TOMAR DÍAS LIBRES: El mayor secreto para crecer tu negocio

“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar.”

John Steinbeck.

La mayoría de los emprendedores abren su negocio siendo TODOLOGOS pues utilizan todos los sombreros necesarios para operar su negocio, desde recursos humano, compras, hasta ventas. Cuando tu empresa es una Start Up hasta cierto punto es normal hacer de TODO pero es común que muchos emprendedores se habitúen a este estilo de trabajo aun cuando su empresa ha crecido pues están convencidos que deben de cargar con todo el negocio. Sin embargo con el paso del tiempo este ritmo de vida enfocado en trabajar muy duro y sin descanso, hace que se encuentren distraídos, abrumados y que su nivel de energía se desplome y debido a que su negocio se ha apropiado tanto de su energía que el emprendedor no se toma fines de semana, olvida sus hobbies y ha deteriorado sus relaciones íntimas por no poder dedicarles tiempo de calidad.

¿Cuál es la solución para que esto no ocurra?

El secreto para crecer en tu negocio mientras mantienes una vida personal estimulante se llama: TOMAR DÍAS LIBRES.

Quizás te parezca contra intuitivo y hasta cierto punto paradójico que al no trabajar vas a crecer en tu negocio pero la realidad es que cuando estás más relajado, descansado y con la mente fresca, es cuando eres más productivo y esto se logra aprendiendo a desconectarte del negocio y recreándote en tu tiempo libre para llegar con toda la energía y creatividad al trabajo.

El primer paradigma que debemos de cambiar es que debemos tomar vacaciones o días libres cuando estemos estresados o cansados, como una recompensa por las largas jornadas laborales.

TOMAR DÍAS LIBRES: El mayor secreto para crecer tu negocio

El problema con esta forma de pensar es que a pesar que el tiempo libre nos ayuda a relajarnos, lo hacemos tan poco frecuentemente que nos llenamos de angustia de que se nos termine y nos estresamos por todo el intenso trabajo que nos espera al regreso.

La clave para tener días libres.

Debemos de pensar en los días libres como un periodo de 24 horas en las cuales no dediquemos tiempo para nada relacionado con el trabajo, nada de correos, llamadas o incluso lecturas de negocios. Los días libres están destinados en hacer actividades que te rejuvenezcan y te recreen, para que te llenes de energía nuevamente. Para algunos es irse de vacaciones, ir al cine, hacer ejercicio o pasar tiempo con las personas que más te importan.

El nuevo paradigma es ver a los días libres como el fundamente sobre el que descansa nuestro éxito como emprendedores.

TOMAR DÍAS LIBRES: El mayor secreto para crecer tu negocio

El secreto para tener días libres radica en planearlos, agendarlos y protegerlos por anticipado y después realmente tenerlos.

Te invito a que pruebes el poder de tomar días libres y notes como al hacerlo tus niveles de energía crecen constantemente.

Algunos consejos para poder llevar estas ideas a la práctica son:

1. Haz una planeación semanal y agenda tus días libres con anticipación. Si quieres saber cómo hacerla da click aquí: http://innovarte.mx/wordpress/?p=112

  1. Planea actividades que te llenen de energía para tus días libres, eso hará que realmente te comprometas a tomarlos.
  2. Habla con tu equipo de trabajo y pídeles su apoyo para poder desconectarse y juntos creen una cultura de descanso.
  3. Realmente toma al menos 1 día libre a la semana en el cual te desconectas 24 horas de toda actividad laboral.

Recuerda que el cuerpo descansa con el reposo y la mente con el cambio de enfoque, así que al aprender a tener días libres es la clave para tener mayor creatividad y enfoque en tu trabajo.

¿Estás listo para tener un crecer en tu vida y negocio? Si es así te invitamos a nuestro programa Expansión 10x en el cual obtendrás las herramientas, las relaciones y el contexto necesario para tú como emprendedor puedas crecer en tu vida y negocio. Para saber más visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en desarrollo emprendedor

Alejandro.valdes@innovarte.mx

 

Porque deberías hacer lo que amas para crecer en tu vida y negocio

“Haz lo que amas o ama lo que haces”

John DeMartini

Los emprendedores son de las pocas personas sobre el planeta que se toman en serio el tema de obtener libertad en sus vidas, de hecho, un gran número de ellos inició su propio negocio en la búsqueda de tener más libertad de tiempo, dinero, relaciones y propósito, sin embargo con el paso del tiempo con las presiones del mercado y los retos del mundo actual muchos acaban siendo esclavos de sus empresas.

