Empresas que crecen en un Mundo Exponencial

El empresario siempre busca el cambio, responde a él y explota como una oportunidad.-Peter Drucker

“El mejor momento para emprender es ahora”. Esta es una de las frases más recurrentes en el mundo emprendedor y ahora te voy a contar la razón.  ¿Recuerdas cuando los negocios crecían de manera lineal?

Las organizaciones pasaban de cero a cien en varias décadas y generaciones. Poco a poco empresas como Ford, General Electric, Chrysler, etc. se fueron forjando como los grandes monstruos empresariales que conocemos hoy. El famoso caso de Apple llegó a convertirse en la gran empresa que conocemos en unos 25 años gracias a la tenacidad y visión de Steve Jobs; caso similar son Starbucks, McDonalds y quizá Google rompió este récord en 1998 cuando tras sólo 8 años dió el salto para convertirse en una gran empresa.

Sin embargo hoy el mundo se mueve de forma diferente. Hoy el mundo es exponencial.

Si te detienes a pensar un poco lo verás. La inteligencia artificial, robótica, neurociencia innovan de manera desmedida y una vez que empiezan es imposible detenerlas. ¿Te lo imaginas ahora de manera conjunta? Esto es un efecto multiplicador imparable que ocasiona que las empresas crezcan de manera exponencial.

Es difícil saber hacia dónde se dirigen estas tecnologías, pero lo que sí es visible es que estas nuevas dinámicas de negocio cambian la forma de hacer las cosas en 2 ó 5 años y esto seguramente afectará en tu empresa.

En los últimos años, el fenómeno exponencial ha sido relevante para el desarrollo de nuevos modelos de negocio como UBER, Airbnb, Netflix, entre otros. El autor Ismail Salim es especialista de este tema, y explica que existen tendencias y factores que han propiciado este crecimiento exponencial en las empresas. A continuación te cuento algunos de ellos:

Todo es Digital
Nuestra memoria no está en nuestra mente sino en nuestros dispositivos y se potencializa gracias a tecnologías como el internet de las cosas. Esto provoca que la conectividad en el mundo sea mayor y que todos estemos informáticamente enlazados, aunque aún hay muchas personas en el mundo que no están en esta métrica, la tendencia indica que seguirá incrementándose año con año.

El que todo sea digital permite un flujo de información mayor y al alcance de todos. La información es poder y ahora todos nos podemos empoderar.

La Disrupción
Ahora que todo es digital tiene el potencial de ser disruptivo. Pasar de tecnología en tecnología ahora toma menor tiempo. La innovación disruptiva siempre ha existido pero los ciclos de cada etapa de innovación han disminuido.

Gracias a las tecnologías disruptivas las empresas hoy crecen hasta convertirse en monstruos en un par de años, incluso meses. Los números indican por ejemplo, que anteriormente las empresas tomaban entre 300 y 400 días para innovar y poner un nuevo producto en el mercado. Para los organizaciones que hoy son exponenciales toma sólo 30 días.

Desmonetización y Democratización de la tecnología
Tomemos como ejemplo la fotografía que hace ya varios años se convirtió a digital. Conforme ha pasado el tiempo, el costo marginal de tener una cámara y tus fotos digitalizadas ha disminuido ¿Recuerdas el precio anterior de una cámara digital o las cámaras de tu viejo celular? ¿Y ahora cómo este gran invento es tan común e incluso básico en tu celular? En consecuencia, ahora este recurso es abundante ya que hay demasiadas opciones. Esto sin duda significa un cambio en la industria y en la forma de hacer negocios.

Piensa ahora esto en la robótica, biología, neurociencia, etc. el costo marginal de estas tecnologías ha ido disminuyendo haciéndolo así accesible para más y más personas. Esto es la desmonetización: al momento que la capacidad tecnológica incremente, el precio de la tecnología disminuye.  En conclusión la volatilidad de los mercados es mayor por lo que hacer crecer un negocio es más rápido de lo que imaginábamos.

Adicional cualquiera puede hacer innovación y tener un gran negocio sin tener un claro expertise en una industria. Observa por ejemplo las tendencias en bitcoin; la innovación que sucede en este campo está alejada de la industria que anteriormente marcaba el valor transaccional, es decir la banca. ¿Te interesa entonces una problemática alejada de tu expertise? Hoy es el día para convertirte en especialista y resolver ese problema. ¡Cualquiera puede ser emprendedor!

