4 Estrategias mentales para convertir el sufrimiento en paz

4 estrategias para transformar el sufrimiento en paz

¨Cuando pierdas en la vida, no pierdas la lección¨

Dalai Lama

Todos en algún momento en nuestras vidas nos hemos visto enfrentados a experiencias que podemos calificar de difíciles, adversas y negativas, las cuales muchas veces nos han llevado a  experimentar odio, enojo y frustración, entre muchas otras emociones aflictivas.

El problema en si ante estos eventos no son las emociones iniciales que despiertan sino que si no sabemos canalizarlas ni procesarlas por lo que nos podemos mantener estancados en un ciclo de negatividad que nos hará sucumbir.

Me gustaría compartirte algunas estrategias mentales que puedes utilizar para manejar las situaciones que son adversas en la vida basándome en experiencias propias y en ideas de grandes pensadores de la historia.

Ante la adversidad:

1.- Utiliza las emociones negativas que estas despiertan para que sean un motor para capitalizar las experiencias que te acaban de ocurrir. La reflexión, el análisis y la comparación que hagas sobre tus experiencias te permitirán ganar consciencia sobre las mismas y de esta manera llegarás a algunas conclusiones que serán el aprendizaje necesario para mejorar.

Comienza por preguntarte:

¿Si está situación volviera a ocurrir que harías diferente? ¿Cuáles fueron las causas que generaron este incidente? ¿Qué puedo aprender de esta experiencia?

2.- Utiliza la adversidad como entrenamiento de la compasión.

A veces cuando sufrimos en la vida o tenemos una adversidad nos centramos solo en nosotros mismos y en cuan desgraciados somos, pero si justamente hacemos lo contrario y reflexionamos sobre todo el sufrimiento que hay en el mundo y al notar que hay muchas personas que la están pasando mucho peor que nosotros, eso nos ayudará a sentir compasión por otros y a querer ayudar para tanto ellos como nosotros nos aliviemos del sufrimiento.

Dite a ti mismo: “Tal como yo, los demás también están atormentados por un sufrimiento semejante, o incluso mucho peor…”

3.- ¨La mejor venganza ante el enemigo es no parecerse a él¨

Hay ocasiones en donde somos presas de insultos o agresiones por parte de otro y que nuestra respuesta natural es devolver la agresión y entrar en un juego de ojo por ojo, pero antes de que hagas esto detente y reflexiona y date cuenta de que si te comportas como esa persona te bajas a su nivel y que si tu cometes las mismas acciones negativas estarás sembrando consecuencias adversas para ti en el futuro, recuerda que quien “siembra vientos y recogerás tempestades”.

Dite a ti mismo: ¨A quien actúa con maldad hay que desearle suerte, porque tarde o temprano la necesitará¨

4.- Reconoce que el sufrimiento y la adversidad es parte de la vida, viene con las reglas del juego al ser seres humanos y haz que te sirvan de impulso para cultivar acciones positivas en beneficio tuyo y de otros.

Muchas veces tenemos un sufrimiento en nuestras vidas y lo hacemos más grande porque suponemos que no debemos de sufrir o que eso no nos debería de haber pasado y lo que hace esto es que el sufrimiento se vuelve más intenso en lugar de liberarnos de él, por lo tanto en la medida que puedas aceptar que en la vida hay sufrimiento y que hay veces que nos toca experimentar eventos negativos, podremos estar en mayor paz con lo que nos sucede y afrontarlos con mayor fortaleza.

Cada vez que algo negativo te ocurra reflexiona sobre la ley de causa y efecto y que lo que estás viviendo de alguna forma lo tenías que vivir para aprender algo y acéptalo pero de ahora en adelante toma la determinación de hacer acciones positivas para ti y otros ya que estas se convertirán en tu experiencias futuras.

Vive intensamente.

Alejandro Valdés

 

Tú no escoges tus retos, tus retos te escogen a ti

Retos

“Debemos estar dispuestos a dejar ir la vida que planeamos para tener la vida que nos espera”

Joseph Campbell

El fin de semana pasado tuve la fortuna de asistir a la Ciudad de las ideas 2016, un evento donde se reúnen mentes brillantes de diferentes partes del mundo para hablar de temas relevantes para la humanidad en estos momentos, se abarcan tópicos desde política, ciencia y tecnología hasta activismo y derechos humanos. Si te interesa sabe más sobre este evento visita: https://www.ciudaddelasideas.com/

Uno de los tantos Speakers que me conmovió fue Mark Pollock, un joven irlandés que perdió la vista a los 22 años por un problema con sus retinas, sin embrago esto no fue impedimento para que logrará explorar el polo sur, al convertirse en el primer hombre ciego en escalar el Polo Sur. En el año 2010 tuvo un accidente que lo dejo paralítico al caer desde el segundo piso de su departamento. Hasta la fecha está luchando con enorme entusiasmo por recuperar su movilidad y está haciendo investigaciones y colaboraciones en diferentes partes del mundo para buscar encontrar una cura para la parálisis de la medula espinal. En el proceso ha escrito un libro llamado ¨Make ir Happend¨ y es conferencista en diversas partes del mundo.

El mensaje principal de Pollock es que nosotros no escogemos los retos, que ellos nos escogen a nosotros, que no importa lo que pase en la vida, nosotros siempre tenemos la libertad de escoger nuestra actitud ante lo que pasa. No es lo que nos sucede, sino lo que hacemos con lo que nos sucede lo que marca la diferencia.

Muchos de nosotros tenemos muchos planes, ideales y anhelos que esperamos realizar pero muchas veces la vida nos lanza retos que nos hacen cambiar de dirección, puede ser que queremos trabajar en algo pero las circunstancias no nos permiten tener ese trabajo o deseamos casarnos y tener familia pero de pronto nuestra pareja nos es infiel o simplemente fallece, o todo parece marchar excelente en nuestra vida pero de pronto una enfermedad surge y nos hace cambiar la prioridad de nuestra vida. La vida cambia, las personas cambian, las circunstancias cambian, pero ¿cómo podemos sacar el máximo provecho de la vida independientemente de lo que nos suceda?

Lo que Pollock nos dice es que no hay que aferrarnos tanto a nuestras expectativas y que deberíamos de enfocarnos en aprender de las lecciones que la vida nos da, cada reto que se te presenta en la vida es una oportunidad para aprender algo nuevo, como decía el gran filosofo estoico Seneca ¨“el buen piloto, aun con la vela rota y desarmado todo, repara las reliquias de sus nave para seguir su ruta”. Es cierto que en la vida a veces las cosas no resultan como anhelamos, a veces no podemos controlar los eventos del exterior pero siempre podemos dominar lo que pasa en nuestro interior, tal vez la vida no se trata únicamente de que se realicen todos nuestros sueños sino que aprendamos las lecciones que requerimos aprender en el proceso de ir por nuestros sueños.

Soy de la creencia de que venimos a esta tierra a aprender, a tener lecciones para poder expandir nuestra conciencia y que todo lo que nos pasa, nos sucede por algo, en cada experiencia esta la semilla de un nuevo aprendizaje pero depende de nosotros el saber observarlos, es por eso que el mensaje más poderoso que me llevo de la plática de Pollock es que es vital cambiar nuestra percepción y ver que la vida no pasa hacia nosotros, la vida pasa para nosotros, todo lo que nos ocurre es una gran oportunidad de crecimiento por lo tanto hay que tener la mentalidad de un explorador, siempre descubriendo, siempre aprendiendo y siempre hacia adelante por que como dice Nietzsche ¨cualquiera que tenga un porque lo suficientemente fuerte, puede soportar cualquier como¨.  Si nuestro anhelo es crecer y desarrollarnos como seres humanos, si nuestro deseo más profundo es ser nuestra mejor versión de nosotros mismos para poder servir a otros, entonces cualquier adversidad será una gran oportunidad para avanzar en el camino y la vida se convierte entonces en una aventura atrevida.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

 

 

El poder de la interpretación: ¿Cómo se genera el sufrimiento humano?

