Porque deberías hacer lo que amas para crecer en tu vida y negocio

“Haz lo que amas o ama lo que haces”

John DeMartini

Los emprendedores son de las pocas personas sobre el planeta que se toman en serio el tema de obtener libertad en sus vidas, de hecho, un gran número de ellos inició su propio negocio en la búsqueda de tener más libertad de tiempo, dinero, relaciones y propósito, sin embargo con el paso del tiempo con las presiones del mercado y los retos del mundo actual muchos acaban siendo esclavos de sus empresas.

Para que esto no suceda y para que todo emprendedor pueda crecer en su negocio y obtener más libertad es necesario hacer una distinción entre tres tipos de actividades que realizamos dentro de nuestras jornadas laborales. Según Dan Sullivan todos podemos dividir nuestras tareas en 3 categorías llamadas el Modelo ABC

A – Actividades irritantes

Las actividades irritantes son aquellas en las que perdemos una gran cantidad de energía pues son realmente molestas para nosotros porque seguramente no tenemos las habilidades requeridas y porque no les encontramos mucho sentido. Todos podemos pensar en este tipo de actividades en nuestra vida laboral, en mi caso este tipo de actividades son revisar facturas, mandar reportes, hacer cuentas de gastos, etc.

El objetivo ideal es que logres liberarte para siempre de toda actividad irritante por el resto de tu vida.  ¿Cómo sería tu vida emprendedora si lograras solo dedicarte en solo aquello que amas hacer?  La simple visualización de tener ese tipo de libertad en tu vida generará gran energía de inmediato.

A – Actividades irritantes – Hay que buscar eliminarlas, automatizarlas o delegarlas.

B – Actividades OK

Hay otro tipo de actividades que son simplemente OK, es decir son neutrales, ni ti irritan ni te entusiasman. Las actividades B puede que no te despierten emociones negativas, pero tampoco valen tu tiempo y energía. Date permiso para liberarte de este tipo de actividades para poderte enfocar en actividades que realmente te entusiasman y apasionan.

Una razón por la cual la gente se cansa de su ocupación o profesión es que realmente no han saltado a etapas de mayor crecimiento en muchos años y se han quedado enfrascados en actividades B pues han entrado en una rutina en la que obtienen credibilidad, respeto y un ingreso sólido, pero no hay nada nuevo o emocionante al respecto. No están siendo desafiados a desarrollar nuevas capacidades.

Para pasar al siguiente nivel los emprendedores deben de hacer dos cosas:

  1. Crea metas más altas para ellos mismos y así se encuentren nuevamente fascinados y motivados.
  2. Delegar las actividades que han estado haciendo que ya no lo fascinan.

B – Actividades OK – Debemos delegarlas a otras personas para las cuales dichas actividades sean fascinantes y motivantes.

C – Actividades fascinantes y motivantes

Las actividades C son todas aquellas que te fascinan y motivan, son todas aquellas que te inspiran a levantarte todas las mañanas pues sientes que al realizarlas te estás retando a ti mismo/a a crecer y expandirte. Si examinas la vida de las personas extraordinarias todas ellas tienen un aspecto en común, se encuentran totalmente involucrados, comprometidos, concentrados y apasionados con las actividades que realizan en su trabajo y es por ello que logran resultados sobresalientes. Entre más tiempo pases haciendo actividades C más crecerás y más plenitud tendrás en tu vida.

En el modelo ABC las actividades diarias están divididas en etas tres categorías: Irritante (A), OK (B) y Fascinante y motivador (C). El objetivo de cada emprendedor debe ser no solo reducir la cantidad de tiempo que dedican a las actividades A y B, tareas que agotan su energía, sino también a aumentar la cantidad de tiempo que dedican a actividades que aman, que los energizan y los entusiasman, las actividades C.

C – Actividades fascinantes y motivantes – debes expandirlas y aumentar tú tiempo en ellas al máximo posible.

Cuando trabajas en tu área de actividades (C) fascinantes y motivadoras estás en tu mejor energía creativa e innovadora, y eso hace que tu contribución a tu empresa sea mayor, en lugar de pasar todo el tiempo atrapado por la operación cotidiana del negocio que drena toda tu energía y creatividad.

Trabajo en un equipo de talentos únicos.

Para lograr liberar tu tiempo y energía para las actividades C es crucial tener un equipo a tu alrededor que pueda asumir las actividades que no tú disfrutas. No debes delegar tus actividades irritantes (A) y OK (B) a cualquiera, pues no deberías de delegar esas actividades irritantes a alguien para quien eso también sea molesto, por el contrario, es importante que busques la manera en que para estas personas tus actividades A y B puedan ser C también.

Una vez que tú como emprendedor comiences el camino de liberar tu energía para enfocarla a lo que más te apasiona, debes de otorgar el mismo sistema a todas las personas con las que trabajas, el ideal es que toda tu empresa pueda operar en sus actividades C tanto como sea posible.

Si tienes un grupo de personas que hacen lo que les fascina y motiva, puedes estar seguro que la productividad y la creatividad que generarán serán muy emocionantes.

 

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres expandir mucho de los descubrimientos vistos en este artículo te invito a nuestro programa Expansión 10x en donde ayudamos a emprendedores talentosos, exitosos y motivados a crecer en su vida y su negocio.

¡Vive intensamente!

En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

 

Las mejores decisiones en la historia de los negocios. Cómo algunas empresas cambiaron el rumbo de los negocios

¨No somos producto de nuestras circunstancias, somos producto de nuestras decisiones¨

Steven Covey

 

Fundamentalmente el mundo es incierto y las decisiones se tratan sobre el futuro y nuestro lugar en el futuro cuando el mundo cambia. Las decisiones acertadas nos ayudan a poder estar en donde queremos estar en el futuro, mientras que las decisiones incorrectas nos alejan de nuestros sueños y anhelos.

Cada decisión que tomamos es un proceso de cortar opciones y seleccionar la que consideramos mejor en ese momento. Toda decisión tiene consecuencias pues te abre las posibilidades ante lo elegido y te cierra opciones ante lo no seleccionado.

En los momentos de decisión nuestro destino se forja, tanto en la vida como en los negocios la clave para poder ser felices, productivos y plenos se basa en tomar las decisiones más precisas y adecuadas que nos ayuden a acercarnos a nuestros deseos más preciados. El éxito en la vida se genera por todas las decisiones acertadas que tomamos en la vida.

Recientemente leí el libro “Las grandes decisiones de negocios de todos los tiempos” (2012) de Verne Harnish y reflexioné mucho sobre el impacto que tienen las decisiones en nuestras vidas, trabajos y en el destino del mundo y me gustaría compartirte algo de lo que aprendí sobre las mejores elecciones que grandes empresas hicieron que marcaron positivamente el rumbo de los negocios en toda la historia, con el fin de que podamos aprender los factores que nos pueden permitir tomar mejores decisiones en nuestros negocios y poder crecer.

Aquí te comparto las 5 mejores decisiones de negocios que desde mi punto de vista más han impactado positivamente al mundo de los negocios:

  1. Traer de vuelta a Steve Jobs a Apple. 

Apple fue uno de los pioneros en el tema de las computadoras personales y durante casi 20 años fue una de las empresas más exitosas del ramo gracias a las grandes innovaciones de su líder principal Steve Jobs. Sin embrago en 1996, Apple perdió $ 816 millones y tras esto el CEO Gil Amelio convenció a la junta de que Apple necesitaba comprar una compañía de software para obtener la propiedad intelectual y el talento para reemplazar el viejo software del sistema operativo de Apple. La compañía pronto compró NeXT, cuyo fundador no era otro que Jobs, quien había sido expulsado de la empresa en 1986.

Una vez nuevamente en la compañía Jobs volvió a obtener el dominio sobre la empresa y transformo a Apple en la empresa más valiosa del planeta, transformando el destino de la humanidad con sus grandiosas innovaciones como el Ipod, Imac, Ipad, Iphone.

Lo valioso de esta decisión es que nos muestra como cuando un liderazgo se armoniza con la cultura de una empresa se pueden lograr cosas impresionantes, antes de Jobs Apple era una empresa que estaba a punto de ir a la bancarrota pero su llegada revitalizo a Apple y nos inyecto de la mentalidad necesaria para crecer pues él representaba el orgullo, la pasión y el sentido profundo de Apple.

  1. La globalización cultural de Samsung.

Samsung es un gran ejemplo de pensar global y actuar localmente pues en 1993 Lee Kun-Hee el CEO de Samsung se dio cuenta de que su cultura estaba muy enfocada en ver hacia dentro de sí misma y que no había logrado abrir las fronteras del mercado global. Así que creo un programa en el que envió a un puñado de sus más brillantes empleados jóvenes a rincones lejanos del mundo, no para trabajar, sino para sumergirse en la cultura, aprender el idioma y construir redes para que algún día Samsung se beneficiará.

El programa consistía en 1 año sabático pagado y el principal fin de los empleados era poder sumergirse en culturas como la rusa, la Norte Americana, la Alemana, la hindú, entre otras. El objetivo del programa era ir a aprender el espíritu de la cultura y traerlo a la compañía para diseñar estrategias que les permitirán crecer en los mercados. El resultado fue la globalización de Samsung.

