Encontrando a tu campeón interior: Las 5 C´s del alto desempeño

Campeón interior

“Las medallas de oro en realidad no están hechos de oro. Están hechos de sudor, determinación y una aleación difícil de encontrar llamadas agallas”

 Dan Gable

Las olimpiadas es un evento espectacular que nos recuerda el poder y las capacidades que tenemos los seres humanos, cada uno de los atletas que asisten a este acontecimiento son un ejemplo de perseverancia, disciplina y voluntad.

La diferencia entre un atleta de alto rendimiento y una persona común y corriente se puede resumir a 5 atributos, que si cada uno de nosotros nos enfocáramos a desarrolláramos podríamos llevar a nuestra vida al siguiente nivel.

Aquí te comparto las 5 cualidades de atletas Olímpicos:

1.- Coach – Tienen un Coach personal

Un Coach te permite desarrollar tu máximo potencial, es alguien que te retroalimenta y que te ayuda a crecer y que crea un espacio para que puedas avanzar rumbo a tus metas, es una persona completamente comprometida con tu desarrollo.

2.- Compromiso.

Son personas completamente entregadas a su deporte, capaces de mantenerse enfocadas y perseverantes hacia sus metas. La vida te da en la medida que tú te das a la vida, así que los atletas de alto rendimiento tienen una entrega absoluta para dar lo mejor de sí.

3.- Claridad

Son personas que saben lo que quieren, tienen metas claras y específicas que les permiten enfocarse en lo que es realmente importante para ellas, saben cuál es su visión y su aspiración en la vida y todos los días trabajan para alcanzar sus ideales.

4.- Confianza en sí mismos

Creen en sí mismos, se saben personas capaces y confían en sus propios recursos, tienen un auto-concepto poderoso que les permite atreverse, arriesgarse y seguir avanzando. La confianza es algo que se gana gradualmente a través de la experiencia.

5.- Constancia

Los atletas saben que lo que haces todos los días es más importante que lo que haces de vez en cuando, Es la auto-disciplina la que hace que una persona desarrolle la maestría y el alto rendimiento, no hay secretos para el éxito más que la disciplina, el trabajo constante y el aprendizaje, nada es casualidad, si quieres ser bueno en algo requieres perseverar.

Tener un Coach, el compromiso, la claridad, la confianza y la constancia son las 5 C´s que te permiten llevar a tu vida al siguiente nivel, en Innovarte te ofrecemos programas de Coaching personal que justamente te permite establecer metas personales, obtener la motivación necesaria y el compromiso para hacer realidad tus anhelos y poder vivir una vida que ames vivir.

Conoce más de nuestros programas al visitar nuestra página y pregunta por nuestra sesión introductoria GRATIS: http://www.innovarte.mx/personal.html

Vive intensamente.

Alejandro Valdés

4 Pasos para capitalizar nuestras experiencias en aprendizajes

“No recibimos sabiduría; debemos descubrirla por nosotros mismos luego de recorrer una travesía que nadie más puede recorrer por nosotros”

                                                                                                                                          Marcel Proust

La vida solo es rica en experiencias, desde el momento en que nacemos hasta el momento de nuestro último suspiro, lo único que tenemos son experiencias. El proceso de vivir significa pasar por el campo de las experiencias para poder aprender de ellas.

A lo largo de nuestra vida todos nos hemos visto expuestos a diferentes tipos de experiencias, algunas poco afortunadas, otras tanto muy tristes y algunas santamente serenas pero lo que marca la diferencia entre una persona y otra, aquello que realmente detona una verdadera distinción en la calidad de vida de las personas es la manera como asimilamos las experiencias, recuerda que lo importante no es lo que te sucede sino lo que haces con lo que te sucede lo que realmente marca la diferencia.

Hay algunas personas que repiten los mismos errores una y otra vez a lo largo de sus vidas, sin aprender de sus experiencias y están en un eterno ciclo de repetición incesante, los mismos problemas, los mismos retos, día tras día. Cuando una persona no ha comprendido algo tiende a repetirlo, así que lo que nos permite avanzar en la vida es el poder aprender de nuestras experiencias y capitalizarlas en aprendizaje. El filósofo Sócrates ya lo dijo hace mucho tiempo, ¨una vida sin ser examinada no vale la pena ser vivida¨

¿Cómo podemos aprender de nuestras experiencias?

1.- Entrégate a la experiencia

El primer paso consiste en seleccionar las experiencias de las que quieras aprender y en estar presente, entregarte a la experiencia, ya sea estar en una puesta de sol, en la graduación de un hijo o en una clase universitaria, de nada sirve la experiencia si no estás presente, no es de utilidad si tu cuerpo esta físicamente pero tu mente esta en otro lado, así que realiza tus acciones con consciencia y atención.

2.- Reflexiona sobre tu experiencia

Una vez que la experiencia haya terminado ve a la reflexión y haz un alto en el camino y reflexiona. Cuando te detienes a pensar estas en el camino de generar nuevos aprendizajes. Hazte las siguientes preguntas:

¿Qué aprendí de lo que paso? ¿Qué lección me dio la experiencia?

¿De qué manera mis decisiones influyeron en los resultados que obtuve?

¿Qué me funciono?

¿Qué puedo hacer diferente para la siguiente ocasión?

¿Qué debería dejar de hacer para mejorar en la siguiente ocasión?

El simple hecho de hacerte estas preguntas te permitirán procesar la experiencia y sacarle el máximo jugo, lo cual expandirá tu consciencia y te permitirá mejorar y perfeccionarte.

3.- Modifica tu comportamiento y ve a la acción.

Una vez que ya hayamos capitalizado la experiencia es importante llevar el aprendizaje al terreno de la acción y seguir practicando, recuerda que la practica hace al maestro así que prueba los cambios que hayas decidido hacer y observa los resultados.

4.- Vuelve a repetir el ciclo hasta seguir perfeccionándote y alcanzar tus objetivos.

El ciclo se repite indefinidamente,  haz el paso 1 al 3 hasta que alcances el objetivo, cada aprendizaje te permitirá crecer y expandir tus límites y con el paso del tiempo obtener maestría en tu vida, ya sea que desees aplicar este método a tu relación de pareja, negocio o salud, el camino del progreso está marcado por el aprendizaje de nuestras experiencias, ya que es en ellas donde se encuentra la riqueza de nuestras vidas.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, ponlas en práctica y verás el poder de estas ideas.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

 

7 Pasos para desarrollar un nuevo hábito

¨Todo es difícil al inicio antes de hacerse fácil¨

J.W. Goethe

95% de lo que hacemos en nuestra vida cotidiana está basado en nuestros hábitos y costumbres, es innegable que los seres humanos somos herederos de nuestras acciones repetitivas y constantes, somos criaturas de hábitos.

Los hábitos son aquellos comportamientos repetitivos que son prácticamente inconscientes y que los realizamos sin casi ningún esfuerzo, por ejemplo el lavarnos los dientes, el bañarnos o simplemente comer, todas estas actividades las hemos aprendido en nuestra infancia temprana y las hemos integrado en nuestro subconsciente de manera que cada vez que los repetimos se hacen más habituales y automáticos.

Tener hábitos positivos es difícil al inicio pero nuestra vida se hace más fácil a la larga, mientras que tener hábitos negativos es muy fácil al inicio pero a la larga nuestra vida se hace más difícil y complicada. Aristóteles dijo que ¨somos lo que hacemos repetidamente, la excelencia entonces, no es un acto sino un hábito¨.

Si queremos tener una vida plena, satisfactoria y productiva es necesario que tengamos hábitos poderosos que nos permitan producir los resultados que anhelamos. Los hábitos positivos nos llevan a la libertad para tener la vida que deseamos tener.

Cuando uno ve a una persona exitosa y con gran calidad de vida, podemos asegurar que esa persona ha cultivado hábitos positivos en su vida que le han permitido estar donde está, recuerda que vivimos en un universo meritorio donde cada quien cosecha lo que siembra.

Si los hábitos son tan importantes, ¿Cómo podemos desarrollar hábitos positivos en nuestras vidas? Hábitos tales como el leer, el hacer ejercicio, el ser paciente, el reflexionar, el saber escuchar, etc. hábitos que nos faciliten nuestra vida y que nos hagan ser mejores personas.

Se necesitan 21 días para romper o instalar un hábito. Así que para iniciar a desarrollar un hábito poderoso en tu vida se necesitan 7 pasos.

1.- Toma una decisión.

Primero toma una decisión sobre cómo te gustaría actuar y sobre que hábito quieres integrar en tu vida. Por ejemplo si quieres hacer ejercicio como parte de tu vida, toma la decisión de poner tu alarma a una hoja determinada y en cuanto suene ponte a hacer ejercicio.

2.- Nunca te permitas hacer una excepción al romper el hábito.

No hagas escusas ni racionalizaciones, no te permitas no hacer lo que dijiste que ibas a hacer durante el periodo de incubación del nuevo hábito. Disciplínate a hacerlo durante los 21 días.

3.- Dile a otros sobre que estas practicando este nuevo hábito.

Es increíble que como aumenta tu nivel de disciplina y compromiso cuando sabes que otras personas estarán viendo si es que tienes la fuerza de voluntad para cumplir con tu resolución.

4.- Visualiza el nuevo hábito.

La mente subconsciente no sabe reconocer entre lo que imaginas y lo que es real por lo que al imaginarte actuando como si ya tuvieras el hábito que deseas tener, más poderosamente envías el mensaje a tu mente para que lo vuelva una realidad en tu vida.

5.- Crea una afirmación poderosa.

Nuestro subconsciente se programa gracias a nuestras palabras y las imágenes mentales que sostenemos en nuestra pantalla mental por lo que repítete constantemente para tus adentros algo así como: ¨Me levanto todos los días a hacer ejercicio¨. Repítete frases de este tipo constantemente y verás los resultados.

6.- Ten la determinación de persistir.

Cuando tengas la tentación de regresar a lo que antes hacías recuerda lo mucho que vas a ganar con este nuevo hábito y vuelve a tomar la decisión de mantenerte firma en tu determinación hasta que alcances los 21 días.

7.- Recompénsate

Cada vez que hagas el nuevo hábito recompénsate, reconócete por hacer el esfuerzo, dite algunas palabras positivas, date una palmada o consiéntete de alguna manera, esto hará que empieces asociar placer al hecho de hacer dicha acción y poco a poco tu mente la integrará más en ti y se volverá un hábito.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, ponlas en práctica y verás el poder de estas ideas.

Vive intensamente

Alejandro Valdés