Si ya te habías preguntado qué es lo que está pasando en el mundo emprendedor que todo es más acelerado, ¡pues ahora lo sabes! Estos sólo son algunos puntos a considerar de las organizaciones exponenciales. Mi recomendación es que dejes de pensar en un negocio tradicional y de poco impacto, para pensar en grande y ser la próxima gran historia emprendedora que revolucione una comunidad, un negocio, una industria.

Recuerda que los especialistas de Innovarte están para apoyarte en la #Transformación Empresarial que quieres iniciar: info@innovarte.mx

Laura Cortés

3 claves para desarrollar un carácter fuerte

3 claves para desarrollar un carácter fuerte

¨El carácter es hacer lo que no quieres hacer pero sabes que debes hacer¨

Joyce Meyer.

En nuestra sociedad es muy común llegar a describir a una persona que grita, se exalta o llega a ser agresiva como una persona de ¨carácter fuerte¨ y esto no hace más que mostrarnos lo poco que sabemos y lo confundidos que estamos sobre lo que realmente es el carácter de una persona. Para la mayoría de las personas un carácter fuerte es igual a tener una personalidad agresiva, impaciente y que no cuidan la manera como se dirigen a los demás y nada más alejado de la verdad, ya que el carácter de un ser humano es completamente otro fenómeno.

La palabra carácter viene del término griego χαρακτήρ que significa “el que graba”. Todos los seres humanos nacemos con ciertas tendencias e inclinaciones innatas pero el carácter es algo con lo que no nacemos y que se desarrolla en la corriente de la vida, es algo que debemos de forjar.

Todos en la vida tenemos deseos y anhelos que van desde el ámbito de la salud hasta áreas como las finanzas o las relaciones de pareja. Somos seres del deseo ya que los deseos son el impulso inicial que nos motiva a la acción, sino tuviéramos deseos prácticamente no nos moveríamos en la vida. Una vez que algún deseo se haya hecho fuerte en nosotros idealmente deberíamos de convertirlo en una meta e iniciar el camino para llegar a ella.

La fuerza de voluntad es la energía con la cual iniciamos el camino hacia los objetivos, por eso si nuestro deseo es muy pequeño así también será nuestra fuerza de voluntad y tendremos poco empuje para iniciar. Esta situación la podemos ver claramente en los propósitos de año nuevo en donde muchas personas dicen que este año si se inscribirán a un gimnasio y harán ejercicio, pero los datos arrojan que cerca del 90% de las personas abandonan dicha empresa cerca del mes de febrero. Esto pone de manifiesto que estas personas tenían una fuerza de voluntad muy pequeña y por eso desistieron.

Además de la fuerza de voluntad está el carácter de una persona, que es la capacidad de determinación que le permite mantenerse firme y fijo en la ruta marcada. Maya Angelou decía que el carácter es la más importante de todas las virtudes, porque sin él, no se puede practicar cualquier otra virtud consistentemente. Gracias a tener un carácter fuerte es que podemos moldearnos a nosotros mismos y desarrollar virtudes como la paciencia, la persistencia, la bondad, entre otras.

El carácter es aquello que te hace vencer las tentaciones y las distracciones en la vida que te alejan del objetivo planteado. Las personas con carácter débil son aquellas que inician una actividad y nunca la terminan, son personas que tienen un examen o una presentación importante el día de mañana, pero en la tarde, las vence la tentación de irse de fiesta o se distraerse viendo series de Netflix cuando deberían estar estudiando o preparándose.

Por otro lado, una persona con carácter fuerte es aquella que se mantiene firme en sus decisiones y que es capaz de postergar la gratificación inmediata por una satisfacción mayor en el futuro, es aquella que sabe que a través del esfuerzo y el compromiso puede alcanzar sus objetivos y trabaja por ellos.

Las personas que logran desarrollar su carácter y tienen esta capacidad de auto-determinación están destinadas a lograr muchas cosas en la vida, ya que logran conquistar algo muy importante que es la auto-confianza. Alguien que es determinado cree en sí mismo porque sabe a través de las evidencias anteriores que puede lograr aquello que se proponga.

Una vez expuesto esto revisaremos las principales claves para desarrollar el carácter:

1.- Incrementa tu fuerza de voluntad al maximizar tu deseo.

