Integridad: El estado de SER que hace que las cosas sucedan

Integridad“Antes que nada ser verídico para contigo mismo. Y así, tan cierto como que la noche sigue al día, hallarás que no puedes mentir a nadie”

— William Shakespeare

Muchas personas asocian la palabra integridad con algo moral que hace referencia al bien y al mal, sin embargo una de las ideas más fascinantes y transformadoras que he conocido es la noción de integridad generada por Werner Erhard (Creador del programa EST y ahora el foro Landmark), en la cual se dice que la integridad no tiene que ver con moralidad sino que tiene que ver con funcionalidad, con hacer que las cosas funcionen ya que sin integridad nada funciona.

El diccionario Webster define a la integridad como: ¨Aquello que está completo, entero, aquello a lo que no le falta nada¨.

Cuando nosotros observamos por ejemplo un puente que está roto o que le falta un tramo, podemos decir que el puente no tiene integridad y al no tenerla, el puente no funciona para lo cual fue realizado. Lo mismo ocurre con cualquier objeto material que no esté completo ya que al no estarlo pierde su poder y su consistencia y los diferentes elementos que lo componen se desintegran.

Los seres humanos tenemos un componente adicional a todas las cosas materiales e incluso a otros seres vivos como los animales: El lenguaje, el cual realmente es un factor que nos hace realmente humanos. Martin Heidegger el filósofo alemán dijo alguna vez que ¨el lenguaje es la casa del SER¨ y que los seres humanos vivimos inmersos en el lenguaje como los peces que viven en el agua no se dan cuenta de que habitan en ese medio, de la misma manera los seres humanos apenas y somos conscientes del efecto profundo que tiene el lenguaje en nuestras vidas ya que es gracias al él como podemos interpretar la realidad tal y como la percibimos.

Por lo tanto, ¿Qué es ser una persona de integridad?

Debido a que el lenguaje es fundamento sobre el cual nos constituimos como seres humanos, podemos decir que la integridad de una persona tiene que ver con su palabra. Para que alguien tenga integridad, la palabra de la persona deberá estar completa, entera y sin romper.

Integridad es honrar a tu palabra, lo cual significa:

  • Cumplir con tus promesas y acuerdos en tiempo y forma.
  • Cuando sepas que no podrás cumplir con tus acuerdos comunicar no lo harás y restaurar el daño en la medida de lo posible.

En el pasado a través de mis abuelos llegue a escuchar que ¨lo que más vale es la palabra de un hombre¨ ¨ese es un hombre de palabra¨ sin embargo con el transcurrir de los años he percibido que este tema del valor de la palabra ha perdido fuerza y es muy común ver a personas que empeñan su palabra y jamás la cumplen generando un estado de desconfianza en los otros y una pérdida de credibilidad que hace que no se pueda lograr algún resultado deseado.

Cuando las personas no tenemos integridad y no cumplimos con nuestra palabra (que es el medio principal a través del cual nos relacionamos con los demás), nuestra palabra no vale y las personas no creen más en nosotros pero principalmente nosotros dejamos de creer en nosotros mismos y hay una pérdida de poder personal muy fuerte que es muy difícil de recuperarse hasta que no se restaure la integridad.

La gran mayoría de las personas no se dan cuenta del impacto que tiene la falta de integridad en sus vidas y tampoco son conscientes de que esa es la principal causa del porque su vida no funciona.

Cuando tú declaras que eres una persona de integridad, es que tu palabra está completa porque tú cumples lo que prometes y lo que afirmas está en consonancia con la realidad.

Los principales beneficios que puedes obtener al convertirte en una persona con integridad son:

  • Tú estás en paz contigo misma y con otros.
  • Tienes una alta confianza en ti mismo/a, por qué crees en ti misma y sabes que lo que dices lo haces.
  • Las personas confían y creen en ti porque saben que lo que prometes lo cumples y generas un ambiente de funcionabilidad en donde tu estés.

Ejercicio:

1.- Piensa en un área de tu vida en donde experimentes falta de poder, libertad y donde no estés siendo tú mismo/a

2.- Pregúntate: ¿Estas cumpliendo u honrando tus promesas en esa área de tu vida? ¿Estás siendo honesto contigo mismo/a en ese aspecto?

3.- Habla con las personas que hayas afectado por tu falta de integridad y vuelve a comprometerte contigo mismo y con ellas haciéndoles saber que a partir de ahora estarás en Integridad.

Recuerda que la integridad es el fundamento para poder construir relaciones poderosas y sólidas, no solo con otros sino también contigo mismo/a, así que da el primer paso para convertirte en una persona de integridad y verás los resultados en tu vida.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

El poder de la auto-disciplina

Auto-disciplina

¨Autodisciplina es hacer lo que sabes que tienes que hacer independientemente de si quieres o no hacerlo¨
Elbert Hubbard

¿Te has preguntado por qué hay personas más exitosas que otras? ¿Por qué hay personas que tienen buenas relaciones interpersonales, mayor salud, ganan más dinero y tienen grandes logros en sus vidas?

La respuesta a esta pregunta radica en el poder de la auto-disciplina, ya que solo los seres humanos que logran desarrollar esta capacidad son aquellos que sobresalen del resto.

La disciplina es un conjunto de reglas de comportamiento que permiten mantener el orden y cuyo cumplimiento constante conducen a algún resultado deseado. Cuando hablamos de auto-disciplina nos referimos a la capacidad que tiene un individuo de someterse voluntariamente y sin ningún tipo de presión exterior a este tipo de régimen con el fin de alcanzar un objetivo.

Malcom Gladwell en su libro ¨Outliers¨ (Los fueras de serie) expone que para ser exitoso en cualquier campo del quehacer humano y convertirte en un verdadero experto se requiere de al menos 10,000 horas de práctica constante. Las ideas de Gladwell rompieron el paradigma del talento y los genes según el cual nacemos con ciertos talentos y capacidades y poco podemos hacer para lograr la maestría ya que son los genes lo que principalmente condiciona nuestro éxito.

Si la teoría de Gladwell es correcta, el verdadero secreto para el éxito radica en la auto-disciplina, ya que es a través de ella como podemos lograr tener una práctica y desarrollo constante y consistente que nos permita romper con nuestros límites y seguir avanzando hasta lograr nuestros anhelos.

Si la auto-disciplina es la clave para mejorar nuestra vida, ¿Qué nos impide a la gran mayoría de los seres humanos obtenerla?

1. El camino del menor esfuerzo.- Muchos seres humanos buscan quedarse en su zona de comodidad y todo aquello que implique esfuerzo y dedicación resulta aversivo y con el tiempo las personas buscan siempre lo fácil y lo cómodo en lugar de buscar trabajar en aquello que es difícil pero que es necesario para el logro de los objetivos.

2. El factor de conveniencia.- Las personas tenderán a buscar la manera más rápida y corta para obtener lo que desean ahora, teniendo poca o nula consciencia de las consecuencias a largo plazo de sus comportamientos. La gran mayoría de individuos tienden a hacer aquello que es fácil y divertido en vez de hacer aquello que es necesario para el éxito.

Todos los días en nuestras vidas hay una batalla interior en nosotros entre tomar la decisión de hacer las cosas que son necesarias, complejas y requeridas para avanzar o hacer las cosas que son divertidas, fáciles y de poco valor. Todos los días deberás ganar la batalla y vencer al camino del menor esfuerzo y al factor de conveniencia si es que quieres llegar a ser quien realmente deseas ser y si quieres lograr todo aquello que te propones.

Si revisas la historia de personas altamente exitosas, ya sean artistas como Pablo Picasso o Mozart, deportistas como Michael Jordan o Peter Sampras, o emprendedores como Steve Jobs o Marck Zuckerberg, todos y cada uno de ellos tienen algo en común, la capacidad de auto-disciplinarse y sacrificarse en el corto plazo para obtener mayores resultados en el futuro, lo que les permitió mantenerse persistentes en su práctica para desarrollar grandes habilidades y conocimientos que les permitieron hacer cosas extraordinarias en sus campos.

La buena noticia es que la auto-disciplina es un hábito que se puede fortalecer con el tiempo y cada vez que la practiques más fácil te resultará. Goethe decía que todo es difícil antes de ser fácil, ya que para formar un hábito primero necesitamos generar el esfuerzo necesario pero cuando el hábito se ha formado todo es más fácil.

Ejercicio:

Toma una hoja de papel y escribe las respuestas a estas preguntas:
1. ¿Si tu vida fuera ideal en todos sus departamentos (Salud, familia, trabajo, pareja, recreación, amistades, etc.) como sería tu vida? – Descríbela.
2. Para que logres tener tu vida ideal, ¿Cúal es la habilidad más importante que deberías desarrollar en el futuro para hacerlo realidad? ¿De qué manera te tendrías que disciplinar para lograr tus objetivos?
3. ¿Por qué aún no eres tan exitoso como deseas serlo? ¿Qué te lo ha impedido? ¿Qué disciplina te ayudaría a lograrlo?

Te invito a que pongas en práctica estas ideas y fortalezcas tu camino hacia la auto-disciplina y al hacerlo no solo obtendrás mejores resultados sino que te sentirás muy bien contigo mismo/a.

Vive intensamente.
Alejandro Valdés

10 Maneras para incrementar tu productividad personal

Woman drawing graph on glass

¨Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible¨

San Francisco de Asis

Diversos estudios han demostrado que cerca del 50% del tiempo laboral es poco productivo y es tiempo desperdiciado en actividades de poco valor. La clave para la productividad radica en hacer más actividades de alto valor y menos de poco valor e impacto para el negocio.

Estrategias para incrementar tu productividad:

  1. Separa a las actividades de alto valor de las de poco valor dentro de tus actividades generales e identifica que actividades de bajo valor debes eliminar, postergar o delegar.

 

  1. Tomate un día de descanso al menos a la semana en donde no hagas nada de trabajo. Numerosos estudios han demostrado que el descanso aumenta la productividad debido a que permite a las personas recargar energías y poder rendir mejor.

  1. Desarrolla tu poder de concentración. La capacidad de estar atento es clave para el alto desempeño, diversos estudios han descubierto que la presencia mental y la capacidad de concentración.

Repite el siguiente ejercicio por 5 minutos diarios y notarás que tu poder de concentración mejora gradualmente:

  1. Inspira profundamente y llena tus pulmones de aire
  2. Conserva el aire por 3 segundos
  3. Luego déjalo salir lentamente
  4. Repite el proceso por 5 minutos, si detectas que tu mente se distrae con tus pensamientos simplemente regresa tu atención al proceso de respiración, esto hará que gradualmente puedas concentrarte más.

  1. Ten claros tus objetivos. ¿Cuáles son los objetivos sobre los cuales vas a trabajar? ¿Qué quieres lograr? Cada vez que tienes claros tus objetivos tienes un enfoque claro y preciso que te permitirá ser más productivo.

  1. Planea tu día. Escribe todas las mañanas antes de iniciar tu día, cuales son las acciones que debes tomar para alcanzar tus objetivos. Estudios han demostrado que el simple hecho de escribir esta lista aumenta tu productividad en un 25%.

  1. Clasifica y prioriza tu lista anterior. A= Prioridad, B= Importante pero no urgente, C=Poca importancia y poco valor, D= Delegar. Inicia a trabajar con tus A´s, nunca hagas una actividad B o C sin antes haber terminado con las actividades clasificadas como A´s.

  1. Durante tu día pregúntate estas 4 cosas. a) ¿Cuáles son las actividades más valiosas que desempeño? b) ¿Por qué me pagan? c) ¿Cuál es el uso más valioso de mi tiempo en este momento? d) ¿Qué es aquello que yo y solo yo puedo hacer, que de hacerlo bien resulta en un gran beneficio para mi empresa?

 

  1. Trabaja mientras estas trabajando, no pierdas tu tiempo, haz que tu tiempo laboral valga y repítete constantemente ¨De regreso al trabajo¨ cada vez que te veas distraído o perdiendo tu tiempo.

  1. Enfoque en hacer aquellas cosas en las que eres bueno y que agregan valor. Estudios han demostrado que si te especializas en ciertas habilidades cada vez las haces mejor y en menos tiempo. ¿Qué es aquello de tu trabajo en lo que eres muy bueno y disfrutas hacer?

  1. Junta actividades similares y trabaja en ellas. Esto reduce tu tiempo e incrementa tu productividad. Por ejemplo cuando vayas a escribir cartas, escribe todas las cartas, o cuando contestes correos solo dedícate a contestar correos, agrupa tus actividades en función de sus similitudes, eso ayuda mucho a no perder tiempo y a cambiar de actividades.

Si pones en práctica estas estrategias te garantizo que serás más productivo y podrás hacer más cosas importantes para ti y tu vida y tendrás un mayor sentimiento de dominio sobre ti mismo y tu vida.

Vive intensamente.

Alejandro Valdés