El poder de la autenticidad

Autenticidad

¨Antes que nada se verídico para contigo mismo y verás que como la noche sigue al día, no puedes mentirle a nadie¨

                                                                                        William Shakespeare

Una de las distinciones más importantes que hacemos en el programa Conciencia Alpha y que aprendí de las ideas de Werner Erhard es sobre el poder de la autenticidad para vivir una vida poderosa y plena.

Martin Heidegger el gran filósofo alemán fue quizá uno de los primeros pensadores en tomar este tema seriamente, él dijo que la mayoría de los seres humanos viven vidas inauténticas, es decir vidas que ellos mismos no eligieron vivir, circunstancias, decisiones y deseos que fueron impuestos principalmente por la sociedad, que nos hace vivir de manera automática y donde el SER se olvida de sí mismo y queda relegado a los condicionamientos socio-culturales.

Ser autentico significa ser REAL, significa ser genuino y verdadero, es tomar un verdadero contacto contigo mismo/a y tener el coraje de encararnos a nosotros mismos.

“Limpiar todo lo oculto y oscuro, para descubrir el mundo de modo propio”. Martín Heidegger.

La vida auténtica significa tener una existencia donde nos encontramos a nosotros mismos, donde tenemos consciencia de nuestra propia muerte, de que somos seres finitos y que solo estamos en este mundo de paso, que hemos venido a la existencia pero que algún día, no sabemos cómo ni cuándo, también la dejaremos. Ante la conciencia de nuestra propia muerte la vida cobra un nuevo sentido y las cosas realmente importantes cobran prioridad y aspectos tan superficiales como el ¨qué dirán¨ las otras personas, el encajar en ciertos prototipos sociales y la búsqueda materialista desenfrenada, dejan de tener tanta importancia y entonces la autenticidad comienza a emerger y con ella un sentido de responsabilidad más poderoso en el cual iniciamos a tomar decisiones por nuestra propia voluntad.

¿Qué beneficios tiene el vivir una vida auténtica?

Vivir con autenticidad trae poder, ya que solo aquellas personas que tienen el coraje de ser ellas mismas y expresarse en el mundo pueden vivir una existencia plena e intencional. Cuando una persona es auténtica esa persona es real, es vulnerable, es transparente, honesta y eso la hace ser influyente y poderosa.

¿Cuál es el camino que nos lleva a la autenticidad?

El principal obstáculo que tenemos los seres humanos es que no aceptamos el hecho de que somos inauténticos de pies a cabeza y que estamos educados para serlo, estamos entrenados para ocultar cosas, para no decir la verdad, para reprimir nuestras emociones y pensamientos íntimos. Muy pocas personas están dispuestas a admitir que en realidad les importa mucho lo que otras personas puedan pensar de ellas y mucho menos están hambrientos de reconocimiento de los demás y que harían casi cualquier cosa por conseguirlo.

Así pues el camino para ser auténtico radica en reconocer que soy inauténtico y al contactar con mi propia inautenticidad la puerta de la autenticidad se abre.

¿Cómo detecto una inautenticidad en mi vida?

Detecta áreas de tu vida donde no te sientas tú mismo/a y donde sientas falta de poder. Seguramente en dichas áreas estas teniendo una inautenticidad, ante eso ahora pregúntate: ¿Qué estoy ocultando o evadiendo o evitando? Indaga hasta llegar al fondo del asunto y una vez que hayas detectado la inautenticidad te sentirás más liberado y entonces y solo entonces podrás inventar algo nuevo para ti y para tu vida. En el momento en el que este parado en el reconocimiento de tu inautenticidad puedes crear algo nuevo que sea realmente autentico.

Deseo que esta información te haya sido de utilidad.

Vive intensamente

Alejandro Valdés