Una filosofía de la serenidad para vivir en medio de una vida caótica: Ideas de Epícteto

Epicteto

¨Cuando vea a un individuo angustiado me digo: ¿Qué quera este? Si no quisiera algo de lo que no depende de él, ¿Cómo iba a estar angustiado?¨

                                                                                     Epícteto (55 – 135 D.C.)

Nuestra sociedad actual parece estar obsesionada con la velocidad, la rapidez y la superficialidad, pareciera que la prisa interna es el común denominador de la gran mayoría de los individuos, en donde el excesivo número de actividades que realizamos en las diferentes áreas de la vida y los diversos roles (trabajo, pareja, familia, amistades, etc.) que desempeñamos nos dejan poco tiempo para la reflexión y la construcción del sentido.

El resultado de esta condición es el estrés, la ansiedad y la frustración ya que al estar tan volcados hacia el mundo exterior, depositamos todo nuestra esperanza de felicidad en él y cuando estas no se cumplen sufrimos y nos enojamos. Si vivimos la vida a gran velocidad y rapidez perdemos profundidad pero si disminuimos la velocidad e incrementamos la reflexión y consciencia aumentaremos la intensidad de nuestra vida. Es justamente para lograr tener una vida más lúcida donde podemos recurrir a las ideas de Epícteto, el cual fue un filósofo griego, de la escuela estoica, que vivió parte de su vida como esclavo en Roma hasta que se fue al norte de Grecia a establecer su propia escuela de filosofía a la que acudieron muchos grandes pensadores de la época a aprender de él.

Epícteto basa su filosofía en la idea de que no se puede ser libre si deseamos y anhelamos algo que no depende de nosotros, es decir si depositamos nuestra felicidad en lo exterior, como puede ser una pareja, una familia, el trabajo, el reconocimiento, el dinero, etc. siempre seremos esclavos y nunca seremos libres ya que estos ingredientes no están al cien por ciento en nuestro control, es cierto que podemos influir en los eventos exteriores pero nunca podemos controlarlos realmente.

Nuestra sociedad nos condiciona con las ideas de que hay que buscar la fama, el poder, el reconocimiento, el dinero, el sexo para poder ser felices sin embargo es evidente que hay individuos que cuentan con estos objetos de deseo y aun así no son felices, lo cual debería de demostrar que esos elementos por si mismos no son la fuente de la felicidad. Epícteto nos invita a buscar vivir una vida con serenidad, libre de temor y ansiedad y el camino para llegar a ese fin es a través del cultivo de la sabiduría y el desarrollo de nuestra mente y no de la manipulación del mundo exterior.

Epíteto llega a la comprensión de que el ser humano no sufre por lo que le pasa en la realidad sino por las interpretaciones que hace sobre los eventos, ¨Los hombres se ven perturbados no por las cosas sino por las opiniones sobre las cosas¨ y esto según él es la tarea del filósofo, la de educar y ayudar a otros a ser conscientes  que los seres humanos tenemos la capacidad de transformar nuestras percepciones y llegar a comprender mejor los eventos a la luz de la razón y esto es lo que nos puede liberar del sufrimiento.

¨Cuando veas a alguien sufriendo o llorando porque ha perdido algo o porque su hijo está ausente, ten cuidado de que no te atrape su propia interpretación de que está en entre males y ten conciencia de que los que le atribula no es sino la opinión que tiene sobre lo que le sucede¨

La filosofía de Epícteto es tan pertinente en nuestros tiempos actuales ya que nos regresa la responsabilidad a nosotros mismos de hacernos cargo de nuestra propia felicidad y nos enseña que el camino para la serenidad radica en aprender a transformar a nuestra propia mente, ya que no siempre podemos cambiar el mundo exterior pero siempre podemos transformar la manera como lo vemos y lo interpretamos.

El verdadero entrenamiento del filósofo según Epícteto radica en fortalecer nuestra mente a través de las experiencias de la vida y en aprender de la adversidad. ¨Las circunstancias difíciles son las que muestran a los hombres, por lo tanto cuando te enfrentes ante una dificultad, recuerda que la divinidad es como un maestro de gimnasio que te ha entrenado duro contra un contrincante¨.

Cuando algún inconveniente te ocurra en la vida Epícteto te recomienda pensar: ¨Nunca digas ¡Infortunado de mí! que me ha ocurrido esto, di ¡Afortunado de mí! Que habiéndome ocurrido esto me mantengo inquebrantable por el presente y sin temor por el futuro¨.

Las ideas de Epícteto son un recordatorio de que los seres humanos tenemos un enorme potencial para vivir en paz y en libertad si aprendemos a desarrollar nuestra mente y buscamos vivir una vida con virtud.

El secreto de la serenidad según Epícteto es el siguiente: ¨No pretendas que los acontecimientos sucedan como quieres, sino quiere los sucesos como acontecen y vivirás sereno.¨ La paz radica en aprender a aceptar la vida tal cual es y en dominar a nuestra mente y ser dueños de nuestras propias interpretaciones. Al comprender esto podemos a llegar a bastarnos a nosotros mismos y ser nuestra propia fuente de felicidad y desde ahí podremos ser de mayor beneficio para los demás.

Te recomiendo leer el libro ¨Manual de vida¨ de Epícteto para profundizar en las ideas de este gran sabio que aún hoy nos arroja luz con sus conocimientos.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

Especialista en transformación humana

¿Qué es la meditación?

Meditación

“La vida es una aventura muy corta como para vivirla dormido/a¨

Tony Karam

Según Gueshe Kelsang Gyatso la meditación es la mente que se concentra y es la acción mental que causa paz interior, cuando meditamos estamos realizando una acción que tiene como propósito calmar a la mente.

Durante nuestra vida cotidiana estamos tan inmersos en el mundo externo que nuestra mente tiene rienda suelta cual caballo desbocado y genera un sinfín de pensamientos y emociones de los cuales a veces no somos ni siquiera conscientes. Estos pensamientos e ideas discursivas generan emociones que a su vez nos conducen a la acción, por lo tanto si no tenemos consciencia de ellos seremos presas de nuestros viejos hábitos y tendencias que en ocasiones son muy perjudiciales.

Santa Teresa de Jesús la gran mística cristina dice que la mente discursiva es la ¨loca de la casa¨ ya que es presa de la imaginación y de una cascada de pensamientos y sentimientos sin tener dominio alguno.

¿Cómo podemos generar la paz interior en un mundo tan absorto por el exterior y con nuestros hábitos mentales tan arraigados? ¿Cómo pacificar a la mente de su incesante actividad de pensamientos y sentimientos?

La meditación es la llave que abre el tesoro interior del ser humano y le permite conocerse a sí mismo y hacerse amigo de su propia mente. A través de la meditación logramos pacificar el proceso discursivo y traer concentración a nuestras vidas.

La primera etapa de la meditación consiste en disipar las distracciones y lograr cierta claridad y lucidez mental. Esto se logra con un sencillo ejercicio con nuestra respiración. Aquí te compartimos la técnica completa:

1.- La postura

Siéntate en una silla con tu espalda recta o acuéstate con tu cabeza descansando en una almohada pero con tu columna vertebral lo más derecha posible mientras permites que tu cuerpo se relaje. Tus ojos pueden estar cerrados o parcialmente cerrados.

Si estas sentado, puedes poner tus manos en tus muslos o en tus rodillas. Tu cabeza debe estar ligeramente inclinada hacia el frente y tu lengua debe de tocar el paladar.

2.- Sensaciones táctiles

Trae a tu conciencia a la esfera de las sensaciones táctiles en tu cuerpo, desde las plantas de los pies hasta la coronilla de la cabeza. Nota la sensación en tus hombros y en el cuello y si detectas algún signo de tensión, relájalo y déjalo ir, de igual manera se consciente de los músculos de tu cara, tus mandíbulas, tus pómulos, la nuca y tus ojos y relaja cualquier área que sientas tensa. Deja que tu cara se relaje como lo hace un bebe durmiendo y deja que tu cuerpo entero este en un estado de tranquilidad. Durante la sesión mantente lo más físicamente estable e inmovible como te sea posible, vas a notar como el estabilizar a tu cuerpo ayuda a tranquilizar a la mente.

3.- La practica

Toma tres respiraciones profundas y toma conciencia de tu respiración. Permite que tu ritmo respiratorio tome su ritmo natural. Toma conciencia de cada exhalación y de cada inhalación en tu cuerpo. Observa el curso entero de cómo ingresa el aire por tu nariz sintiendo tus fosas nasales y de cómo sale el aire. Deja que tu cuerpo respire naturalmente como si estuvieras dormido pero conscientemente vigilante.

Los pensamientos tenderán a llegar involuntariamente y tu atención posiblemente va buscar moverse hacia algunos ruidos u otros estímulos del ambiente. Cuando notes que te has distraído de en ves forzar a tu mente a regresar a tu respiración de manera brusca, simplemente deja ir los pensamientos y las distracciones, especialmente con cada exhalación imagina que sueltas cada uno de los pensamientos y tranquilamente regresa tu atención hacia tu cuerpo, hacia tu respiración. Cuando notes que tu mente está dando vueltas nuevamente en otros pensamientos simplemente conténtate de que lo has notado y relajadamente regresa tu atención hacia la respiración.

Continúa este proceso una y otra vez hasta que tu mente se haya relajado más y más y continua practicando por un periodo en total de 24 minutos y después vuelve a regresar a tu entorno y continúa con tus actividades en el mundo.

Si practicamos de este modo con paciencia, nuestras distracciones mentales irán disminuyendo y experimentaremos una sensación de serenidad y relajación.

La meditación es una prueba de que podemos experimentar paz interior y satisfacción con solo dominar a nuestra mente sin tener que depender de las condiciones externas.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

Los 7 principios que hacen que las relaciones de pareja funcionen

principios parejas

¨Si al final de la relación haces lo mismo que hiciste al principio de la relación, no habrá un final¨

Tony Robbins

Las estadísticas son aplastantes en la actualidad la probabilidad de permanecer juntos en una relación de pareja cada vez se reduce más. A inicios del siglo XX, el 5% de los matrimonios terminaban en divorcio, mientras que en la actualidad se calcula que el 50% de todos los primeros matrimonios terminan en divorcio. Si esta tendencia continúa se pronostica que el 67% de primeros matrimonios podría terminar en divorcio en los próximos años. La mitad de los divorcios se produce durante los primeros 7 años de relación.

Es evidente que estamos viviendo grandes cambios a nivel mundial que influyen la manera como vivimos y los paradigmas dentro de los cuales actuamos, es cierto que los matrimonios de este nuevo siglo serán muy diferentes a los que hemos visto en el pasado, sin embrago si sabemos que las relaciones de pareja realmente son un elemento crítico para tener bienestar en nuestra vida  debemos replantearnos la manera en la cual podemos construir relaciones de parejas satisfactorias y para esto nos remitimos nuevamente a las investigaciones del científico del amor, el Dr. John Gottman

Las investigaciones de Gottman concluyen que son 7 principios que hacen que una relación de pareja sea satisfactoria y estable:

1.- Crear mapas de amor: Conocerse mutuamente y profundamente, sentirse conocido, que nuestra pareja conozca cuáles son nuestros sueños, aspiraciones y esperanzas de vida. La creación de mapas de amor es el primer paso para la construcción de la amistad. Conocerse el uno al otro: ¿Te sientes conocido?, ¿Tú pareja se interesa por conocer tu mundo? Es importante entonces construir un mapa real de la vida diaria de tu pareja.

Da click en el siguiente enlace para descagar un PDF con un Test del mapa del amor: http://www.psicologiayfertilidad.com/wp-content/uploads/2015/12/CUESTIONARIO-DEL-MAPA-DE-AMOR-Gottman-y-Silver.pdf

2.- Mostrar afecto y respeto: La admiración es el cemento que mantiene unida a la relación por eso siempre hay que nutrir la bondad y admiración. Crear una cultura de aprecio en cosas pequeñas, “disfrute mucho de la conversación”, “gracias por…” Es importante comunicar afecto y respeto. ¿Cuánto admiras a tu pareja? ¿Tu pareja te admira?, ¿Son afectivos el uno con el otro?

3.- Acercarse a la pareja y no alejarse: Nos sentimos más cerca de nuestra pareja en la medida en la que podamos compartir nuestra propia intimidad y viceversa por eso es importante prestar atención a los intentos de conexión de la pareja y mostrar apoyo e interés. Las personas se conectan de varias maneras, por ejemplo, “tuve un sueño horrible anoche”, la otra persona puede enganchar en la conversación mostrando interés en la historia. Es como demostrarle a la persona que habla con uno que “estoy ahí para las cosas que son importantes para ti”. En matrimonios felices se presentan 70 intentos de conexión en 10 minutos. Por el contrario, en matrimonios infelices se dan sólo 7 intentos de conexión en el mismo tiempo.

4.- Aceptar la influencia de tu pareja: Es permitirse conocer e influir por los intereses, anhelos y gustos de tu pareja, es abrirse a su mundo y poder conocerlo y que al hacerlo, este influya también en ti, es por ejemplo cuando a tu pareja le gusta el Yoga y a ti te interesa conocer más del Yoga e incluso compartir eso con ella o él.

5.- Regular los conflictos efectivamente: El conflicto es parte de la relación de pareja. Muchos problemas que no tienen solución se convierten en problemas perpetuos, los cuales para ser solucionados, tendríamos que cambiar la personalidad de la otra persona. Lo importante es saber moverse de los problemas entrampados al diálogo y escucharse mutuamente sin agredirse ni insultarse, se requiere de paciencia y tolerancia.

