EL PODER DE ENFOCARTE EN UNA ÚNICA COSA: Cómo alcanzar resultados extraordinarios

“Sé cómo un timbre postal, pégate a una cosa hasta que llegues al destino.”

Josh Billings

Todas las personas tenemos las mismas 24 horas al día, y sin embargo, algunas logran resultados extraordinarios con el mismo tiempo. ¿Cómo lo logran?, ¿Cuál es su secreto? 

El secreto es que las personas que logran cosas extraordinarias conocen el poder del enfoque en una sola cosa a la vez. Nuestros mayores logros en la vida se dan cuando reducimos nuestra concentración a un sólo objetivo a la vez.

La mayoría de las personas en esta era digital que nos ha tocado vivir tienen las siguientes características:

1.- Están saturados de información y estímulos que no saben concentrarse y no saben lo que quieren.

2.- Tienen demasiados objetivos, quieren lograr tantas cosas que al buscar alcanzar todo no pueden enfocarse.

La solución a esta situación radica en comprender que los resultados excelentes que podemos lograr están determinados por qué tan estrecho pueda ser tu enfoque, entre más te puedas concentrar en una sola cosa a la vez, tu poder mental se incrementa y te conviertes en un rayo láser donde toda tu energía está alineada en un solo punto.

“Debes hacer menos cosas con mayor impacto que hacer muchas cosas con pocos beneficios”

Gary Keller

Cuando aprendes a enfocarte en una sola cosa a la vez, los siguientes resultados suceden:

1.- LOGRAS DESATAR EL EFECTO DOMINÓ.

Cada dominó representa un potencial de energía, entre más alineados estén, más energía se acumula. Con un sólo movimiento puedes lograr una gran reacción en cadena para lograr tus objetivos. Inicias con el primer dominó (única cosa) y sobre esa una única cosa construyes el siguiente gran logro.

El éxito se construye sobre el éxito, todo se va dando un dominó a la vez. Al iniciar a enfocarte en una cosa importante y lograrla comenzarás a moverte en la dirección que anhelas.

2.- LOGRARÁS HACER MENOS PERO PRODUCIR MÁS.

“Son aquellos que se concentran en una cosa a la vez los que logran hacer que el mundo avance.”

Og Mandin

La actividad no necesariamente significa productividad. La gente que realmente logra grandes cosas no se enfoca en realizar una gran cantidad de actividades, sino que siempre se centran en tener un sentido claro de prioridad.

No todo importa por igual, si analizas tus actividades podrás ver que la mayoría de los resultados provienen de la menor parte de tus actividades. El principio PARETO nos dice que el 80% de los resultados provienen del 20% de las actividades. Sólo unas cuantas cosas crean la mayoría de nuestros resultados.

Al ser más estratégico y pensar en prioridades lograrás:

  1. Enfocarte en pocas cosas. No preocuparte por estar ocupado sino más bien buscar ser productivo.
  2. Ir a lo esencial. Descubrir que es lo importante y enfocarte en ello.
  3. Aprender de decir que ¨No¨. Decir que no a aquello que no es importante te permite tener tiempo de realizar tus prioridades.
  4. Concentrarte en lo importante. No todo importa igual, debemos tomarnos el tiempo de decidir qué es lo importante y dedicar toda nuestra energía a ello.

3.- LOGRARÁS ALINEAR TODA TU VIDA EN FUNCIÓN DE PRIORIDADES.

“El éxito es algo sencillo. Sólo tienes que hacer lo correcto, de la forma correcta, en el momento correcto.”

Arnold H. Glasow

Para enfocarte en una sola cosa necesitas realizarte constantemente la siguiente pregunta:

¿CÚAL ES LA ÚNICA COSA QUE PUEDES HACER DE MANERA QUE AL HACERLA TODO LO DEMÁS SERÁ MÁS FÁCIL O INNECESARIO?

Esta pregunta es muy estratégica porque te permite pensar fuera de la caja y simplificar tu enfoque pues al hacerla conoces cuál es la primera ficha del dominó que debes de mover. Recomiendo ampliamente utilizar esa pregunta como pivote principal de nuestra vida pues así podemos tener una visión que pueda alinear a nuestras metas de largo, mediano y corto plazo.

Al aprender a enfocarnos en una sola cosa logramos tener metas y planes apropiados para cada momento que nos corresponde.

Cuando piensas en función de una sola cosa necesariamente debes de empezar a pensar en función del propósito, es decir de aquello que realmente nos mueve y nos motiva.

La gente más productiva son las personas que tienen más claro su propósito y por lo mismo se logran enfocar en sus prioridades. Siempre debemos de iniciar por descubrir nuestro propósito pues este es nuestra brújula que nos dictara nuestras prioridades, al conocer nuestras prioridades conoceremos cuáles son las acciones que necesitamos realizar.

Nuestros propósitos definen nuestras prioridades y nuestra prioridad determina nuestra productividad a través de las acciones que realizamos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad empresarial!

Alejandro Valdés

Especialista en libertad empresarial

Alejandro.valdes@innovarte.mx

LAS ETAPAS DE CRECIMIENTO EN LAS EMPRESAS

“Todos los organismos vivos crecen a través de ciclos y etapas de crecimiento, para pasar al siguiente nivel debemos de abandonar el anterior.”

Una de las grandes paradojas del mundo del emprendimiento es que dueños de negocio y emprendedores a menudo son grandes buscadores de libertad y eso los impulsó a crear su negocio, pero con el paso del tiempo, se han quedado atrapados por el mismo y ahora son esclavos de su empresa.

Los grandes empresarios que logran realmente obtener la libertad que tanto anhelan en su vida son aquellos que comprenden que crear una empresa es muy similar a tener un hijo, es decir ellos logran construir un negocio que poco a poco depende menos de ellos conforme el negocio madura y crece, de la misma manera que un niño al hacerse maduro depende cada vez menos de sus padres.

La labor en la educación de los padres es darles las herramientas y las bases a los hijos para que ellos puedan ser libres y tomar sus propias decisiones. Un negocio debería de ser igual, al inicio deberá de depender mucho de nosotros pero idealmente con el paso del tiempo tendría que liberarnos para que pueda funcionar, operar y crecer, estemos o no estemos.

Para entender mejor este proceso veamos las etapas de crecimiento de todas las empresas.

1. STARTUP: UN BEBÉ

Una StartUp es un experimento en el cual una idea de negocio busca validarse en el mercado lleno de incertidumbre. En esta etapa el emprendedor debe de estar pegado al negocio y es un todólogo pues estas buscando encontrar el producto o servicio que el mercado necesita para así poder llegar a la siguiente etapa.


2. EN CRECIMIENTO: NIÑO

Una vez pasados aproximadamente 3 años, si la empresa sobrevivió significa que logro encontrar un producto o servicio que tiene clientes. En esta etapa el emprendedor tiene que dar un salto y tiene que empezar a delegar y debe de convertirse más en un líder que en un operador. En esta etapa el dueño de negocio puede empezar a solar las actividades en las que no es competente para enfocarse en su talento único y especial.

3. ESCALAMIENTO: ADOLESCENTE

En esta etapa el negocio ya creció y está en expansión y lo que necesitas hacer en esta etapa es ser un líder de líderes de manera que hagas crecer a tu equipo. En esta etapa necesitas crear sistemas y procesos de manera que el negocio opere de manera ordenada y estructurada.

4. DOMINIO DE LA INDUSTRIA: ADULTO

En esta etapa ya te has convertido en un verdadero empresario en donde tu negocio trabaja sin ti y dejas de ser un auto-empleado. En esta etapa tu rol es ser el presidente ejecutivo de la empresa y el guardián de la visión y de la cultura, idealmente ya no operas el negocio en absoluto y te encargas de crear innovación al observar hacia dónde va el mercado.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar profesionalizar a tu empresa visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad como dueño/a de negocio!

Alejandro Valdés

Especialista en transformación humana y empresarialAlejandro.valdes@innovarte.mx

CÓMO RETENER A GRANDES COLABORADORES EN TU EQUIPO DE TRABAJO

“Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.”  

Ray Kroc

Una de las preocupaciones de muchos dueños de negocio es el temor de perder a los miembros del equipo en los que han invertido. La retención del talento es un verdadero problema, especialmente si no te gusta realizar el proceso de contratación y capacitación y odias la idea de perder a grandes jugadores dentro del equipo.

Algunas razones para que los miembros del equipo se vayan están fuera de su control, por ejemplo, alguien podría necesitar mudarse debido al nuevo trabajo de su cónyuge o tener que cuidar a sus seres queridos fuera de la ciudad, o incluso estar sufriendo una enfermedad. Sin embargo, todo dueño de negocio si tiene control sobre muchos de los factores que determinan si las personas deciden quedarse en la empresa.

EL DINERO NO ES EL FACTOR MÁS IMPORTANTE.

El dinero puede ser una tema a considerar especialmente si a alguien no se le paga un salario proporcional a otros que hacen el mismo trabajo, sin embargo, mientras pagues a las personas de manera competitiva, el dinero no tendrá un gran peso en la decisión de quedarse o irse de tu empresa.

Lo que más motiva a las personas es sentirse apreciados por el trabajo bien hecho y la libertad de trabajar en su talento único y especial. Centrarse en estos dos factores que a menudo pasan desapercibidos por muchas empresas puede ayudarte a retener a tus jugadores A.

UTILIZA LA APRECIACIÓN COMO MECANISMO DE RETENCIÓN.

Como empresarios nos sentimos recompensados ​​cuando hacemos un trabajo de calidad y los clientes nos lo agradecen. Por otro lado los miembros de tu equipo quieren escuchar sobre su progreso y trabajo. Tú como dueño de negocio es como si fueras el cliente de tu equipo y necesitan recibir de tu parte palabras de agradecimiento que les permita saber que están haciendo bien su trabajo.

Comienza a practicar la “gratitud proactiva” y deja que otros en tu equipo sepan cómo sus esfuerzos marcan la diferencia en la empresa y siempre di “gracias”. No asumas que solo porque la gente parece estar contenta, tus comentarios no son importantes ni significativos.

Puedes utilizar cartas de reconocimiento, premios, notas en su lugar, regalos o simplemente dejarles mensajes en sus celulares en las cuales les agradeces el buen trabajo que están haciendo.

EL TALENTO ÚNICO Y ESPECIAL

La otra forma de mantener a las grandes personas a bordo es darles la libertad de descubrir y hacer crecer su talento único y especial. Al permitir que la habilidad única de un miembro del equipo se manifieste naturalmente, aprovechas su pasión, ya que el talento único y especial, por definición, es lo que más le gusta a alguien y lo que mejor sabe hacer.

Este enfoque es donde realmente puedes diferenciarte de otras empresas ya que muy pocas organizaciones realmente se preocupan por lo que a la gente haga lo que le gusta hacer y en lo que son buenos.

Ayuda a tu equipo a liberarse de las actividades que nos les gustan y en las que no son buenos para que puedan dedicarse más a su talento único y especial. Puedes utilizar sistemas de delegación o hasta tecnología para hacerlo.

AYUDALOS A CRECER

Invertir en capacitación que amplíe las habilidades de tu equipo también es extremadamente beneficioso ya que les da la oportunidad de aprender. La mayoría de colaboradores desean que la empresa para la que trabajan les de capacitación para mejorar sus habilidades profesionales y experiencia. Todo esto cuenta mucho pues tu equipo estará creciendo y se sentirán emocionados y motivados de trabajar en tu empresa.

TRATÁLOS COMO ALIADOS Y SOCIOS

Trátalos bajo la actitud de que son tus socios para hacer el trabajo que hacen en tu empresa y no son autómatas reemplazables que están ahí sólo para hacer el trabajo. Piensa en ellos como tus aliados para producir un producto o servicio excepcional, trátalos de esa manera y verás cómo responden positivamente pues les estarás dando el empoderamiento y la responsabilidad necesaria para ponerse la camiseta de tu empresa. Siempre ve a tu equipo como una inversión, nunca como un costo y hazlos sentir como irremplazables.

CONCLUSIÓN

Si les pagas a las personas de manera justa, aprecias su contribución que están haciendo, les ayudas a aprovechar y desarrollar su talento único y especial y además inviertes en su desarrollo puedes estar seguro que atraerás y retendrás a las mejores personas. Estarás así a mucha distancia de otros emprendedores y serás recompensado por un equipo cada vez más capaz y leal, el cual valora la inversión que has realizado en ellos.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en crecimiento de dueños de negocioAlejandro.valdes@innovarte.mx

3 IDEAS CLAVE DE LA FILOSOFÍA “LEAN STARTUP” PARA APLICAR EN TU NEGOCIO.

“No hay nada tan inútil en el mundo como hacer con gran eficiencia lo que no debería hacerse en absoluto.” 

Peter Drucker

La filosofía Lean Startup fue creada por el consultor empresarial Eric Ries y se basa en la búsqueda prioritaria de la aportación de valor al cliente durante la fase inicial de una empresa. Por lo tanto su objetivo es eliminar recursos innecesarios y superfluos para centrarse en la de creación de valor y que de esta manera las nuevas empresas puedan tener una mejor oportunidad de éxito.

¿Qué es una Startup?

Es una institución humana que está diseñada para crear productos y servicios bajo condiciones de alta incertidumbre. El objetivo de una empresa Startup es encontrar la idea correcta para construir algo que los clientes quieran y estén dispuestos a pagar por ello y hacerlo lo más rápido posible.

La realidad es que la gran mayoría de Startups o empresas de reciente creación fracasan y no llegan a alcanzar su madurez. La razón de esto se debe al desconocimiento de ciertos principios básicos que los emprendedores ignoran y no logran aplicar en sus empresas. A continuación te compartiré las ideas más importantes de esta filosofía que puedes aplicar en tu negocio independientemente de si es una Startup o una empresa consolidada y que te ayudan a reducir el riesgo de fracaso.

1.- EL VALOR DEL PENSAMIENTO CIENTÍFICO APLICADO EN LOS NEGOCIOS.

