¿Cómo definir el propósito de tu empresa? La fuerza central que hace que tu negocio crezca

“Cualquier organización debe su grandeza y resiliencia al poder de sus creencias”

Thomas J. Watson (Fundador de IBM)

Cualquier atleta que quiera ser exitosos en su deporte necesita contar con una estructura sólida en su cuerpo que le dé la estabilidad y el centro para desempeñarse efectivamente. En el caso de un atleta el centro de su cuerpo son los músculos del abdomen, la espalda baja y los oblicuos, pero en el caso de una empresa no es algo físico sino algo ideológico. El centro de cualquier empresa es el propósito, los valores y el talento único y especial.

Una empresa sin un centro fuerte está en riesgo de inestabilidad, perdida de enfoque y falta de compromiso.

EL PROPÓSITO

Vamos a centrarnos en el primer elemento del centro de un negocio que es el propósito. El propósito de una organización es el corazón de la misma y responde a las preguntas: ¿Por qué?, ¿Por qué importa lo que hacemos? ¿Qué diferencia hacemos en el mundo? ¿Por qué nos extrañarían nuestros clientes y el mundo si no estuviéramos?.

Cuando el único fin de una empresa es únicamente ganar dinero, se pierde el espíritu, la energía y la gente que trabaja ahí se convierten en mercenarios en lugar de misioneros. Por eso todo emprendedor debe de articular un fin último más allá del dinero que exprese la razón de ser de la organización que logre encender los corazones de todos los que trabajan ahí.

Diversos estudios han demostrado que si una empresa logra atrapar los corazones y las mentes de sus empleados, ellos darán hasta un 40% más de su esfuerzo.

En las inducciones a nuevos empleados que se hacen en Disney siempre tienen la siguiente conversación:

“FACILITADOR: ¿En qué negocio estamos? Todos saben que MacDonasl´s hace hamburguesas. ¿Qué hacemos en Disney?.
NUEVO EMPLEADO: Hacemos que la gente sea feliz.
FACILITADOR: ¡Exactamente!, estamos en el negocio de hacer feliz a la gente, no importa qué edad, lenguaje, color de piel u origen tengan las personas, nuestro propósito es hacerlas felices.”

En este ejemplo vemos como Disney sabe claramente cuál es su propósito, el cual define en que negocio realmente están. El propósito va más allá de lo que hace la empresa pues busca encontrar el sentido del porque hacemos lo que hacemos.

Un propósito poderoso tiende a girar alrededor de una sola palabra o idea por ejemplo:

“Estamos en el negocio de preservar y mejorar la vida humana. Todas nuestras funciones deben ser medidas por el éxito al alcanzar esta meta.” 

MERC COMPANY (1989)

El contar con un propósito más allá del dinero brinda a las empresas con 3 principales beneficios:

1.- Te da fortaleza cuando hay tiempos difíciles.

Nietzsche decía que “Aquellos que tengan un porqué lo suficientemente grande pueden soportar casi cualquier cómo”. Cuando tenemos un sentido profundo de porque hacemos lo que hacemos podemos atravesar por las adversidades con mayor facilidad porque tenemos la energía y el empuje para avanzar.

2.- Te brinda foco organizacional.
Al saber en qué negocio realmente estás sabes que es lo que debes de hacer. Recuerda que lo más importante en tu rol de líder es hacer lo más importante para todo tu equipo, de manera que todos estén enfocados y alineados con el propósito.

3.- Genera compromiso en el equipo.
Los seres humanos tenemos una necesidad de darle un sentido genuino a nuestra vida, un significado que vaya más allá de nosotros mismos. Cuando realmente comprendemos que lo que hacemos es algo que nos trasciende, se genera un compromiso poderoso que nos da la capacidad de entrega para el logro.

El propósito es el gran ideal que nos guía y nos sirve de faro o estrella a lo largo de nuestro camino de hacer nuestra empresa, puede que no lo alcancemos jamás pero nos da claridad sobre lo que tenemos que estar haciendo.

EJERCICIO PARA DEFINIR EL PROPÓSITO.

1.- Empieza por escribir la respuesta a la pregunta: ¿Qué hacen en tu empresa?. Por ejemplo nosotros en Innovarte lo que hacemos es dar asesorías estratégicas, herramientas, talleres y acompañamientos a los emprendedores.

2.- A continuación pregúntate: ¿Por qué es importante?. Por ejemplo para nosotros es importante porque así ayudamos a nuestros clientes a mejorar los resultados de sus negocios y sus vidas.

3.- Pregúntate 4 veces más sobre tus respuestas: ¿Por qué es importante?. Hasta que lleguen a la respuesta que más los inspire y capture la esencia de su negocio. Por ejemplo para nosotros la respuesta final es ayudar a los emprendedores a multiplicar su LIBERTAD pues al hacerlo, ellos van a contribuir a mejorar el mundo en el que vivimos.

El objetivo de hacerte la pregunta 5 veces es el poder llegar hasta al núcleo central que es la razón de ser de tu negocio, desde la cual podrás tomar las mejores decisiones.