Hoy Samsung es una de las 20 marcas más valiosas del mundo y sus productos compiten codo a codo con Apple a nivel mundial.

  1. La catedral de aprendizaje de General Electric.

En 1991 Jack Welch al convertirse en CEO decidio despedir 25% de sus empleados e invirtió 50 Millones de dólares en un centro de aprendizaje en Crotonville. Este centro de capacitación era de primera clase que marcó la pauta para miles de empresas que después crearon sus universidades corporativas.  Al inicio muchos estaban en contra de esta decisión de Welch pues pensaban que era un gasto enorme pero el tiempo le dio la razón, siendo esta estrategia uno de los pilares para el crecimiento de General Electric a nivel mundial.

Jack Welch decía que usaba el centro de Crotonville como un vehículo para enseñarles a todos los empleados en donde estamos, a donde vamos y porque vamos para allá, además de reforzar los valores corporativos.

El resultado de esta decisión fue increíble, GE ha sido un semillero de grandes líderes que hoy son CEO´s de las mejores empresas, incluso Steve Jobs paso los últimos 2 años de su vida tratando de emular a Welch al crear una versión de Crotonville. La catedral de aprendizaje de GE fue pionera en el desarrollo de universidades corporativas.

  1. La resiliencia de Toyota y su calidad total.

En 1961 Toyota se retiró del mercado automovilístico estadounidense. Su Toyopet Sedan, el primer automóvil que importaron a los EE. UU. Era costoso y de mala calidad. Cinco años más tarde, Toyota lo intentó de nuevo, ingresando al mercado con Corona, un vehículo diseñado específicamente para estadounidenses, de excelente calidad y con un precio razonable. ¡El Corona fue un éxito!

Después de retirarse vergonzosamente de regreso a Japón, Toyota adaptó el enfoque del Dr. Denning en la calidad. Denning – un matemático que predicó “en Dios confiamos; todos los demás deben aportar datoscreían que una mejor calidad reducirá los gastos al tiempo que aumentará la productividad y la participación en el mercado. Al adaptar sus prácticas en el proceso de fabricación, Toyota lanzó un sistema de fabricación basado en la alta calidad. Hoy Toyoya es la segunda empresa automotriz más grande del mundo y es considerada una de las empresas más verdes del planeta.

  1. Henry Ford duplica el salario de sus empleados.

En 1914 Henry Ford decidió duplicar el sueldo de sus empleados de $2.45 Dólares al día a $5 Dólares al día revoluciono el mercado laboral ya que en esos momentos el paradigma dominante era que se le debía de pagar poco a los empleados para maximizar las ganancias de los dueños, pero Ford pensaba diferente para él los empleados eran una inversión. Al subir sus sueldos sus mismos empleados podían ahora pagar los mismos productos que ellos mismos producían y eso crea una revolución comercial que hizo que Estados Unidos se convirtiera en la nación más rica sobre la tierra.

El trabajo ultra repetitivo y adormecedor asociado con la producción de ensamble resultó en una rotación anual de 370% (Ford tuvo que contratar 52,000 empleados adicionales por año para compensar la pérdida), huelgas sindicales y trabajadores ausentes (aproximadamente el 10% de la fuerza de trabajo no aparecer en un día cualquiera). Estas fueron las causas por las cuales Ford tomo está decisión, ¿Cuál fue el resultado? La productividad aumentó un 70% y el número de trabajadores de reemplazo contratados cayó de 52,000 a 2,000 en un año. Lo valioso de esta decisión radica en un cambio profundo de paradigma de ver a los empleados como una inversión y a que la prosperidad económica se da cuando la gente tiene más dinero para poder comprar bienes y servicios y así activar la economía.

“Mientras viva quiero pagar lo mejor que pueda a mis empleados, si los hombres en nuestras plantas dan un día completo de trabajo no hay razón para pagarles bien, cada persona debe tener el derecho de tener una casa y una tierra y un coche” Henry Ford.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres expandir mucho de los descubrimientos vistos en este artículo te invito a nuestro programa Expansión 10x en donde ayudamos a emprendedores talentosos, exitosos y motivados a crecer en su vida y su negocio.

Programa Expansión 10x
Programa Expansión 10x

Vive intensamente

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

¿Cómo destacar dentro de las industrias que compiten por precio?

Los emprendimientos más disruptivos hoy se han convertido en un ícono y modelo a seguir para más emprendimientos. Son una referencia para nuevos modelos de negocio y por ejemplo, es común escuchar ideas como “el uber de la limpieza de coches” para referirse a una plataforma que brinda servicio de limpieza de coche entre particulares; o “el airbnb de…”; que tal “el facebook de …” y así un sin fin de referencias para describir estas grandes ideas de emprendimiento.

