategias mentales para convertir el sufrimiento en paz

4 estrategias para transformar el sufrimiento en paz

¨Cuando pierdas en la vida, no pierdas la lección¨

Dalai Lama

Todos en algún momento en nuestras vidas nos hemos visto enfrentados a experiencias que podemos calificar de difíciles, adversas y negativas, las cuales muchas veces nos han llevado a  experimentar odio, enojo y frustración, entre muchas otras emociones aflictivas.

El problema en si ante estos eventos no son las emociones iniciales que despiertan sino que si no sabemos canalizarlas ni procesarlas por lo que nos podemos mantener estancados en un ciclo de negatividad que nos hará sucumbir.

Me gustaría compartirte algunas estrategias mentales que puedes utilizar para manejar las situaciones que son adversas en la vida basándome en experiencias propias y en ideas de grandes pensadores de la historia.

Ante la adversidad:

1.- Utiliza las emociones negativas que estas despiertan para que sean un motor para capitalizar las experiencias que te acaban de ocurrir. La reflexión, el análisis y la comparación que hagas sobre tus experiencias te permitirán ganar consciencia sobre las mismas y de esta manera llegarás a algunas conclusiones que serán el aprendizaje necesario para mejorar.

Comienza por preguntarte:

¿Si está situación volviera a ocurrir que harías diferente? ¿Cuáles fueron las causas que generaron este incidente? ¿Qué puedo aprender de esta experiencia?

2.- Utiliza la adversidad como entrenamiento de la compasión.

A veces cuando sufrimos en la vida o tenemos una adversidad nos centramos solo en nosotros mismos y en cuan desgraciados somos, pero si justamente hacemos lo contrario y reflexionamos sobre todo el sufrimiento que hay en el mundo y al notar que hay muchas personas que la están pasando mucho peor que nosotros, eso nos ayudará a sentir compasión por otros y a querer ayudar para tanto ellos como nosotros nos aliviemos del sufrimiento.

Dite a ti mismo: “Tal como yo, los demás también están atormentados por un sufrimiento semejante, o incluso mucho peor…”

3.- ¨La mejor venganza ante el enemigo es no parecerse a él¨

Hay ocasiones en donde somos presas de insultos o agresiones por parte de otro y que nuestra respuesta natural es devolver la agresión y entrar en un juego de ojo por ojo, pero antes de que hagas esto detente y reflexiona y date cuenta de que si te comportas como esa persona te bajas a su nivel y que si tu cometes las mismas acciones negativas estarás sembrando consecuencias adversas para ti en el futuro, recuerda que quien “siembra vientos y recogerás tempestades”.

Dite a ti mismo: ¨A quien actúa con maldad hay que desearle suerte, porque tarde o temprano la necesitará¨

4.- Reconoce que el sufrimiento y la adversidad es parte de la vida, viene con las reglas del juego al ser seres humanos y haz que te sirvan de impulso para cultivar acciones positivas en beneficio tuyo y de otros.

Muchas veces tenemos un sufrimiento en nuestras vidas y lo hacemos más grande porque suponemos que no debemos de sufrir o que eso no nos debería de haber pasado y lo que hace esto es que el sufrimiento se vuelve más intenso en lugar de liberarnos de él, por lo tanto en la medida que puedas aceptar que en la vida hay sufrimiento y que hay veces que nos toca experimentar eventos negativos, podremos estar en mayor paz con lo que nos sucede y afrontarlos con mayor fortaleza.

Cada vez que algo negativo te ocurra reflexiona sobre la ley de causa y efecto y que lo que estás viviendo de alguna forma lo tenías que vivir para aprender algo y acéptalo pero de ahora en adelante toma la determinación de hacer acciones positivas para ti y otros ya que estas se convertirán en tu experiencias futuras.

Vive intensamente.

Alejandro Valdés

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *