¿Qué es la meditación?

Meditación

“La vida es una aventura muy corta como para vivirla dormido/a¨

Tony Karam

Según Gueshe Kelsang Gyatso la meditación es la mente que se concentra y es la acción mental que causa paz interior, cuando meditamos estamos realizando una acción que tiene como propósito calmar a la mente.

Durante nuestra vida cotidiana estamos tan inmersos en el mundo externo que nuestra mente tiene rienda suelta cual caballo desbocado y genera un sinfín de pensamientos y emociones de los cuales a veces no somos ni siquiera conscientes. Estos pensamientos e ideas discursivas generan emociones que a su vez nos conducen a la acción, por lo tanto si no tenemos consciencia de ellos seremos presas de nuestros viejos hábitos y tendencias que en ocasiones son muy perjudiciales.

Santa Teresa de Jesús la gran mística cristina dice que la mente discursiva es la ¨loca de la casa¨ ya que es presa de la imaginación y de una cascada de pensamientos y sentimientos sin tener dominio alguno.

¿Cómo podemos generar la paz interior en un mundo tan absorto por el exterior y con nuestros hábitos mentales tan arraigados? ¿Cómo pacificar a la mente de su incesante actividad de pensamientos y sentimientos?

La meditación es la llave que abre el tesoro interior del ser humano y le permite conocerse a sí mismo y hacerse amigo de su propia mente. A través de la meditación logramos pacificar el proceso discursivo y traer concentración a nuestras vidas.

La primera etapa de la meditación consiste en disipar las distracciones y lograr cierta claridad y lucidez mental. Esto se logra con un sencillo ejercicio con nuestra respiración. Aquí te compartimos la técnica completa:

1.- La postura

Siéntate en una silla con tu espalda recta o acuéstate con tu cabeza descansando en una almohada pero con tu columna vertebral lo más derecha posible mientras permites que tu cuerpo se relaje. Tus ojos pueden estar cerrados o parcialmente cerrados.

Si estas sentado, puedes poner tus manos en tus muslos o en tus rodillas. Tu cabeza debe estar ligeramente inclinada hacia el frente y tu lengua debe de tocar el paladar.

2.- Sensaciones táctiles

Trae a tu conciencia a la esfera de las sensaciones táctiles en tu cuerpo, desde las plantas de los pies hasta la coronilla de la cabeza. Nota la sensación en tus hombros y en el cuello y si detectas algún signo de tensión, relájalo y déjalo ir, de igual manera se consciente de los músculos de tu cara, tus mandíbulas, tus pómulos, la nuca y tus ojos y relaja cualquier área que sientas tensa. Deja que tu cara se relaje como lo hace un bebe durmiendo y deja que tu cuerpo entero este en un estado de tranquilidad. Durante la sesión mantente lo más físicamente estable e inmovible como te sea posible, vas a notar como el estabilizar a tu cuerpo ayuda a tranquilizar a la mente.

3.- La practica

Toma tres respiraciones profundas y toma conciencia de tu respiración. Permite que tu ritmo respiratorio tome su ritmo natural. Toma conciencia de cada exhalación y de cada inhalación en tu cuerpo. Observa el curso entero de cómo ingresa el aire por tu nariz sintiendo tus fosas nasales y de cómo sale el aire. Deja que tu cuerpo respire naturalmente como si estuvieras dormido pero conscientemente vigilante.

Los pensamientos tenderán a llegar involuntariamente y tu atención posiblemente va buscar moverse hacia algunos ruidos u otros estímulos del ambiente. Cuando notes que te has distraído de en ves forzar a tu mente a regresar a tu respiración de manera brusca, simplemente deja ir los pensamientos y las distracciones, especialmente con cada exhalación imagina que sueltas cada uno de los pensamientos y tranquilamente regresa tu atención hacia tu cuerpo, hacia tu respiración. Cuando notes que tu mente está dando vueltas nuevamente en otros pensamientos simplemente conténtate de que lo has notado y relajadamente regresa tu atención hacia la respiración.

Continúa este proceso una y otra vez hasta que tu mente se haya relajado más y más y continua practicando por un periodo en total de 24 minutos y después vuelve a regresar a tu entorno y continúa con tus actividades en el mundo.

Si practicamos de este modo con paciencia, nuestras distracciones mentales irán disminuyendo y experimentaremos una sensación de serenidad y relajación.

La meditación es una prueba de que podemos experimentar paz interior y satisfacción con solo dominar a nuestra mente sin tener que depender de las condiciones externas.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

Los 7 principios que hacen que las relaciones de pareja funcionen

principios parejas

¨Si al final de la relación haces lo mismo que hiciste al principio de la relación, no habrá un final¨

Tony Robbins

Las estadísticas son aplastantes en la actualidad la probabilidad de permanecer juntos en una relación de pareja cada vez se reduce más. A inicios del siglo XX, el 5% de los matrimonios terminaban en divorcio, mientras que en la actualidad se calcula que el 50% de todos los primeros matrimonios terminan en divorcio. Si esta tendencia continúa se pronostica que el 67% de primeros matrimonios podría terminar en divorcio en los próximos años. La mitad de los divorcios se produce durante los primeros 7 años de relación.

