LA HORA MILAGROSA: Cómo darte 1 hora en la mañana puede impulsar tu vida y tu negocio

“Controla tus mañanas e impulsa tu vida.”

Robin Sharma

Todo dueño de negocio tiene múltiples responsabilidades en su vida, desde su familia y sus hijos, hasta atender el sin fin de retos que se presentan en el día a día del trabajo. Esto hace que pocas veces logren tener tiempo para ellos mismos pues se dedican a resolver los problemas de todos los demás. Con el paso del tiempo esta tendencia causa que muchos emprendedores pierdan su motivación y pasión personal.

Para evitar esta situación, uno de los hábitos más importantes que podemos desarrollar como dueños de negocio es el de dedicar 1 hora para nosotros todas las mañanas para prepararnos, cultivarnos y enfocarnos. Robin Sharma le llama esto el ritual matutino de las 5 a.m. pues invita a sus lectores a levantarse antes del amanecer y a dedicarse una hora para su crecimiento personal.

“La mejor victoria se consigue en esas horas tempranas de la mañana, cuando nadie te mira y todos duermen.”  

Robin Sharma.

La gente más exitosa en el mundo, los creadores de imperios dedican 1 hora a sí mismos en la mañana para cultivar la serenidad y prepararse para tener un gran día.

Aristóteles ya hace cientos de años decía que levantarse antes del amanecer es bueno porque dicho hábito contribuye a la salud, a la riqueza y a la sabiduría. Benjamín Franklin acuño una frase al respecto: “Acostarse y levantarse temprano hace a un hombre sabio, rico y saludable”. 

LA CAUSA POR LA CUAL DEDICARSE UNA HORA, IMPULSA NUESTRA VIDA.

Dedicar 60 minutos al crecimiento personal nos dota de enormes ventajas en nuestra vida pues nos ayuda a aumentar de nuestro conocimiento y conciencia. Cuanto más logras percibir y ver, más logras materializar, cuanto más sabes, más puedes conseguir. Entre mayor nivel de conciencia generemos mayor crecimiento tendremos.

Cuando diariamente mejoras tu conciencia diaria al cultivarte, podrás tomar mejores decisiones cada día y al tener mejores decisiones, mejorarás tus resultados. Nuestra vida es la suma de nuestros días, para tener una vida extraordinaria necesitamos crear días extraordinarios y lograremos tener grandes días si logramos incrementar cada día nuestra conciencia.

“La vida que nos es dada es por naturaleza breve pero la memoria de una vida bien vivida es eterna”.

-Cicerón.

Robin Sharma menciona en su libro “El club de las 5 am” qué personajes como Beethoven, Hemingway, Dalai Lama entre muchos otros tienen el hábito de pasar un tiempo en soledad durante las primeras horas de la mañana pues esto genera que puedan cultivar la serenidad, el silencio y la conexión con ellos mismos. Diversos estudios han demostrado que entrar en estados de serenidad y paz mental nos permite elevar nuestra frecuencia vibratoria y disminuir el estrés, además de que nos permiten estar más concentrados y enfocados en un mundo frenético y complejo.

Para lograr obtener grandes resultados en el mundo exterior primero tenemos que conquistar nuestro interior, pues lo externo es un reflejo de nuestro interno. Tu influencia en el mundo es el reflejo de la vitalidad y la luminosidad a la que hayas accedido dentro de ti mismo.

LOS 4 IMPERIOS INTERIORES QUE DEBEMOS CULTIVAR

Para lograr crecer y expandir nuestras posibilidades como seres humanos debemos de comprender que todos tenemos 4 elementos que nos son propios y sobre los cuales debemos de trabajar para que nuestras facultades se desarrollen y nuestro impacto en el mundo sea mayor.

Los días mejoran enormemente si nos dedicamos al inicio de los mismos a cultivar nuestros 4 imperios interiores. Todos los seres humanos para lograr mayor plenitud necesitamos incrementar constantemente nuestro propósito de vida al reflexionar sobre nuestro papel en el mundo y el sentido de nuestra vida (Alma), debemos de incrementar nuestro conocimiento y habilidades para lograr mejores resultados (Mente), necesitamos cultivar nuestros afectos y limpiar nuestras emociones negativas para ser más éticos y tener mejores relaciones con los demás (Corazón), y además requerimos de cuidar de nuestra salud y desarrollar a nuestro cuerpo. Según Robin Sharma de 5 a 6 a.m. es el mejor momento para poder cultivar estas facultades antes que las presiones del día se apoderen de nosotros.

LA FÓRMULA 20/20/20

Para lograr aprovechar al máximo esta hora puedes dividirla en el siguiente esquema:

El gran reto es forjarse el hábito de dedicarse 1 hora en la mañana para cultivarnos a nosotros mismos. Esto va a requerir de nosotros mucha disciplina y perseverancia pero los resultados que obtendremos serán extraordinarios pues nos estaremos haciendo cargo de un elemento muy importante pero a veces tan olvidado por todos los empresarios, nuestro propio SER.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LOS 4 TIPOS DE TRABAJOS QUE HACEN QUE EL NEGOCIO FUNCIONE COMO RELOJITO

 “El mayor problema de los empresarios es que nadie les ha enseñado la mentalidad de delegar, necesitan entrar en una mentalidad de aprender a soltar.”

Scott Oldford

Los empresarios por naturaleza son personas a las que les gusta hacer las cosas por sí mismas, más aún cuando apenas arrancamos nuestro negocio, pues no tenemos otra opción que desempeñar todos los papeles en la empresa. Seguramente has escuchado frases de algún nuevo emprendedor como: “Soy el director general de mi empresa, el encargado de sacar las copias y todos los puestos intermedios”.  Si bien es cierto que al inicio es indispensable que el dueño haga prácticamente todo en el negocio, también es cierto que con el paso del tiempo esto no es ni saludable ni sostenible. Todo dueño de negocio debe aprender a ir soltando actividades para poderse enfocarse sólo en lo más importante.

Lograr que un negocio funcione sólo sin ti es algo factible, de hecho debería de ser una gran aspiración de todo empresario visionario. Tener un negocio que funcione como relojito sin que tengas que operarlo ni dedicarle muchas horas de trabajo debería de ser el objetivo principal de todo empresario, pero para lograr esto, es necesario entender que todos los empresarios llevan a cabo 4 tipos diferentes de actividades dentro de su negocio:

LAS 4 D´S

  1. DAR ACCIÓN. Esta actividad se refiere a operar el negocio, es decir a hacer el trabajo tú. En esta etapa se quedan atrapadas casi todas las empresas pues el empresario se vuelve el eje y la necesidad absoluta del negocio y así es prácticamente imposible crecer.
  2. DECIDIR. En esta actividad ya has logrado contratar a otras personas que hagan las tareas que antes tú hacías, pero ellas intentan llevar a cabo una tarea que les das y luego regresan contigo para hacerte preguntas y que les ayudes dándoles ideas. Si se presenta alguna anomalía con la tarea, la persona regresa contigo para que tomes una decisión y cuando la termina, se queda inmóvil o te pregunta qué tiene que hacer. En esta etapa aún sigues siendo el cuello de botella de tu empresa.
    La mayoría de empresarios confunde decidir con delegar. Si le asignas una tarea a alguien, pero necesita que le respondas preguntas para llevarlo a cabo, no estás delegando, estás decidiendo.
  3. DELEGAR. Ahora ya eres capaz de asignar tareas a los empleados y los empoderas a tomar decisiones con respecto a la ejecución de la tarea. En esta etapa ya comenzarás a sentir alivio sobre tu carga de trabajo es por eso que es muy importante que sepas delegar correctamente. La fase de aprender a delegar puede ser muy difícil para muchos empresarios pues sienten que pueden hacer todo a la perfección (en su mente) y se sienten frustrados cuando las cosas no se hacen como ellos piensan, pero es muy importante aprender a soltar.
  4. DISEÑAR. Aquí es cuando trabajas sobre el negocio, es decir en el diseño del futuro de la empresa. En esta actividad tu foco principal es establecer objetivos y estrategias para acelerar el crecimiento del negocio. En esta fase el negocio funciona solo y tu rol principal es revisar las finanzas, armar el equipo de trabajo y ser un guardián de la cultura de la empresa.

ESTAR ATRAPADO EN DAR ACCIÓN NO TE ESTÁ HACIENDO CRECER

En nuestra experiencia con cientos de empresarios nos hemos dado cuenta de que muchos se quedan atorados en operar el negocio y no dedican tiempo a diseñar la estrategia del negocio. Esto a la larga inhibe el crecimiento y expande el cansancio y agotamiento del emprendedor.

Cuando un negocio no dedica tiempo a definir a dónde quiere ir, termina dando vueltas en círculos. La mejor inversión de tiempo que puede hacer un dueño de negocio para que su negocio funcione sin él es que pueda dedicar tiempo a diseñar las metas y estrategias del negocio.

SOLTAR LA OPERACIÓN ES TOMAR MENOS DECISIONES, PERO TOMAR LAS DECISIONES IMPORTANTES.

Por ejemplo, cuando tu recibes un paquete de parte de Amazon, Jeff Bezos no está haciendo el reparto ni está ocupado viendo si la mercancía llego a tiempo. Él ha diseñado los sistemas y procesos que le han permitido soltar la operación para que pueda enfocarse en las siguientes alianzas o compras estratégicas de la empresa.

La mezcla ideal de un negocio de estas 4 D´s es:

Todos los negocios necesitan pasar más tiempo operando pues requieren agregar valor al cliente para hacer que el negocio siga funcionando pero se requiere de tener tiempo para establecer la visión del negocio e incentivar el crecimiento.

Te invito a que hagas el siguiente ejercicio, pregúntate: ¿Cuánto tiempo paso en dar acción, decidir, delegar y diseñando en tu negocio? Al sumar cada respuesta deberá de sumar un 100%. Es posible que te des cuenta de que pasas gran parte de tu tiempo en dar acción y eso te está limitando tu crecimiento, recuerda requieres dedicarle un 20% de tu tiempo como dueño de negocio a diseñar el flujo de negocio para que otros operen.

LOS EMPRESARIOS DEBEN DE DEDICAR MÁS TIEMPO AL DISEÑO Y DELEGACIÓN DE SU NEGOCIO PARA QUE LOS DEMÁS PUEDAN OPERARLO.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

LAS GANANCIAS VAN PRIMERO: Un método para mejorar la rentabilidad de los negocios

“Las ganancias en un negocio, no son un hábito.”

Mike Michalowicz

La gran mayoría de los dueños de negocios son grandes técnicos, vendedores o visionarios pero rara vez son buenos administradores. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, una de cada cuatro nuevas empresas fracasa por problemas de una mala administración.

¿Te ha sucedido que pasas muchas horas trabajando, das un gran servicio a tus clientes, ves entrar dinero a tu negocio y al final revisas tus ganancias y notas que no te quedaste con casi nada?, seguramente sí y como tú sabes esta es una situación muy difícil para todo dueño de negocio pues uno se siente frustrado, triste y desmotivado al no ver el fruto de nuestros esfuerzos. Mike Michalowicz en su libro “Las ganancias van primero” nos explica que la causa de no generar utilidades en el negocio se debe principalmente a una creencia muy arraigada que tenemos en nuestra forma de entender a nuestra empresa. La creencia que nos limita se traduce en esta fórmula:

Creemos que las ganancias son el resultado de restar nuestros gastos a nuestras ventas. El problema con esta fórmula es que las ganancias siempre van al final y por lo mismo es lo que menos nos queda.

Si estuvieras enfermo, ¿te enfocarías en poner a tu salud al final de tus prioridades?, seguramente no, sin embargo, esto es lo que hacemos la mayoría de dueños de negocios pequeños al poner a nuestras ganancias al final de la lista de prioridades. La naturaleza de nuestra mente funciona de la siguiente manera:

  • Cuando algo se pone hasta el final se queda ignorado, cuando algo se pone al inicio se vuelve una prioridad.

Cuando descubrí esta idea tuve un gran momento de claridad, pero la idea por sí sola por maravillosa que parezca no cambia nuestros hábitos, así que se requieren de ciertas estrategias que nos ayuden a cambiar. La mejor metáfora para ejemplificar cómo podemos cambiar nuestros hábitos con respecto a las ganancias viene del mundo de la salud alimentaria. Según los expertos para ser más sanos, bajar de peso se requieren 4 principios:

Si nos servimos platos más pequeños limitamos la cantidad de comida que ingerimos, recuerda la ley de Parkinson que afirma que el trabajo o los recursos se expanden hasta llenar el tiempo o la capacidad disponible para que se termine. Es decir, si pones más comida disponible comerás más. Si comemos primero los vegetales hacemos que no nos llenemos con cosas engordadoras y así nos aseguramos de tomar nuestros nutrientes primero. Al remover nuestras tentaciones y eliminar la comida chatarra de nuestra casa no nos permitimos sucumbir a las tentaciones cuando nuestra fuerza de voluntad se agote. Finalmente al comer más seguido hacemos que no caigamos en el extremo de tener mucha hambre y comer en demasía.

Estos 4 principios también se pueden traducir para mejorar nuestra salud y rentabilidad de negocio y la forma de hacerlo es así:

I. REDUCE EL GASTO DISPONIBLE EN TU NEGOCIO

La mayoría de empresarios tienen al menos 1 o 2 cuentas bancarias de su negocio, pero al concentrar todo su dinero en pocas cuentas y al ver que tienen mucho dinero disponible, tienden a gastarlo más. Es como cuando tienes una pasta de dientes nueva y al empezarla a usar desperdicias más que cuando la pasta de dientes se está acabando y tienes que maximizar su uso.

Mike Michalowicz nos recomienda tener al menos 5 cuentas en el negocio:

  1. Cuenta de ingresos. Es donde recibes todo los pagos de tu empresa y es la cuenta maestra desde la cual vas a distribuir todo el dinero.
  2. Cuenta de ganancias. Una cuenta en donde se coloca las ganancias del negocio.
  3. Cuenta de pago de sueldo del dueño. Tú como dueño de negocio eres el empleado más importante de la empresa y necesitas pagarte un sueldo y pagarte de manera correcta para que estés feliz con tu negocio.
  4. Cuenta para impuestos. Es una cuenta para apartar los impuestos con anticipación y no tener que sacarlo al final de tus ganancias.
  5. Gastos de operación. En esta cuenta es todo el dinero que necesitas para operar el negocio (pagos de nóminas, comparas, rentas, etc.).

II. PÁGATE TUS GANANCIAS PRIMERO

El primer paso es pagarte tus ganancias en cuanto recibes dinero en tu cuenta de ingresos y así cambias la fórmula:

Cuando te pagas primero, apartas tus ganancias y dejas la cantidad de gasto operativo limitada de manera que tienes que maximizar tus recursos e invitas a tu equipo a ser más creativo para hacer más con menos.

III. APARTA TUS GANANCIAS E IMPUESTOS

Utiliza una cuenta de banco diferente que no puedas casi tocar para que puedas apartar el dinero y evitar caer en la tentación de gastarlo. Recuerda que entre más dinero tengas disponible más gastarás y entre menos dinero tengas para gastar más innovador te convertirás.

IV. PÁGATE FRECUENTEMENTE

Págate 2 veces al mes tu sueldo para que puedas mantener tu estilo de vida y gestionarte con el dinero que tienes. Cada vez que recibas un ingreso aparta al menos el 1% de lo que recibes en tu cuenta de ganancias para que vayas acumulando tus ganancias y con el paso del tiempo puedes ir aumentando tus porcentajes.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo diseñar un plan estratégico para tu empresa te invitamos a nuestro programa Expansión 10x o visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad como dueño/a de negocio!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx