Expandiendo el concepto de ¨Riqueza¨: ¿Qué significa SER verdaderamente rico?

25_JULIO_Riqueza

¨El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.¨

Epicuro de Samos

¿Has sentido alguna un sentimiento de ansiedad, preocupación o miedo con respecto a tu situación económica? ¿Te has sentido presionado por no generar la cantidad de dinero que anhelas? ¿Has deseado querer ser rico y libre financieramente pero por mucho que trabajes no sientes que la meta está cercana?

Si eres como la mayoría de las personas, el dinero juega una fuente de estrés importante en la vida y es normal en cierto sentido porque a través de él logramos intercambiar bienes y servicios necesarios para nuestra vida cotidiana, sin embargo nuestra sociedad nos inculca ideas erróneas sobre el verdadero sentido de la riqueza y nos impulsa en una búsqueda desenfrenada de obtener más dinero a toda costa con el fin de ¨ser exitosos, felices y admirados¨, vendiéndonos una quimera gracias a la cual muchas personas sacrifican su bienestar físico, emocional y mental y con esto desperdiciando su vida.

Tony Robbins dice que ¨el éxito sin plenitud es el último fracaso¨, debido a que la riqueza material nunca compensará la plenitud y el bienestar del SER, por lo tanto, el primer paso para salir de esta mentalidad de escases y de lucha exacerbada por ser ricos es cambiar nuestra mentalidad con respecto a la riqueza y dejarle de atribuir exclusivamente un sentido materialista.

Según el diccionario, la riqueza es la “abundancia de recursos y posesiones valiosas¨. El problema es que en nuestra cultura asociamos a dicho concepto únicamente con el aspecto material y financiero pero en realidad la riqueza no solo es material, también es emocional, mental y espiritual.

La verdadera riqueza es un estado mental y emocional, es un ESTADO DEL SER en el cual tomas consciencia de toda la abundancia con la que cuentas en ti mismo/a y en tu vida, es expandir tu conciencia al notar que el estar sano es ser rico, tener la capacidad de pensar, sentir, hablar y actuar en el mundo es una verdadera joya, es darse cuenta que al tener buenos amigos, una relación de pareja armoniosa, conocimientos, experiencias, valores, amor, paz, principios morales y hasta un sentido profundo en la vida, es SER VERDADERAMENTE RICO.

La riqueza es un estado del SER en el cual encuentras la plenitud y abundancia en ti y en el cual valoras lo mucho que tienes en la vida, eso te hace SER verdaderamente rico. Ninguna cantidad de dinero te hará verdaderamente rico. La riqueza vive en otra dimensión más allá de la material, la riqueza es una creación de la mente.

Hay que diferenciar el concepto de libertad financiera de la verdadera riqueza. Cuando una persona es financieramente libre se refiere a que ya no tiene que trabajar para poder vivir pero la riqueza tiene que ver con la abundancia mental desde la cual vives tu vida cotidiana.

El primer paso para ser para ser libre financieramente es asumir la riqueza de tu propio SER y vivir desde una estado de la riqueza ya que desde ese estado puedes contribuir un mucho mejor futuro financiero.

Plan de acción:

  • Haz una lista de todas las cosas valiosas que tienes en tu vida (sentimientos, relaciones, experiencias, conocimientos, etc.) y conéctate con el estado emocional que surge y vuélvete consciente de que ya eres verdaderamente rico.
  • Cultiva la gratitud diariamente, cuando te sientes agradecido eres rico.
  • Cultiva una mentalidad altruista, cuando formas el hábito de dar significa que eres una persona con abundancia que es capaz de compartir.
  • Estudia y cultívate en el tema de educación y libertad financiera, te recomiendo los libros de Robert Kiyosaki y el arte de hacer de Mario Borghino, aunque seguramente hay mucha más información valiosa sobre este tema.

La verdadera clave es vivir desde un estado de riqueza mental y emocional y desde ahí trabajar para obtener tu libertad financiera.

Deseo que esta información te haya sido de utilidad.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

La poderosa influencia de tu grupo social

Grupo social

¨Tú eres el promedio de las cinco personas con las que más tiempo pasas.¨

Jim Rohn

Uno de los dichos de la sabiduría popular es ¨dime con quién andas y te diré quién eres¨ y nos habla de la influencia tan poderosa que tienen otras personas en nuestra forma de vida. Los seres humanos somos seres sociables por naturaleza y lo cual implica que necesitamos recibir la influencia de otros para poder sobrevivir y esto es así desde la más tierna infancia donde somos totalmente dependientes de nuestros padres hasta la vida adulta donde somos nosotros los que libremente escogemos a nuestros amigos y pareja.

Todos hemos escuchado historias donde un ¨joven bueno¨ que empezó a llevarse con las ¨personas equivocadas¨ y término en un camino de vida complicado al ser influido negativamente por su ambiente social pero también existen las historias donde alguna persona se unió a algún grupo de amigos que le ayudaron a ser mejor persona.

La influencia de nuestro círculo social más cercano es innegable. No podemos escoger a nuestra familia pero siempre podemos escoger a nuestros amigos y pareja y la influencia que ellos puedan tener en nosotros. Lo importante es estar consciente de esto y hacernos responsables de escoger el estar con personas que nos impulsen a mejorar y no que nos hagan empeorar.

 En una ocasión le preguntaron al Buda sobre la importancia que tenía estar dentro de un grupo o comunidad para lograr transitar el camino espiritual, a lo que el Buda respondió: ¨La comunidad no es importante en el camino, la comunidad es el camino¨, haciendo alusión al poder de influencia que tiene el grupo dentro de nuestro desarrollo.

Desde hace más de 2 años que he venido trabajando con grupos Master Mind (grupos de apoyo para alcanzar metas personales) y me ha quedado claro, como el reunirte con personas que quieren mejorar sus vidas ha influido poderosamente en mejorar mi vida también y creo firmemente que nuestra calidad de vida esta enormemente influenciada por las personas con las que más nos rodeamos por lo cual hay que aprender a juntarnos con personas que nos motiven a crecer, a ser mejores y a aprender.

Aquí te comparto algunas ideas para que las consideres mientras escoges tu compañía.

1.- Busca a personas a las cuales puedas admirar.

Cuando conoces a alguien a quien admiras, esa persona se convierte en una fuente de inspiración para ti y eso te impulsa a mejorar. Observa cualidades y habilidades que te llamen la atención como por ejemplo la forma como se comunican, como resuelven los problemas o simplemente como ven la vida.

2.- Busca a personas que tengan altas aspiraciones.

Seneca decía que cualquier camino es bueno para aquel que no sabe a dónde va, así que las personas que saben lo que quieren y que tienen altas aspiraciones son personas que seguramente llegaran lejos en la vida y son personas de las cuales puedes aprender mucho.

3.- Busca a personas con hábitos constructivos.

Los seres humanos somos criaturas de hábitos y lo que hacemos cotidianamente es lo que constituye nuestro carácter por lo cual es importante construir hábitos positivos y constructivos que nos lleven al desarrollo y no al deterioro. Las personas exitosas tienen hábitos positivos, son personas que les gusta aprender, son valientes, tienen auto-confianza, se enfocan en metas, entre muchas otras cosas, por lo cual al tú juntarte con este tipo de personas comenzarás a integrar los mismos hábitos positivos en tu estilo de vida.

Utiliza estos 3 factores a la hora de seleccionar a tu círculo social más cercano y harás una gran diferencia en la cualidad de tu vida ya que como dice Tony Robbins: la calidad de vida de una persona es normalmente una reflexión directa de las expectativas de su grupo social más cercano.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

El poder de la interpretación: ¿Cómo se genera el sufrimiento humano?

El poder de las interpretaciones

¨El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional¨

                                                                      Siddartha Gautama – El Buda

Al ver las noticias y los acontecimientos que ocurren en el mundo uno se da cuenta de cuanto caos y cuanto sufrimiento innecesario generamos los seres humanos, pareciera que estamos envueltos en una hipnosis colectiva que nos hace actuar mecánicamente y sin consciencia y que nos impulsa a sembrar las causas de nuestro propio sufrimiento.

Todos los seres humanos tenemos un mismo deseo en común y es el siguiente: Todos en el fondo deseamos ser felices y todos deseamos dejar de sufrir. La verdadera sabiduría en la vida es el poder comprender cuales son las causas genuinas de la felicidad y ponerlas en marcha para crear nuestra propia felicidad y la de las personas que nos rodean.

Uno de los elementos más importantes que es necesario conocer para poder liberarnos del sufrimiento y acercarnos hacia la felicidad es que el dolor es algo biológico y físico y este es en algunas ocasiones inevitable, como por ejemplo cuanto te accidentas o cuando enfermas, pero el sufrimiento es algo emocional y mental y al ser así, nosotros como seres humanos tenemos libertad y poder para eliminarlo.

Los seres humanos vivimos nuestra vida en dos dominios, el dominio de los hechos o lo que pasa en la vida (los hechos en sí) y el dominio de nuestras interpretaciones o lo que decimos sobre lo que nos pasa. Es gracias al poder del lenguaje como es que nosotros podemos crear interpretaciones e historias sobre lo que nos pasa, el problema radica en que no somos conscientes de este hecho, es decir no nos damos cuenta de que son solo historias e interpretaciones sobre lo que paso y nos relacionamos con ellas como si fueran la verdad absoluta. En esta confusión y en el colapsar lo que paso con nuestras interpretaciones como se genera gran parte del sufrimiento humano.

Por ejemplo vas a una fiesta y ves que el anfitrión que te invitó está saludando a las personas y de pronto pasa cerca de ti y no te saluda. El hecho es que la persona no te saludo pero inmediatamente empezamos a construir una historia sobre porque no nos saludó y en esa historia puedes empezar a decirte: ¨Que persona tan grosera, me está humillando, me quiere hacer quedar en ridículo, porque vine a esta fiesta debería de haberme quedado mejor en mi casa, que poca educación tiene esta persona.¨ y esta historia que creamos no son los hechos en sí y el problema en si no es la interpretación en sí, sino que colapsamos a la interpretación con los hechos y la interpretación se vuelve nuestra realidad.

Cuando dejo de ver los hechos en sí, comienzo a ver los hechos en mi (interpretación) y me quedo estancado con la interpretación, que en la mayoría de los seres humanos es negativa y desempoderadora al asumir que es la verdad.

Epícteto (Hierápolis , 55 – Nicópolis, 135) un filósofo griego hace milenios sintetizo perfectamente esta idea al decir: Los hombres no sufren por las cosas en sí, sino por sus opiniones sobre las cosas. Al comprender que nosotros no vivimos los hechos sino que vivimos lo que los hechos significan para nosotros hemos dado un gran paso hacia la libertad porque siempre tenemos opción sobre el significado que le demos a las cosas, siempre podemos elegir ver el vaso medio lleno o medio vacío.

Es en este poder de elección en donde se basa la verdadera riqueza y poder de ser un ser humano. Como seres humanos estamos dotados con la libertad de crear nuestros propios significados y con ellos estamos creando nuestra propia realidad y así podemos liberarnos de todo el sufrimiento innecesario que hemos venido creando gracias a nuestra forma de interpretar los eventos de nuestra vida.

Vive intensamente

Alejandro Valdés