El trabajo en el futuro: Reinventando las organizaciones

 “Debemos crear un espacio de trabajo que nos apoye en nuestro camino hacia la plenitud. Cuando nos atrevemos a ir completos al trabajo, comienzan a ocurrir cosas extraordinarias”

Frederic Laloux

Una de las ideas más interesantes con las que me he topado últimamente y que me ha aportado un nuevo paradigma para pensar sobre las empresas proviene del libro ¨Reinventig Organizations¨ de Frederic Laloux y es la siguiente:

Cada vez que la humanidad se ha trasladado a una nueva etapa de conciencia, ha inventado un modelo de organización radicalmente más productivo. ¿Podríamos estar ante otro momento crítico hoy día? ¿Quizás podríamos estar a punto de dar un salto?

El concepto central del libro es que los seres humanos estamos en un proceso evolutivo y vamos progresando a través de diferentes etapas de desarrollo. En cada etapa hay un conjunto de paradigmas que dominan la manera como percibimos al mundo y como actuamos. Por ejemplo Aristóteles en el año 350 A.C, afirmó que las mujeres tenían menos dientes que los hombres y durante muchos siglos miles de personas creían esto. Tuvieron que pasar más de 2.000 años para acabar con esta falsedad: ¡sólo bastó que alguien los contara! De la misma manera que este ejemplo, las personas somos presas de una forma de entender el mundo que configura nuestra manera de pensar, de actuar y de organizarnos, así cuando transformamos nuestras creencias sobre la realidad transformamos también la manera como operamos en el mundo.

Frederic Laloux menciona lo siguiente: “Los tipos de organizaciones que hemos inventado a lo largo de la historia siempre han estado ligados a la visión del mundo y la conciencia predominantes. Cada vez que como especie, hemos cambiado nuestra forma de concebir el mundo, hemos creado un tipo de organizaciones más poderosas. Con cada nuevo estadio de conciencia humana, se ha dado también un gran paso en nuestra habilidad de colaborar que ha comportado nuevos modelos organizativos”.

La evolución es un proceso de desarrollo en donde las capacidades se van desplegando y van creciendo a lo largo del tiempo hasta llegar a su madurez. Por ejemplo una semilla se convierte en un árbol a través de diferentes etapas en las cuales todo el potencial contenido en la semilla lentamente se va manifestando hasta llegar a ser un imponente roble. Lo mismo ocurre con los seres humanos, nosotros también nos hemos venido desarrollando en diferentes niveles evolutivos a lo largo de la historia, cada nivel de desarrollo interpreta de manera diferente el mundo exterior y por lo mismo crean estructuras organizaciones diferentes. La evolución se da como resultado de transformar nuestro paradigma dominante en una nueva forma de pensar que incluye y trasciende a la anterior.

A continuación te presento las etapas de desarrollo por las que hemos pasado los seres humanos utilizando una tipología codificada por colores inspirada en el trabajo de Don Beck y Christopher Cowan en su libro Spiral Dynamics. Laloux describe la evolución de cuatro tipos de organizaciones en los últimos diez milenios y describe en detalle los atributos y características de una quinta forma de organización emergente radicalmente diferente.

1.- LAS ORGANIZACIONES COLOR ROJO

Son las primeras formas de organización de la historia que se originaron hace unos 10.000 años cuando los seres humanos nos agrupábamos en tribus. En este tipo de organizaciones era muy importante contar con una división marcada entre los líderes y los demás para poder dividir el trabajo por lo que la autoridad y el mando eran fundamentales para mantener unido al grupo.  La metáfora para describirlas sería una manada de lobos en la cual un ¨macho alpha¨ domina al resto a través de la fuerza. Ejemplos de este tipo de organizaciones las pandillas callejeras y las mafias.

2.- LAS ORGANIZACIONES COLOR AMBAR

La conciencia del ser humano evolucionó a un nuevo paradigma gracias a la llegada de la agricultura y la formación de las primeras ciudades, para lo cual se requería de una nueva forma de organizarse que consolidará una visión a largo plazo. Las organizaciones de este nivel hicieron surgir la jerarquía en forma de pirámide con unos roles formales muy marcados y procesos replicables. En estas organizaciones el poder está asociado al rol más que a una personalidad fuerte como en la etapa anterior. Estas organizaciones ya pueden ser mucho más grandes y durar mucho más en el tiempo que las rojas. Los ejemplos actuales más paradigmáticos serían el ejército, la iglesia o los gobiernos.

3.- LAS ORGANIZACIONES COLOR NARANJA

Con la llegada de la revolución industrial y la ilustración, una nueva era en le humanidad emergió. Este nuevo paradigma ve a la organización como una máquina en donde la efectividad es el gran objetivo e incluso sustituye a la moral para la toma de decisiones. En este paradigma las personas tienen mayor libertad para alcanzar sus objetivos que en el paradigma anterior pero su visión utilitaria hace que se pierda el sentido e incluso el espíritu de las organizaciones ya que la visión es profundamente materialista. La gran mayoría de organizaciones actuales hoy en día aún están dominadas por este paradigma. La empresa multinacional es el mejor ejemplo de este tipo de organizaciones.

4.- LAS ORGANIZACIONES COLOR VERDE

A finales del siglo XX con la revolución contracultural de los 60´s y 70´s, un paradigma más sensible que busca la justicia, la igualdad y la cooperación emergió. En este nivel se valoran más las relaciones que los puros resultados. La metáfora que aplica es ver la organización como una familia. En este paradigma surge el concepto de empoderamiento en el que los líderes pasan a ser ‘líderes servidores’ que escuchan, motivan y desarrollan a su equipo. En este paradigma se encontrarían organizaciones sin afán de lucro, pero también está cobrando fuerza en cada vez más empresas privadas exitosas como Southwest Airlines o Ben&Jerry’s.

5.- LA ORGANIZACIÓN VERDE- AZULADO

En el transcurso de la historia los cuatro modelos históricos han tenido una característica común: jefes. Desde los primeros líderes hasta los actuales CEO el ejercicio del poder ha consistido en “estar a cargo”. La mayoría de nosotros no puede concebir cómo funcionarían las organizaciones si nadie estuviera en el mando pero un nuevo paradigma sobre cómo hacer empresa está emergiendo lentamente que transforma esta forma de operar.

En este tipo de organizaciones la metáfora es entender a la organización como un ser vivo, un sistema complejo que despliega su potencial de manera orgánica. Las personas son vistas en toda su plenitud, permitiéndoles ir más allá de su rol profesional e incorporar las emociones y sus pasiones que configuran lo que realmente son. La mirada hacia el interior tanto a nivel individual como organizativo es un aspecto fundamental.

Laloux menciona ¨ ¿Y si pudiéramos crear estructuras organizativas que no necesitaran empoderamiento porque por diseño todo el mundo es poderoso y autosuficente? ¨ En otras palabras, ¿qué pasaría si pudiéramos crear organizaciones donde el poder no fuera una función de estar a cargo y, por lo tanto, no hubiera jefes? La respuesta, según Laloux, es la organización verde-azulada.

En estas organizaciones, se da un paso más allá del empoderamiento, apostando ya directamente por la autogestión que se basa en relaciones entre iguales,  reduciendo e incluso eliminando la necesidad de una jerarquía formal. La pirámide deja lugar a la red de equipos auto-gestionados. En las redes auto-organizadas de igual a igual, todas las voces cuentan porque cualquiera es capaz de detectar un problema o una oportunidad y dado que se espera que todos sean líderes, todos tienen los medios para tomar medidas. En el libro se explican los casos de organizaciones que ya se han adentrado en este nuevo paradigma, de multitud de sectores y diversidad de tamaños como Zappos, Buurtzorg, Valve, Patagonia o Holacracy.

En el futuro estaremos viendo cada vez más organizaciones moviéndose a este nuevo paradigma que es más flexible y eficaz para esta era que estamos viviendo por lo que es importante que si quieres hacer que tu empresa evolucione y se trasforme es importante que hagas lo siguiente:

1.- Identifica bajo que paradigma estás operando actualmente.

2.- Intencionalmente establece la estructura para pasar el siguiente nivel al transformar el tipo de liderazgo y la cultura en la organización.

3.- Gradualmente empieza a estudiar y aplicar técnicas y practicas verde y azuladas para que puedas mover con el tiempo a tu organización hacia este nivel.

 Reinventando las organizaciones

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad. ¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Vive intensamente.

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

Las 5 disfunciones de un equipo

Reunirse en equipo es el principio, mantenerse en equipo es el progreso, trabajar en equipo asegura el éxito.- Henry Ford

El rol de los líderes dentro de las organizaciones incluye muchas funciones, todas ellas de gran relevancia para el éxito de una empresa. Estos líderes se destacan cuando ejecutan, pues en mi experiencia, aunque pueden existir grandes estrategias en ventas, operación, finanzas, etc. ninguna será relevante sino es llevada a la acción y da resultados.

¿Y quienes creen que son los responsables de esta acción? De primera instancia podríamos decir que los líderes, pero si lo pensamos detenidamente, un líder estará encargado de plantear y dirigir la estrategia.

Un buen líder toma el tiempo necesario para reflexionar sobre las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de su entorno. Una vez entendido lo anterior, ideará un plan de acción con varios frentes o estrategias que lo harán sostenible.

Pero entonces ¿de quién depende el éxito de la ejecución de estas estrategias? Del equipo, y no me refiero a un único responsable sino a un grupo de ellos.  En este caso, el rol del líder también es de suma importancia, pues será el encargado de dar seguimiento y control a dicha ejecución.

Como líder debe saber que en todo grupo de trabajo hay 5 disfunciones latentes y debes estar pendiente de que no ocurran, pues caer en una de estas, significa caer en un círculo vicioso que te hará repetir errores una y otra vez.

Patrick Lencioni, nos presenta un modelo inteligente para construir un equipo cohesionado y nos advierte de estas disfunciones, ¿las conoces?

Screen-Shot-2011-09-17-at-2.28.48-PM

*Patrick, Lancioni. Las cinco disfunciones de un equipo.

Sitúate en la parte inferior del diagrama. Como podrás ver se trata de un triángulo en el cual, la base representa el problema más común y va escalando de disfunción en disfunción. Esto es porque al presentarse una de estas problemáticas, es probable que se desencadenen las siguientes.

Te voy a contar una breve descripción de cada una de ellas, porque como líder y al estar al frente del equipo, deberás velar por la cohesión y eficacia de tu gente para que logren todo lo que se propongan:

Ausencia de confianza: Se trata de la falta de disposición para ser vulnerables en el grupo, es decir a mostrar sus debilidades, defectos, errores, peticiones de ayuda, etc.  

¿Cómo reconocerlo?
Normalmente los miembros ocultan sus debilidades, errores y faltas; además son equipos donde no se pide ayuda, se ocultan resentimientos y temen pasar tiempo juntos.

Temor al conflicto: El no tener confianza propicia que sus integrantes no seas capaces de entregarse a discusiones apasionadas y a discutir lo realmente relevante.

¿Cómo reconocerlo?
Las reuniones son aburridas, hay lucha de poder, se ignoran los temas importantes y no hay interés por las opiniones de los demás.

Falta de compromiso: Si no hay conflicto y las ideas de los miembros no son debatidas, entonces las decisiones no son verdaderamente adoptadas y aceptadas por el equipo y difícilmente se comprometen con ellas, aunque finjan estar de acuerdo en lo superficial.

¿Cómo reconocerlo?
En estos equipos hay ambigüedad entre los objetivos y las prioridades, los miembros temen al fracaso, vuelven una y otra vez a las mismas discusiones y muchas oportunidades son desperdiciadas.

Evitación de responsabilidades: la consecuencia de no tener compromiso nos lleva no tener un plan de acción ni responsables del mismo, las acciones y conductas entonces parecen ser contraproducentes para el bien del equipo.

¿Cómo reconocerlo?
Cuando esto sucede, los miembros de los equipos alientan la mediocridad, no hay cumplimiento de fechas o compromisos y el lìder se convierte entonces en la única fuente de disciplina.  

Falta de atención a los resultados: las 4 disfunciones anteriores provocan que los miembros del equipo sitúen sus necesidades individuales sobre las metas colectivas del equipo.

¿Cómo reconocerlo?
Sus miembros están más ocupados por atender conductas que suman a sus egos, el desarrollo profesional personal o el reconocimiento. Son equipos estancados que pocas veces aventajan a su competencia, pierden empleados que sí están orientados a los logros mientras el resto de los integrantes se distrae fácilmente.

El trabajo en equipo es clave para una empresa, pero en la mayoría de los casos, esta función representa el mayor reto de las organizaciones. Irónicamente, es un tema al que se le dedica muy poco tiempo pues se tiene la falsa creencia de que las personas sabemos cómo funciona el colaborar en equipo.

Te invito entonces a realizar una reflexión sobre tu propio equipo de trabajo, ¿han caído en alguna de estas actitudes todos o alguno de sus miembros? Si es caso, recuerda que el primer paso es el diagnóstico y aceptar que algo no anda bien.

Posteriormente, trabaja en una estrategia que te permita aminorar y minimizar estos comportamientos y si es el caso, acércate a un experto que pueda apoyarte en este cambio organizacional.

Los especialistas de Innovarte están para apoyarte: info@innovarte.mx


Laura Cortés
laura.cortes@innovarte.mx
Especialista en Transformación Empresarial
Innovarte