Es evidente que estamos viviendo grandes cambios a nivel mundial que influyen la manera como vivimos y los paradigmas dentro de los cuales actuamos, es cierto que los matrimonios de este nuevo siglo serán muy diferentes a los que hemos visto en el pasado, sin embrago si sabemos que las relaciones de pareja realmente son un elemento crítico para tener bienestar en nuestra vida  debemos replantearnos la manera en la cual podemos construir relaciones de parejas satisfactorias y para esto nos remitimos nuevamente a las investigaciones del científico del amor, el Dr. John Gottman

Las investigaciones de Gottman concluyen que son 7 principios que hacen que una relación de pareja sea satisfactoria y estable:

1.- Crear mapas de amor: Conocerse mutuamente y profundamente, sentirse conocido, que nuestra pareja conozca cuáles son nuestros sueños, aspiraciones y esperanzas de vida. La creación de mapas de amor es el primer paso para la construcción de la amistad. Conocerse el uno al otro: ¿Te sientes conocido?, ¿Tú pareja se interesa por conocer tu mundo? Es importante entonces construir un mapa real de la vida diaria de tu pareja.

Da click en el siguiente enlace para descagar un PDF con un Test del mapa del amor: http://www.psicologiayfertilidad.com/wp-content/uploads/2015/12/CUESTIONARIO-DEL-MAPA-DE-AMOR-Gottman-y-Silver.pdf

2.- Mostrar afecto y respeto: La admiración es el cemento que mantiene unida a la relación por eso siempre hay que nutrir la bondad y admiración. Crear una cultura de aprecio en cosas pequeñas, “disfrute mucho de la conversación”, “gracias por…” Es importante comunicar afecto y respeto. ¿Cuánto admiras a tu pareja? ¿Tu pareja te admira?, ¿Son afectivos el uno con el otro?

3.- Acercarse a la pareja y no alejarse: Nos sentimos más cerca de nuestra pareja en la medida en la que podamos compartir nuestra propia intimidad y viceversa por eso es importante prestar atención a los intentos de conexión de la pareja y mostrar apoyo e interés. Las personas se conectan de varias maneras, por ejemplo, “tuve un sueño horrible anoche”, la otra persona puede enganchar en la conversación mostrando interés en la historia. Es como demostrarle a la persona que habla con uno que “estoy ahí para las cosas que son importantes para ti”. En matrimonios felices se presentan 70 intentos de conexión en 10 minutos. Por el contrario, en matrimonios infelices se dan sólo 7 intentos de conexión en el mismo tiempo.

4.- Aceptar la influencia de tu pareja: Es permitirse conocer e influir por los intereses, anhelos y gustos de tu pareja, es abrirse a su mundo y poder conocerlo y que al hacerlo, este influya también en ti, es por ejemplo cuando a tu pareja le gusta el Yoga y a ti te interesa conocer más del Yoga e incluso compartir eso con ella o él.

5.- Regular los conflictos efectivamente: El conflicto es parte de la relación de pareja. Muchos problemas que no tienen solución se convierten en problemas perpetuos, los cuales para ser solucionados, tendríamos que cambiar la personalidad de la otra persona. Lo importante es saber moverse de los problemas entrampados al diálogo y escucharse mutuamente sin agredirse ni insultarse, se requiere de paciencia y tolerancia.

6.- Tener metas compartidas: Esto significa crear un proyecto de pareja en común el cual genera cohesión en la pareja. Ayuda mucho encontrar cuál es el sueño de mi pareja, honrar esos sueños de uno y del otro y llegar a acuerdos. Se puede decir que la misión en común es el respeto, confianza y el intercambio de valores

7.- Crear un significado compartido. Establecer rituales de conexión y hacer un viaje por la vida juntos. Es encontrar un propósito en la vida de ambos y en la relación. Es importante pensar en los valores y trascendencia de cada uno y también hacerse la pregunta ¿Cómo decidieron casarse y por qué decidieron tener hijos? En consecuencia, debemos crear rituales de conexión, por ejemplo, las cinco horas mágicas semanales, cenar todos los jueves juntos, hacer un viaje cada 3 meses, etc.

Podemos concluir de las investigaciones de Gottman que es todo un reto vivir en una relación de pareja, pero la felicidad dentro de una relación es posible, tan sólo necesitamos aprender algunas herramientas para usarlas en los momentos difíciles. Es un reto a superar en el que todos los que viven una vida de pareja están comprometidos por el bien de nuestra propia felicidad, el de nuestra pareja y el de nuestros hijos.

7 principios

Vive intensamente.

Alejandro Valdés