El poder de las interpretaciones

¨El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional¨

                                                                      Siddartha Gautama – El Buda

Al ver las noticias y los acontecimientos que ocurren en el mundo uno se da cuenta de cuanto caos y cuanto sufrimiento innecesario generamos los seres humanos, pareciera que estamos envueltos en una hipnosis colectiva que nos hace actuar mecánicamente y sin consciencia y que nos impulsa a sembrar las causas de nuestro propio sufrimiento.

Todos los seres humanos tenemos un mismo deseo en común y es el siguiente: Todos en el fondo deseamos ser felices y todos deseamos dejar de sufrir. La verdadera sabiduría en la vida es el poder comprender cuales son las causas genuinas de la felicidad y ponerlas en marcha para crear nuestra propia felicidad y la de las personas que nos rodean.

Uno de los elementos más importantes que es necesario conocer para poder liberarnos del sufrimiento y acercarnos hacia la felicidad es que el dolor es algo biológico y físico y este es en algunas ocasiones inevitable, como por ejemplo cuanto te accidentas o cuando enfermas, pero el sufrimiento es algo emocional y mental y al ser así, nosotros como seres humanos tenemos libertad y poder para eliminarlo.

Los seres humanos vivimos nuestra vida en dos dominios, el dominio de los hechos o lo que pasa en la vida (los hechos en sí) y el dominio de nuestras interpretaciones o lo que decimos sobre lo que nos pasa. Es gracias al poder del lenguaje como es que nosotros podemos crear interpretaciones e historias sobre lo que nos pasa, el problema radica en que no somos conscientes de este hecho, es decir no nos damos cuenta de que son solo historias e interpretaciones sobre lo que paso y nos relacionamos con ellas como si fueran la verdad absoluta. En esta confusión y en el colapsar lo que paso con nuestras interpretaciones como se genera gran parte del sufrimiento humano.

Por ejemplo vas a una fiesta y ves que el anfitrión que te invitó está saludando a las personas y de pronto pasa cerca de ti y no te saluda. El hecho es que la persona no te saludo pero inmediatamente empezamos a construir una historia sobre porque no nos saludó y en esa historia puedes empezar a decirte: ¨Que persona tan grosera, me está humillando, me quiere hacer quedar en ridículo, porque vine a esta fiesta debería de haberme quedado mejor en mi casa, que poca educación tiene esta persona.¨ y esta historia que creamos no son los hechos en sí y el problema en si no es la interpretación en sí, sino que colapsamos a la interpretación con los hechos y la interpretación se vuelve nuestra realidad.

Cuando dejo de ver los hechos en sí, comienzo a ver los hechos en mi (interpretación) y me quedo estancado con la interpretación, que en la mayoría de los seres humanos es negativa y desempoderadora al asumir que es la verdad.

Epícteto (Hierápolis , 55 – Nicópolis, 135) un filósofo griego hace milenios sintetizo perfectamente esta idea al decir: Los hombres no sufren por las cosas en sí, sino por sus opiniones sobre las cosas. Al comprender que nosotros no vivimos los hechos sino que vivimos lo que los hechos significan para nosotros hemos dado un gran paso hacia la libertad porque siempre tenemos opción sobre el significado que le demos a las cosas, siempre podemos elegir ver el vaso medio lleno o medio vacío.

Es en este poder de elección en donde se basa la verdadera riqueza y poder de ser un ser humano. Como seres humanos estamos dotados con la libertad de crear nuestros propios significados y con ellos estamos creando nuestra propia realidad y así podemos liberarnos de todo el sufrimiento innecesario que hemos venido creando gracias a nuestra forma de interpretar los eventos de nuestra vida.

Vive intensamente

Alejandro Valdés