Haz este ejercicio con tu equipo y revisen las respuestas finales, si lo que aparece te llena de energía y compromiso al igual que a tu equipo, entonces han llegado a la idea central para articular su propósito organizacional.

¿Estás listo para crecer 10x? Si es así te invitamos a nuestro programa Expansión 10x en el cual obtendrás las herramientas, las relaciones y el contexto necesario para que tú como emprendedor puedas crecer en tu vida y negocio. Para saber más visita nuestra página web:
www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés
Especialista en desarrollo emprendedor
Alejandro.valdes@innovarte.mx

 

 

 

¿Cuánto podrías crecer si aprendieras a delegar?

Aprender a delegar es la clave para impulsar tu crecimiento emprendedor.

“Si quieres hacer pocas cosas pequeñas correctamente, hazlas tú mismo. Si quieres hacer grandes cosas y tener un gran impacto, aprende a delegar”

John C. Maxwell

Uno de los grandes obstáculos para que los emprendedores puedan crecer en su negocio es que no saben delegar. Es muy común ver a dueños de negocio “todologos” que concentran un sinfín de actividades dentro de su empresa sin aprender a soltar el control.

Cuando no delegas y lo haces todo tú pasan dos cosas:

1.- Menos cosas se pueden hacer y te vuelves el cuello de botella de tu empresa.

2.- Muchas cosas se hacen con menor calidad porque si te enfocas en 500 cosas no puedes hacer las 500 bien.

¿Has escuchado la frase “Si quieres que algo se haga bien, hazlo tú mismo”?, seguramente si y ese tipo de pensamientos son los responsables de que muchos emprendedores no puedan crecer y que se esclavicen a su negocio. Así que lo primero que tenemos que hacer es cambiar nuestra mentalidad con respecto a delegar, necesitamos comprender que la habilidad de delegar efectivamente es la clave para poder crecer nuestro negocio.

Andrew Carnegie el gran empresario escoces que transformo la industria ferroviaria en los Estados Unidos en el siglo XIX dijo: “Ninguna persona puede crear un gran negocio si quiere hacerlo todo por sí misma y adjudicarse todo el crédito”. Para crecer y tener mayor libertad necesitamos saber delegar ya que al hacerlo estamos automáticamente multiplicando nuestras capacidades a través del trabajo en equipo.

A continuación te comparto algunos puntos para saber lo que debes evitar y lo que necesitas hacer con respecto a delegar.

Michael Gerber en su libro “El Mito del Emprendedor” dice que: “Confundimos delegación con abdicación” y nada más alejado de la realidad, delegar significa dejar de estar en control para poder estar a cargo, es decir al delegar dejas de operar pero estas a cargo de que esa actividad se realice al dar el seguimiento y el contexto necesario a la persona para que pueda desempeñar su función correctamente.

El gran secreto para que crezcas como emprendedor es lograr enfocarte en lo que te gusta hacer y haces mejor, lo cual es más productivo para tu empresa y luego desarrollar las habilidades de comunicación y delegación para asociarte con otras personas que pueden hacer todo lo que tú vas a dejar de hacer.

A continuación te comparto 5 pasos para puedas desarrollar tus habilidades de delegación:

1.- Delega a la persona correcta.

Haz una lista de todas tus actividades que desempeñas en tu empresa, luego selecciona aquellas en las que eres muy competente y que disfrutas haciéndolas. Idealmente esas serían las actividades que tú seguirías haciendo pero ahora necesitas encontrar quien puede hacer todas las otras tareas que ahora vas a soltar. Es importante que selecciones a la persona correcta para cada actividad restante en función de sus habilidades e intereses, la mejor combinación es que la persona que ahora se encargará de dichas actividades sea una persona competente en esas tareas. Basa tu decisión en competencias no en conveniencia.

2.- Especifica el resultado que esperas.

En cualquier situación de delegación, sé muy específico sobre los resultados que estás buscando, la mejor manera de asegurarse que las cosas se hagan bien es comunicando claramente como se ve la tarea o el proyecto realizado efectivamente. Asegúrate que la persona a la que le estas delegando tiene la imagen correcta en su mente de lo que quieres ver realizado.

3.- Establece un marco de tiempo para la realización de la tarea o el proyecto.

Que sea realmente claro y establece marcos de tiempo realistas para cuando el proyecto o la acción debe completarse. Si desea mantener las cosas en movimiento no establezcas un período de tiempo largo y determina metas más pequeñas para alcanzar el resultado final deseado.

4.- Determina el nivel de autoridad que la persona tiene.

¿Le das a tu equipo la autoridad y el margen para tomar decisiones? ¿Pueden gastar dinero? ¿Pueden tomar decisiones? ¿Pueden crear proyectos por ellos mismos?. Es importante capacitar a tu equipo para usar su propio juicio para que tomen decisiones pero el poder se debe de desarrollar de forma gradual, entre más competencia más poder. Si la persona no tiene las habilidades requeridas, es necesario que la capacitemos y gradualmente vayamos delegándole paso a paso responsabilidades más grandes.

5.- Da seguimiento al progreso.