Elige algo que desees realmente y profundamente en tu vida, un deseo que realmente anhelas y que mejorará tu vida, para ello utiliza el poder de la imaginación para incrementar el deseo, visualízate teniendo eso que anhelas constantemente, esto hará que tu fuerza de voluntad se haga cada vez más grande.

2.- Utiliza el poder del compromiso.

El compromiso es una fuerza que hace que te mantengas firme y en la ruta marcada, es la capacidad de entrega que te permite hacer que las cosas sucedan. Utiliza el poder de las promesas y cúmplelas, cada vez que prometas algo a otras personas o a ti mismo/a honra tu palabra y cumple tus compromisos. Esto potencializará tu musculo del compromiso.

3.- Desarrolla tu auto-disciplina.

Pon orden a tus actividades, fíjate horarios para enfocarte en tus objetivos, establece rutinas o hábitos positivos que te lleven a tus objetivos y esto hará que fortalezcas tu carácter si los cumples.

¨El carácter y la fuerza personal son las únicas inversiones que valen cualquier cosa¨

Walt Whitman.

 Vive intensamente.

Alejandro Valdés

Planea tu vida profesional: ¿Cómo llegar a ser un empresario?

1705 15 Empresario

Sujetarás con fuerza las riendas de tu vida cuando logres una firme coherencia entre lo que valoras y lo que haces.- Rafael Vídac

Muchos de nosotros hemos soñado con iniciar un negocio con la ilusión de algún día poder dirigir una gran empresa, sin embargo normalmente terminamos haciendo algo muy alejado de esta realidad.

La mayoría de nosotros, hacemos planes sobre nuestra vida personal pero muy pocas veces planeamos nuestra vida profesional. Comúnmente, terminamos nuestros estudios y nos aventuramos a buscar un trabajo sin tener un plan definido. Muchas de estas historias, concluyen con personas que dedican años de sus vidas laborales, escalando puestos, cambiando de residencia y asumiendo nuevas responsabilidades sin saber exactamente por qué sucedió así.

La invitación que te hago el día de hoy, es tomar un momento para reflexionar y decidir sobre tu camino profesional y como materializar el sueño de llegar a ser un empresario.

Erróneamente, hemos pensado que la manera de llegar a dirigir una empresa será realidad siempre y cuando la empresa nos pertenezca, es decir la emprendamos o la heredemos. Pero esto no es del todo cierto y esto, Juan Sotomayor nos lo explica en su libro “Emprender o Dirigir. El dilema para ser empresario”.

Este autor plantea 4 alternativas para tu vida profesional en el mundo de los negocios, y estas son:

  • Conseguir un empleo y hacer una carrera en él.
  • Conseguir empleo, aprender, ahorrar y posteriormente emprender.
  • Conseguir empleo y emprender al mismo tiempo.
  • Emprender sin ninguna experiencia previa.

Como podrás imaginar cada una de ellas tiene sus pros y contras. Las experiencias del camino se presentarán en diferentes circunstancias pero es un hecho que habrá aprendizajes; algunos tendrán más riesgo que otros y los retos serán diferentes pero requerirán de tu compromiso.

Dicho lo anterior, te presento un segundo planteamiento de las principales diferencias en la dirección de las empresas. Las roles requiere enfoques diferentes, objetivos complementarios que suman al éxito o fracaso de la empresa y distintas aptitudes.

1602 01 GARU* Juan Grau y Jesús M. Sotomayor. Emprendedor o Dirigir. El dilema para ser empresario.

Si estás iniciando un negocio, este diagrama además puede serte de utilidad para identificar los roles directivos a los que tendrás que ir migrando, incorporando y delegando a medida que lo vaya requiriendo la empresa.

Todo negocio empieza con un Emprendedor; este soñador encargado de generar ideas. Su creatividad es vital en su rol, pues será la inspiración que la empresa necesita para conquistar sus visión de negocio.

Con el tiempo, todo emprendedor necesita de un Gerente que le apoye administrando y optimizando los recursos. Es de gran relevancia que esté enfocado en la eficiencia y eficacia de los procesos.

Seguirá pasando el tiempo y ya no será suficiente con un gerente que administre, sino que ahora se requerirán las habilidades de dirección que crezca la empresa. Este líder estratega es al que llamamos el Director.

Finalmente, llegará el día en que te conviertas en un Empresario y deberás estar cerca para asegurar la institucionalización de la organización, integrar nuevas empresas (si pones en marcha más ideas) y permear un sentido humano, social y económico pues velarás por la permanencia de la empresa a través del tiempo.

Normalmente en etapas iniciales de las empresas, el emprendedor asume simultáneamente dos o tres roles  hasta que el equipo y las tareas van aumentando. Entonces sí es importante ir definiendo cada rol en la medida que vaya surgiendo.

Si ya cuentas con una empresa, revisa este diagrama para hacer un breve diagnóstico de roles que ya existen en tu organización. Date cuenta que la labor de todos es de gran relevancia y cada una tiene sus propias responsabilidades. ¡Cuidado con hacer una mezcla de ellas!.  

¿Pudiste idear un plan de acción para ti y tu vida profesional? ¿Aún tienes dudas de qué camino deberías tomar? Recuerda que nunca es tarde para replantear tu vida y si acabas de caer en cuenta de algún cambio que debas hacer para tu vida profesional o tu empresa ¡empieza ya! Recuerda que no hay viento favorable para un barco sin rumbo.

Como siempre te recuerdo que los especialistas de Innovarte están para apoyarte: info@innovarte.mx

 Laura Cortés

El viaje como filosofía de vida

El viaje como filosofía

“Caminante, no hay camino se hace camino al andar. Al andar se hace camino. Y al volver la vista atrás. Se ve la senda que nunca. Se ha de volver a pisar¨

Joan Manuel Serrat

Viajar es como filosofar. Cada viaje que emprendemos trae consigo un conjunto de experiencias que te permiten expandir tu conciencia, al igual que la filosofía utiliza el cuestionamiento y las ideas para enriquecer el pensamiento.

Cuando uno viaja por placer iniciamos una aventura que implica movimiento, no solo físico sino mental y emocional, a través del cual nos transformaremos pues ya no seremos los mismos después del viaje.

El viajero elije estar en movimiento y cambio en vez de la estabilidad y la monotonía. El caminante debe aprender a vivir las experiencias con presencia, atención y plenitud pues sabe que no se puede demorar mucho en ellas ya que las debe de soltar para poder seguir avanzando. Muchas personas sufren en la vida por su incapacidad para adaptarse a los cambios de la vida pero el espíritu viajero avanza ligero, viviendo, aprendiendo y soltando sin apegos.

El viajero busca coleccionar experiencias, conocer lugares, percibir nuevos aromas, probar nuevas comidas, asomarse a nuevas culturas y conversar con personas ajenas pues sabe que el abrirse a nuevas formas de ver la realidad es algo enriquecedor y transformador. El espíritu viajero es consciente que al final de nuestros días las cosas materiales resultan inútiles y transitorias pero no lo son así nuestras experiencias que atesoramos en nuestra consciencia.

 Al viajar uno mantiene una actitud expectante y lúcida como la de un niño que se asombra como cuando ve un animal exótico antes desconocido para él. El viajero observa, pregunta y silencia sus prejuicios para poder tener una mirada fresca y pura y así poder conocer los destinos en los que se aventura. ¡Qué falta que nos hace el poder tener la actitud viajera en nuestra vida cotidiana!, en donde hemos perdido nuestra capacidad de asombro casi por completo y en donde las mismas ideas, creencias y formas de ver la vida se imponen automáticamente ante nuestros ojos, esclavizándonos de ver nuevas posibilidades y de vivir con la vitalidad de un niño sin tabúes.

El viajero tiene un rumbo fijo, un destino al cual llegar que le da dirección y sentido a su andar, sabe que paso a paso está construyendo su propio camino, su propia experiencia y es consciente de que sus pasos son único e irrepetibles por lo que busca darle a cada momento el mayor grado de consciencia.

Viajar es una metáfora de una forma de vivir la vida con filosofía porque cuando viajamos, nos expandimos en conocimientos, en consciencia, aprendemos a escuchar a otras formas de leer la vida para ser más tolerantes. En el viaje nos instruimos en adaptarnos al cambio y al flujo de la vida para ir teniendo experiencias con mayor lucidez y profundidad. Al viajar nos entrenamos a soltar con rapidez y desapego para seguir avanzando, también aprendemos a tener una mente cuestionadora y curiosa para recuperar nuestra capacidad de asombro que uno normalmente pierde cuando nos volvemos ¨adultos¨.

¿Cómo sería tu vida si pudieras incorporar el espíritu y la filosofía del viaje a tu vida cotidiana?

Vive intensamente.

Alejandro Valdés