6.- Tener metas compartidas: Esto significa crear un proyecto de pareja en común el cual genera cohesión en la pareja. Ayuda mucho encontrar cuál es el sueño de mi pareja, honrar esos sueños de uno y del otro y llegar a acuerdos. Se puede decir que la misión en común es el respeto, confianza y el intercambio de valores

7.- Crear un significado compartido. Establecer rituales de conexión y hacer un viaje por la vida juntos. Es encontrar un propósito en la vida de ambos y en la relación. Es importante pensar en los valores y trascendencia de cada uno y también hacerse la pregunta ¿Cómo decidieron casarse y por qué decidieron tener hijos? En consecuencia, debemos crear rituales de conexión, por ejemplo, las cinco horas mágicas semanales, cenar todos los jueves juntos, hacer un viaje cada 3 meses, etc.

Podemos concluir de las investigaciones de Gottman que es todo un reto vivir en una relación de pareja, pero la felicidad dentro de una relación es posible, tan sólo necesitamos aprender algunas herramientas para usarlas en los momentos difíciles. Es un reto a superar en el que todos los que viven una vida de pareja están comprometidos por el bien de nuestra propia felicidad, el de nuestra pareja y el de nuestros hijos.

7 principios

Vive intensamente.

Alejandro Valdés

El poder de la autenticidad

Autenticidad

¨Antes que nada se verídico para contigo mismo y verás que como la noche sigue al día, no puedes mentirle a nadie¨

                                                                                        William Shakespeare

Una de las distinciones más importantes que hacemos en el programa Conciencia Alpha y que aprendí de las ideas de Werner Erhard es sobre el poder de la autenticidad para vivir una vida poderosa y plena.

Martin Heidegger el gran filósofo alemán fue quizá uno de los primeros pensadores en tomar este tema seriamente, él dijo que la mayoría de los seres humanos viven vidas inauténticas, es decir vidas que ellos mismos no eligieron vivir, circunstancias, decisiones y deseos que fueron impuestos principalmente por la sociedad, que nos hace vivir de manera automática y donde el SER se olvida de sí mismo y queda relegado a los condicionamientos socio-culturales.

Ser autentico significa ser REAL, significa ser genuino y verdadero, es tomar un verdadero contacto contigo mismo/a y tener el coraje de encararnos a nosotros mismos.

“Limpiar todo lo oculto y oscuro, para descubrir el mundo de modo propio”. Martín Heidegger.

La vida auténtica significa tener una existencia donde nos encontramos a nosotros mismos, donde tenemos consciencia de nuestra propia muerte, de que somos seres finitos y que solo estamos en este mundo de paso, que hemos venido a la existencia pero que algún día, no sabemos cómo ni cuándo, también la dejaremos. Ante la conciencia de nuestra propia muerte la vida cobra un nuevo sentido y las cosas realmente importantes cobran prioridad y aspectos tan superficiales como el ¨qué dirán¨ las otras personas, el encajar en ciertos prototipos sociales y la búsqueda materialista desenfrenada, dejan de tener tanta importancia y entonces la autenticidad comienza a emerger y con ella un sentido de responsabilidad más poderoso en el cual iniciamos a tomar decisiones por nuestra propia voluntad.

¿Qué beneficios tiene el vivir una vida auténtica?

Vivir con autenticidad trae poder, ya que solo aquellas personas que tienen el coraje de ser ellas mismas y expresarse en el mundo pueden vivir una existencia plena e intencional. Cuando una persona es auténtica esa persona es real, es vulnerable, es transparente, honesta y eso la hace ser influyente y poderosa.

¿Cuál es el camino que nos lleva a la autenticidad?

El principal obstáculo que tenemos los seres humanos es que no aceptamos el hecho de que somos inauténticos de pies a cabeza y que estamos educados para serlo, estamos entrenados para ocultar cosas, para no decir la verdad, para reprimir nuestras emociones y pensamientos íntimos. Muy pocas personas están dispuestas a admitir que en realidad les importa mucho lo que otras personas puedan pensar de ellas y mucho menos están hambrientos de reconocimiento de los demás y que harían casi cualquier cosa por conseguirlo.

Así pues el camino para ser auténtico radica en reconocer que soy inauténtico y al contactar con mi propia inautenticidad la puerta de la autenticidad se abre.

¿Cómo detecto una inautenticidad en mi vida?

Detecta áreas de tu vida donde no te sientas tú mismo/a y donde sientas falta de poder. Seguramente en dichas áreas estas teniendo una inautenticidad, ante eso ahora pregúntate: ¿Qué estoy ocultando o evadiendo o evitando? Indaga hasta llegar al fondo del asunto y una vez que hayas detectado la inautenticidad te sentirás más liberado y entonces y solo entonces podrás inventar algo nuevo para ti y para tu vida. En el momento en el que este parado en el reconocimiento de tu inautenticidad puedes crear algo nuevo que sea realmente autentico.

Deseo que esta información te haya sido de utilidad.

Vive intensamente

Alejandro Valdés