Además de haberse convertido en marcas líderes, de inspiración y referencia, han sido blanco de generar competencia directa e indirecta;  global y local; grande y pequeña. Así es que para nosotros los consumidores, tenemos multitud de opciones sobre las cuales elegir dependiendo nuestros gustos y preferencias, pero ¿qué significa esto para los emprendedores?

Quizá la implicación más importante es la comoditización y no sólo de los productos sino también de industrias completas, lo cual quiere decir  que estamos entrando en la era de la comoditización.

¿Qué significa esto? En palabras del famoso autor Thomas Friedman:

“Un commodity es cualquier bien o servicio que puede ser producido por cualquier cantidad de empresas y  que la única característica distintiva entre estas empresas es quién puede hacerlo de la manera más económica. Significa que tus márgenes de ganancia se reducirán y tendrás docenas de competidores y todo lo que puedes hacer es que sea más barato y vender más que tu competencia o morir”.

Cuando hablamos de commodities, pensamos en productos o servicios con un bajo nivel de diferenciación o especialización los precios siempre bajan, los costos suben y las ganancias se hacen menores por lo que los emprendedores deben de trabajar más tiempo y más intensamente mientras que las recompensas son menores.

Esto es la trampa de la comoditización que se ve así:

Trampa de la comoditización

Seguramente ya habías escuchado de este concepto al referirse a productos como granos, metales, carne e incluso algunos productos financieros como los bonos. Sin embargo, en los últimos años, este concepto se ha extendido más allá de productos y ha llegado hasta las industrias más disruptivas.

Un ejemplo muy común es Netflix, constituida en 1997 por Marc Randolph y Reed Hastings que se ha posicionado como la número uno en streaming de contenido e incluso por encima de los medios tradicionales como la televisión. Si puedes recordar, hace algunos años se trataba de una plataforma única sin ningún precedente tan innovador y disruptivo que la hizo tener en 10 años, más de 10 millones de suscriptores y según últimos reportes en enero del 2018 supera los 117 millones de suscriptores alrededor del mundo. Sin embargo, hoy no es la única.

Tras la innovadora solución de Netflix hemos visto un sin fin de competidores que han nacido a raíz de su éxito; así es que podemos contar plataformas muy similares como Claro Video, Blim, Dish Network y algunas otras muy prometedoras como el propio Fox Play. De esto se trata la comoditización de las industrias.

Sucede que ante productos tan innovadores que se proliferan de manera abrupta en el mercado, es común que otras marcas y empresas conciban productos o servicios similares en donde eventualmente, la única diferenciación pareciera ser el precio.

Este fenómeno ha ido ocurriendo cada vez más en diferentes industrias, desde las propias marcas de refrescos (como la incesante guerra entre CocaCola y PepsiCola) hasta la industria de la música, la tecnología sobre todo de ordenadores, tabletas, celulares, etc.

Como emprendedores seguramente hemos podido estar en ambos lados de la moneda, es decir inspirándonos en estos modelos innovadores, o evitando a toda costa las copias de nuestra competencia. Y he aquí la gran pregunta que todo emprendedores se hace: “¿qué hacer?, ¿cómo proteger mi modelo de negocio de las copias?, ¿cómo frenar a la competencia?”

Lo primero que te invito a hacer, es identificar si tu industria se encuentra en la comoditización y esto es sencillo saberlo si nos percatamos que estamos en una guerra de precios con nuestros competidores. En donde por supuesto, los precios cada vez son más bajos y tus ganancias son mínimas.

Si es el caso de tu industria, te invito a regresar a un principio básico y fundamental para el emprendedor: LA INNOVACIÓN.

La llave para darle paso a la creatividad y por supuesto la creación de nuevos productos y servicios que vuelvan a darte una ventaja sobre tu competencia. Se trata de un sentido de urgencia que nos mantiene siempre alertas y observadores del entorno que nos orienta hacia donde movernos.

La respuesta es corta sin embargo, directa y contundente. Si te has percatado que el valor dentro de tu industria ha decrecido, es momento de recurrir al elemento más valioso: TÚ CON CON TU CAPACIDAD INNOVADORA. La misma que te hizo aventurarte en tu emprendimiento y que vió una oportunidad en el mercado. Esa mismo ADN creativo que está en búsqueda de nuevas soluciones y propuestas que vuelven a ser disruptivas y que llaman la atención del entorno.

No hay que olvidar que la innovación es un proceso constante y permanente dentro de las empresas. Encuentra el eslabón y comienza a trabajar en él.

Laura Cortés