Para que esto no suceda y para que todo emprendedor pueda crecer en su negocio y obtener más libertad es necesario hacer una distinción entre tres tipos de actividades que realizamos dentro de nuestras jornadas laborales. Según Dan Sullivan todos podemos dividir nuestras tareas en 3 categorías llamadas el Modelo ABC

A – Actividades irritantes

Las actividades irritantes son aquellas en las que perdemos una gran cantidad de energía pues son realmente molestas para nosotros porque seguramente no tenemos las habilidades requeridas y porque no les encontramos mucho sentido. Todos podemos pensar en este tipo de actividades en nuestra vida laboral, en mi caso este tipo de actividades son revisar facturas, mandar reportes, hacer cuentas de gastos, etc.

El objetivo ideal es que logres liberarte para siempre de toda actividad irritante por el resto de tu vida.  ¿Cómo sería tu vida emprendedora si lograras solo dedicarte en solo aquello que amas hacer?  La simple visualización de tener ese tipo de libertad en tu vida generará gran energía de inmediato.

A – Actividades irritantes – Hay que buscar eliminarlas, automatizarlas o delegarlas.

B – Actividades OK

Hay otro tipo de actividades que son simplemente OK, es decir son neutrales, ni ti irritan ni te entusiasman. Las actividades B puede que no te despierten emociones negativas, pero tampoco valen tu tiempo y energía. Date permiso para liberarte de este tipo de actividades para poderte enfocar en actividades que realmente te entusiasman y apasionan.

Una razón por la cual la gente se cansa de su ocupación o profesión es que realmente no han saltado a etapas de mayor crecimiento en muchos años y se han quedado enfrascados en actividades B pues han entrado en una rutina en la que obtienen credibilidad, respeto y un ingreso sólido, pero no hay nada nuevo o emocionante al respecto. No están siendo desafiados a desarrollar nuevas capacidades.

Para pasar al siguiente nivel los emprendedores deben de hacer dos cosas:

  1. Crea metas más altas para ellos mismos y así se encuentren nuevamente fascinados y motivados.
  2. Delegar las actividades que han estado haciendo que ya no lo fascinan.

B – Actividades OK – Debemos delegarlas a otras personas para las cuales dichas actividades sean fascinantes y motivantes.

C – Actividades fascinantes y motivantes

Las actividades C son todas aquellas que te fascinan y motivan, son todas aquellas que te inspiran a levantarte todas las mañanas pues sientes que al realizarlas te estás retando a ti mismo/a a crecer y expandirte. Si examinas la vida de las personas extraordinarias todas ellas tienen un aspecto en común, se encuentran totalmente involucrados, comprometidos, concentrados y apasionados con las actividades que realizan en su trabajo y es por ello que logran resultados sobresalientes. Entre más tiempo pases haciendo actividades C más crecerás y más plenitud tendrás en tu vida.

En el modelo ABC las actividades diarias están divididas en etas tres categorías: Irritante (A), OK (B) y Fascinante y motivador (C). El objetivo de cada emprendedor debe ser no solo reducir la cantidad de tiempo que dedican a las actividades A y B, tareas que agotan su energía, sino también a aumentar la cantidad de tiempo que dedican a actividades que aman, que los energizan y los entusiasman, las actividades C.

C – Actividades fascinantes y motivantes – debes expandirlas y aumentar tú tiempo en ellas al máximo posible.

Cuando trabajas en tu área de actividades (C) fascinantes y motivadoras estás en tu mejor energía creativa e innovadora, y eso hace que tu contribución a tu empresa sea mayor, en lugar de pasar todo el tiempo atrapado por la operación cotidiana del negocio que drena toda tu energía y creatividad.

Trabajo en un equipo de talentos únicos.

Para lograr liberar tu tiempo y energía para las actividades C es crucial tener un equipo a tu alrededor que pueda asumir las actividades que no tú disfrutas. No debes delegar tus actividades irritantes (A) y OK (B) a cualquiera, pues no deberías de delegar esas actividades irritantes a alguien para quien eso también sea molesto, por el contrario, es importante que busques la manera en que para estas personas tus actividades A y B puedan ser C también.

Una vez que tú como emprendedor comiences el camino de liberar tu energía para enfocarla a lo que más te apasiona, debes de otorgar el mismo sistema a todas las personas con las que trabajas, el ideal es que toda tu empresa pueda operar en sus actividades C tanto como sea posible.

Si tienes un grupo de personas que hacen lo que les fascina y motiva, puedes estar seguro que la productividad y la creatividad que generarán serán muy emocionantes.

 

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres expandir mucho de los descubrimientos vistos en este artículo te invito a nuestro programa Expansión 10x en donde ayudamos a emprendedores talentosos, exitosos y motivados a crecer en su vida y su negocio.

¡Vive intensamente!

En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

 

¿Cómo destacar dentro de las industrias que compiten por precio?