Muchos emprendedores arrancan sus negocios con muchas ganas y con una gran dosis de corazonadas sobre el tipo de producto y servicio que el mercado necesita. Conozco por ejemplo el caso de un dueño de negocio que invirtió casi todos sus ahorros en montar una tienda de productos electrónicos debido a que él pensaba que sí habría un buen negocio en ese sector. La realidad es que después de un tiempo y de ver grandes pérdidas se dio cuenta de que debió de haber pensado mejor su inversión.

Muchos emprendedores lanzan productos y servicios en base a su intuición y no a hechos y terminamos construyendo productos o servicios que nadie quiere. Para evitar esto es necesario retomar el pensamiento científico que nos dice que debemos de:

a).- Formular una hipótesis

b).- Probar la hipótesis a través de la experimentación.

c).- Aprender y ajustar la hipótesis o el experimento.

La clave antes de lanzar una nueva empresa o un nuevo producto es verlos como un experimento en donde antes de hacer una gran inversión, debemos de probar nuestras hipótesis y hacernos las siguientes preguntas constantemente: “¿Debemos construir este producto o servicio?, ¿Podemos construir un negocio rentable alrededor de este producto o servicio?” Al hacer esto dejaremos de desperdiciar mucho tiempo y recursos en algo que nadie quiere.

2.- AL INICIO DE UN NUEVO PRODUCTO O EMPRESA TU PRINCIPAL FOCO DEBE SER EL APRENDIZAJE Y NO LA PLANEACIÓN.

Al inicio de la empresa muchos emprendedores pasan incontables horas planeando y llenando hojas de planes de negocios que al final nunca utilizan. La planeación estratégica es vital para un negocio consolidado, pero no para una Startup que aún no conoce realmente quién es su cliente ni sus productos o servicios. Al enfocarnos al inicio en hacer planes y manuales de operación nos desviamos del foco principal que es el lograr aprender lo suficiente del cliente y del producto para poder crear un negocio rentable.

El principal objetivo al inicio debe ser algo que se llama aprendizaje validado, que es la medida de cuánto has aprendido sobre quién es tu cliente, qué puedes ofrecerle, qué valora de tu oferta, qué precio está dispuesto a pagar, cómo podemos satisfacerle, cómo podemos aportar más valor.

3.- UTILIZA LOS PRINCIPIOS DEL MANAGMENT EMPRENDEDOR.

a) Pivotea.- Al inicio debes de tener la habilidad de cambiar de dirección en función del aprendizaje que estás teniendo. El primer año de un producto o de una empresa es un año de experimentación en donde debemos de reducir el tiempo entre pivote y pivote hasta encontrar la propuesta de valor que el cliente necesita y así reducimos la probabilidad de fracasar antes de que el dinero se nos acabe.

b) Debes saber si estás progresando o es tiempo de parar y soltar el proyecto.- Muchos emprendedores se aferran a sus ideas de negocio y se enamoran de sus productos y servicios en lugar de enamorarse de los problemas del cliente y al hacer esto terminan por perder mucho dinero y tiempo.

¿Cómo sabemos si realmente estamos progresando en una Startup?

Una Startup está progresando en la medida en que estés aprendiendo algo acerca de tus clientes y de cómo puede agregarles valor a través de un producto o servicio. Si no estás aprendiendo nada de esto, es mejor dejar el proyecto.  Si realmente estás aprendiendo es muy probable que después de 1 año puedas formular una propuesta de valor acertada.

c) Utiliza el ciclo de retroalimentación para crear aprendizaje.

Para iniciar a aplicar las ideas primero debemos de crear un producto mínimo viable (MVP) que es aquel que nos permite lanzar el producto con el mínimo de funciones posible para que podamos aprender información relevante de su lanzamiento y uso de los usuarios.

El proceso es el siguiente:

a)- Construimos un nuevo MVP.

b)- Establecemos una serie de métricas con las que medimos la reacción de los usuarios.

c)- Aprendemos de toda esta información para realizar una nueva mejora en el MVP.

d) – Volvemos a iniciar el ciclo.

El proceso se ve de la siguiente manera:

De esta manera vamos afirmando nuestras hipótesis y adaptándolas poco a poco nuestro producto mínimo viable, el cual va creciendo y adaptándose a todo el aprendizaje que hemos ido consiguiendo con cada iteración, y así nos vamos acercando al producto real con menor gasto posible.

Espero que estas ideas te hayan sido de utilidad, si quieres saber cómo implementar estos hábitos visita nuestra página web: www.innovarte.mx

¡En Innovarte te ayudamos a expandir tu libertad emprendedora!

Alejandro Valdés

Especialista en desarrollo emprendedor

Alejandro.valdes@innovarte.mx