Hazle saber a los miembros de tu equipo qué tipo de seguimiento necesitas y quieres. ¿Con qué frecuencia deben de mostrarte su avance? ¿Cuántos detalles necesitas?, mantenga las líneas de comunicación abiertas y estate disponible para ellos, lo cual no significa que tengas que gestionar todo el proyecto, pero puedes ayudar a mantenerlo en el buen camino al estar cerca para responder preguntas o proporcionar una dirección más clara según sea necesario.

Si quieres profundizar más sobre estos conceptos te invitamos a visitar nuestra página web: www.innovarte.mx y a aplicar al programa Expansión 10x para unirte a un grupo selecto de 20 emprendedores exitosos, talentosos y motivados que quieren crecer en su vida y en su empresa.

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdqddbE1lpzJDmE1Rq7fKnP-TwFM_8U4JYOfaYsnruTmw6x5g/viewform

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en desarrollo emprendedor

Alejandro.valdes@innovarte.mx

La economía de la experiencia: Cómo hacer que tu negocio destaque sin competir por precio

“Lo que los clientes quieren hoy son experiencias, eventos memorables que involucren al cliente de manera absolutamente personal.” 
Joseph Pine
Imagina que estás buscando un pastel para el cumpleaños de tu hija y te encuentras frente a 2 pastelerías.
La primera es muy austera y simple, solo hay un mostrador en donde puedes ver a los pasteles con sus respectivos precios y solamente los compras y te retiras del lugar. Es la pastelería más barata de la zona.
La segunda es mucho más cara y está decorada con muchos colores y fotografías de deliciosos pasteles, se escucha una música relajante al fondo y contiene varias mesas y sillas pequeñas pero muy modernas alrededor por si quieres sentarte a comer un pastel. Incluso hay un Hashtag pintado en la pared por si quieres compartir una foto con los demás.
¿Cuál escogerías tú?
Probablemente dijiste que la primera, pero déjame decirte que la investigación siguiente  arrojó que la mayoría de las personas eligió la segunda. Consulta: https://www.theguardian.com/business/2017/may/13/just-do-it-the-experience-economy-and-how-we-turned-our-backs-on-stuff
Esto se debe a que hoy vivimos en la era de la economía de la experiencia. Esta distinción fue creada por Pine y Gilmore en 1998 en su libro titulado “La economía de la experiencia” en donde los autores explican los siguiente:
Por ejemplo a principios de 1900 si las mamás querían un pastel ellas mismas compraban la harina, el huevo, el azúcar y lo fabricaban. En ese momento estábamos en la economía de las materias primas.
Cerca de los años 70’s y 80’s muchas mujeres se incorporaron al mercado laboral por lo que si querían un pastel iban con la señora de la esquina a comprarlo. Esa es la economía de los productos y servicios.
Hoy por ejemplo una mamá es capaz de pagar hasta 100 veces el costo de la materia prima al comprar un pastel en el súpermercado y contratar a una persona para que organice una fiesta temática a su hija. Hoy estamos en la economía de la experiencia.
Hoy en día los consumidores están más influenciados a comprar por las experiencias que les genera a través de tu marca.
Hoy en día más empresas invierten en brindar experiencias para sus clientes. Un ejemplo de esto es “The Last Bookstore” en Los Ángeles que a pesar de que las librerías van en picada, ellos han logrado crecer desde su arranque al crear instalaciones con túneles de libros y espacios internos para exposiciones de arte.
Otro ejemplo son las cafeterías Japonesas Maid Café Mía Café Tokio en donde los meseros están disfrazados de personajes de anime y actúan como sus personajes. Esta marca ha crecido desde el 2001.
Los emprendedores que quieran generar clientes leales e incrementar sus ingresos deberán de crear experiencias únicas que sus clientes perciban que son fundamentales para su futuro. 
 
Para crear una experiencia única para tus clientes te invitamos a responderte las siguientes preguntas:
  1. ¿Cuáles son los principales problemas, peligros o dolores de tus clientes?
  2. ¿Cuáles son sus principales oportunidades? Qué deseos quieren lograr? ¿Qué sueños quieren cumplir?
  3. ¿Cuáles son sus fortalezas que quieren maximizar? ¿De qué manera quieren expandir sus capacidades?
Una vez que hayas descubierto lo que le llamamos el perfil (POF) Peligros, Oportunidades y Fortalezas de tus clientes, te invitamos a diseñar un proceso para crear una experiencia única a través de tu marca en donde puedas:
Eliminar sus problemas.
Capitalizar sus oportunidades.
Maximizar sus fortalezas.
 
Al hacer esto crearás un proceso único en donde lograrás crear una experiencia que te desmarañarás de la competencia y crecerás con tus clientes por mucho tiempo.
 
¿Estás listo para tener un crecimiento en tu vida y negocio? Si es así te invitamos a nuestro programa Expansión 10x en el cual obtendrás las herramientas, las relaciones y el contexto necesario para que tú como emprendedor puedas crecer en tu vida y negocio. Para saber más visita nuestra página web: www.innovarte.mx
¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!
Alejandro Valdés
Especialista en desarrollo emprendedor