Los emprendimientos más disruptivos hoy se han convertido en un ícono y modelo a seguir para más emprendimientos. Son una referencia para nuevos modelos de negocio y por ejemplo, es común escuchar ideas como “el uber de la limpieza de coches” para referirse a una plataforma que brinda servicio de limpieza de coche entre particulares; o “el airbnb de…”; que tal “el facebook de …” y así un sin fin de referencias para describir estas grandes ideas de emprendimiento.

Además de haberse convertido en marcas líderes, de inspiración y referencia, han sido blanco de generar competencia directa e indirecta;  global y local; grande y pequeña. Así es que para nosotros los consumidores, tenemos multitud de opciones sobre las cuales elegir dependiendo nuestros gustos y preferencias, pero ¿qué significa esto para los emprendedores?

Quizá la implicación más importante es la comoditización y no sólo de los productos sino también de industrias completas, lo cual quiere decir  que estamos entrando en la era de la comoditización.

¿Qué significa esto? En palabras del famoso autor Thomas Friedman:

“Un commodity es cualquier bien o servicio que puede ser producido por cualquier cantidad de empresas y  que la única característica distintiva entre estas empresas es quién puede hacerlo de la manera más económica. Significa que tus márgenes de ganancia se reducirán y tendrás docenas de competidores y todo lo que puedes hacer es que sea más barato y vender más que tu competencia o morir”.

Cuando hablamos de commodities, pensamos en productos o servicios con un bajo nivel de diferenciación o especialización los precios siempre bajan, los costos suben y las ganancias se hacen menores por lo que los emprendedores deben de trabajar más tiempo y más intensamente mientras que las recompensas son menores.

Esto es la trampa de la comoditización que se ve así:

Trampa de la comoditización

Seguramente ya habías escuchado de este concepto al referirse a productos como granos, metales, carne e incluso algunos productos financieros como los bonos. Sin embargo, en los últimos años, este concepto se ha extendido más allá de productos y ha llegado hasta las industrias más disruptivas.

Un ejemplo muy común es Netflix, constituida en 1997 por Marc Randolph y Reed Hastings que se ha posicionado como la número uno en streaming de contenido e incluso por encima de los medios tradicionales como la televisión. Si puedes recordar, hace algunos años se trataba de una plataforma única sin ningún precedente tan innovador y disruptivo que la hizo tener en 10 años, más de 10 millones de suscriptores y según últimos reportes en enero del 2018 supera los 117 millones de suscriptores alrededor del mundo. Sin embargo, hoy no es la única.

Tras la innovadora solución de Netflix hemos visto un sin fin de competidores que han nacido a raíz de su éxito; así es que podemos contar plataformas muy similares como Claro Video, Blim, Dish Network y algunas otras muy prometedoras como el propio Fox Play. De esto se trata la comoditización de las industrias.

Sucede que ante productos tan innovadores que se proliferan de manera abrupta en el mercado, es común que otras marcas y empresas conciban productos o servicios similares en donde eventualmente, la única diferenciación pareciera ser el precio.

Este fenómeno ha ido ocurriendo cada vez más en diferentes industrias, desde las propias marcas de refrescos (como la incesante guerra entre CocaCola y PepsiCola) hasta la industria de la música, la tecnología sobre todo de ordenadores, tabletas, celulares, etc.

Como emprendedores seguramente hemos podido estar en ambos lados de la moneda, es decir inspirándonos en estos modelos innovadores, o evitando a toda costa las copias de nuestra competencia. Y he aquí la gran pregunta que todo emprendedores se hace: “¿qué hacer?, ¿cómo proteger mi modelo de negocio de las copias?, ¿cómo frenar a la competencia?”

Lo primero que te invito a hacer, es identificar si tu industria se encuentra en la comoditización y esto es sencillo saberlo si nos percatamos que estamos en una guerra de precios con nuestros competidores. En donde por supuesto, los precios cada vez son más bajos y tus ganancias son mínimas.

Si es el caso de tu industria, te invito a regresar a un principio básico y fundamental para el emprendedor: LA INNOVACIÓN.

La llave para darle paso a la creatividad y por supuesto la creación de nuevos productos y servicios que vuelvan a darte una ventaja sobre tu competencia. Se trata de un sentido de urgencia que nos mantiene siempre alertas y observadores del entorno que nos orienta hacia donde movernos.

La respuesta es corta sin embargo, directa y contundente. Si te has percatado que el valor dentro de tu industria ha decrecido, es momento de recurrir al elemento más valioso: TÚ CON CON TU CAPACIDAD INNOVADORA. La misma que te hizo aventurarte en tu emprendimiento y que vió una oportunidad en el mercado. Esa mismo ADN creativo que está en búsqueda de nuevas soluciones y propuestas que vuelven a ser disruptivas y que llaman la atención del entorno.

No hay que olvidar que la innovación es un proceso constante y permanente dentro de las empresas. Encuentra el eslabón y comienza a trabajar en él.

Laura Cortés

El trabajo en el futuro: Reinventando las organizaciones

 “Debemos crear un espacio de trabajo que nos apoye en nuestro camino hacia la plenitud. Cuando nos atrevemos a ir completos al trabajo, comienzan a ocurrir cosas extraordinarias”

Frederic Laloux

Una de las ideas más interesantes con las que me he topado últimamente y que me ha aportado un nuevo paradigma para pensar sobre las empresas proviene del libro ¨Reinventig Organizations¨ de Frederic Laloux y es la siguiente:

Cada vez que la humanidad se ha trasladado a una nueva etapa de conciencia, ha inventado un modelo de organización radicalmente más productivo. ¿Podríamos estar ante otro momento crítico hoy día? ¿Quizás podríamos estar a punto de dar un salto?

El concepto central del libro es que los seres humanos estamos en un proceso evolutivo y vamos progresando a través de diferentes etapas de desarrollo. En cada etapa hay un conjunto de paradigmas que dominan la manera como percibimos al mundo y como actuamos. Por ejemplo Aristóteles en el año 350 A.C, afirmó que las mujeres tenían menos dientes que los hombres y durante muchos siglos miles de personas creían esto. Tuvieron que pasar más de 2.000 años para acabar con esta falsedad: ¡sólo bastó que alguien los contara! De la misma manera que este ejemplo, las personas somos presas de una forma de entender el mundo que configura nuestra manera de pensar, de actuar y de organizarnos, así cuando transformamos nuestras creencias sobre la realidad transformamos también la manera como operamos en el mundo.

Frederic Laloux menciona lo siguiente: “Los tipos de organizaciones que hemos inventado a lo largo de la historia siempre han estado ligados a la visión del mundo y la conciencia predominantes. Cada vez que como especie, hemos cambiado nuestra forma de concebir el mundo, hemos creado un tipo de organizaciones más poderosas. Con cada nuevo estadio de conciencia humana, se ha dado también un gran paso en nuestra habilidad de colaborar que ha comportado nuevos modelos organizativos”.

La evolución es un proceso de desarrollo en donde las capacidades se van desplegando y van creciendo a lo largo del tiempo hasta llegar a su madurez. Por ejemplo una semilla se convierte en un árbol a través de diferentes etapas en las cuales todo el potencial contenido en la semilla lentamente se va manifestando hasta llegar a ser un imponente roble. Lo mismo ocurre con los seres humanos, nosotros también nos hemos venido desarrollando en diferentes niveles evolutivos a lo largo de la historia, cada nivel de desarrollo interpreta de manera diferente el mundo exterior y por lo mismo crean estructuras organizaciones diferentes. La evolución se da como resultado de transformar nuestro paradigma dominante en una nueva forma de pensar que incluye y trasciende a la anterior.

A continuación te presento las etapas de desarrollo por las que hemos pasado los seres humanos utilizando una tipología codificada por colores inspirada en el trabajo de Don Beck y Christopher Cowan en su libro Spiral Dynamics. Laloux describe la evolución de cuatro tipos de organizaciones en los últimos diez milenios y describe en detalle los atributos y características de una quinta forma de organización emergente radicalmente diferente.

1.- LAS ORGANIZACIONES COLOR ROJO

Son las primeras formas de organización de la historia que se originaron hace unos 10.000 años cuando los seres humanos nos agrupábamos en tribus. En este tipo de organizaciones era muy importante contar con una división marcada entre los líderes y los demás para poder dividir el trabajo por lo que la autoridad y el mando eran fundamentales para mantener unido al grupo.  La metáfora para describirlas sería una manada de lobos en la cual un ¨macho alpha¨ domina al resto a través de la fuerza. Ejemplos de este tipo de organizaciones las pandillas callejeras y las mafias.

2.- LAS ORGANIZACIONES COLOR AMBAR

La conciencia del ser humano evolucionó a un nuevo paradigma gracias a la llegada de la agricultura y la formación de las primeras ciudades, para lo cual se requería de una nueva forma de organizarse que consolidará una visión a largo plazo. Las organizaciones de este nivel hicieron surgir la jerarquía en forma de pirámide con unos roles formales muy marcados y procesos replicables. En estas organizaciones el poder está asociado al rol más que a una personalidad fuerte como en la etapa anterior. Estas organizaciones ya pueden ser mucho más grandes y durar mucho más en el tiempo que las rojas. Los ejemplos actuales más paradigmáticos serían el ejército, la iglesia o los gobiernos.

3.- LAS ORGANIZACIONES COLOR NARANJA

Con la llegada de la revolución industrial y la ilustración, una nueva era en le humanidad emergió. Este nuevo paradigma ve a la organización como una máquina en donde la efectividad es el gran objetivo e incluso sustituye a la moral para la toma de decisiones. En este paradigma las personas tienen mayor libertad para alcanzar sus objetivos que en el paradigma anterior pero su visión utilitaria hace que se pierda el sentido e incluso el espíritu de las organizaciones ya que la visión es profundamente materialista. La gran mayoría de organizaciones actuales hoy en día aún están dominadas por este paradigma. La empresa multinacional es el mejor ejemplo de este tipo de organizaciones.

4.- LAS ORGANIZACIONES COLOR VERDE

A finales del siglo XX con la revolución contracultural de los 60´s y 70´s, un paradigma más sensible que busca la justicia, la igualdad y la cooperación emergió. En este nivel se valoran más las relaciones que los puros resultados. La metáfora que aplica es ver la organización como una familia. En este paradigma surge el concepto de empoderamiento en el que los líderes pasan a ser ‘líderes servidores’ que escuchan, motivan y desarrollan a su equipo. En este paradigma se encontrarían organizaciones sin afán de lucro, pero también está cobrando fuerza en cada vez más empresas privadas exitosas como Southwest Airlines o Ben&Jerry’s.

5.- LA ORGANIZACIÓN VERDE- AZULADO

En el transcurso de la historia los cuatro modelos históricos han tenido una característica común: jefes. Desde los primeros líderes hasta los actuales CEO el ejercicio del poder ha consistido en “estar a cargo”. La mayoría de nosotros no puede concebir cómo funcionarían las organizaciones si nadie estuviera en el mando pero un nuevo paradigma sobre cómo hacer empresa está emergiendo lentamente que transforma esta forma de operar.

En este tipo de organizaciones la metáfora es entender a la organización como un ser vivo, un sistema complejo que despliega su potencial de manera orgánica. Las personas son vistas en toda su plenitud, permitiéndoles ir más allá de su rol profesional e incorporar las emociones y sus pasiones que configuran lo que realmente son. La mirada hacia el interior tanto a nivel individual como organizativo es un aspecto fundamental.

Laloux menciona ¨ ¿Y si pudiéramos crear estructuras organizativas que no necesitaran empoderamiento porque por diseño todo el mundo es poderoso y autosuficente? ¨ En otras palabras, ¿qué pasaría si pudiéramos crear organizaciones donde el poder no fuera una función de estar a cargo y, por lo tanto, no hubiera jefes? La respuesta, según Laloux, es la organización verde-azulada.

En estas organizaciones, se da un paso más allá del empoderamiento, apostando ya directamente por la autogestión que se basa en relaciones entre iguales,  reduciendo e incluso eliminando la necesidad de una jerarquía formal. La pirámide deja lugar a la red de equipos auto-gestionados. En las redes auto-organizadas de igual a igual, todas las voces cuentan porque cualquiera es capaz de detectar un problema o una oportunidad y dado que se espera que todos sean líderes, todos tienen los medios para tomar medidas. En el libro se explican los casos de organizaciones que ya se han adentrado en este nuevo paradigma, de multitud de sectores y diversidad de tamaños como Zappos, Buurtzorg, Valve, Patagonia o Holacracy.

En el futuro estaremos viendo cada vez más organizaciones moviéndose a este nuevo paradigma que es más flexible y eficaz para esta era que estamos viviendo por lo que es importante que si quieres hacer que tu empresa evolucione y se trasforme es importante que hagas lo siguiente:

1.- Identifica bajo que paradigma estás operando actualmente.

2.- Intencionalmente establece la estructura para pasar el siguiente nivel al transformar el tipo de liderazgo y la cultura en la organización.

3.- Gradualmente empieza a estudiar y aplicar técnicas y practicas verde y azuladas para que puedas mover con el tiempo a tu organización hacia este nivel.

 Reinventando las organizaciones

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad. ¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Vive intensamente.

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

SABER ESTAR PRESENTE ES UNA HABILIDAD QUE TODO EMPRENDEDOR DEBE DESARROLLAR

¨La habilidad de estar en el momento presente es un componente principal de la salud mental¨

Abraham Maslow

Una de las principales habilidades para poder tener éxito en la vida tanto personal como profesional es la de aprender a estar conscientes y presentes justo en donde estás. Cuando logramos poner toda nuestra atención a la persona con la que estamos interactuando o en la actividad que estamos realizando podemos tener mucho más recursos y logramos que nuestra efectividad se multiplique hasta por 100 veces. La gran mayoría de las personas y muchos emprendedores con los que he tenido la fortuna de trabajar, no viven mucho tiempo en el presente, muchos están atrapados por el pasado y muchos otros están tan enfocados en su futuro que pierden de vista las experiencias que les están sucediendo en el presente.

Saber estar en el presente es el fundamento del éxito y de la satisfacción, ya que ni el pasado ni el futuro nos pueden brindar realmente un estado de armonía duradera.

LAS TRAMPAS DEL PASADO

Una de las grandes limitaciones que podemos tener en la vida es ser presas de memorias del pasado que nos impidan avanzar en la vida. Los recuerdos dolorosos, alguna relación sin completar, algún error que nos haga sentirnos culpables o simplemente alguna emoción negativa hacia alguien o algo como el rencor o el odio  absorben nuestra energía y hacen que no podamos crecer ni aprovechar las oportunidades que el presente nos ofrece.

Todas las personas que son prisioneras de alguna situación, experiencia o relación del pasado que no hayan logrado asimilar y completar no tienen ninguna oportunidad de poder estar en el presente, en el aquí y en el ahora.

LAS TRAMPAS DEL FUTURO

La revolución tecnológica trajo muchos avances y posibilidades a los seres humanos, hoy más que nunca un gran número de personas sueñan con un futuro más grande e inspirador, sin embargo, el desarrollo tecnológico tiene también su contraparte y es que hoy muchas personas sobre la tierra están enormemente distraídas debidos a los aparatos electrónicos, haciendo que su capacidad para estar presentes sea casi nula.

Muchas personas no pueden mantener su foco de atención sobre una conversación o sobre un tema sin distraerse por alguna llamada telefónica o por las redes sociales poniendo solo la mitad de su atención a lo que hacen en el presente.

Existen también muchos emprendedores que se la pasan soñando con sus ideales y viven en su imaginación pensando y creando su futuro ideal pero sin regresar al presente para actuar y empezar a hacer realidad su sueño a través de la acción.

Muchos otros son presas de la ansiedad, el miedo o las preocupaciones por lo que no desean que ocurra en el futuro.

Las personas que viven atrapadas por los estímulos de las redes sociales y de los dispositivos electrónicos, así como aquellas que están constantemente  preocupadas por su futuro llenas de miedos y aquellas que se la pasan construyendo ¨castillos en el aire¨ al estar imaginando su futuro sin actuar no tienen muchas oportunidades de vivir en el presente.

Estar presente

¨Aprende a estar en el presente con conciencia porque ahí es donde ocurre el aprendizaje¨

La clave para poder estar en el presente es darse cuenta de que siempre estamos en el presente, ya que no podemos vivir en el pasado ni en el futuro pues nuestro cuerpo siempre está en el presente. Solo nos es posible ir al pasado o al futuro a través de nuestra mente pero que incluso cuando estamos pensando sobre pasado o sobre el futuro solo lo podemos hacer desde el presente. Siempre estamos viviendo en el presente pero nos distraemos por pensamientos que nos llevan al pasado o al futuro y ahí es donde perdemos nuestro enfoque en el presente.

La clave para salir de estas trampas radica en tener una armónica relación con nuestros pensamientos del pasado y del futuro para que podamos cultivar la habilidad de estar en el presente.

  • El pasado idealmente nos debe servir como material de referencias, momentos mágicos, aprendizajes y lecciones aprendidas.
  • El futuro idealmente nos debe de servir como el faro o brújula que nos dé claridad y guíe en el presente sobre lo que tenemos que hacer. Es el punto focal hacia el cual nos estamos dirigiendo y en él se manifiestan nuestros ideales y valores. Es la fuente de motivación e inspiración en el presente, sin un futuro inspirador no podemos crecer en el presente.
  • El presente idealmente es la fuente de las experiencias, es donde la vida realmente ocurre, aquí es donde crecemos y aprendemos. Date permiso de estar en el presente con toda tu concentración y tus resultados lo reflejarán.

Aprender a estar en el presente requiere de esfuerzo y disciplina como cuando queremos desarrollar un músculo, por lo que te propongo las siguientes prácticas.

1.- Enfoca a tu conciencia a estar presente del aquí y el ahora. El cuerpo es nuestra herramienta principal para lograrlo ya que solo está en el presente, pues no puede vivir en el pasado o en el futuro. Así que cuando sientas que te has perdido en el pasado o las preocupaciones del futuro regresa a la conciencia del cuerpo y esta te traerá de vuelta al presente.

2.- Libérate del éxito del pasado. El éxito pasado puede actuar como un sedante para nuestras mentes, arrullarnos y hacernos creer que ya no tenemos que mejorar, a pesar de que el mundo que nos rodea está cambiando de manera radical.

3.- Libérate de los fracasos del pasado. Asimila tus experiencias negativas y transfórmalas en aprendizajes esto liberará una enrome cantidad de energía mental para enfocarte en el presente.

4.- Escribe tus metas del futuro. Tener metas hacia el futuro es clave pero te recomiendo que no vivas atrapado por ellas por lo que idealmente hay que escribirlas y darse fechas específicas para revisarlas, puede ser semanal, quincenal o mensualmente. Darte espacios para ir al futuro es un pacto que generas contigo que te permite liberarte para estar el resto de tu tiempo en el presente.

5.- Vive un día a la vez. Para estar en el presente hay que vivir cada día con toda la frescura posible, sabiendo que tienes metas que cumplir en el día pero estando presente en todas las experiencias que puedan ocurrir en el día, sabiendo que un día a la vez vamos construyendo nuestro futuro ideal.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, ponlas en práctica y verás el poder de estas ideas.

Vive intensamente

Alejandro Valdés

Alejandro.valdes@innovarte.mx

Aprende manejar tu energía antes que tu tiempo

¨Para ser plenos y productivos en nuestras vidas debemos de estar físicamente energizados, emocionalmente conectados, mentalmente enfocados y espiritualmente alineados con un propósito más grande que uno mismo¨

 Jim Loehr y Tony Schwartz

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo/a no tengo tiempo?, ¿cuántas veces no has pensado que quisieras que el día fuera más largo para poder hacer todo lo que tienes que hacer?, si eres como la mayoría de los emprendedores y las personas con ganas de crecer, este tipo de preguntas son una constante para ti y no es de extrañarse ya que estamos constantemente condicionados por nuestra cultura a creer que estamos en una carrera o en una competencia en contra del tiempo, en la que debemos exprimir el tiempo lo más posible al hacer cientos de actividades.

Frases  de la cultura popular como: ¨el tiempo es dinero¨, ¨tu recurso más limitado es el tiempo¨, ¨el hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde, justamente cuando ya no hay tiempo”, nos hacen entrar en un paradigma de estrés, ansiedad y actividad compulsiva que a la larga es muy contraproducente. Miles de libros, cursos y seminarios nos enseñan que aprender a controlar nuestro tiempo es la respuesta y que al hacerlo estaremos en un estado de armonía y plenitud, pero lo más probable es que acabemos llenos de calendarios, listas de actividades y cuadrantes para categorizar nuestras tareas que en realidad solo hacen más compleja nuestra vida y nuestra manera de operar.

Hace algunos años leí el libro de Jim Loehr y Tony Schwartz que se llama ¨The Power of Full Engament¨ (2003) que dice que aprender a manejar la energía y no el tiempo es la clave para el alto desempeño y la plenitud personal y fue totalmente revolucionario para mí, pues este simple cambio de enfoque trajo a mi vida mayor productividad y plenitud.

El tiempo es algo fijo y estable, todos tenemos 168 horas a la semana, 60 minutos a cada hora pero a diferencia del tiempo, la energía es maleable, hay momentos en los que te levantas con muchísima energía y horas en las que te sientes cansado y sin motivación. La energía fluctúa constantemente y tenemos el poder de modificarla. Cuando nos sentimos positivos, entusiasmados y con alta energía podemos lograr mucho más que cuando nos sentimos enfermos y deprimidos.

“En dos horas en un estado de alta energía, puedo lograr cosas tremendas” Sir Richard Branson

El paradigma del manejo del tiempo lo heredamos de la era industrial en donde todo estaba basado en la eficiencia de las máquinas y necesitábamos la productividad más que nunca pero ahora que estamos en la era digital somos conscientes que no somos máquinas, somos seres humanos para los cuales no todo es productividad porque en ocasiones necesitamos descansar y desconectarnos del trabajo.

Paradigma del tiempo vs energía

Al entender que es nuestra energía y no nuestro tiempo lo que debemos de aprender a manejar, podemos empezar a hacernos responsables de mantener, producir y revitalizar nuestra propia energía para poder ser más efectivos y vivir más plenamente. La energía es la capacidad de producir un trabajo y nuestra mayor necesidad como seres humanos es la de gastar y recuperar energía. Lograr el balance de inversión de energía y recuperación de la energía es la clave para el alto desempeño.

Según Jim Loehr y Tony Schwartz los seres humanos contamos con 4 energías que combinadas nos dan la energía primordial con la que operamos en nuestra vida. Las energías que nos componen son:

1.- LA ENERGÍA FÍSICA.- Es la energía principal y la fuente de las demás energías, esta derivada principalmente de la interacción del oxígeno y la glucosa por lo que los 2 reguladores más importantes de esta energía es tu respiración y tu alimentación.

Para mejorar el desempeño de esta energía te compartimos algunos tips:

  • Nuestro cuerpo es 70% agua, debemos beber al menos 2 litros de agua al día, al menos 8 vasos de agua al día
  • La mayoría de las personas requieren de 7 a 8 horas de sueño para poder recuperar su energía.
  • Irse a dormir temprano y levantarse temprano eleva tu desempeño.
  • Para mantener el buen nivel de energía durante el día debemos de tomar breaks de recuperación cada 90 a 120 min.
  • Comer de 5 a 6 alimentos bajos en calorías y muy nutritivos nos hace recuperar constantemente los nutrientes esenciales.

2.- LA ENERGÍA EMOCIONAL.- Para poder tener mayor productividad y ser nuestra mejor versión necesitamos gravitar normalmente entorno a emociones positivas y agradables como la alegría, la gratitud y la paz. Los músculos emocionales principales para sentirnos positivos son la auto-confianza, la empatía y el auto-conocimiento.

Para mejorar el desempeño de esta energía puedes hacer lo siguiente:

  • Llevar un diario personal en el cual escribas tus pensamientos y emociones.
  • Cultivar el hábito de la gratitud.
  • Desarrollar más actividades en tu trabajo que te sean disfrutables y te llenen de energía.
  • Cultivar la compasión y la generosidad.
  • Las emociones negativas se pueden transformar en emociones positivas gracias a la conciencia y la intención.
  • Los músculos emocionales como la paciencia, la empatía y la confianza se fortalecen de la misma manera que fortaleces a un bíceps o un tríceps: empujas al musculo a una frontera mayor que la anterior y tener un periodo de recuperación.

“La cantidad de felicidad que tengas dependerá de la cantidad de libertad que tengas en tu corazón”– Thich Nhat Hanh.

3.- LA ENERGÍA MENTAL.- Es la capacidad que usamos paraorganizar nuestras vidas y enfocar nuestra atención. La energía que mejor sirve para ser productivos es ser un optimista realista al ver al mundo como un gran abanico de posibilidades y no como un mundo empobrecido de oportunidades y lleno de limitaciones. Si quieres conoce más sobre este tema te recomiendo ver nuestra reseña en: https://www.youtube.com/watch?v=Qzk_k6ijK18&t=13s

Para mejorar el desempeño de esta energía puedes hacer lo siguiente:

  • Tener un dialogo interno positivo.
  • Practica la meditación para entrenar tu atención.
  • Toma días libres de tu trabajo para cambiar el enfoque de tu mente, el cuerpo se recupera con el descanso, la mente se recupera con el cambio de tema.
  • Ponerse metas y nuevos retos hace que tu mente se mantenga activa y en constante crecimiento.
  • El ejercicio físico estimula la capacidad cognitiva.
  • Buscar hacer actividades que estimulen la creatividad como dibujar, escuchar música, usar la imaginación al visualizar tus metas, tomar fotos, cocinar, leer, ver películas, cultivar alguna apreciación artística.

4.- LA ENERGÍA ESPIRITUAL.- Es la que nos da la fuerza para la acción en todas las demás dimensiones de la vida. Alimenta nuestro compromiso y nuestra pasión y perseverancia. Cultivamos está energía al entrar en contacto con nuestros valores y con nuestra misión de vida que nos hace pensar en algo más grande que nosotros mismos.

Para mejorar el desempeño de esta energía puedes hacer lo siguiente:

  • Desarrollar el carácter y tener el coraje de vivir tu vida de acuerdo a tus principios y valores hace que está energía se haga más fuerte cada vez. Si quieres saber cómo fortalecer tu carácter visita: http://innovarte.mx/wordpress/?p=253
  • Los músculos principales para desarrollar está energía son: pasión, compromiso, integridad y honestidad.
  • La energía espiritual es sustentable cuando al balancear el compromiso hacia un propósito más grande que uno mismo y la atención y el cuidado hacia uno mismo.
  • Trabajar en esta energía engloba un gasto de energía pero una renovación al mismo tiempo.
  • El desarrollo de esta energía puede hacernos sobre pasar diferentes limitaciones de las demás dimensiones de uno mismo, es la energía más poderosa de todas.

Descripci+on de las 4 energías

Para lograr mantener un pulso correcto de nuestras energías debemos de saber administrarlas a través de tener el ritmo adecuado de uso y renovación. A diferencia del paradigma del tiempo en donde todo es productividad y no hay tiempo para el descanso, en este paradigma el descanso es básico para poder rejuvenecer y renovar nuestra energía para poder producir más.

¡Vive intensamente!

Alejandro Valdés

Especialista en estrategia exponencial

Alejandro.valdes@innovarte.mx